/images/i/patologias/rabdomiolisis/rabdomiolisis-sintomas-y-fisioterapia-tratamientos.png
< Volver a patologías

Rabdomiólisis: Síntomas y fisioterapia, tratamientos

La rabdomiólisis, una enfermedad poco frecuente, es una lesión muscular en la que los músculos se rompen. Se trata de una afección potencialmente mortal. Entre los grupos de personas que corren un mayor riesgo de padecerla se encuentran los atletas de resistencia, los bomberos, los militares y las personas mayores.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la rabdomiólisis?

La fisioterapia puede ayudar al síndrome del psoas al tratar la causa del problema. Si el síndrome del psoas se debe a una lesión en el psoas, la fisioterapia puede ayudar a tratar la lesión y reducir el dolor y la inflamación. También pueden utilizar técnicas de manipulación para tratar el síndrome del psoas.
¿Qué es la rabdomiólisis?

¿Qué es la rabdomiólisis?

La rabdomiólisis puede ser una afección potencialmente mortal causada por la degradación y la muerte de los músculos. Esta peligrosa lesión muscular puede ser consecuencia de un sobreesfuerzo, un traumatismo, sustancias tóxicas o una enfermedad.

Cuando las células musculares se desintegran, liberan una proteína llamada mioglobina en la sangre. Los riñones se encargan de eliminar esta mioglobina de la sangre para que la orina pueda expulsarla del organismo.

En grandes cantidades, la mioglobina puede dañar los riñones. Si los riñones no pueden deshacerse de los residuos con la suficiente rapidez, puede producirse una insuficiencia renal y la muerte.

¿Qué frecuencia tiene la rabdomiólisis?

La rabdomiólisis (también llamada rabdo) es relativamente rara. Cada año, unas 26.000 personas desarrollan esta enfermedad.

¿A quién afecta la rabdomiólisis?

Aunque la rabdomiólisis puede afectar a cualquier persona, ciertos grupos tienen un mayor riesgo que otros de padecerla. Las personas que tienen una mayor probabilidad de padecer rabdomiólisis son

  • Atletas de resistencia: Los corredores de maratón, las personas que toman clases de spinning y otros que hacen ejercicios de intervalos de alta intensidad tienen un mayor riesgo de sufrir rabdomiólisis. Estos grupos pueden esforzarse demasiado sin descansar.
  • Bomberos: Los bomberos pueden padecer esta enfermedad tras realizar un esfuerzo físico a altas temperaturas. El sobrecalentamiento puede provocar rabdomiólisis.
  • Miembros de las fuerzas armadas: Los militares, especialmente los que están en el campo de entrenamiento o se someten a una formación intensa, tienen un mayor riesgo de desarrollar rabdomiólisis.
  • Personas mayores: Las personas que se caen, no pueden levantarse y no se descubren durante un tiempo prolongado pueden sufrir rabdomiólisis.

¿Cómo se produce la rabdomiólisis?

Hay varios factores que pueden provocar rabdomiólisis. Las causas de la rabdomiólisis incluyen

  • Ejercicio de alta intensidad: Lanzarse a un programa de ejercicios demasiado rápido puede provocar rabdomiólisis cuando los músculos no tienen tiempo de recuperarse después de un entrenamiento intenso.
  • Deshidratación severa y sobrecalentamiento: El calor provoca una degradación muscular más rápida. Los riñones no pueden eliminar todos los desechos sin una gran cantidad de líquidos.
  • Traumatismos: Una quemadura grave, la caída de un rayo o una lesión por aplastamiento pueden hacer que las fibras musculares se desintegren rápidamente.
  • Medicamentos: Algunos medicamentos pueden provocar una desintegración muscular, como los antipsicóticos, los antidepresivos y los antivirales. Las estatinas también pueden provocar rabdomiólisis, especialmente en personas con diabetes o enfermedad hepática .
  • Drogas ilegales y alcohol: La heroína, el LSD, la cocaína y el alcohol excesivo son tóxicos para el organismo y pueden provocar el deterioro de los músculos.
  • Largos periodos de inactividad: Las personas que se caen, pierden el conocimiento y no pueden levantarse durante un tiempo prolongado pueden desarrollar rabdomiólisis.

¿Puede heredarse la rabdomiólisis?

La rabdomiólisis en sí no es hereditaria (se transmite en las familias). Pero ciertos trastornos genéticos pueden aumentar el riesgo de padecerla. Las personas pueden padecer rabdomiólisis como resultado de una enfermedad muscular hereditaria (como la (83)distrofia muscular ).

Las personas que padecen ciertos trastornos metabólicos o mitocondriales también tienen un mayor riesgo de padecer rabdomiólisis. Un trastorno metabólico afecta a la forma en que la energía llega a las células. Los trastornos mitocondriales se producen cuando el cuerpo no produce correctamente energía para las células.

¿Cuáles son los síntomas de la rabdomiólisis?

Los síntomas de la rabdomiólisis pueden ir de leves a graves. Los síntomas suelen aparecer entre uno y tres días después de la lesión muscular, aunque algunas personas ni siquiera notan el dolor muscular. Los principales signos de la rabdomiólisis son los siguientes

  • Hinchazón muscular.
  • Músculos débiles, sensibles y doloridos.
  • Orina oscura de color marrón, rojo o de color té.

Algunas personas también experimentan deshidratación o disminución de la micción, náuseas o pérdida de conciencia.

¿Cómo se diagnostica la rabdomiólisis?

Para diagnosticar la rabdomiólisis, su médico

  • Le examinará y le preguntará sobre la actividad física reciente, los medicamentos recetados y el consumo de alcohol o drogas.
  • Pedirá un análisis de orina para comprobar los niveles de mioglobina en la orina.
  • Tomar una muestra de sangre para medir los niveles de creatina quinasa, una proteína que los músculos liberan cuando se desintegran.

Tras el diagnóstico de rabdomiólisis, los médicos pueden solicitar una biopsia muscular para encontrar la causa. Para realizar una biopsia muscular, el médico

  • Adormecerá la zona.
  • Tomará una pequeña muestra de su músculo.
  • Enviar la muestra a un laboratorio para su análisis.

Su médico también puede recomendarle un análisis de sangre para ver si tiene una condición genética que aumente su riesgo de desarrollar rabdomiólisis.

¿Cómo puedo saber si tengo rabdomiólisis?

Si tiene los músculos extremadamente doloridos o débiles unos días después de hacer ejercicio, es posible que tenga rabdomiólisis. También debes prestar atención a la hinchazón muscular y a la orina oscura. Si tiene estos síntomas, acuda a su médico de inmediato para que le haga pruebas y le trate la rabdomiólisis.

¿Cuáles son los tratamientos para la rabdomiólisis?

¿Cuáles son los tratamientos para la rabdomiólisis?

Para tratar la rabdomiólisis, el médico le administrará primero líquidos y electrolitos por vía intravenosa (a través de una vena). Estos líquidos intravenosos eliminan las toxinas de su sistema. Es posible que tenga que permanecer en el hospital durante unos días. Después del tratamiento, la fisioterapia puede ayudarle a fortalecer los músculos tras un periodo inicial de descanso.

Si la rabdomiólisis es lo suficientemente grave como para causar daños en los riñones, es posible que necesite diálisis. La diálisis extrae (elimina) parte de su sangre, saca las toxinas y devuelve la sangre filtrada.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la rabdomiólisis?

  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la rigidez en el área del psoas.
  • A menudo se usan técnicas de manipulación para tratar el psoas.
  • También se pueden usar técnicas de estiramiento y de fortalecimiento para tratar el psoas.
  • La fisioterapia también puede ayudar a tratar otros problemas relacionados con el psoas, como la tensión en la espalda y las caderas.

¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento de la rabdomiólisis?

Durante la diálisis, algunas personas experimentan un descenso de la presión arterial, lo que puede provocar náuseas, vómitos y dolores de cabeza. Estos efectos secundarios suelen desaparecer con la repetición de los tratamientos de diálisis. Es posible que se sienta cansado o débil durante unas horas después de un tratamiento de diálisis.

¿Cuáles son las complicaciones asociadas a la rabdomiólisis?

Si la rabdomiólisis es grave, puede dañar los riñones y provocar una insuficiencia renal. La rabdomiólisis puede ser mortal si no se trata.

¿Qué puedo hacer para aliviar los síntomas de la rabdomiólisis?

Si tiene síntomas de rabdomiólisis, no debe intentar aliviarlos. Debe acudir a su médico de inmediato.

La rabdomiólisis puede poner en peligro la vida. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son esenciales para la recuperación.

¿Cómo se puede prevenir la rabdomiólisis?

Es posible que no pueda prevenir la rabdomiólisis que se produce como resultado de un accidente. Pero puede reducir el riesgo de padecer rabdomiólisis inducida por el ejercicio. Para reducir el riesgo de padecer rabdomiólisis, debe

  • Comience un programa de ejercicios lentamente y escuche a su cuerpo. Si se siente especialmente dolorido o cansado durante un entrenamiento, deténgase y descanse. No se esfuerce más allá de los límites de seguridad.
  • Manténgase hidratado y evite el sobrecalentamiento. Haz descansos a la sombra si realizas una actividad física con calor.
  • No abuse del alcohol ni consuma drogas ilegales.
  • Habla con tu médico sobre cualquier medicamento que estés tomando y que pueda aumentar el riesgo de rabdomiólisis. Ten especial cuidado si tienes diabetes o una enfermedad hepática.

¿Cuál es el pronóstico de los pacientes con rabdomiólisis?

Muchas personas se recuperan tras el tratamiento de la rabdomiólisis. Pero la mayoría de las personas tienen una debilidad muscular persistente durante algunas semanas después de la lesión. Hasta en un 50% de los casos de rabdomiólisis se produce una lesión renal aguda. Algunas personas necesitan diálisis durante un tiempo prolongado si sus riñones no pueden funcionar.

¿Cuándo debo llamar a mi médico por la rabdomiólisis?

Si sigue teniendo dolor muscular, debilidad o hinchazón unos días después de hacer ejercicio, debe llamar a su médico de inmediato. La rabdomiólisis es una enfermedad grave que requiere atención médica inmediata.