/images/i/patologias/rotura-del-tendon-de-aquiles/rotura-del-tendon-de-aquiles-que-es-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Rotura del tendón de Aquiles: Qué es, síntomas y tratamiento con fisioterapia

El tendón de Aquiles es una banda gruesa de tejido que une el músculo de la pantorrilla al hueso del talón. Es el tendón más grande y largo del cuerpo y está hecho para soportar mucha tensión. Pero el tendón de Aquiles puede romperse si se somete a un esfuerzo extremo —, por ejemplo, si se arranca o se detiene repentinamente, o si se cae. A veces se cura con reposo y férula, pero muchas personas necesitan una intervención quirúrgica para repararlo.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con una rotura del tendón de aquiles?

La fisioterapia es una forma de tratamiento que utiliza la manipulación de los tejidos blandos y el movimiento para tratar afecciones musculares, esqueléticas y del sistema nervioso. Puede ayudar a aliviar el dolor, la inflamación y la rigidez en las articulaciones y los músculos. También puede ayudar a mejorar el rango de movimiento, la fuerza y la coordinación.
¿Qué es una rotura del tendón de Aquiles?

¿Qué es una rotura del tendón de Aquiles?

El tendón de Aquiles une el músculo de la pantorrilla al hueso del talón. Esta gruesa banda de tejido es muy fuerte. De hecho, el tendón de Aquiles es el más grande y fuerte del cuerpo. El tendón de Aquiles da fuerza a la pierna para caminar, correr y saltar.

Una rotura del tendón de Aquiles es un desgarro total o parcial del tendón de Aquiles. Esta lesión aguda (repentina) se produce cuando el tendón se estira hasta su punto de rotura. Ocurre con mayor frecuencia durante la práctica de deportes. Los tropiezos, las caídas o las torceduras de tobillo también pueden provocar una rotura del tendón de Aquiles.

¿Qué frecuencia tiene la rotura del tendón de Aquiles?

Las roturas del tendón de Aquiles son lesiones deportivas muy comunes. Se producen con mayor frecuencia en personas de 30 a 40 años y son más comunes en los hombres que en las mujeres.

Las personas que son “guerreros de fin de semana” (por lo general, adultos que no entrenan con regularidad y luego hacen ejercicio de alta intensidad) tienen más probabilidades de romperse un tendón de Aquiles que los atletas más jóvenes y bien entrenados.

¿Qué causa la rotura del tendón de Aquiles?

¿Qué causa la rotura del tendón de Aquiles?

Un movimiento repentino que ejerza presión sobre el tendón de Aquiles puede provocar una rotura. Normalmente, las personas se rompen el tendón de Aquiles mientras practican un deporte. Los mayores culpables son los deportes con paradas, arranques y pivotes repentinos — como el fútbol, el baloncesto, el tenis o el squash. Los desgarros del tendón de Aquiles no son siempre una lesión deportiva. Se puede desgarrar el tendón de Aquiles al tropezar, al no dar un paso al bajar las escaleras o al pisar accidentalmente un agujero y torcerse el tobillo. Algunos medicamentos —, incluidos ciertos antibióticos e inyecciones de esteroides en la zona — pueden debilitar el tendón de Aquiles. Esto puede suponer un mayor riesgo de desgarro.

¿Cuáles son los síntomas de una rotura del tendón de Aquiles?

El signo clásico de una rotura del tendón de Aquiles es sentir (y a veces oír) un chasquido en la parte posterior del tobillo. La gente suele pensar erróneamente que algo les ha golpeado, pero en realidad están sintiendo el chasquido del tendón.

Otros síntomas comunes son:

  • Dolor agudo y repentino en la parte posterior del tobillo, cerca del talón.
  • Hinchazón y hematomas en la parte posterior del tobillo.
  • Dolor al caminar, especialmente al subir las escaleras o las cuestas.
  • Sensibilidad en el lugar donde se desgarra el tendón.

¿Cuáles son las complicaciones de una rotura del tendón de Aquiles?

Una rotura del tendón de Aquiles es una lesión traumática que requiere atención médica. Sin tratamiento, una rotura del tendón de Aquiles puede no curarse adecuadamente. Esto puede aumentar el riesgo de volver a romperlo.

¿Cómo se diagnostica una rotura del tendón de Aquiles?

Su médico le examinará físicamente el pie y el tobillo. Comprobará su capacidad para moverlo en varias direcciones y verá cómo reacciona a la presión en la zona. También palpará si hay una brecha en el tendón que sugiera que se ha desgarrado.

Su especialista también puede utilizar pruebas de imagen — como ecografía o resonancia magnética — para determinar el alcance de la rotura del tendón de Aquiles.

¿Cómo se trata una rotura del tendón de Aquiles?

¿Cómo se trata una rotura del tendón de Aquiles?

Incluso antes de buscar ayuda médica, puede reducir el dolor y la inflamación del tendón lesionado siguiendo el método RICE (reposo, hielo, compresión y elevación):

  • Descansa, sin tocar la pierna lesionada.
  • Aplique hielo en la zona lesionada.
  • Envuelva el tobillo para comprimir la zona lesionada y evitar que se hinche más.
  • Eleve la pierna a la altura del corazón o por encima de ella para reducir la hinchazón.

La curación completa de una rotura del tendón de Aquiles suele tardar entre cuatro y seis meses. El tratamiento médico de una rotura del tendón de Aquiles puede incluir:

  • Férula o yeso para caminar: El tratamiento no quirúrgico para una rotura del tendón de Aquiles requiere inmovilizar el pie y el tobillo lesionados. El médico le colocará el pie, el tobillo y la pantorrilla en una férula o yeso para caminar. El pie y el tobillo se flexionan hacia abajo para que el tendón de Aquiles pueda curarse.
  • Cirugía: La mayoría de los médicos recomiendan la reparación quirúrgica de un desgarro del tendón de Aquiles en personas activas y de mediana edad o menores. Durante la cirugía, un cirujano sutura los dos extremos del tendón desgarrado. Después de la cirugía, necesitará un yeso en la parte inferior de la pierna para inmovilizar el tendón mientras se cura.
  • Fisioterapia: Necesitarás fisioterapia para recuperar la fuerza y la movilidad del tendón de Aquiles, tanto si te han operado como si no.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para una rotura del tendón de aquiles?

  • El tratamiento de fisioterapia para el dolor lumbar se centra en la reducción del dolor y la mejora del movimiento.
  • Se utilizan técnicas de manipulación y estiramiento para aliviar el dolor y la tensión muscular.
  • También se pueden utilizar métodos de calor y frío para reducir la inflamación y el dolor.
  • Los ejercicios de fortalecimiento y estabilización se utilizan para mejorar la función de la columna vertebral y prevenir futuras lesiones.
  • El tratamiento puede durar varias semanas o meses, dependiendo de la severidad de la condición.

¿Cómo puedo prevenir una rotura del tendón de Aquiles?

No siempre se puede prevenir una lesión accidental como la rotura del tendón de Aquiles. Pero puedes tomar medidas para reducir el riesgo de una rotura del tendón de Aquiles, como por ejemplo

  • Realizar ejercicios de calentamiento antes de un entrenamiento o partido.
  • Aumentar gradualmente la intensidad de los entrenamientos.
  • Estirar regularmente los músculos de la pantorrilla y los tendones de Aquiles.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) para las personas con una rotura del tendón de Aquiles?

Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las roturas del tendón de Aquiles se curan completamente en un plazo de cuatro a seis meses.

La cirugía para reparar una rotura del tendón de Aquiles suele ser la mejor opción para las personas jóvenes y activas. Después de la reparación quirúrgica, puede recuperar la fuerza y la función completas del tendón de Aquiles.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Debe llamar a su especialista médico si experimenta

  • Un chasquido en la parte posterior del tobillo durante la actividad.
  • Dolor agudo y repentino en la parte posterior del tobillo.
  • Dificultad para caminar después de una lesión.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Necesito operarme para reparar el tendón de Aquiles?
  • ¿Cuánto tiempo tendré que llevar una férula o una escayola?
  • ¿Cuándo puedo volver a hacer ejercicio o practicar deporte?
  • ¿Corro el riesgo de volver a desgarrarme el tendón de Aquiles después de que se cure?

El resumen de Infitema

La rotura del tendón de Aquiles es una lesión deportiva común. Las personas que practican deportes que implican correr, parar y arrancar con frecuencia y cambiar de dirección son las que más riesgo corren. También se puede desgarrar el tendón de Aquiles al tropezar, perder un escalón al bajar las escaleras o torcerse el tobillo. Con el tratamiento adecuado, la mayoría de las lesiones del tendón de Aquiles se curan en cuatro o seis meses.