/images/i/patologias/sindrome-de-brown-sequard/sindrome-de-brown-sequard.png
< Volver a patologías

Síndrome de Brown-Séquard

El síndrome de Brown-Séquard (SSB) se produce cuando un daño en la médula espinal provoca parálisis en un lado del cuerpo y pérdida de sensibilidad en el otro.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el síndrome de brown-séquard?

La fisioterapia puede ser muy útil en el tratamiento del trastorno de conversión. El objetivo de la fisioterapia es ayudar al paciente a mejorar su movilidad y reducir el dolor y la inflamación.La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la fuerza y el equilibrio, lo que puede ayudar a prevenir caídas y lesiones.
¿Qué es el síndrome de Brown-Séquard?

¿Qué es el síndrome de Brown-Séquard?

El síndrome de Brown-Séquard (SRS) es una enfermedad neurológica poco frecuente que se produce cuando un daño en la médula espinal provoca debilidad muscular o parálisis en un lado del cuerpo y pérdida de sensibilidad en el lado opuesto. El daño se produce en un solo lado de la médula espinal, en una zona específica.

La médula espinal es una estructura cilíndrica que recorre el centro de la columna vertebral, desde el tronco encefálico hasta la parte baja de la espalda. Es una estructura delicada que contiene haces de nervios y células que llevan mensajes del cerebro al resto del cuerpo y viceversa. La médula espinal es una de las partes principales del sistema nervioso .

El síndrome de Brown-Séquard se considera una lesión incompleta de la médula espinal , lo que significa que hay una preservación parcial de la función sensorial, de la función motora o una combinación de ambas por debajo de la zona de la médula espinal donde se produjo la lesión. Una lesión medular completa supone la pérdida de todas las funciones sensoriales y motoras voluntarias por debajo del nivel de la lesión.

El SCI tiene varias causas posibles, pero la más común es un traumatismo —, normalmente un traumatismo penetrante como una herida de bala o de arma blanca. La inflamación o el pinzamiento de la médula espinal también pueden causar ocasionalmente el SRS.

El síndrome de Brown-Séquard recibe su nombre del científico Charles-Édouard Brown-Séquard, que lo describió por primera vez en 1849.

¿Cuál es la diferencia entre el síndrome de la médula central y el síndrome de Brown-Séquard?

El síndrome de la médula central (SCC) y el síndrome de Brown-Séquard (SRS) son lesiones incompletas de la médula espinal, pero son afecciones distintas.

El SCC es una lesión traumática incompleta en el centro de la médula espinal, normalmente en el cuello. Esta lesión provoca una debilidad en los brazos que es peor que en las piernas.

El síndrome de Brown-Séquard es el resultado de una lesión incompleta de la médula espinal en cualquier parte de la columna vertebral y provoca debilidad o parálisis en un lado del cuerpo y pérdida de sensibilidad en el otro lado, por debajo de la lesión.

¿A quién afecta el síndrome de Brown-Séquard?

El síndrome de Brown-Séquard puede afectar a cualquier persona, aunque es una enfermedad poco frecuente. Afecta por igual a las personas asignadas como mujeres al nacer y a las asignadas como hombres al nacer.

¿Qué frecuencia tiene el síndrome de Brown-Séquard?

El síndrome de Brown-Séquard es una enfermedad rara.

Cada año se producen aproximadamente 12.000 nuevos casos de lesiones traumáticas de la médula espinal en Europa, y se calcula que el síndrome de Brown-Séquard es el resultado de entre el 2% y el 4% de estos casos.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Brown-Séquard?

Los síntomas del síndrome de Brown-Séquard (SRS) suelen aparecer después de sufrir una lesión medular que provoca daños en un solo lado de la médula espinal en una zona específica en cualquier parte de la columna vertebral.

Los primeros síntomas del SRS suelen ser

  • Pérdida de la función motora voluntaria (movimiento muscular) en el mismo lado del cuerpo que el daño medular por debajo del nivel de la lesión. Esto puede presentarse como debilidad o parálisis.
  • Pérdida de la sensación de dolor y temperatura en el otro lado del cuerpo por debajo del nivel de la lesión.

Por ejemplo, si alguien tuviera el síndrome de Brown-Séquard debido a una lesión que afectara al lado derecho de su médula espinal en la mitad de la espalda, tendría una pérdida de movimiento muscular en el lado derecho de su cuerpo desde la mitad de la espalda y hacia abajo, lo que afectaría a su cadera, pierna y pie derechos. Tendrían una pérdida de la sensación de dolor y temperatura (pero seguirían teniendo control muscular) en el lado izquierdo de su cuerpo desde la mitad de la espalda y hacia abajo. La cabeza, el cuello, los hombros y los brazos no se verán afectados por el daño medular y funcionarán como lo hacen normalmente.

El SRS también puede causar los siguientes síntomas

Los síntomas del SRS pueden variar de leves a graves. Por lo general, mejoran con un tratamiento adecuado del SRS.

¿Es doloroso el síndrome de Brown-Séquard?

Si la causa del síndrome de Brown-Séquard (SRS) es un acontecimiento traumático, como una herida de bala o una colisión con un vehículo, ese acontecimiento causará dolor. Pero el síndrome en sí (la lesión medular) puede no causar dolor.

Algunas personas con SSB pueden experimentar sensaciones anormales (disestesia), como una sensación dolorosa de quemazón, pinchazos o dolor, debido a la lesión de la médula espinal.

¿Cuál es la causa más común del síndrome de Brown-Séquard?

¿Cuál es la causa más común del síndrome de Brown-Séquard?

Las causas más comunes del síndrome de Brown-Séquard (SRS) son las lesiones traumáticas que afectan a la médula espinal, como por ejemplo

Si sufre alguna de estas lesiones traumáticas, es importante que acuda al hospital más cercano lo antes posible y reciba atención médica inmediata.

Hay otras causas menos comunes de EVC que se deben a condiciones no traumáticas, incluyendo:

  • Espondilosis cervical (cuello) .
  • Enfermedad por descompresión.
  • Hernia discal .
  • Meningitis .
  • Esclerosis múltiple (EM) .
  • Exposición a la radiación .
  • Isquemia espinal (obstrucción de un vaso sanguíneo).
  • Tumores espinales .
  • Mielitis transversal .
  • Tuberculosis .

¿Cómo se diagnostica el síndrome de Brown-Séquard?

Si su especialista médico sospecha que puede tener el síndrome de Brown-Séquard (SBC), éste:

  • Realizará un examen físico completo.
  • Realizará un examen neurológico consistente en una evaluación motora y sensorial detallada.
  • Hará preguntas detalladas sobre su historial médico, neurológico y de traumas.

A continuación, su especialista solicitará determinadas pruebas, como una resonancia magnética, para confirmar el diagnóstico o descartar otras posibles causas de sus síntomas.

¿Qué pruebas se realizan para diagnosticar el síndrome de Brown-Séquard?

Si su especialista médico sospecha que usted puede tener el síndrome de Brown-Séquard (SRS), es probable que solicite las siguientes pruebas:

  • Resonancia magnética (RM) : Se trata de una prueba indolora que produce imágenes muy claras de los órganos y estructuras del cuerpo mediante un gran imán, ondas de radio y un ordenador. La RMN es la prueba de imagen más útil para el SRS porque puede ayudar a identificar daños estructurales en la columna vertebral y puede ser útil para evaluar las causas no traumáticas del SRS.
  • Mielograma y tomografía computarizada (TC) de su columna vertebral : Si no puede someterse a una RMN, es probable que su especialista solicite un mielograma inmediatamente seguido de una TC de su columna vertebral. Estas pruebas pueden revelar daños en el tejido nervioso de un lado de la médula espinal. Un mielograma es un procedimiento de imagen que examina la relación entre las vértebras y los discos de la columna vertebral a través de la médula espinal, los nervios y las raíces nerviosas. Una tomografía computarizada utiliza rayos X y ordenadores para producir imágenes detalladas de las estructuras del interior de su cuerpo.
  • Análisis de sangre : Si la causa del síndrome de estrés postraumático no está clara, el médico puede solicitar determinados análisis de sangre para comprobar si existe una infección que pueda estar causando la enfermedad.
  • Punción lumbar (punción espinal) : Si su especialista sospecha que el SRS está causado por esclerosis múltiple, mielitis transversal o tuberculosis, puede realizar una punción lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo (LCR) para su análisis. El LCR es el líquido transparente que rodea la columna vertebral y el cerebro.
¿Cómo se trata el síndrome de Brown-Séquard?

¿Cómo se trata el síndrome de Brown-Séquard?

El tratamiento del síndrome de Brown-Séquard (SBC) depende de la causa subyacente del daño medular.

En general, los objetivos del tratamiento del síndrome de Brown-Séquard son:

  • Preservar o mejorar la función motora y sensorial.
  • Prevenir lesiones secundarias.
  • Minimizar las complicaciones.

Las personas que tienen el síndrome de Brown-Séquard como resultado de una lesión penetrante necesitarán tratamiento para la hemorragia y el daño tisular directo. Del mismo modo, las personas con SSB que tienen otras lesiones derivadas del traumatismo que causó el SSB necesitarán tratamiento adicional para esas lesiones.

Existen dos fases generales de tratamiento de la EVC, que incluyen el tratamiento inicial y la rehabilitación.

Tratamiento inicial del síndrome de Brown-Séquard

Las terapias generales para el tratamiento inicial del SRS pueden incluir:

  • Cirugía : Las causas no traumáticas del SRS suelen implicar una compresión mecánica o una hernia de la médula espinal que requiere tratamiento quirúrgico para aliviar la compresión.
  • Medicación para prevenir coágulos de sangre : Las personas con lesiones medulares tienen la mayor tasa de tromboembolismo venoso (TEV) , incluyendo trombosis venosa profunda (TVP) y embolia pulmonar, entre las personas con traumatismos graves. Es probable que su especialista le dé medicamentos conocidos como anticoagulantes , como heparina o warfarina , para tratar de prevenir los coágulos de sangre.
  • Cuidados de la piel para prevenir lesiones por presión (escaras) : Para tratar de prevenir las lesiones por presión, su equipo sanitario le ayudará a rotar y recolocar su cuerpo al menos cada dos horas. Mantendrán su piel limpia y seca y tratarán la piel seca con cremas hidratantes.
  • Colocación de una sonda de gastrostomía (G-tube) : Su especialista puede colocarle una sonda G en el vientre para reducir el riesgo de distensión abdominal causada por íleo paralítico . Una sonda de gastrostomía (sonda G) es un tubo que se inserta a través del vientre y que lleva la nutrición directamente al estómago. El íleo paralítico se produce cuando las contracciones musculares que mueven los alimentos a través de los intestinos se paralizan temporalmente, lo que es habitual en las lesiones de la médula espinal.
  • Soporte respiratorio : Si su lesión medular le causa problemas para respirar, es posible que necesite un respirador, que es una máquina que le ayuda a respirar o que respira por usted.
  • Manejo de la vejiga neurógena : Las personas con lesiones medulares, incluido el SRS, pueden perder el control de su vejiga. Si esto ocurre, pueden ser necesarios un catéter urinario y otros tratamientos urológicos.
  • Tratamiento de la disreflexia autonómica : Las personas con daños en la médula espinal pueden presentar marcadas fluctuaciones de la presión arterial y otros síntomas que pueden requerir un tratamiento cuidadoso con medicamentos para la presión arterial y el corazón.
  • Mantas reguladoras de la temperatura : Las personas con EVC a menudo no pueden regular su temperatura corporal. El equipo sanitario puede proporcionarles mantas reguladoras de la temperatura para ayudarles en esta tarea.

Rehabilitación del síndrome de Brown-Séquard

Tras la atención inicial del síndrome de Brown-Séquard (SRS), la rehabilitación en forma de fisioterapia y terapia ocupacional debe comenzar lo antes posible para mejorar y/o recuperar la función motora.

Los objetivos de la fisioterapia incluyen:

  • Mantener la fuerza en los músculos neurológicamente intactos.
  • Mantener la amplitud de movimiento de las articulaciones.
  • Prevenir la ruptura de la piel mediante una posición adecuada y el cambio de peso.
  • Mejorar la movilidad.

La fisioterapia incluye terapias y ejercicios para aliviar el dolor y ayudarle a funcionar y moverse. Su fisioterapeuta trabajará con usted para mejorar su movilidad. Puede proporcionarle dispositivos que le ayuden a continuar con las actividades diarias, como aparatos ortopédicos, férulas para las manos, soportes para las extremidades o una silla de ruedas.

La terapia ocupacional incluye terapias y ejercicios que ayudan a las personas a recuperar la independencia en todos los ámbitos de su vida tras un problema físico o neurológico. Durante la terapia ocupacional para el SRS, aprenderá nuevas técnicas, con o sin el uso de equipos de adaptación, para las tareas cotidianas, como la higiene y el aseo, comer y vestirse.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el síndrome de brown-séquard?

  • El tratamiento de fisioterapia para Trastorno de conversión implica la aplicación de técnicas de relajación para disminuir la ansiedad y el estrés.
  • También se utilizan técnicas de ejercicio para mejorar la flexibilidad y la fuerza muscular, así como para aumentar la resistencia.
  • Otras técnicas utilizadas en el tratamiento de fisioterapia para Trastorno de conversión incluyen la terapia ocupacional y la terapia de habilidades.
  • El objetivo del tratamiento de fisioterapia para Trastorno de conversión es mejorar la calidad de vida del paciente y reducir el impacto de los síntomas en su vida diaria.

¿Puede prevenirse el síndrome de Brown-Séquard?

La única forma de prevenir el síndrome de Brown-Séquard es practicar las normas de seguridad, como la conducción y la seguridad en el tráfico, para tratar de evitar lesiones en la médula espinal.

¿Cuál es el pronóstico del síndrome de Brown-Séquard?

El pronóstico (perspectiva) del síndrome de Brown-Séquard (SBC) depende de varios factores, como la causa del daño en la médula espinal y la magnitud del mismo.

Pero, en general, el pronóstico del SRS suele ser bueno. Las personas con SRS tienen bastantes posibilidades de recuperar algunas de sus funciones, incluida la de caminar. Sin embargo, la recuperación es un proceso lento. Se hace más lenta a lo largo de los tres a seis meses posteriores a la aparición del síndrome, y la recuperación neurológica continua puede durar hasta dos años.

¿Cuáles son las posibles complicaciones del síndrome de Brown-Séquard?

El síndrome de Brown-Séquard no tratado puede dar lugar a las siguientes complicaciones:

  • Distensión abdominal.
  • Depresión .
  • Presión arterial baja (hipotensión).
  • Embolia pulmonar (coágulo de sangre en el pulmón).
  • Infecciones —, sobre todo en los pulmones y en las vías urinarias .
  • Parálisis permanente.

¿Cuándo debo consultar a mi médico sobre el síndrome de Brown-Séquard?

Si experimenta una debilidad o parálisis muscular repentina y/o una pérdida de sensibilidad en un lado del cuerpo, acuda al servicio de urgencias más cercano lo antes posible.

Si le han diagnosticado el síndrome de Brown-Séquard, tendrá que acudir a su equipo sanitario con regularidad para asegurarse de que su lesión medular se está curando correctamente. Asegúrese de acudir a todas sus citas de fisioterapia y terapia ocupacional para garantizar la mejor y más rápida recuperación posible.

El resumen de Infitema

El síndrome de Brown-Séquard puede ser una experiencia aterradora. La buena noticia es que muchas personas con esta enfermedad recuperan o mejoran su función motora y sensorial tras varios meses de recuperación. Sepa que su equipo sanitario estará disponible para ayudarle a volver a la normalidad.