/images/i/patologias/sindrome-de-fuga-capilar/sindrome-de-fuga-capilar-que-es-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Síndrome de fuga capilar: Qué es, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

El síndrome de fuga capilar se produce cuando el líquido se filtra desde los pequeños vasos sanguíneos a los tejidos circundantes. Requiere un tratamiento con fisioterapia inmediato para evitar un descenso de la tensión arterial y otras complicaciones graves. El síndrome de fuga capilar no se puede curar, pero se pueden reducir los episodios tomando la medicación prescrita.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el síndrome de fuga capilar?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor psicógeno mediante técnicas de relajación, ejercicio y estiramiento. También se puede utilizar la terapia de masaje para ayudar a aliviar el dolor. La fisioterapia también puede ayudar a tratar la ansiedad y el estrés, que pueden estar contribuyendo al dolor psicógeno.
¿Qué es el síndrome de fuga capilar?

¿Qué es el síndrome de fuga capilar?

El síndrome de fuga capilar se produce cuando el plasma (la parte líquida de la sangre) se escapa de los diminutos vasos sanguíneos (capilares). El líquido se filtra a los músculos, tejidos, órganos y cavidades corporales (espacios que albergan órganos).

Los ataques, o episodios, del síndrome de fuga capilar pueden producirse varias veces al año o sólo una vez. Si el síndrome de fuga capilar no se trata a tiempo, la presión arterial desciende rápidamente, lo que provoca un fallo orgánico e incluso la muerte.

Aunque el síndrome de fuga capilar no tiene cura, es importante recibir un tratamiento médico rápido para controlar los síntomas. Es posible que pueda prevenir futuros episodios de síndrome de fuga capilar sistémica con el uso regular de medicamentos o infusiones.

¿Cuáles son los tipos de síndrome de fuga capilar?

Hay dos tipos principales de síndrome de fuga capilar:

  • El síndrome de fuga capilar sistémica, también llamado síndrome de fuga capilar primaria o enfermedad de Clarkson, implica episodios repetidos, generalmente en personas por lo demás sanas.
  • El síndrome de fuga capilar secundaria es un episodio único desencadenado por otra enfermedad, afección o medicación.

¿Quién puede padecer el síndrome de fuga capilar?

El síndrome de fuga capilar sistémica es un trastorno poco frecuente que afecta a menos de 500 personas en todo el mundo. El síndrome de fuga capilar sistémica se produce principalmente en la mediana edad y es muy raro en los niños. No obstante, la incidencia podría ser mayor, ya que las personas con síndrome de fuga capilar sistémica pueden ser diagnosticadas erróneamente con frecuencia.

El síndrome de fuga capilar secundaria puede darse en personas de cualquier edad. Ciertas infecciones, enfermedades y medicamentos pueden provocar el síndrome de fuga capilar.

¿Cómo afecta un episodio de síndrome de fuga capilar a mi cuerpo?

Un episodio de síndrome de fuga capilar consta de tres fases:

  1. Fase prodrómica: Esta fase ocurre uno o dos días antes del ataque. Puede empezar a experimentar síntomas, como fatiga, sed y aumento repentino de peso.
  2. Fase de fuga o reanimación: Esta fase se produce durante el ataque. Los fluidos y la albúmina (proteína que se encuentra en el plasma sanguíneo) se filtran desde los capilares hacia los espacios de los tejidos. El flujo de sangre que transporta el oxígeno a los tejidos se ralentiza. La presión arterial disminuye y los glóbulos rojos se acumulan. La fuga da lugar a una hipovolemia, cuando el volumen de sangre en su cuerpo disminuye.
  3. Fase posterior a la fuga o fase de reclutamiento: Esta fase se produce después del ataque. Los capilares reabsorben los líquidos y la albúmina de los tejidos, lo que provoca una sobrecarga de líquidos. Como resultado, su cuerpo podría desarrollar demasiada orina (poliuria) y líquido en sus pulmones (edema pulmonar).
¿Qué causa el síndrome de fuga capilar sistémica?

¿Qué causa el síndrome de fuga capilar sistémica?

Se desconoce la causa del síndrome de fuga capilar sistémica. Los investigadores sospechan que una respuesta del sistema inmunitario a una enfermedad o infección puede causar la afección.

¿Qué causa el síndrome de fuga capilar secundaria?

La sepsis (una complicación potencialmente mortal de una infección) es la causa más frecuente del síndrome de fuga capilar secundaria. Otras afecciones que causan el síndrome de fuga capilar son:

  • Enfermedades autoinmunes , un ataque a las células sanas de su cuerpo por parte de su sistema inmunitario .
  • Síndrome de diferenciación, una complicación del tratamiento farmacológico en personas con leucemia promielocítica aguda o leucemia mieloide aguda .
  • Síndrome de injerto, una complicación que puede ocurrir después de un trasplante de médula ósea .
  • Linfohistiocitosis hemofagocítica, una enfermedad potencialmente mortal causada por una respuesta hiperactiva del sistema inmunitario.
  • Síndrome de hiperestimulación ovárica , una complicación del tratamiento de fertilidad.
  • Envenenamiento por ricina .
  • Mordeduras de serpiente .
  • Fiebres hemorrágicas virales , un grupo de enfermedades infecciosas causadas por virus.

Ciertos medicamentos, incluidos los fármacos de quimioterapia gemcitabina y tagraxofusp también pueden causar el síndrome de fuga capilar secundaria.

¿Qué síntomas se producen antes de un episodio de síndrome de fuga capilar?

Los síntomas suelen comenzar uno o dos días antes de un ataque de síndrome de fuga capilar. Esto se denomina fase prodrómica. Estos síntomas pueden incluir:

  • Dolor abdominal o dolor muscular (mialgia).
  • Fatiga o debilidad.
  • Dolor de cabeza.
  • Aumento de la sed.
  • Irritabilidad.
  • Náuseas .
  • Aumento repentino del peso corporal.
  • Infección viral o del tracto respiratorio superior.

¿Qué síntomas se producen durante un episodio de síndrome de fuga capilar?

Durante un episodio de síndrome de fuga capilar (denominado fase de fuga o de reanimación), los síntomas pueden variar de una persona a otra. Los síntomas más comunes pueden ser

  • Hinchazón del cuerpo, hinchazón de piernas y brazos (edema periférico(3) ).
  • Diarrea .
  • Presión arterial baja (hipotensión) .
  • Espesamiento de la sangre (hipercoagulabilidad) debido a un recuento elevado de glóbulos rojos (hematocrito) o recuento elevado de glóbulos blancos (leucocitosis).

¿Cómo diagnostican los profesionales sanitarios el síndrome de fuga capilar?

Los profesionales sanitarios diagnostican el síndrome de fuga capilar preguntando por su historial médico y realizando un examen físico. Comprobarán su presión arterial para ver si es baja.

Es posible que los profesionales sanitarios tengan que excluir otras afecciones antes de poder diagnosticar el síndrome de fuga capilar. Pueden solicitar análisis de sangre para buscar:

  • Aumento de los niveles de hematocrito (número de glóbulos rojos en la sangre).
  • Aumento de los niveles de hemoglobina (una proteína presente en sus glóbulos rojos).
  • Niveles bajos de proteínas en la sangre (hipoalbuminemia).

También pueden hacer un análisis de sangre para buscar una proteína inmunoglobina anormal ((1525)gammapatía monoclonal , o proteína M). Las personas con síndrome de fuga capilar pueden tener una proteína M anormal en la sangre.

¿Cómo tratan los profesionales sanitarios el síndrome de fuga capilar?

¿Cómo tratan los profesionales sanitarios el síndrome de fuga capilar?

No existe una cura para el síndrome de fuga capilar. Los profesionales sanitarios se centran en controlar los síntomas y prevenir las complicaciones.

Durante un episodio de síndrome de fuga capilar, los profesionales sanitarios intentan controlar la presión arterial para mantener el flujo sanguíneo a los órganos. También intentan evitar el exceso de hinchazón y la acumulación de líquidos. Pueden utilizar:

  • Glucocorticoides: Esteroides para reducir las fugas capilares.
  • Líquidos intravenosos: Líquidos para aumentar el flujo sanguíneo a órganos como los riñones.

Por lo general, estará hospitalizado durante un episodio. Durante el tratamiento, el médico controlará constantemente la presión venosa y arterial para asegurarse de que no se acumule demasiado líquido en el cuerpo. El exceso de líquido puede provocar otras complicaciones, como un edema pulmonar (exceso de líquido en los pulmones) y un paro cardíaco repentino .

Después del ataque del síndrome de fuga capilar (fase posterior a la fuga o fase de reclutamiento), el médico puede utilizar un diurético para disminuir el líquido. Un diurético es una píldora que ayuda al cuerpo a eliminar el agua y la sal a través de un aumento de la orina.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el síndrome de fuga capilar?

  • La fisioterapia puede ser útil para tratar el dolor psicógeno, ya que puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad que pueden estar contribuyendo al dolor.
  • Técnicas de relajación, como el yoga o la meditación, pueden ser útiles para tratar el dolor psicógeno.
  • La terapia cognitivo-conductual también puede ser útil para tratar el dolor psicógeno, ya que puede ayudar a cambiar los pensamientos y los comportamientos que están contribuyendo al dolor.

¿Puedo prevenir el síndrome de fuga capilar sistémica?

No se puede prevenir la aparición del síndrome de fuga capilar sistémica. Una vez que haya tenido un ataque, sabrá que tiene la enfermedad.

El uso regular de medicamentos o infusiones puede ayudar a prevenir futuros episodios y reducir su gravedad. Estos tratamientos pueden incluir

  • Infusiones mensuales de inmunoglobulina intravenosa (IGIV).
  • Medicamentos orales para el asma, como teofilina terbutalina y montelukast
  • Esteroides para reducir la inflamación.

¿Cuál es el pronóstico para las personas con síndrome de fuga capilar sistémica?

El síndrome de fuga capilar sistémica suele poder controlarse con tratamientos preventivos. Los tratamientos suelen funcionar mejor cuando las personas se diagnostican antes y tienen menos complicaciones. Las complicaciones graves debidas al síndrome de fuga capilar pueden incluir:

  • Síndrome compartimental , cuando la presión se acumula en los músculos y reduce el flujo sanguíneo.
  • Líquido alrededor del corazón y en los pulmones (taponamiento cardíaco, (1528)derrame pericárdico y derrame pleural ).
  • Insuficiencia cardíaca .
  • Insuficiencia renal .
  • Daños nerviosos ( (19)neuropatía ).
  • Edema pulmonar, cuando hay exceso de líquido en los pulmones.
  • Rabdomiólisis , cuando una lesión muscular provoca una insuficiencia renal.
  • Apoplejía .

¿Cuándo debo consultar a mi médico sobre el síndrome de fuga capilar?

Acuda a su profesional sanitario inmediatamente si cree que está experimentando el inicio de un episodio de síndrome de fuga capilar. Puede ayudarle a controlar los síntomas y a sentirse más cómodo.

El resumen de Infitema

El síndrome de fuga capilar es una afección en la que se produce una fuga de plasma de los capilares a otros tejidos del cuerpo. El síndrome de fuga capilar puede ocurrir una o muchas veces. Las complicaciones del síndrome de fuga capilar sin tratar pueden ser graves. Cuanto antes se le diagnostique el síndrome de fuga capilar y comience el tratamiento, mayores serán sus posibilidades de obtener un resultado positivo.