/images/i/patologias/problemas-de-control-de-la-vejiga/problemas-de-control-de-la-vejiga-tipos-de-perdida-de-control-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Problemas de control de la vejiga: Tipos de pérdida de control, causas y tratamiento con fisioterapia

Las personas con problemas de control de la vejiga deben tratar de superar la vergüenza y hablar con sus especialistas de atención médica porque existen muchos fisioterapia, tratamientos eficaces. Además de alterar la vida cotidiana, los problemas de vejiga pueden ser un signo de otras enfermedades.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con sus problemas de control de la vejiga?

La fisioterapia puede ayudar aliviar el dolor y la rigidez del síndrome de la banda iliotibial (ITBS). ITBS es una afección dolorosa que ocurre cuando la banda iliotibial, que es una banda de tejido que conecta el muslo con la tibia, se inflama. ITBS puede ocurrir en cualquier persona, pero es más común en atletas y personas que hacen mucho ejercicio. La fisioterapia puede ayudar a tratar el ITBS mediante el uso de técnicas de masaje para aliviar la inflamación y el dolor, así como estiramientos para mejorar la flexibilidad. También se pueden utilizar técnicas de fisioterapia para mejorar la forma en que se mueve la cadera y la pierna para reducir el riesgo de ITBS en el futuro.

Visión general

Cómo evitar que la vejiga llena afecte a su sueño.
¿Por qué es tan difícil hablar del control de la vejiga?

¿Por qué es tan difícil hablar del control de la vejiga?

Millones de hombres y mujeres sufren pérdida de control de la vejiga. La incontinencia de vejiga es dos veces más frecuente en las mujeres porque el embarazo, el parto y la menopausia pueden afectar a la fuerza de los músculos pélvicos y dañar los nervios que controlan la vejiga.

A muchas personas les da vergüenza hablar de sus problemas de control de la vejiga, pero existen muchos tratamientos eficaces. Es posible que su médico no le pregunte sobre la función urinaria durante un examen, por lo que debe hablar si tiene problemas de control de la vejiga.

¿Cuáles son los diferentes tipos de pérdida de control de la vejiga?

  • La incontinencia de esfuerzo está causada por una presión repentina sobre la vejiga. El ejercicio, los estornudos, la risa o el levantamiento de objetos pesados pueden ser algunos de los motivos de las pérdidas de orina. Las mujeres jóvenes y de mediana edad que están cerca de la menopausia o en ella la sufren con mayor frecuencia.
  • La incontinencia de urgencia se produce cuando la persona es incapaz de aguantar cuando tiene ganas de orinar y no puede llegar al baño. Las personas con diabetes, apoplejía, esclerosis múltiple, enfermedad de Alzheimer y enfermedad de Parkinson pueden tener este problema.
  • La incontinencia por rebosamiento se produce cuando la vejiga está constantemente llena y no puede vaciarse por completo. Un agrandamiento de la próstata que bloquea la uretra (el conducto por el que fluye la orina) o una lesión de la médula espinal pueden provocar esta afección.
  • La incontinencia funcional puede producirse si tiene una afección que le impide llegar al baño a tiempo. La artritis u otros trastornos pueden impedirle moverse con rapidez.
¿Cuáles son las causas de la pérdida de control de la vejiga?

¿Cuáles son las causas de la pérdida de control de la vejiga?

La pérdida de control de la vejiga a corto plazo puede deberse a infecciones del tracto urinario, infecciones vaginales, estreñimiento y algunos medicamentos. Sin embargo, si la pérdida de control de la vejiga dura más de una semana, comunícaselo a tu médico.

La pérdida de control de la vejiga a largo plazo puede deberse a

  • Debilidad de los músculos de la vejiga
  • Músculos hiperactivos de la vejiga
  • Daños en los nervios de la vejiga
  • Obstrucción por agrandamiento de la próstata
  • Exceso de peso.
¿Por qué tratar la pérdida de control de la vejiga?

¿Por qué tratar la pérdida de control de la vejiga?

Los problemas de control de la vejiga pueden ser embarazosos y pueden hacer que se reduzcan innecesariamente las actividades que le gustan. También pueden ser un signo de una enfermedad grave subyacente. La incontinencia de vejiga puede ser un síntoma de enfermedad renal, diabetes, Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple (EM) y otras enfermedades.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para sus problemas de control de la vejiga?

  • La fisioterapia para el síndrome de la banda iliotibial implica ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la banda iliotibial y los músculos de la pierna.
  • Los ejercicios de estiramiento se realizan para aliviar el dolor y la tensión en la banda iliotibial.
  • Los ejercicios de fortalecimiento se realizan para mejorar la estabilidad de la rodilla y reducir el riesgo de lesiones en la banda iliotibial.
  • La fisioterapia también puede incluir la aplicación de calor o hielo para aliviar el dolor y la inflamación.

¿Cómo se trata la pérdida de control de la vejiga?

A menudo se recomiendan tratamientos no quirúrgicos para ayudar a tratar los problemas de control de la vejiga. Entre ellos se encuentran:

  • Fisioterapia y ejercicio
  • Pérdida de peso
  • Reducción del consumo de alcohol y cafeína
  • Estimulación eléctrica de los nervios que controlan la vejiga
  • Reentrenamiento de la vejiga mediante la ida al baño a horas fijas
  • Ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos pélvicos
  • Dispositivo de control de la vejiga insertado en la vagina que reposiciona la uretra para reducir las pérdidas
  • Biorretroalimentación para ayudar a los pacientes a aprender a controlar los músculos de la vejiga

Dependiendo del tipo de pérdidas y de lo molestas que sean—y si las pacientes no responden a los tratamientos no quirúrgicos—la cirugía y otras intervenciones pueden tener mucho éxito. En la mayoría de los casos, pueden realizarse de forma ambulatoria.