/images/i/patologias/sindrome-del-tunel-radial/sindrome-del-tunel-radial-que-es-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Síndrome del túnel radial: Qué es, síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

El nervio radial controla muchas de las funciones motoras del brazo, desde la rotación del antebrazo hasta el enderezamiento de la muñeca y los dedos. Debido al síndrome del túnel radial, que se produce cuando el nervio se comprime en su recorrido por el túnel radial del antebrazo, estos movimientos relativamente sencillos pueden resultar difíciles y dolorosos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el síndrome del túnel radial?

La fisioterapia puede ayudar aliviar el dolor asociado con el síndrome del túnel radial, así como aumentar la fuerza y la amplitud de movimiento en la muñeca y el brazo. Los ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento pueden ayudar a aliviar la presión sobre el nervio radial y mejorar la función del mismo. Además, la fisioterapia puede incluir técnicas de masaje para ayudar a disminuir la inflamación y el dolor.
¿Qué es el síndrome del túnel radial?

¿Qué es el síndrome del túnel radial?

El nervio radial es uno de los tres nervios del antebrazo, que va desde el lado del cuello, baja por la parte posterior del brazo, pasa por el antebrazo y llega a la mano. El nervio radial es responsable de muchos movimientos diferentes del brazo, como la rotación del antebrazo, la extensión del codo y el movimiento de la muñeca y los dedos. Cuando el nervio llega al codo, pasa por el túnel radial, que es un conjunto de músculos.

El síndrome del túnel radial se produce cuando el nervio se pellizca o se comprime al entrar en el túnel radial. Esto crea una presión no deseada sobre el nervio radial, que a menudo provoca un dolor persistente.

¿Quién tiene más riesgo de desarrollar el síndrome del túnel radial?

El síndrome del túnel radial es más frecuente en personas de entre 30 y 50 años. Las mujeres también son mucho más propensas a desarrollar esta afección que los hombres. También hay ciertos factores que pueden suponer un mayor riesgo de desarrollar el síndrome del túnel radial, como por ejemplo

  • Poca fuerza y flexibilidad del brazo y la muñeca.
  • No calentar adecuadamente antes de hacer deporte.
  • Diabetes .
  • Una glándula tiroidea poco activa .
  • Tumores o quistes ganglionares (masa o bulto) en su brazo.
  • Hinchazón o líquido en el brazo.
  • Inflamación del nervio radial.

¿Cómo de común es el síndrome del túnel radial?

Es extremadamente raro. Cada año, sólo el 0,003% de la población general sufre una compresión del nervio radial superficial.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del túnel radial?

Es probable que sienta dolor y sensibilidad en la zona de la parte exterior del codo, que se extiende hasta el antebrazo. Se trata de un dolor persistente que puede persistir y causar fatiga. Ciertas actividades pueden agravar estos síntomas, como por ejemplo

  • Actividades generales que requieren un uso intensivo del antebrazo y/o la muñeca.
  • Levantar objetos pesados.
  • Extender demasiado el codo.
  • Cualquier rotación del antebrazo.
  • Flexión de la muñeca.

Con el tiempo, el síndrome del túnel radial puede debilitar los músculos del antebrazo y la fuerza general de la muñeca, lo que hace cada vez más difícil agarrar o levantar ciertas cosas. El dolor también puede empeorar mientras duermes. A veces, el síndrome del túnel radial puede provocar la caída de la muñeca, lo que significa que se pierde la capacidad de levantar la mano más allá de cierto punto.

El codo de tenista también es una afección que posee muchos síntomas similares, por lo que es importante ser específico cuando hable con su médico sobre sus síntomas.

¿Qué causa el síndrome del túnel radial?

¿Qué causa el síndrome del túnel radial?

Cuando el nervio radial atraviesa el túnel radial por debajo del codo, viaja entre diferentes vientres musculares y por debajo de las bandas faciales (las bandas faciales son fibras de tejido que encierran, separan o unen músculos, órganos y otras estructuras blandas del cuerpo). Cuando el túnel radial, y todas las estructuras de su interior, se inflaman, ejercen demasiada presión sobre el nervio, lo que provoca esta afección. Pero hay varias actividades diferentes que pueden causar el síndrome del túnel radial, entre ellas

  • Repetir ciertos movimientos (a menudo en el trabajo) una y otra vez. Escribir a máquina o utilizar un destornillador son buenos ejemplos de este tipo de movimientos.
  • Someter constantemente el brazo a actividades de empuje y tracción. Piensa en lanzar una pelota de fútbol o de béisbol —, inicialmente tiras del brazo hacia atrás y luego lo empujas hacia delante para soltar la pelota.
  • Un golpe directo y fuerte en la parte exterior del codo o del antebrazo.
  • Agarrar, pellizcar o doblar excesivamente la muñeca.

¿Cómo se diagnostica el síndrome del túnel radial?

No existen pruebas de imagen formales que puedan diagnosticar el síndrome del túnel radial, lo que hace que el diagnóstico de esta afección sea algo difícil. Aun así, el médico puede solicitar una radiografía, una resonancia magnética o una prueba de electromiografía, sólo para descartar otras posibles lesiones o afecciones.

Antes de examinarle el codo y el antebrazo, el médico le preguntará sobre su dolor específico, su historial médico y sus síntomas. A continuación, tratará de encontrar el punto exacto en el que el nervio está siendo comprimido dentro del túnel radial, palpando la parte exterior del codo y aplicando una ligera presión. También hay dos pruebas específicas que su médico puede utilizar para diagnosticar esta condición, que incluyen:

  • Examen físico : Su médico le pedirá que gire la palma de la mano desde la posición de la palma hacia abajo a la posición de la palma hacia arriba contra la resistencia. Si siente dolor en el antebrazo, es probable que sea un signo del síndrome del túnel radial. La segunda parte de esta prueba requiere que mantenga el dedo corazón recto contra la resistencia. Si le duele hacerlo, también es un signo del síndrome del túnel radial.
  • Prueba de la regla del nueve: Durante esta prueba, con el brazo hacia arriba y el codo ligeramente flexionado, el médico separará el codo en nueve zonas de igual tamaño, en tres filas. A continuación, aplicará una ligera presión en cada punto y le preguntará si siente dolor, molestias o nada en absoluto. Si siente dolor en los puntos más externos de las dos filas superiores, es probable que sea un signo del síndrome del túnel radial.
¿Cómo se trata el síndrome del túnel radial?

¿Cómo se trata el síndrome del túnel radial?

La mejor manera de tratar esta afección es interrumpir, o reducir drásticamente, la actividad que provoca los síntomas. Si puede, intente descansar el brazo y evitar cualquier movimiento que le cause dolor. El reposo y el tratamiento médico suelen aliviar los síntomas en tres a seis semanas en la mayoría de los pacientes.

Si sigue sintiendo dolor después de evitar estos movimientos, puede tomar algunas medidas diferentes, como por ejemplo

  • Tomar medicamentos antiinflamatorios de venta libre.
  • Inyecciones de esteroides para aliviar la inflamación y la presión sobre el nervio radial, si es necesario.
  • Usando una férula en la muñeca y/o el codo para reducir el movimiento y la irritación del nervio radial (esto es especialmente frecuente por la noche, mientras duermes).

También puede utilizar diferentes ejercicios de fisioterapia para ayudar a estirar y aflojar el músculo/tejido tenso alrededor del nervio radial, algunos de los cuales incluyen:

  • Estiramiento de la extensión de la muñeca:Coloca el brazo afectado recto delante de ti, con la mano levantada y los dedos mirando hacia el cielo. Utilice la otra mano para tirar de los dedos hacia atrás, hasta que sienta un estiramiento en el antebrazo.
  • Estiramiento de la flexión de la muñeca: Extienda el brazo afectado recto delante de usted, con la mano hacia abajo y los dedos mirando hacia el suelo. Utilice la otra mano para tirar del dorso de la palma de la mano hasta que sienta un estiramiento en el antebrazo.
  • Supinación de la muñeca: Coloque el brazo afectado a su lado en un ángulo de 90 grados, con el antebrazo y la mano hacia arriba. Ponga la otra mano en la muñeca y gire el antebrazo hacia dentro, en dirección al cuerpo, sin mover las demás partes del brazo.
  • Deslizamiento del nervio radial: De pie y con la espalda recta, deje caer ligeramente los hombros y gire los brazos hacia el cuerpo. Flexiona la muñeca de un lado y levanta el brazo hasta la altura de la cintura mientras inclinas la cabeza en sentido contrario. Una vez que sienta el estiramiento, mantenga la posición de tres a cinco segundos.

Debe realizar todos estos ejercicios en ambos lados del cuerpo, aunque probablemente sólo esté tratando el síndrome del túnel radial en un brazo.

El objetivo del tratamiento es eliminar los síntomas y evitar que vuelvan a aparecer. Si su trabajo es la causa de los síntomas, es posible que tenga que cambiar su lugar de trabajo o hablar de hacer más descansos durante la jornada laboral. Intente evitar, si es posible, los movimientos pesados de empuje y tracción.

En el caso de los deportistas, practique ejercicios de fuerza y flexibilidad y recuerde siempre calentar adecuadamente antes de jugar o practicar.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el síndrome del túnel radial?

  • Se realizarán ejercicios de estiramiento y movilidad para el brazo afectado.
  • Aplicación de calor o frío para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Masaje de tejidos blandos para relajar la musculatura.
  • Técnicas de manipulación para mejorar la movilidad del brazo.
  • Terapia con láser para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Terapia con ultrasonidos para reducir la inflamación.
  • Electroterapia para aliviar el dolor y la inflamación.

¿Puede la cirugía tratar el síndrome del túnel radial?

Existe un tratamiento quirúrgico para esta afección, pero es probable que su médico sólo lo recomiende cuando el reposo y la terapia no quirúrgica fracasen.

El objetivo de la descompresión quirúrgica es eliminar la presión no deseada del nervio radial a su paso por el túnel radial. El cirujano comenzará este procedimiento haciendo un corte justo debajo de la parte exterior del codo y dentro del antebrazo. Después de desplazarse por los tejidos musculares del túnel radial, podrá ver dónde está exactamente el nervio pinzado o comprimido. Una vez que encuentre el punto exacto, el cirujano simplemente cortará las partes del túnel radial que están comprimiendo el nervio, expandiendo el túnel en el proceso. Una vez realizado el procedimiento, suturará el corte.

Esta cirugía es poco común, y puede realizarse como una cirugía ambulatoria, lo que significa que no permanecerá en el hospital durante la noche. Este procedimiento puede realizarse con anestesia general (estará dormido) o con anestesia local, que sólo adormecerá el brazo que se está operando. Con la anestesia local permanecerá despierto.

¿Qué sucede después de la cirugía del síndrome del túnel radial?

Después de la operación, se le entregará una férula para el codo que deberá llevar en casa y que inmovilizará el brazo. Aproximadamente una semana y media después de la intervención, volverá a la consulta de su médico para que le quiten los puntos y le pongan una férula extraíble. Alrededor de este tiempo, también puede comenzar ciertas actividades que mejorarán su rango de movimiento, incluyendo:

  • Un programa de ejercicios suaves.
  • Masajes de tejidos blandos.
  • Estiramientos.

Seis semanas después de la intervención, puede empezar a practicar ejercicios de fortalecimiento del antebrazo y la mano, como apretar masilla, bajo la supervisión de un terapeuta. Durante esta fase de recuperación, debe evitar levantar objetos y otras actividades que requieran doblar el brazo a la altura del codo. En la fase final, el terapeuta añadirá ejercicios para estabilizar y fortalecer la muñeca, el codo y el hombro, y para mejorar el control motor fino de la mano.

El plazo de recuperación depende de varios factores, entre ellos

  • Su historial médico/condición específica.
  • El daño que tenía el nervio radial antes de la cirugía.

Debería esperar recuperarse completamente de este procedimiento en cuatro a seis meses, pero a veces puede llevar incluso más tiempo.

¿El síndrome del túnel radial desaparece?

Si no busca activamente un tratamiento para esta afección, no desaparecerá. De hecho, sólo seguirá empeorando, haciendo que ciertas actividades sean cada vez más difíciles con el tiempo. Si no trata esta afección en absoluto, y no evita activamente las actividades que le causan dolor y síntomas, podría acabar con un dolor crónico en el antebrazo.

¿Cuál es el pronóstico después del tratamiento del síndrome del túnel radial?

El tratamiento médico suele tener éxito con esta afección, siempre que se sigan cuidadosamente las instrucciones y se evite cualquier lesión futura del nervio radial. Para aquellos que no tienen éxito con el tratamiento médico, la cirugía es una opción que ha funcionado muy bien para mejorar los síntomas. Hay algunos pacientes que siguen experimentando un dolor leve, incluso después de la cirugía.

Su objetivo principal después de recuperarse, ya sea después de la cirugía o de un tratamiento no quirúrgico, debe ser evitar cualquier tipo de nueva lesión en el nervio radial.