/images/i/patologias/sindrome-de-la-una-amarilla/sindrome-de-las-unas-amarillas-que-es-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Síndrome de las uñas amarillas: Qué es, causas y tratamiento con fisioterapia

El síndrome de las uñas amarillas es mucho más que uñas manchadas. Este raro trastorno provoca síntomas ungueales y respiratorios. También puede causar acumulación de líquido e hinchazón en la parte inferior de las piernas. El signo más común de este síndrome son las uñas gruesas y amarillas. Las uñas también pueden desprenderse de la piel y caerse.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el síndrome de la uña amarilla?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad asociados con el síndrome de la uña amarilla. También puede ayudar a mejorar la fuerza y la flexibilidad de las articulaciones afectadas, lo que puede ayudar a mejorar la capacidad de realizar actividades diarias.
¿Qué es el síndrome de la uña amarilla?

¿Qué es el síndrome de la uña amarilla?

El síndrome de la uña amarilla es una enfermedad rara que afecta a las uñas, los pulmones y las extremidades. Las personas con el síndrome de la uña amarilla tienen uñas amarillas y curvadas que pueden engrosarse o caerse. También pueden tener síntomas respiratorios, como tos crónica, y suelen tener las piernas o los tobillos hinchados.

Los expertos no saben qué causa el síndrome de las uñas amarillas. Pero puede estar relacionado con una circulación inadecuada, problemas de drenaje linfático o acumulación de líquido alrededor de los pulmones. También puede tener un mayor riesgo si padece una de las pocas enfermedades crónicas específicas, implantes dentales o una prótesis articular.

¿Quién puede padecer el síndrome de la uña amarilla?

El síndrome de la uña amarilla se desarrolla con mayor frecuencia en adultos mayores de 50 años. Más raramente, el síndrome de la uña amarilla se presenta a veces en niños.

Algunos informes muestran tasas más altas de síndrome de la uña amarilla en personas con:

¿Qué frecuencia tiene el síndrome de las uñas amarillas?

Los expertos no saben exactamente cuántas personas tienen el síndrome de las uñas amarillas. Pero sí se sabe que la afección es poco frecuente. Las revistas médicas han informado de unos 100 casos de síndrome de la uña amarilla.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de la uña amarilla?

El síndrome de la uña amarilla presenta tres tipos de síntomas principales:

  • Cambios en las uñas: Las uñas pueden crecer más lentamente o dejar de crecer. Suelen volverse gruesas, amarillas o verdes y pueden desprenderse del lecho ungueal y caerse. Los cambios en las uñas pueden afectar a una o a todas las uñas.
  • Hinchazón: La acumulación de líquido y la hinchazón ((1270)linfedema ) afectan a unas 8 de cada 10 personas con síndrome de la uña amarilla. Lo más frecuente es que las piernas se hinchen unos meses después de los cambios en las uñas.
  • Síntomas respiratorios: Casi 2 de cada 5 personas con el síndrome de las uñas amarillas presentan acumulación de líquido en el tejido pulmonar ((1282)derrames pleurales ). También puede tener tos crónica , infecciones sinusales de repetición ((1026)sinusitis ) o neumonía .

El síndrome de las uñas amarillas es algo más que uñas descoloridas o manchadas. Muchas personas tienen las uñas amarillas sin tener el síndrome de las uñas amarillas. Por ejemplo, puede tener las uñas amarillentas durante un breve periodo de tiempo después de quitarse el esmalte de uñas oscuro. Pero si el color no desaparece en unas semanas, o si tiene otros síntomas, consulte a su especialista médico.

¿Qué aspecto tiene el síndrome de las uñas amarillas?

El signo distintivo del síndrome de las uñas amarillas es la presencia de uñas amarillentas que se curvan y engrosan. Puede experimentar:

  • Rotura de las cutículas, la fina piel que protege el lecho ungueal.
  • Curvatura de las uñas.
  • Separación de la uña del lecho ungueal.
  • Crestas en las uñas.
  • Crecimiento lento o detenido de las uñas.
¿Qué causa el síndrome de la uña amarilla?

¿Qué causa el síndrome de la uña amarilla?

Los expertos no saben qué causa el síndrome de la uña amarilla. La mayoría de las personas desarrollan el síndrome por una razón desconocida.

Algunos expertos creen que el síndrome de las uñas amarillas es el resultado de problemas en el sistema circulatorio o linfático . Cuando estos sistemas no funcionan como debieran, puede producirse una acumulación de líquido en los tejidos blandos bajo la piel. A su vez, esto puede hacer que las uñas se vuelvan amarillas.

Algunos investigadores creen que el síndrome de las uñas amarillas es genético. Puede haber una relación entre una mutación (cambio) en el gen FOXC2 y el síndrome de las uñas amarillas. Las mutaciones del gen FOXC2 causan una enfermedad llamada síndrome de linfedema-distiquiasis. Esta afección tiene síntomas similares al síndrome de la uña amarilla.

Otros investigadores creen que existe una relación entre el síndrome de la uña amarilla y la exposición al titanio. Las prótesis articulares, los implantes dentales y ciertos medicamentos pueden aumentar la exposición al titanio. Pero la mayoría de las personas con implantes de titanio no desarrollan el síndrome de la uña amarilla.

¿Cómo se diagnostica el síndrome de la uña amarilla?

Por lo general, su especialista médico puede diagnosticar el síndrome de la uña amarilla basándose en sus síntomas. También es posible que le hagan:

  • Pruebas de función pulmonar para evaluar su salud pulmonar.
  • Pruebas de las uñas para descartar otras afecciones de las uñas, como una infección.

Las uñas amarillas pueden indicar muchas afecciones, como una infección por hongos o psoriasis . Pero si tiene las uñas amarillas junto con síntomas respiratorios, su especialista médico podría tener que descartar el síndrome de las uñas amarillas.

¿Cómo se trata el síndrome de la uña amarilla?

¿Cómo se trata el síndrome de la uña amarilla?

Su especialista médico tratará el síndrome de la uña amarilla según la supuesta causa o condición subyacente. Por ejemplo, si sospecha que el drenaje linfático es inadecuado, puede recomendar un masaje especializado para ayudar a mejorar la circulación. Si el síndrome de la uña amarilla se asocia a un exceso de líquido alrededor de los pulmones, el médico puede recomendar un procedimiento para drenar el líquido.

Otros tratamientos del síndrome de las uñas amarillas pueden ser:

  • Vitamina E: Puede tomar suplementos de vitamina E o aplicarse una crema o gel para uñas que contenga vitamina E. Los síntomas de las uñas no suelen ser reversibles, pero la vitamina E puede ralentizar o detener la progresión de los cambios en las uñas.
  • Corticosteroides: Puede utilizar cremas con esteroides para tratar los síntomas de las uñas y reducir la inflamación. Las opciones más comunes son la fluocinonida la hidrocortisona Locoid o la desoximetasona
  • Antibióticos: Puede tomar antibióticos como amoxicilina o cefadroxil para tratar una infección respiratoria que reaparece.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el síndrome de la uña amarilla?

  • La fisioterapia es un tratamiento muy efectivo para el síndrome de la uña amarilla.
  • La fisioterapia ayuda a aliviar el dolor y la inflamación de las uñas.
  • La fisioterapia también ayuda a mejorar la circulación sanguínea en las uñas.
  • La fisioterapia también puede ayudar a mejorar la apariencia de las uñas.
  • La fisioterapia es un tratamiento seguro y eficaz para el síndrome de la uña amarilla.

¿Cómo puedo prevenir el síndrome de la uña amarilla?

No hay ninguna forma garantizada de prevenir el síndrome de la uña amarilla. Si tiene implantes de titanio, preste atención a los síntomas que podrían apuntar al síndrome de la uña amarilla y acuda a su especialista médico si tiene dolor o molestias. Si tiene un familiar que tuvo problemas con un implante dental o quirúrgico, hable con su especialista médico sobre los riesgos que corre antes de colocarse un implante.

¿Puede curarse el síndrome de la uña amarilla?

En algunas personas, los síntomas pueden desaparecer por completo. Los síntomas de las uñas pueden mejorar en hasta 1 de cada 3 personas que reciben tratamiento para el síndrome de las uñas amarillas. También pueden desaparecer los síntomas respiratorios y la hinchazón. Sin embargo, es posible que tenga que acudir al médico con regularidad para mantener los síntomas a raya.

Muchas personas controlan el síndrome de la uña amarilla a largo plazo. Especialmente si tiene hinchazón grave o problemas respiratorios, es probable que necesite un tratamiento continuo.

¿El síndrome de la uña amarilla es mortal?

No. Aunque el síndrome de la uña amarilla puede causar síntomas graves, no suele ser mortal. Especialmente si busca tratamiento tan pronto como note los síntomas, el pronóstico suele ser bueno. La mayoría de las personas con síndrome de las uñas amarillas tienen una esperanza de vida típica.

¿Qué más debo preguntar a mi profesional sanitario?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Cuál es la causa más probable de los síntomas?
  • ¿Qué pruebas me pueden hacer para diagnosticar el síndrome de la uña amarilla?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Qué puede ocurrir si no se trata el síndrome de las uñas amarillas?
  • ¿Qué cambios en el estilo de vida pueden mejorar mi salud en general?

¿Qué carencia de vitaminas provoca el síndrome de las uñas amarillas?

La carencia de vitamina E puede provocar el color amarillo de las uñas. También lo pueden hacer muchas otras deficiencias o afecciones vitamínicas. Si tiene las uñas amarillas, acuda a su médico para que le diagnostique y le dé tratamiento.

El resumen de Infitema

El síndrome de las uñas amarillas es un trastorno raro de las uñas. Provoca uñas amarillas, problemas respiratorios e hinchazón de las piernas. Los expertos no saben qué causa el síndrome de las uñas amarillas, pero puede ser genético. También es más probable desarrollar el síndrome de las uñas amarillas si se padecen ciertas afecciones autoinmunes, enfermedad tiroidea o artritis reumatoide. El tratamiento puede incluir suplementos de vitamina E, medicamentos o masajes para reducir la hinchazón.