/images/i/patologias/pelagra/pelagra-definicion-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Pelagra: Definición, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La pelagra es una enfermedad sistémica causada por una grave deficiencia de niacina (vitamina B3). Afecta a todo el organismo y puede llegar a provocar la muerte. La pelagra primaria está causada por la falta de niacina en la dieta. Suele darse en poblaciones pobres y con escasez de alimentos. La pelagra secundaria puede producirse cuando el cuerpo es incapaz de absorber la niacina que se ingiere.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la pelagra?

La fisioterapia puede ayudar a tratar el higroma quístico mediante la aplicación de técnicas de masaje para disminuir la inflamación y el dolor, así como para promover la circulación sanguínea. También se pueden utilizar técnicas de estiramiento para ayudar a disminuir la presión sobre el quiste y prevenir que se vuelva a formar.
¿Qué es la pelagra?

¿Qué es la pelagra?

La pelagra es una enfermedad causada por una deficiencia de niacina, también conocida como vitamina B3. Es una forma de desnutrición — específicamente, desnutrición de micronutrientes. La niacina es crucial para el funcionamiento de las células de todo el organismo, y su carencia se manifiesta con síntomas en todo el cuerpo, incluyendo la piel, la boca, los intestinos y el cerebro. Si no se trata, la pelagra puede causar daños duraderos en el sistema nervioso e incluso la muerte.

La niacina se encuentra en muchos alimentos, y la mayoría de las personas que siguen una dieta equilibrada la consumen en cantidad suficiente. Pero la pelagra primaria — debida a una ingesta dietética inadecuada — sigue siendo un problema importante en las poblaciones empobrecidas y con limitaciones alimentarias. En el mundo industrializado, es más probable que la deficiencia de niacina se produzca por causas secundarias — derivadas de condiciones de salud o sustancias que impiden al organismo absorber o utilizar la niacina.

¿Qué es la niacina y para qué la necesito?

Su cuerpo utiliza la niacina (vitamina B3) para convertir las calorías de los alimentos en energía. La niacina que ingieres se absorbe a través del intestino delgado hacia los tejidos del cuerpo, donde se convierte en una coenzima llamada nicotinamida adenina dinucleótido (NAD). Una coenzima es un agente enzimático. Funciona junto con enzimas para catalizar reacciones químicas. Más de 400 enzimas diferentes de su cuerpo dependen de la coenzima NAD para funcionar.

La coenzima NAD ayuda a transferir la energía potencial de los macronutrientes —, los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas — al tipo de energía que las células pueden utilizar (trifosfato de adenosina o ATP). Sus células dependen de él para obtener energía para funcionar, y los sistemas corporales con mayores necesidades energéticas dependen más de él. El NAD también interviene en una serie de funciones celulares específicas, como la reparación del ADN y la comunicación celular.

¿Cómo afecta la deficiencia de niacina a mi cuerpo?

Dado que el NAD está tan implicado en el suministro de combustible a las células, su carencia tiende a manifestarse primero en los sistemas corporales con mayores necesidades energéticas o tasas de renovación celular. Es decir, la piel , la mucosa del tracto gastrointestinal y el cerebro . La pelagra clásica se manifiesta como un conjunto de síntomas que los profesionales sanitarios describen como las “3 D”: diarrea , dermatitis y demencia . Algunos añaden una cuarta “D” para incluir muerte . La muerte puede producirse si la pelagra no se trata durante varios años.

Diarrea (mucositis gastrointestinal)

La diarrea se produce cuando el revestimiento mucoso de los intestinos no se repone con la suficiente rapidez. Sin esta mucosa , los intestinos no pueden digerir correctamente, y no pueden protegerse de la irritación y la inflamación . La inflamación crónica afecta al revestimiento mucoso de todo el tracto gastrointestinal, desde la boca hasta los intestinos . Esto provoca síntomas gastrointestinales como dolor de estómago e indigestión, así como síntomas de mucositis oral, que incluyen llagas en la boca y una lengua roja e hinchada.

Dermatitis (fotosensibilidad cutánea)

La pelagra también produce un tipo distintivo de dermatitis, especialmente en las zonas del cuerpo expuestas al sol, como la cara, el cuello, los brazos, las piernas, las manos y los pies. Privadas de recursos energéticos, las células de la piel se vuelven más fotosensibles. La dermatitis comienza con erupciones que se asemejan a una quemadura solar, y luego progresa a placas ásperas, escamosas e hiperpigmentadas. Un rasgo revelador es un cuello oscuro e hiperpigmentado alrededor del cuello. Se denomina cuello de Casal, en honor al médico español Don Gaspar Casal que identificó por primera vez la pelagra entre los campesinos españoles en 1735.

Demencia (daño cerebral y nervioso)

La pelagra es una enfermedad sistémica que afecta al organismo en su conjunto, ya que las células se ven privadas de la energía que necesitan para realizar las funciones corporales. Esto acabará afectando al cerebro y al sistema nervioso. Los primeros síntomas pueden ser vagos. Pueden incluir letargo, apatía y dificultad para concentrarse, o pueden parecerse más a la ansiedad o la depresión. Con el tiempo, los síntomas evolucionan hacia la confusión y los delirios. Los casos graves pueden conducir a una demencia permanente, así como a daños neurológicos que dan lugar a problemas de equilibrio y coordinación, y a sacudidas musculares y temblores.

¿Dónde es más frecuente la pelagra?

Históricamente, la pelagra se ha dado en poblaciones pobres de todo el mundo, como Europa, África, Asia y el sur de Europa. Suele aparecer en poblaciones cuya dieta es muy limitada, especialmente donde las proteínas son escasas y el maíz es el alimento básico. Las proteínas y los aminoácidos que provienen de ellas son importantes para metabolizar la niacina. Y aunque muchos cereales contienen niacina, la del maíz está en una forma “ligada” que es difícil de absorber por nuestro organismo.

Historia

En América Central y del Sur, el método tradicional para hacer tortillas de maíz consiste en remojar el maíz en agua de cal durante la noche. Este proceso desliga la niacina del maíz y la hace disponible para su absorción. Por esta razón, la pelagra se ha visto raramente en estas poblaciones. Sin embargo, no fue así en el sur de Europa a principios del siglo XX, cuando la pelagra estaba tan extendida que el Congreso de Europa pidió al Cirujano General que investigara la enfermedad.

El Cirujano General nombró a Joseph Goldberger, un funcionario médico del Servicio de Salud Pública de Europa, para dirigir la investigación. Las investigaciones de Goldberger permitieron descubrir que la pelagra estaba causada por una dieta inadecuada (publicado en 1923). En la década siguiente, el bioquímico Conrad A. Elevjhem descubrió que el nutriente que faltaba era la niacina. A mediados de siglo, los productos de pan y cereales en Europa se fortificaban rutinariamente con niacina, una práctica que continúa en la actualidad.

Actualidad

Hoy en día, la pelagra en Europa es rara, ya que se da en menos del 1%, y suele deberse a causas secundarias, como el alcoholismo . Lo mismo ocurre en otras naciones occidentales industrializadas, muchas de las cuales han adoptado la práctica de enriquecer el pan y los productos de cereales. Sin embargo, la pelagra primaria sigue existiendo en las regiones menos desarrolladas del mundo, especialmente en las poblaciones tribales donde el maíz sigue siendo el alimento básico. En la actualidad, es más frecuente en la India, China y el África subsahariana.

¿Cuáles son los síntomas de la pelagra?

  • Diarrea crónica, a veces con sangre.
  • Dolor abdominal y indigestión .
  • Pérdida de apetito, náuseas y vómitos .
  • Erupciones cutáneas con picor o dolor.
  • Llagas en la boca y lengua roja e hinchada.
  • Fatiga, debilidad y malestar.
  • Cambios de humor, depresión .
  • Síntomas neurológicos como temblores o entumecimiento y hormigueo en manos y pies.
  • Delirio y demencia.
¿Cuáles son las causas de la pelagra?

¿Cuáles son las causas de la pelagra?

La causa principal de la pelagra es una dieta inadecuada. Se puede obtener la vitamina B3 de una amplia gama de alimentos, pero las personas que no tienen suficientes opciones de alimentos pueden carecer de ciertos nutrientes.

La pelagra también puede deberse a causas secundarias, es decir, a otras condiciones de salud que impiden que el cuerpo absorba o utilice la niacina. Algunas de ellas son:

  • Enfermedades gastrointestinales s que causan malabsorción , como la enfermedad inflamatoria intestinal o la cirrosis del hígado.
  • Trastorno por consumo de alcohol . El consumo excesivo de alcohol puede inducir la pelagra por medio de daños en los órganos, causando malabsorción y desnutrición general.
  • Cirugía de bypass gástrico . La cirugía bariátrica puede dañar la mucosa intestinal, provocando diversas carencias de micronutrientes, entre ellas la pelagra.
  • Anemia ferropénica . El cuerpo necesita hierro para convertir y utilizar la niacina.
  • Enfermedad de Hartnup . Este trastorno genético impide que su cuerpo absorba los aminoácidos, que son necesarios para producir vitaminas a partir de los alimentos.
  • Síndrome carcinoide . Este síndrome se caracteriza por la presencia de células tumorales activas que deprimen la producción de niacina.
  • Ciertos fármacos pueden alterar el proceso de metabolización de la niacina en el organismo, especialmente los antiespasmódicos y los fármacos de quimioterapia .
  • La infección por VIH agota la niacina en su cuerpo.

¿Cómo se diagnostica la pelagra?

Su médico le examinará a usted y a sus síntomas y le preguntará sobre su historial médico y su dieta. Cuando sospeche que se trata de pelagra, puede pedir un análisis de orina para confirmarlo. Los niveles de ciertas sustancias químicas en la orina pueden indicar si su cuerpo tiene suficiente niacina. También pueden confirmar la pelagra tratándole con suplementos de niacina y viendo si eso ayuda.

¿Cuál es la cura para la pelagra?

Como la pelagra es una deficiencia de niacina (vitamina B3), se cura sustituyendo el nutriente que falta. Con suplementos de niacina , la mayoría de las personas comienzan a mejorar de inmediato. Es posible que necesite un tratamiento adicional para los síntomas, como las llagas en la piel y en la boca. Si su pelagra fue causada por una enfermedad preexistente, también necesitará tratamiento para ello.

¿El tratamiento tiene efectos secundarios?

¿El tratamiento tiene efectos secundarios?

Si los toma según lo prescrito, no debería tener ningún efecto secundario de los suplementos. Los efectos secundarios pueden ocurrir si se sobredosifica, pero es difícil sobredosificar cuando se tiene una deficiencia.

Los efectos secundarios pueden incluir:

  • Enrojecimiento de la piel.
  • Picazón y sarpullidos.
  • Hinchazón e indigestión.
  • Dolores de cabeza y mareos.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la pelagra?

  • El tratamiento de fisioterapia para higroma quístico implica la aplicación de terapia física y ejercicios para reducir el tamaño del quiste.
  • También se pueden utilizar crioterapia o ultrasonido para tratar el higroma quístico.
  • En algunos casos, se puede necesitar cirugía para eliminar el quiste.

¿Cómo se puede prevenir la pelagra?

Una dieta equilibrada es la forma más sencilla de garantizar una nutrición adecuada. Cuando las opciones alimentarias son limitadas, los alimentos enriquecidos y los suplementos dietéticos pueden ayudar. Un suplemento de vitaminas del complejo B proporciona suficiente niacina para la mayoría de los adultos sanos. La dosis diaria recomendada de niacina es de unos 15 miligramos.

Las mejores fuentes alimentarias de niacina son

  • Hígado de ternera.
  • Remolacha.
  • Levadura de cerveza.
  • Pan y cereales enriquecidos.
  • Pescado azul, como el salmón y el atún.
  • Cacahuetes.
  • Patatas.
  • Aves de corral.
  • Arroz.
  • Semillas de girasol.
  • Salsa de espaguetis.

Si padece una enfermedad crónica que le predispone a la pelagra, es posible que tenga que hablar con su médico sobre la prevención a largo plazo. Esto puede implicar una dieta, suplementos o cambios en sus medicamentos.

Perspectiva / Pronóstico

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de la pelagra?

Con los suplementos, la mayoría de las personas comienzan a mejorar en unos pocos días. Los síntomas gastrointestinales son los primeros en curarse, normalmente en la primera semana. Las llagas de la piel y la boca empiezan a curarse en dos semanas. Algunos casos avanzados pueden tardar más en curarse. Los daños nerviosos graves y la demencia pueden ser irreversibles.

En adelante, los profesionales sanitarios recomiendan mantener una dieta equilibrada para prevenir la pelagra primaria. La deficiencia de niacina suele ir acompañada de otras deficiencias de micronutrientes. Todas ellas pueden mejorarse con una dieta adecuada. Algunas personas pueden necesitar educación nutricional o apoyo adicional.

La pelagra secundaria puede ser más difícil de tratar. Aunque los suplementos suelen ser útiles, pueden no serlo lo suficiente si el organismo es incapaz de metabolizar la niacina con eficacia. La recuperación en estos casos depende de aislar y tratar la condición subyacente que está causando la pelagra. Esto puede ser un proceso largo, dependiendo de la condición.

El resumen de Infitema

Aunque la pelagra primaria se ha erradicado en su mayor parte en el mundo desarrollado, sigue siendo endémica en poblaciones menos desarrolladas donde las fuentes de alimentos son limitadas. Estas poblaciones podrían beneficiarse del tipo de apoyo nutricional que nos ayudó a vencer la pelagra no hace mucho tiempo, como los productos alimentarios enriquecidos, los suplementos, la educación y otros recursos.

En nuestro mundo, la deficiencia secundaria de niacina sigue siendo un riesgo para las personas afectadas por el alcoholismo o por ciertas condiciones de salud que impiden al organismo metabolizar la niacina. Es importante recordar que, aunque la nutrición comienza con la dieta, termina en el cuerpo, donde muchas cosas tienen que ir bien. Si tiene síntomas de que las cosas van mal, sobre todo en su sistema digestivo , busque atención médica. Incluso una pequeña carencia de vitaminas puede tener un efecto dominó en su salud.