/images/i/patologias/radiculopatia-cervical-nervio-pinzado/radiculopatia-cervical-nervio-pinzado-en-el-cuello-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Radiculopatía cervical (nervio pinzado en el cuello): Síntomas y tratamiento con fisioterapia

La radiculopatía cervical ”) es una afección que provoca dolor irradiado, debilidad y/o entumecimiento causados por la compresión de cualquiera de las raíces nerviosas del cuello. La mayoría de los casos de radiculopatía cervical desaparecen con un tratamiento con fisioterapia no quirúrgico.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a tratar la depresión y el sexo en varias formas. Por ejemplo, la fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y el equilibrio, lo que puede mejorar el deseo sexual y la capacidad de tener relaciones sexuales. La fisioterapia también puede ayudar a tratar la ansiedad y la depresión, lo que puede mejorar el libido.

Visión general

La radiculopatía cervical es una enfermedad que produce dolor irradiado, debilidad muscular y/o entumecimiento en el brazo. Está causada por la compresión e inflamación de cualquiera de las raíces nerviosas del cuello.
¿Qué es la radiculopatía cervical (nervio pinzado en el cuello)?

¿Qué es la radiculopatía cervical (nervio pinzado en el cuello)?

nervio pinzado ”) es una afección que provoca una disfunción neurológica causada por la compresión y inflamación de cualquiera de las raíces nerviosas de su columna cervical (cuello). La disfunción neurológica puede incluir dolor irradiado , debilidad muscular y/o entumecimiento .

“Cervical” viene de la palabra latina “cervix,” que significa “cuello.” En el caso de la radiculopatía cervical, el problema está en el cuello, no en el cérvix. (El cérvix, el estrecho conducto que forma el extremo inferior del (509)útero , se llama así porque es un conducto parecido al cuello).

¿Qué es la columna cervical?

La columna vertebral es la larga y flexible columna de huesos que protege la médula espinal . Comienza en la base del cráneo y termina en el coxis, en la pelvis. La columna cervical es la región del cuello de la columna vertebral. Está formada por siete huesos (vértebras C1-C7).

Las vértebras ayudan a proteger la médula espinal de las lesiones. Entre las vértebras de la columna vertebral hay unos cojines redondos llamados discos. Tienen un centro blando y gelatinoso y una capa exterior más firme, como un donut de gelatina. Estos discos proporcionan amortiguación a las vértebras y flexibilidad a usted.

La médula espinal actúa como una autopista que conecta los nervios situados en todo el cuerpo con el cerebro para que éste pueda enviar señales y comunicarse con el resto del cuerpo. Una raíz nerviosa es el segmento inicial de un nervio que sale de tu médula espinal. Es la raíz de los nervios que se extienden a otras partes del cuerpo. Diferentes raíces nerviosas a lo largo de la columna vertebral se extienden a diferentes partes del cuerpo.

Cuando una raíz nerviosa se pellizca, puede afectar a los nervios que están unidos a ella. Por eso, un nervio pinzado (radiculopatía cervical) en el cuello puede causar un dolor que se irradia hacia el brazo.

¿A quién afecta la radiculopatía cervical?

Cualquiera puede padecer una radiculopatía cervical, pero es más frecuente en los adultos.

La radiculopatía cervical causada por una hernia discal es más frecuente en personas de hasta 50 años. Y la radiculopatía cervical causada por una degeneración discal es más frecuente en personas de entre 50 y 60 años.

Las personas de 70 años o más tienden a padecer radiculopatía cervical por el estrechamiento de los forámenes como consecuencia de la artritis. El foramen es la abertura ósea hueca entre las vértebras por la que viajan las raíces nerviosas de la columna vertebral.

¿Qué frecuencia tiene la radiculopatía cervical?

La radiculopatía cervical es algo común. La radiculopatía cervical afecta aproximadamente a 85 de cada 100.000 personas. En más de la mitad de los casos de radiculopatía cervical, la raíz nerviosa C7 está afectada. Aproximadamente una cuarta parte de los casos afecta a la raíz nerviosa C6.

¿Cuáles son los síntomas de la radiculopatía cervical?

Los nervios que se conectan a la columna cervical (cuello) se extienden a las siguientes partes del cuerpo:

  • Los hombros.
  • Los brazos.
  • Pecho.
  • La parte superior de la espalda.

Por ello, los síntomas neurológicos que resultan de la radiculopatía cervical pueden irradiarse desde el cuello a cualquiera de estas partes del cuerpo o a una combinación de ellas, dependiendo de la raíz nerviosa afectada. La radiculopatía cervical suele afectar a un solo lado del cuerpo —, por ejemplo, al brazo derecho, no a ambos brazos.

Los síntomas neurológicos de la radiculopatía cervical que pueden irradiarse desde el cuello incluyen

  • Dolor.
  • Entumecimiento.
  • Hormigueo o sensación de “pinchazos”.
  • Debilidad muscular.
  • Reflejos debilitados.

La radiculopatía cervical afecta a las personas de forma diferente. Puede tener cualquier combinación de los síntomas neurológicos anteriores o sólo uno.

¿Cómo se siente el dolor de la radiculopatía cervical?

Las personas con radiculopatía cervical suelen describir el dolor como agudo o quemante. Mover el cuello de ciertas maneras, como extenderlo o forzarlo, puede aumentar el dolor.

Algunas personas con radiculopatía cervical notan que su dolor disminuye cuando colocan las manos sobre la cabeza. Esto puede aliviar temporalmente la presión sobre la raíz nerviosa afectada.

¿Qué causa la radiculopatía cervical?

¿Qué causa la radiculopatía cervical?

La radiculopatía cervical se produce cuando una raíz nerviosa del cuello (columna cervical) se comprime (pinza) y se inflama.

Esta compresión tiene dos causas principales:

  • Cambios degenerativos que se producen en la columna vertebral a medida que se envejece ((139)espondilosis cervical ).
  • Una hernia discal (abultamiento) en el cuello.

Espondilosis cervical y radiculopatía cervical

La mayoría de los casos de radiculopatía cervical se deben a la espondilosis cervical.

La espondilosis cervical es un término general para referirse al desgaste relacionado con la edad (cambios degenerativos) en la columna cervical (cuello) que puede provocar dolor de cuello, rigidez de cuello y otros síntomas. A veces, esta afección se denomina artritis o artrosis del cuello.

Al envejecer, los discos de la columna vertebral entre las vértebras pierden altura y empiezan a abultarse. También se vuelven menos gelatinosos y se vuelven más rígidos. Este problema provoca el colapso de los espacios discales y la pérdida de altura de los mismos.

A medida que los discos pierden altura, las vértebras se acercan entre sí. Su cuerpo responde al disco colapsado formando más hueso — llamado espolones óseos (osteofitos(3) ) — alrededor del disco para reforzarlo. Estos espolones óseos pueden estrechar el foramen —, las pequeñas aberturas a cada lado de la columna vertebral por las que salen las raíces nerviosas — y pellizcar la raíz nerviosa. Esto se denomina estenosis foraminal. El pinzamiento de la raíz nerviosa provoca una radiculopatía cervical.

Hernias discales y radiculopatía cervical

Debido al envejecimiento o a una lesión, la capa externa de un disco vertebral puede debilitarse y agrietarse. Una hernia discal se produce cuando la sustancia gelatinosa interna del disco empuja a través de la grieta.

Una hernia discal provoca una radiculopatía cervical cuando el material filtrado de un disco en el cuello presiona los nervios espinales cercanos.

Varios factores pueden contribuir a una hernia discal cervical, entre ellos

  • El envejecimiento.
  • Movimientos repetitivos del cuello.
  • Falta de ejercicio regular.
  • Las malas posturas.
  • Levantamiento o torsión incorrectos, lo que provoca una tensión adicional en el cuello.
  • Lesiones en el cuello.

La radiculopatía cervical causada por una hernia discal es más frecuente en personas de hasta 50 años.

¿Cómo se diagnostica la radiculopatía cervical?

Si el nervio pellizcado no responde al tratamiento conservador en casa, es conveniente que visite a su especialista médico.

Su especialista médico le preguntará sobre su:

  • Historial médico.
  • La salud general.
  • Antecedentes de lesiones o accidentes.
  • Los síntomas.

A continuación, le examinará el cuello, los hombros, los brazos y las manos. Buscarán debilidad muscular, comprobarán si hay cambios en los reflejos y le preguntarán por las diferentes sensaciones que siente. Como la radiculopatía cervical casi siempre afecta a un lado del cuerpo (es unilateral), el médico comparará las sensaciones que siente en un lado del cuerpo con las del otro.

El médico también puede pedirle que realice determinados movimientos del cuello y del brazo para intentar recrear y/o aliviar sus síntomas.

La radiculopatía cervical puede ser difícil de diagnosticar, ya que muchas otras afecciones neurológicas, como la neuropatía , pueden causar dolor y entumecimiento. Por ello, es posible que tenga que someterse a determinadas pruebas de imagen para que su médico pueda confirmar el diagnóstico de radiculopatía cervical.

¿Qué pruebas se realizan para diagnosticar una radiculopatía cervical?

Aparte de un examen físico, los profesionales sanitarios utilizan las siguientes pruebas para diagnosticar la radiculopatía cervical o para descartar otras posibles causas de sus síntomas:

  • Radiografías de la columna vertebral : Las radiografías de la columna cervical son las pruebas de imagen más comunes para evaluar el dolor de cuello y extremidades superiores. Diferentes vistas o ángulos pueden revelar diferentes problemas, como el estrechamiento del espacio discal y el estrechamiento foraminal (estenosis).
  • Resonancia magnética (RM) : La RM utiliza un gran imán, ondas de radio y un ordenador para producir imágenes detalladas del interior del cuerpo. La resonancia magnética es el método de imagen de elección para evaluar la radiculopatía. La resonancia magnética permite al médico ver las anomalías de los tejidos blandos, incluidas las hernias discales y los nervios comprimidos.
  • Tomografía computarizada (TC) : Una TC muestra las estructuras internas del cuerpo mediante el uso de rayos X y ordenadores para producir imágenes. Los profesionales sanitarios suelen utilizar una TC para el diagnóstico de lesiones traumáticas que provocan síntomas de radiculopatía cervical.
  • Electromiografía (EMG) : Una prueba de electromiografía (EMG) mide la respuesta muscular o la actividad eléctrica en respuesta a la estimulación de un nervio del músculo. Esta prueba puede ayudar a determinar si un nervio está funcionando normalmente.
¿Cómo se trata la radiculopatía cervical?

¿Cómo se trata la radiculopatía cervical?

Afortunadamente, más del 85% de los casos de radiculopatía cervical se resuelven (mejoran) sin ningún tratamiento específico en un plazo de ocho a doce semanas.

Si los síntomas persisten, la radiculopatía cervical tiene varias opciones de tratamiento. Como la enfermedad afecta a cada persona de forma diferente, su plan de tratamiento será único para su situación.

Las opciones de tratamiento incluyen:

Los profesionales sanitarios casi siempre comienzan con terapias no quirúrgicas para tratar la radiculopatía cervical. Alrededor del 90% de las personas con radiculopatía cervical tienen resultados buenos o excelentes con la terapia no quirúrgica.

Si el tratamiento no quirúrgico no funciona, el médico puede recomendar la cirugía.

Inmovilización para la radiculopatía cervical

Para el tratamiento a corto plazo y para aliviar los síntomas, el médico puede recomendar el uso de un collarín cervical blando (collarín) para minimizar el movimiento del cuello y reducir la irritación de la raíz nerviosa. Un collarín cervical blando es un anillo acolchado (collarín) que rodea el cuello y se sujeta con Los profesionales de la salud no suelen recomendar el uso de un collarín cervical durante más de una o dos semanas porque puede provocar atrofia muscular (pérdida de músculo) en el cuello.

Medicación para la radiculopatía cervical

En algunos casos, ciertos medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas de la radiculopatía cervical, como por ejemplo

  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) : Los AINE, como la aspirina , el ibuprofeno y el naproxeno , pueden proporcionar tanto alivio del dolor como efectos antiinflamatorios para la radiculopatía cervical. Proporcionan alivio al dirigirse a la inflamación de la(s) raíz(es) nerviosa(s) afectada(s). Puede comprar estos medicamentos sin receta en una farmacia.
  • Oral corticoides : Un tratamiento corto de corticosteroides orales (tomados por la boca) puede ayudar a aliviar el dolor al reducir la hinchazón y la inflamación alrededor del nervio pinzado. Necesitará una receta de su especialista médico para estos medicamentos.

Fisioterapia para la radiculopatía cervical

La fisioterapia y los ejercicios específicos centrados en el entrenamiento de la fuerza y el estiramiento de los músculos del cuello pueden ayudar a tratar la radiculopatía cervical. Una vez más, su régimen de fisioterapia será único para usted y dependerá de varios factores, como la zona del cuello afectada y su salud y capacidades físicas generales.

En general, un régimen de fisioterapia para la radiculopatía cervical le hará pasar por diferentes etapas a medida que su dolor mejore, comenzando con ejercicios suaves de amplitud de movimiento y añadiendo actividades de fortalecimiento y acondicionamiento una vez que los síntomas agudos (graves y repentinos) desaparezcan.

La fisioterapia también puede incluir el aprendizaje de formas de tener una buena postura y realizar su trabajo de forma segura y cómoda.

Inyecciones de esteroides epidurales cervicales para la radiculopatía cervical

Una inyección epidural cervical de esteroides (ESI cervical) es una inyección de un medicamento antiinflamatorio — un esteroide o un corticosteroide — en el espacio epidural que rodea los nervios espinales del cuello. El objetivo principal de las inyecciones epidurales de esteroides para la radiculopatía cervical es ayudar a controlar el dolor causado por la irritación y la inflamación de las raíces nerviosas de la columna vertebral en el cuello.

Aunque las IEE cervicales no alivian la presión sobre el nervio causada por un agujero estrecho o por una protuberancia o hernia discal, pueden disminuir la inflamación y aliviar el dolor lo suficiente como para permitir que el nervio afectado se recupere.

Aproximadamente entre el 40% y el 84% de las personas que reciben una inyección epidural de esteroides cervicales experimentan un alivio del dolor al menos parcial. Pero algunas personas no experimentan ningún alivio del dolor.

Las IEE cervicales tienen efectos secundarios y complicaciones potencialmente graves. Asegúrese de preguntar a su especialista médico sobre los beneficios y los riesgos de recibir una ESI cervical.

Cirugía para la radiculopatía cervical

Su profesional sanitario puede recomendarle la cirugía si experimenta un dolor intenso y persistente a pesar de haber probado la terapia no quirúrgica durante al menos seis a 12 semanas o si experimenta problemas neurológicos graves o que empeoran debido a la radiculopatía cervical.

La radiculopatía cervical puede tratarse mediante diferentes procedimientos quirúrgicos. El procedimiento que le recomiende su médico dependerá de muchos factores, como los síntomas que tenga, su estado de salud general y la ubicación de la raíz nerviosa afectada.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • El tratamiento de fisioterapia para la depresión y el sexo implica el uso de técnicas de relajación y ejercicio para mejorar el estado mental y físico de la persona.
  • La fisioterapia puede ayudar a la persona a mejorar su fuerza y resistencia, así como a reducir el estrés y la ansiedad.
  • También se pueden utilizar técnicas de masaje para ayudar a la persona a relajarse y disfrutar de un mayor bienestar sexual.
  • El tratamiento de fisioterapia para la depresión y el sexo también puede incluir la utilización de terapia de grupo para que la persona pueda compartir sus experiencias y sentimientos con otras personas que están enfrentando el mismo problema.

¿Es curable la radiculopatía cervical?

Aunque las opciones de tratamiento no quirúrgico suelen tratar con éxito los síntomas de la radiculopatía cervical, no existe una cura para los cambios degenerativos (desgaste relacionado con la edad) de la columna cervical que pueden causar la radiculopatía cervical.

¿Cómo puedo prevenir la radiculopatía cervical?

Aunque no siempre se puede prevenir la radiculopatía cervical, hay ciertas cosas que se pueden hacer para reducir el riesgo, como por ejemplo

  • Mantener un peso saludable.
  • Mantenerse físicamente en forma.
  • Practicar una buena postura .
  • Realizar ejercicios de estiramiento para mantener los músculos fuertes y flexibles.

Los factores de riesgo específicos para desarrollar una radiculopatía cervical incluyen

  • Trabajos manuales que impliquen levantar objetos pesados y/o manejar equipos vibratorios.
  • Antecedentes de tabaquismo crónico .
  • Radiculopatía lumbar (espalda baja) previa.
  • Jugar al golf.

Si alguno de estos factores de riesgo se aplica a usted, es importante que hable con su especialista médico sobre las cosas específicas que puede hacer para tratar de prevenir la radiculopatía cervical.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) de la radiculopatía cervical?

El pronóstico (perspectiva) de la radiculopatía cervical depende de varios factores, entre ellos:

  • Qué nervio espinal está afectado.
  • La causa de la radiculopatía cervical.
  • La gravedad de los síntomas.
  • Su estado de salud general.

En la mayoría de los casos, las personas que siguen un tratamiento no quirúrgico tienen un buen pronóstico y sus síntomas desaparecen. De hecho, muchas personas que tienen radiculopatía cervical pueden tratarla en casa con tiempo y descanso.

Sin embargo, los síntomas de la radiculopatía cervical reaparecen (vuelven) hasta en un tercio de las personas después de la mejora inicial.

Si los síntomas vuelven a aparecer, es importante que hable con su médico.

¿Cuándo debo consultar a mi médico sobre la radiculopatía cervical?

Si tiene síntomas de radiculopatía cervical, como un dolor que se irradia hacia el cuello y que no desaparece tras una semana o más de reposo, póngase en contacto con su médico. Si tiene síntomas más graves, como debilidad muscular o debilitamiento de los reflejos en el brazo, póngase en contacto con su médico lo antes posible.

Si tiene dolor de cuello después de un accidente, como una caída, póngase en contacto con su médico o acuda al hospital más cercano.

El resumen de Infitema

Tener una radiculopatía cervical ”) puede ser incómodo y molesto. La buena noticia es que la mayoría de los casos de esta afección desaparecen con reposo en casa con el tiempo. Si los síntomas persisten durante más de una semana, consulte a su médico. Varias terapias no quirúrgicas pueden tratar la radiculopatía cervical. Para prevenir la radiculopatía cervical, pregúntele a su especialista médico sobre las formas de mantener su columna vertebral feliz y saludable.