/images/i/patologias/rotura-de-menisco/rotura-de-menisco-causas-sintomas-fisioterapia-tratamientos-prevencion-y-perspectivas.png
< Volver a patologías

Rotura de menisco: Causas, síntomas, fisioterapia, tratamientos, prevención y perspectivas

Las roturas de menisco son una lesión de rodilla muy común, especialmente entre los deportistas. Los movimientos bruscos de torsión —, como pivotar para atrapar una pelota —, pueden desgarrar el cartílago. Las personas con artritis en las rodillas también son más propensas a sufrir roturas de menisco.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con una rotura de menisco?

La fisioterapia puede ayudar a tratar la enfermedad meningocócica mediante la aplicación de técnicas de relajación, estiramiento y ejercicio. También puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con la enfermedad.
¿Qué es el menisco?

¿Qué es el menisco?

En el interior de la rodilla, entre el fémur y la tibia, se encuentran dos cartílagos. Estos cartílagos son los meniscos. Las cuñas gomosas del cartílago actúan como amortiguadores de la rodilla, proporcionando amortiguación a los huesos y a la articulación de la rodilla.

¿Qué es una rotura de menisco?

A medida que se envejece, el cartílago de las rodillas se desgasta y se debilita. Este cartílago más fino puede desgarrarse más fácilmente. La artritis (la degradación del cartílago de las articulaciones) también puede provocar una rotura de menisco.

¿Qué frecuencia tienen las roturas de menisco?

La rotura de menisco es una lesión de rodilla muy común. A menudo, los atletas y las personas que practican deportes por diversión sufren roturas de menisco. La lesión también suele afectar a las personas mayores y a las que tienen artritis en las rodillas.

¿Quién puede sufrir una rotura de menisco?

Las personas que practican deportes (como el tenis, el fútbol, el baloncesto o el fútbol americano) que implican movimientos bruscos de torsión son las más propensas a sufrir una rotura de menisco. La práctica de deportes de contacto también aumenta el riesgo de rotura de menisco. Un golpe o una entrada pueden hacer que te tuerzas la rodilla, desgarrando el cartílago.

¿Qué causa una rotura de menisco?

¿Qué causa una rotura de menisco?

La mayoría de las veces, el menisco se rompe durante un movimiento repentino en el que la rodilla se tuerce mientras el pie permanece plantado en el suelo. La rotura se produce con frecuencia al practicar deportes. Las personas cuyo cartílago se desgasta (debido a la edad o a la artritis) pueden romperse el menisco con un movimiento tan sencillo como pisar una superficie irregular. A veces, la degeneración provocada por la artritis causa un desgarro, incluso sin una lesión de rodilla.

¿Cuáles son los síntomas de una rotura de menisco?

Las personas que sufren una rotura de menisco suelen sentir como si algo hubiera estallado en su rodilla en el momento de la lesión. Otros síntomas son:

  • Sentir que la rodilla va a ceder bajo sus pies.
  • Tener dolor o rigidez en la rodilla o una rodilla hinchada .
  • No poder doblar o enderezar completamente la pierna.

¿Cuáles son las complicaciones de una rotura de menisco?

Si la rotura de menisco no se cura correctamente, la rodilla no será tan estable como antes de la lesión. Esto puede aumentar el riesgo de sufrir otras lesiones de rodilla — como una rotura del LCA u otro ligamento.

¿Cómo se diagnostica una rotura de menisco?

Su médico le examinará físicamente la rodilla en busca de signos de inflamación. Comprobará su capacidad de movimiento. También es posible que le hagan pruebas de imagen, como radiografías o una IRM , para evaluar el daño.

Su médico puede recomendarle una artroscopia de rodilla para ver mejor y diagnosticar con precisión su lesión. Durante este procedimiento, el cirujano introduce una diminuta cámara (llamada artroscopio) a través de una pequeña incisión en la rodilla.

¿Cómo puedo tratar una rotura de menisco en casa?

¿Cómo puedo tratar una rotura de menisco en casa?

Dependiendo del tamaño y la ubicación de su rotura de menisco, ésta puede curarse sin necesidad de cirugía. Su médico puede recomendarle que tome un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) (como ibuprofeno o aspirina) para aliviar el dolor y reducir la hinchazón. En los días siguientes a la lesión, también debes seguir el protocolo RICE. RICE significa reposo, hielo, compresión y elevación.

  • Reposo: Mantén tu peso alejado de la rodilla lesionada tanto como sea posible.
  • Hielo: Coloque una bolsa de hielo en la rodilla durante unos 20 minutos, varias veces al día.
  • Compresión: Envuelve la rodilla con un vendaje de compresión para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Elevación: Descansa con la pierna elevada por encima del corazón para disminuir la hinchazón.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para una rotura de menisco?

  • El tratamiento de fisioterapia para enfermedad meningocócica implica el uso de técnicas para ayudar a aliviar los síntomas y mejorar el bienestar del paciente.
  • Los fisioterapeutas pueden utilizar técnicas de masaje para ayudar a aliviar la tensión y el dolor, así como también para mejorar la circulación.
  • También se pueden utilizar técnicas de estiramiento para ayudar a mejorar la flexibilidad y la movilidad.
  • Los fisioterapeutas también pueden utilizar técnicas de ejercicio para ayudar a mejorar la fuerza y la coordinación.
  • También pueden proporcionar consejos sobre cómo mejorar el estilo de vida general para ayudar a reducir el riesgo de recaída.

¿Es necesaria la cirugía de rodilla para reparar una rotura de menisco?

Los desgarros de menisco más graves pueden no curarse por sí solos. Si su lesión no mejora con RICE, AINE y fisioterapia, su especialista médico puede recomendar una cirugía artroscópica.

La cirugía es una forma muy eficaz de reparar un desgarro de menisco. Si el desgarro es demasiado grande para repararlo, el cirujano puede extirpar todo o parte del menisco. Tras la recuperación, su rodilla estará más estable y será menos probable que desarrolle otros problemas de rodilla.

¿Cómo puedo prevenir una rotura de menisco?

Puede ser difícil prevenir una lesión accidental. Pero puedes reducir el riesgo de sufrir una rotura de menisco si

  • Fortalece los músculos que sostienen y estabilizan la rodilla.
  • Utilice una rodillera si sabe que su rodilla es inestable o débil.
  • Trabaje poco a poco para realizar una actividad física más intensa.
  • Utilice un calzado deportivo adecuado para el deporte que practique.

¿Cuál es el pronóstico de las personas con una rotura de menisco?

La mayoría de las personas que se rompen un menisco pueden volver a realizar una actividad completa. Si le operan para reparar un menisco roto, su rodilla debería estar totalmente recuperada tras unos meses de fisioterapia.

Si le operan para extirparle todo o parte del menisco, puede tener un mayor riesgo de desarrollar artritis en el futuro. Esto se debe a que ahora tiene menos absorción de impactos en la articulación. Con el tiempo, la articulación puede romperse.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Debe llamar a su especialista médico si

  • No puede doblar o enderezar completamente la pierna sin que le duela la rodilla.
  • Tiene una hinchazón que no desaparece con unos pocos días de RICE y tomando AINE.
  • Siente que la rodilla se bloquea o puede ceder por debajo de usted.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Cuál es la gravedad del desgarro de mi menisco?
  • ¿Es probable que el desgarro se cure por sí solo?
  • ¿Necesitaré fisioterapia?
  • ¿Necesito cirugía para reparar o extirpar el menisco desgarrado?
  • ¿Cuándo podré volver a la plena actividad?
  • ¿Cuáles son los signos de que la lesión está empeorando en lugar de curarse?

El resumen de Infitema

La rotura de menisco es una lesión de rodilla muy común. Suele ser el resultado de una torsión repentina de la rodilla. Puede ocurrir practicando deportes, haciendo ejercicio o simplemente realizando actividades cotidianas. Los desgarros pequeños suelen curarse solos, mientras que otros pueden requerir una cirugía artroscópica. La mayoría de las personas se recuperan completamente de un desgarro de menisco y pueden volver a realizar sus actividades favoritas sin dolor de rodilla.