/images/i/patologias/pies-de-arco-alto/pies-de-arco-alto-pie-cavo-que-es-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Pies de arco alto (pie cavo): Qué es, síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

Los pies de arco alto pueden ser genéticos o estar causados por una serie de afecciones subyacentes. Las personas con arcos altos pueden experimentar dolor y, en algunos casos, daños permanentes en la estructura del pie. Hay varios tratamientos disponibles, como plantillas ortopédicas, férulas, fisioterapia y cirugía.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con los pies de arco alto?

La fisioterapia ayuda con Pies de arco alto por mejorar la fuerza y la flexibilidad de los músculos y ligamentos del pie. Esto permite que el pie se mantenga en una posición más saludable y reduce el riesgo de lesiones. También se pueden utilizar técnicas de fisioterapia para tratar el dolor y la inflamación asociados con Pies de arco alto.

Visión general

Puede determinar su tipo de arco del pie mediante una prueba de agua.
¿Qué son los pies de arco alto?

¿Qué son los pies de arco alto?

El arco del pie es la zona situada entre el talón y la bola del pie. Algunas personas tienen el arco del pie más alto de lo normal. Las personas con pies de arco alto pueden experimentar problemas, que pueden ir desde una molestia ocasional hasta problemas esqueléticos permanentes. Esta condición se conoce médicamente como deformidad del pie cavo.

¿Cómo puede saber si tiene arcos altos?

Una forma sencilla de saber si tiene arcos altos es mojarse los pies y ponerse de pie sobre una superficie segura, como el hormigón o un trozo de papel. Después de mover los pies, observa la huella que queda. Las personas con arcos altos sólo verán la huella del talón y la parte delantera del pie, sin nada en medio.

Por supuesto, la única forma segura de saber si tiene arcos altos es programar una consulta con su especialista médico. Éste puede realizar algunas pruebas para determinar la gravedad de su afección.

¿Cuál es la diferencia entre los pies normales y los pies de arco alto?

Un arco normal se levanta ligeramente del suelo cuando una persona está de pie. Las personas con arcos altos tienen mucho más espacio entre el suelo y su arco.

¿Qué tan común es el pie cavo?

Los pies de arco alto son menos comunes que los pies planos . Se calcula que alrededor del 20% de la población tiene pies de arco alto.

¿Cómo afecta el pie cavo a mi cuerpo?

Los arcos altos provocan una mayor tensión en los pies, lo que puede dar lugar a síntomas dolorosos. Las personas con arcos elevados suelen tener problemas para encontrar zapatos que les queden bien. En algunos casos, esta afección puede provocar una discapacidad.

¿Qué problemas de salud se asocian a los pies de arco alto?

Hay varias condiciones que pueden desarrollarse como resultado de los pies de arco alto. Algunas de las más comunes son:

  • Metatarsalgia : Esta afección se caracteriza por la inflamación de la bola del pie. Las personas con metatarsalgia suelen experimentar dolor al estar de pie o al caminar durante largos periodos de tiempo.
  • Fascitis plantar : La fascia plantar es un ligamento que conecta los dedos del pie con el talón. La fascitis plantar se refiere a la inflamación de ese ligamento. Las personas que padecen esta enfermedad suelen tener un dolor agudo en el talón . El dolor suele ser peor al levantarse, pero mejora cuanto más se camina.
  • Dedos de los pies en martillo : Esta afección se produce cuando el segundo, tercer o cuarto dedo del pie se dobla en la articulación media, dando lugar a un aspecto en forma de martillo. Los dedos en martillo pueden ser dolorosos y pueden requerir una intervención quirúrgica.
  • Dedos en garra : Las personas que padecen esta enfermedad tienen los dedos de los pies curvados hacia abajo y se clavan en la suela de los zapatos. Los dedos en garra pueden tener un impacto negativo en la forma de caminar.
  • Inestabilidad del tobillo: Los pies de arco alto pueden causar inestabilidad en el tobillo y aumentar el riesgo de esguinces de tobillo .
  • Fracturas de metatarsos: Dado que los arcos altos pueden causar esfuerzos repetidos , las personas con esta afección pueden desarrollar fracturas capilares en los huesos del pie.
¿Qué causa el pie cavo?

¿Qué causa el pie cavo?

Muchas personas nacen con arcos altos, por lo que la genética es sin duda un factor. Sin embargo, en otros casos, el pie cavo es un síntoma de otra afección, como:

  • Espina bífida .
  • Distrofia muscular .
  • Parálisis cerebral .
  • Polio .
  • Tumores espinales .
  • Lesiones de la médula espinal .
  • Apoplejía .
  • Enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (CMT) .

¿Cuáles son los síntomas del pie cavo?

Los síntomas del pie cavo incluyen:

  • Callos o callosidades en el talón, la bola del pie o el lateral del pie.
  • Un talón inclinado hacia dentro.
  • Dificultad para encontrar zapatos que se ajusten bien.
  • Dolor de pies, sobre todo al caminar, estar de pie o hacer deporte.
  • Dedos de los pies que se doblan al estar de pie.

¿Cómo se diagnostica el pie cavo?

El diagnóstico del pie cavo se realiza mediante un examen físico. Su especialista médico puede realizar pruebas para ayudar a evaluar completamente sus pies. Estas pueden incluir:

  • Rayos X.
  • Resonancia magnética (RM) .
  • Estudio de conducción nerviosa.
  • Electromiografía .
¿Cómo se tratan los pies de arco alto?

¿Cómo se tratan los pies de arco alto?

Existen varias opciones de tratamiento para las personas con arcos altos. Lo mejor para usted depende de varios factores, incluida la flexibilidad de sus pies. El tratamiento del pie cavo incluye:

  • Ortesis: Puede colocar plantillas en sus zapatos para proporcionar una amortiguación adicional y ayudar a colocar su pie en una posición más favorable. Las plantillas ortopédicas pueden adquirirse sin receta médica —, pero para obtener los mejores resultados, puede hacerse un par a medida.
  • Férulas: En algunos casos, el médico puede recomendar la colocación de férulas en el pie y el tobillo para aliviar los síntomas del arco alto.
  • Férulas nocturnas: Este método ayuda a estirar los arcos y los músculos de la pantorrilla mientras duermes. Es especialmente útil si los arcos altos provocan fascitis plantar.
  • Hielo: Si los arcos altos provocan un dolor ocasional, poner hielo en los pies puede ayudar a reducir las molestias y la inflamación. Aplique hielo en los arcos de los pies durante unos 20 minutos cada dos o tres horas.
  • Analgésicos : Los medicamentos de venta libre, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) , pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.
  • Cirugía: Si tiene dolor de pies con arco alto que no mejora con tratamientos no quirúrgicos, puede recomendarse la cirugía de pie cavo. Durante este procedimiento, el cirujano puede alterar el tejido blando (como los tendones) o eliminar el hueso de ciertas zonas del pie. En casos graves, puede ser necesaria la fusión de la articulación.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para los pies de arco alto?

  • El tratamiento de fisioterapia para pies de arco alto implica la corrección de la postura y el alineamiento del pie.
  • También se tratarán de corregir los hábitos de movimiento incorrectos y de caminar.
  • Se utilizarán técnicas de terapia manual y de estiramiento para tratar de corregir la forma del pie.
  • Se le enseñará al paciente ejercicios específicos para estirar y fortalecer los músculos del pie.
  • Se le recomendará el uso de plantillas o de orthotics para corregir la forma del pie.

¿Existen complicaciones en la cirugía del pie cavo?

Como en cualquier procedimiento quirúrgico, existen posibles complicaciones tras la cirugía del pie cavo. Estos riesgos incluyen:

  • Alergia a la anestesia .
  • Sangrado abundante.
  • Infección.
  • Coágulos de sangre .
  • Daño a los nervios.
  • Daño a los vasos sanguíneos.
  • Dolor persistente después de la cirugía.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de una operación de pie cavo?

La recuperación de la operación de pie cavo puede durar entre ocho y doce semanas. Deberá evitar poner peso en los pies durante al menos seis semanas después de la intervención. Los tiempos de curación pueden variar significativamente para cada persona, así que pregunte a su especialista médico qué puede esperar.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de tener el arco del pie alto?

Dado que los pies de arco alto son genéticos o están causados por una afección subyacente, no existe realmente una forma de evitar que se produzca el problema. Sin embargo, el dolor de arco elevado puede controlarse con éxito mediante un seguimiento y un tratamiento adecuados.

¿Qué puedo esperar si tengo el arco del pie alto?

Las personas con pies de arco alto pueden tener dolor a corto o a largo plazo. En general, si los arcos altos se deben a un problema neurológico, es probable que el dolor empeore con el tiempo. Si se deben a la genética, es probable que su condición se mantenga igual.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Si cree que puede tener arcos inusualmente altos, pida una cita con su médico. Éste puede ayudarle a determinar la causa del problema y a diseñar un plan de tratamiento personalizado para satisfacer sus necesidades.

¿Los arcos altos provocan sobrepronación?

La pronación se refiere al movimiento natural de balanceo del pie al caminar o correr. Los arcos altos suelen causar infrapronación (cuando el pie rueda hacia fuera, ejerciendo presión sobre los dedos exteriores). Las personas con sobrepronación (cuando el pie rueda hacia dentro) suelen tener el pie plano.

¿Cómo causa el pie cavo el diente de Charcot-Marie?

La enfermedad de Charcot-Marie-Tooth (CMT) es un trastorno hereditario que provoca músculos más pequeños y débiles. Los pies de arco alto son comunes entre las personas con este trastorno.

Para funcionar correctamente, los músculos de las piernas deben estar equilibrados. En las personas con CMT, los músculos externos de la pantorrilla ya no ofrecen oposición a los músculos tibiales en la parte delantera de la espinilla. Como resultado, los músculos tibiales trabajan en exceso y tiran del arco del pie hacia arriba.

El resumen de Infitema

El arco del pie alto puede causar un dolor leve o severo que puede ser de corta duración o crónico. Si cree que puede tener el arco del pie alto y que está interfiriendo en su calidad de vida, hable con su médico. Existen muchas opciones de tratamiento conservador que pueden aliviar su dolor y ayudarle a recuperar su funcionamiento normal.