/images/i/patologias/sindrome-del-psoas/sindrome-del-psoas-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Síndrome del Psoas: Síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

El síndrome del psoas, una afección muy rara, se produce cuando el músculo psoas (un músculo largo de la espalda) se lesiona. Esta afección provoca dolor de espalda. Cualquiera puede padecer el síndrome del psoas, pero los deportistas corren un mayor riesgo. Suele tratarse con fisioterapia.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el síndrome del psoas?

sinovial medial La fisioterapia puede ayudar aliviar el dolor y la inflamación de las plicas sinoviales. También puede ayudar a corregir la mala postura y el movimiento anormal que pueden contribuir a la aparición de las plicas. A menudo se usan técnicas de manipulación y estiramiento para tratar las plicas. También se pueden utilizar terapias de calor y frío para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación.
¿Qué es el síndrome del psoas?

¿Qué es el síndrome del psoas?

El síndrome del psoas es una afección poco común, y a menudo mal diagnosticada, que puede aparecer como un dolor lumbar refractario (dolor que permanece incluso después del tratamiento) acompañado de otros síntomas. La afección se produce cuando el músculo psoas—el músculo largo (hasta 16 pulgadas) de la espalda—se lesiona. El músculo psoas está situado en la región lumbar inferior de la columna vertebral y se extiende por la pelvis hasta el fémur. Este músculo trabaja flexionando la articulación de la cadera y levantando la parte superior de la pierna hacia el cuerpo. Un ejemplo común del movimiento creado a partir de este músculo es caminar.

El síndrome del psoas es una enfermedad muy rara. Otras afecciones— hernia discal , artritis , dolor facetario o sacroilíaco—son mucho más comunes. Cuando se tratan estas afecciones, a menudo con fisioterapia, el músculo psoas también se estira y fortalece. Esto puede ayudar a tratar el síndrome del psoas sin que se diagnostique.

¿Quién padece el síndrome del psoas?

Cualquiera puede padecer el síndrome del psoas, pero los atletas, los corredores y las personas que realizan ejercicios pliométricos (ejercicios de corta duración y gran energía, como saltar a la cuerda) corren un mayor riesgo de padecerlo, debido a la naturaleza de sus actividades.

¿Cuáles son las causas del síndrome del psoas?

¿Cuáles son las causas del síndrome del psoas?

El síndrome del psoas puede no tener una causa identificable. Hay que tener cuidado en las personas inmunodeprimidas (debido a un trasplante, (86)cáncer o causas infecciosas) para asegurarse de que no hay una causa infecciosa o una miositis (debilidad) asociada en el músculo psoas que se presente de forma relacionada.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del psoas?

El síndrome del psoas puede causar una serie de síntomas, entre los que se incluyen

  • Dolor lumbar , el síntoma más común, aunque puede ser sintomático de muchas afecciones
  • Dolor en la región lumbosacra (el límite entre la parte inferior de la columna vertebral y las nalgas que puede irradiarse hasta las vértebras lumbares o hasta el sacro) al sentarse o, en particular, al cambiar de posición al pasar de estar sentado a estar de pie
  • Dificultad/dolor al intentar mantenerse en una postura totalmente erguida
  • Dolor en las nalgas
  • Irradiación del dolor hacia la pierna
  • Dolor en la ingle
  • Dolor pélvico
  • Cojera o paso arrastrado al caminar

Muchos de estos síntomas pueden simular otras afecciones más graves. La artritis de cadera, los cálculos renales (cálculos ureterales), las hernias , la bursitis femoral, la prostatitis , la salpingitis, el cáncer de colon y la diverticulitis de colon también pueden provocar un fuerte dolor de espalda. Es importante que consulte a su médico si tiene alguno de los síntomas mencionados.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del psoas?

El síndrome del psoas puede ser difícil de diagnosticar, ya que muchos de los síntomas son similares a los de otras enfermedades más comunes. Si su médico cree que puede tener el síndrome del psoas, querrá descartar otras causas más graves.

Por lo general, su médico podrá diagnosticar el síndrome del psoas con una combinación de examen físico de la columna vertebral, la cadera y la pierna, confirmado con imágenes radiológicas avanzadas.

¿Cómo se trata el síndrome del psoas?

¿Cómo se trata el síndrome del psoas?

El síndrome del psoas se trata mejor con ejercicios físicos. Estos suelen ser demostrados por un médico o fisioterapeuta en la consulta externa y se realizan en casa.

Estos ejercicios incluirán la manipulación y el estiramiento activo y pasivo de la columna vertebral, las articulaciones de la cadera y los músculos del psoas. Los ejercicios en casa incluyen estiramientos y ejercicios dinámicos de menor impacto “cadena cerrada” diseñados para estirar y fortalecer el músculo psoas y permitir que el cuerpo repare la lesión. Es muy importante que éstos se realicen sólo con la orientación de su médico para que no se lesione aún más el psoas u otros músculos. Los tratamientos adicionales pueden incluir tratamiento manipulativo osteopático , ultrasonidos y, rara vez, inyecciones en el músculo o en las estructuras tendinosas asociadas.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el síndrome del psoas?

  • Medial
  • La fisioterapia para el síndrome de plica medial trata de aliviar el dolor y la inflamación mediante la aplicación de calor y hielo, así como la realización de estiramientos y ejercicios específicos.
  • También se puede utilizar ultrasonido para tratar de disolver la plica y reducir la inflamación.
  • En algunos casos, se puede recomendar la realización de infiltraciones de cortisona en la zona afectada para reducir el dolor y la inflamación.
  • En casos más severos, puede ser necesario realizar una cirugía para eliminar la plica y/o corregir cualquier otro problema que pueda estar causando el dolor.

¿Cuál es el pronóstico del síndrome del psoas?

Con el tratamiento y los ejercicios adecuados, las personas que padecen el síndrome del psoas deberían ser capaces de recuperar una gama completa de movimientos y reanudar un nivel muy alto de función física.