/images/i/patologias/sindrome-de-asperger/sindrome-de-asperger-manejo-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Síndrome de Asperger: Manejo y tratamiento con fisioterapia

Las personas con el trastorno del espectro autista, antes llamado síndrome de Asperger, pueden beneficiarse de un diagnóstico precoz y del uso de redes de apoyo. Los niños con esta condición que asisten a la escuela pueden ser elegibles para los programas de educación individual (IEP).

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el síndrome de asperger?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas con síndrome de Asperger al aumentar su capacidad para participar en actividades físicas y sociales. La fisioterapia puede proporcionar ejercicios para mejorar la fuerza, la flexibilidad, el equilibrio y la coordinación. También puede ayudar a las personas con Asperger a mejorar su capacidad para percibir y responder de manera apropiada al tacto, al sonido y al movimiento.
¿Qué es el síndrome de Asperger?

¿Qué es el síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger (a veces denominado autismo de alto funcionamiento) forma parte de un diagnóstico amplio denominado trastorno del espectro autista (TEA) . Desde 2013, el síndrome de Asperger es sustituido por el diagnóstico más amplio de TEA dentro de los criterios revisados del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5).

Las personas con TEA tienen dificultades para socializar y para las habilidades sociales. Suelen tener una gama estrecha de intereses, rutinas rígidas y a menudo muestran un comportamiento repetitivo (como agitar las manos).

El síndrome de Asperger, tal y como se definía antes de 2013, era diferente a otros TEA porque las personas con Asperger tienen niveles de lenguaje e inteligencia medios o superiores a la media.

¿Quién diagnostica el síndrome de Asperger?

El diagnóstico del TEA debe ser realizado por profesionales específicamente formados para ello. A menudo, los pediatras son los mejor equipados para examinar con precisión el patrón de desarrollo del niño y sus fortalezas y debilidades relativas. Entre estos profesionales se encuentran:

  • Pediatras (médicos especializados en el tratamiento de niños).
  • Psicólogos o psiquiatras infantiles (ambos pueden estar especializados en TEA).
  • Neurólogos (médicos especializados en el cerebro y los nervios).
  • Terapeutas (clínicos o conductuales).

Es posible que tenga que consultar a uno o varios de estos especialistas mientras intenta obtener un diagnóstico. El proceso puede llevar algún tiempo, pero puede ayudarle a aprender más y a encontrar redes de apoyo adicionales.

¿Qué tipos de tratamiento existen para el síndrome de Asperger?

¿Qué tipos de tratamiento existen para el síndrome de Asperger?

El tratamiento del TEA debe estar diseñado para satisfacer sus necesidades o las de su hijo. El mejor tratamiento del mundo no funcionará si el niño o el adulto no están de acuerdo en que es lo mejor para ellos. Un buen plan de tratamiento se basa en sus puntos fuertes y fomenta el crecimiento en las áreas en las que tiene dificultades. Hay que supervisar continuamente los progresos y ajustar el tratamiento según sea necesario para seguir ayudándoles a tener éxito en la escuela, el trabajo y la vida.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el síndrome de asperger?

  • El tratamiento de fisioterapia para el síndrome de Asperger se centra en mejorar la capacidad del individuo para interactuar socialmente y prevenir el aislamiento social.
  • Se trata de ayudar al individuo a comprender las señales sociales y las expectativas de los demás, y también de mejorar su capacidad para expresar sus propias necesidades.
  • También se centra en mejorar la coordinación y el equilibrio, así como en el desarrollo de habilidades motoras finas.
  • El objetivo final es mejorar la calidad de vida del individuo y reducir el impacto del síndrome de Asperger en su vida diaria.

¿Pueden los medicamentos tratar los síntomas del Asperger?

No existen medicamentos específicamente recetados para el TEA. Algunas personas con Asperger o condiciones relacionadas son capaces de funcionar bien en la vida sin tomar ningún medicamento. El hecho de que su especialista médico le prescriba o no medicamentos depende de sus síntomas o de los de su hijo. Centrarse en el tratamiento de los síntomas problemáticos también ayuda a reducir el número de medicamentos que usted o su hijo están tomando.

Algunos tipos de medicamentos pueden ayudar a controlar los síntomas graves del Asperger o las afecciones relacionadas. Estos medicamentos incluyen:

  • Antidepresivos (ISRS o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina).
  • Antipsicóticos.
  • Fármacos para el trastorno por déficit de atención .

Estos y otros medicamentos tienen efectos secundarios potencialmente graves, así que hable con su especialista sobre si son adecuados para usted o su hijo.

¿Cómo pueden los niños con síndrome de Asperger sentirse más cómodos en la escuela?

Los niños y adolescentes con síndrome de Asperger y otras afecciones relacionadas suelen tener dificultades en la escuela. Puede ser difícil aprender mientras tienen problemas para concentrarse o mantener la calma. Para ayudarles a aprender con más facilidad, algunos niños con estas afecciones pueden beneficiarse de (o necesitar) educación especial o adaptaciones en la escuela.

Por ejemplo, los padres y los profesores pueden trabajar juntos para crear un programa educativo individual (IEP). Basándose en los síntomas de su hijo, su escuela decidirá si es necesario un IEP. Los IEP permiten un entorno de clase más adecuado que incluye

  • Rutinas diarias regulares (para ayudar a los alumnos a concentrarse y mantener la calma).
  • ‘Objetivos académicos "de referencia" (aprobar educación física u obtener una determinada puntuación en los exámenes más importantes).
  • Guías de estudio o planes de lecciones personalizados (usar auriculares con lecciones de audio, por ejemplo).
  • Habilidades sociales (unirse a grupos y no interrumpir a los demás).
  • Técnicas de autocontrol (no tener rabietas ni pegar).

Dependiendo de sus dificultades en la escuela, los niños también pueden recibir servicios de educación especial, como asesoramiento y necesidades dietéticas especiales. Infórmese sobre los IEP y otros apoyos en la escuela preguntando al profesor, al orientador o al director de su hijo.

¿Existe una cura para el síndrome de Asperger?

Actualmente no hay cura para el TEA. Tampoco existen remedios caseros o suplementos de hierbas que hayan demostrado curar el síndrome de Asperger o las afecciones relacionadas.

Sin embargo, existen varios tratamientos no quirúrgicos que ayudan a controlar muchos de los síntomas del trastorno, como la depresión, la ansiedad social y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) .

La terapia (incluida la logopedia para los niños pequeños y la (39)terapia cognitivo-conductual para los adultos) es otra buena alternativa para explorar formas de mejorar la calidad de vida para usted, su hijo o sus alumnos.

Muchas personas con síndrome de Asperger afirman que la terapia les ayudó a afrontar sus síntomas u otros problemas. Entre los especialistas de terapia para niños y adultos con síndrome de Asperger se encuentran:

  • Fisioterapeutas: La fisioterapia puede ayudar a mejorar la coordinación y el equilibrio. También puede ayudarles a concentrarse mejor cuando se enfrentan a ruidos o vistas que les distraen.
  • Logopedas: La logopedia puede mejorar su capacidad para hablar con claridad y a un volumen adecuado.
  • Terapeutas ocupacionales: La terapia ocupacional puede ayudar a aprender las habilidades laborales necesarias para ser y mantenerse independiente.
  • Terapeutas familiares o de relaciones: Este tipo de terapia puede ayudar a los niños y adultos a tener relaciones más sanas con sus amigos y seres queridos.

Su especialista médico puede darle sugerencias o derivaciones a este tipo de terapeutas.

¿Cómo puede alguien con síndrome de Asperger vivir la mejor vida posible?

Muchas personas diagnosticadas con el síndrome de Asperger y otras afecciones relacionadas consiguen tener éxito en sus vidas. Otras pueden necesitar ayuda para encontrar o mantener el trabajo, la vivienda y las relaciones sociales. Si tienes síndrome de Asperger, puede que te vaya mejor con entornos y rutinas estructurados y predecibles.

Muchos niños, adolescentes y adultos con síndrome de Asperger se benefician de los grupos de habilidades sociales y de la intervención conductual , como la que ofrece el Análisis Conductual Aplicado (ABA). Esta forma de terapia conductual ayuda a enseñar comportamientos positivos en la vida cotidiana.

¿Es el síndrome de Asperger una discapacidad?

Todo el mundo tiene una personalidad única y diferentes puntos fuertes. Las personas con síndrome de Asperger no son diferentes. Pero si usted o su ser querido tienen dificultades para conseguir o mantener un trabajo debido a los síntomas del síndrome de Asperger, hay ayuda. Es posible que pueda reunir los requisitos para obtener una discapacidad en virtud de la Evaluación de la Discapacidad según la Sección 12.10 de la Seguridad Social, Trastornos Mentales. Para más información, consulte a su especialista y a la persona de contacto de la Seguridad Social.

El resumen de Infitema

Si cree que usted o su ser querido pueden tener el síndrome de Asperger, o si es un profesor o cuidador preocupado por alguien que conoce, su primer paso es ponerse en contacto con su especialista médico. Además de hablarlo con un profesional, hay mucha información disponible sobre el TEA y el síndrome de Asperger, así como información sobre grupos de apoyo. Siempre ayuda tener la mente abierta y darse cuenta de que todo el mundo tiene puntos fuertes y oportunidades de mejora.