/images/i/patologias/suelo-pelvico-hipertonico/suelo-pelvico-hipertonico-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Suelo pélvico hipertónico: Síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

En el suelo pélvico hipertónico, los músculos pélvicos se contraen continuamente. Los síntomas incluyen dolor y dificultad para orinar, defecar y la función sexual. La fisioterapia es un tratamiento muy eficaz. Informe a su médico si experimenta síntomas. Cuanto antes busque tratamiento, más rápido sentirá el alivio.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el suelo pélvico hipertónico?

El suelo pélvico se compone de un grupo de músculos y ligamentos que sostienen los órganos pélvicos en su lugar. Estos músculos se relajan y se contraen para controlar la orina y el movimiento intestinal. La fisioterapia para el suelo pélvico hipertónico implica ejercicios específicos para estos músculos, así como técnicas de relajación y estiramiento. Esto puede ayudar a aliviar los síntomas y puede mejorar la función del suelo pélvico.
¿Qué es el suelo pélvico hipertónico?

¿Qué es el suelo pélvico hipertónico?

El suelo pélvico hipertónico es una afección en la que los músculos de la parte inferior de la pelvis sufren un espasmo o un estado de contracción constante. Esto puede ser temporal o constante. Cuando los músculos del suelo pélvico se encuentran en este estado, no pueden relajarse y coordinar el control de ciertas funciones corporales. Esto provoca dolor (constante o con determinadas actividades), problemas para orinar (hacer pis) y defecar (hacer caca), así como disfunción sexual y relaciones sexuales dolorosas .

Estos síntomas pueden afectar en gran medida a su calidad de vida.

¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es un grupo de músculos que sostiene los órganos pélvicos. Estos órganos son los siguientes

  • Vejiga que retiene la orina.
  • Recto que almacena las heces (caca).
  • Útero y vagina (en personas asignadas como mujeres al nacer).
  • Próstata (en las personas asignadas al sexo masculino al nacer).

Los músculos del suelo pélvico se conectan con los huesos de la pelvis para formar una base fuerte pero flexible. Se extienden entre el:

  • El hueso púbico en la parte delantera.
  • Parte inferior de la columna vertebral (sacro) en la espalda.
  • Huesos del asiento a cada lado.

Los nervios y músculos del suelo pélvico ayudan a controlar la micción, los movimientos intestinales y la función sexual.

¿A quién afecta el suelo pélvico hipertónico?

Esta afección se da en personas de todos los géneros y edades.

¿Qué frecuencia tiene el suelo pélvico hipertónico?

En general, las disfunciones del suelo pélvico son muy frecuentes. El suelo pélvico hipertónico es un tipo de disfunción del suelo pélvico. A menudo no se diagnostica y los datos sugieren que se produce hasta en 1 de cada 10 personas.

¿Qué siente el suelo pélvico hipertónico?

Un síntoma común es el dolor. Puedes sentirlo como un dolor general o una presión en la zona pélvica, la parte baja de la espalda o las caderas. El dolor también puede ser específico de un lugar (como la vejiga) o durante ciertas actividades (como las deposiciones o las relaciones sexuales).

Otros síntomas incluyen:

Síntomas urinarios

  • Dolor de vejiga.
  • Dolor al orinar .
  • Micción frecuente .
  • Dificultad para iniciar o mantener el chorro de orina.

Síntomas intestinales

  • Dificultad para iniciar la defecación (hacer caca).
  • Sensación de no poder vaciar completamente.
  • Dolor durante o después de defecar.
  • Dolor al expulsar los gases.
  • Estreñimiento.

Síntomas sexuales

  • Dolor durante o después de las relaciones sexuales.
  • Incapacidad para alcanzar el orgasmo.
  • Disfunción eréctil o dolor con la erección o la eyaculación.

Los síntomas del suelo pélvico hipertónico suelen desarrollarse lentamente y empeorar con el tiempo. Es importante que hable con su especialista médico incluso si tiene síntomas leves.

¿Qué causa el suelo pélvico hipertónico?

¿Qué causa el suelo pélvico hipertónico?

Las causas de esta afección pueden ser complejas. Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer suelo pélvico hipertónico son

  • Retención habitual de la orina o las heces. Algunas personas lo hacen de niños y continúan con esta práctica en la edad adulta. Otras pueden hacerlo debido a su estilo de vida o a su trabajo.
  • Lesión o traumatismo de los músculos pélvicos durante una intervención quirúrgica, el embarazo o el parto o un accidente traumático.
  • Disfunción muscular causada por estar sentado durante mucho tiempo, una postura anormal, una marcha irregular al caminar o huesos pélvicos desiguales.
  • Otras afecciones que provocan dolor, como síndrome del intestino irritable , endometriosis , vulvodinia , fisuras anales y síndrome de vejiga dolorosa .
  • Abuso sexual o físico.
  • Estrés, depresión y ansiedad.

¿Cómo se diagnostica el suelo pélvico hipertónico?

El médico le preguntará sobre sus síntomas y su historial médico. Puede incluir preguntas sobre sus movimientos intestinales, su micción y su actividad sexual. Es posible que le resulte difícil hablar de estos temas, pero es importante que sea sincera sobre cualquier problema que tenga. Esto ayudará a su especialista a realizar un diagnóstico preciso.

Es probable que su especialista también le haga un examen físico. Esto puede incluir:

  • Inspección visual de la zona pélvica, incluida la comprobación de la contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico.
  • Examen rectal digital para comprobar el recto y el ano.
  • Examen pélvico para comprobar la vagina.

Otras pruebas que su especialista puede realizar son:

  • Manometría anorrectal : Durante esta prueba, el médico introduce en el recto un tubo fino (catéter) con un globo en el extremo. Cuando el globo se infla, los músculos del recto y del ano se contraen. El catéter está conectado a una máquina que registra estas contracciones y relajaciones y mide las presiones del esfínter.
  • Electromiografía : Este procedimiento utiliza electrodos de superficie para medir las señales eléctricas de sus músculos cuando se relajan y se contraen. Los electrodos se sujetan a la piel con almohadillas adhesivas.
  • Defecografía : Esta prueba permite a su especialista comprobar sus movimientos intestinales. Consiste en colocar una pasta espesa de bario (un contraste especial que se ve en las radiografías) en el recto. A continuación, se le pedirá que haga caca en un retrete especial mientras se toman imágenes de rayos X. Esta prueba requiere una preparación intestinal similar a la de la colonoscopia para limpiar el recto y el colon antes de la prueba.
  • Pruebas urodinámicas: Se trata de un conjunto de pruebas que suelen realizarse conjuntamente y que muestran lo bien que orina (hace pis) y cómo funciona su vejiga.
¿Cómo se trata el suelo pélvico hipertónico?

¿Cómo se trata el suelo pélvico hipertónico?

El tratamiento principal es la fisioterapia para volver a entrenar los músculos. Su especialista le recomendará un terapeuta con formación en disfunción del suelo pélvico. Las estrategias que utilizan los fisioterapeutas incluyen

  • Biorretroalimentación para enseñarle a contraer y relajar los músculos correctamente.
  • Técnicas de relajación para la pelvis y la pared abdominal.
  • Masajes, estiramientos musculares y movimientos articulares.

Otros tratamientos que su especialista puede recomendar son

Su especialista también puede buscar la ayuda de otros especialistas como:

  • Gastroenterólogo para tratar el estreñimiento y evaluar su suelo pélvico.
  • Especialista colorrectal para los trastornos del suelo pélvico relacionados con los movimientos intestinales (caca).
  • Ginecólogo para tratar problemas de salud reproductiva en personas asignadas como mujeres al nacer.
  • Urólogo o uroginecólogo para ayudar con los problemas urinarios o la disfunción sexual.
  • Psicoterapeuta para tratar problemas psicológicos.
  • Terapeuta sexual para tratar la disfunción sexual .

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el suelo pélvico hipertónico?

  • Se realizan ejercicios para relajar el suelo pélvico.
  • Masajes en la zona afectada.
  • Técnicas de estiramiento para aumentar la elasticidad.
  • Ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos.
  • Sesiones de calor o frotamientos en la zona afectada.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de padecer suelo pélvico hipertónico?

Puedes reducir el riesgo comprendiendo la contracción y relajación de los músculos pélvicos. También puedes:

  • Practicar técnicas de atención plena y relajación.
  • Realiza ejercicios de suelo pélvico durante y después del embarazo.
  • Fortalecer tu suelo pélvico haciendo yoga.
  • Evitar el estreñimiento y los esfuerzos.
  • Buscar atención médica si tienes dolor pélvico o anal.
  • Buscar apoyo psicológico después de un traumatismo.
  • Evitar periodos prolongados de retención de caca y pis.

¿Cuál es el pronóstico del suelo pélvico hipertónico?

El suelo pélvico hipertónico es tratable. Puede requerir tiempo y paciencia, pero la mayoría de las personas tienen un alivio parcial o completo de los síntomas con el tratamiento. Si sus síntomas persisten, su especialista puede remitirle a un especialista en función de sus necesidades individuales.

¿Cuándo debo buscar atención médica?

Hable con su médico si experimenta dolor pélvico, problemas para orinar y dolor al hacer caca o con la actividad sexual. Estos síntomas no suelen mejorar por sí solos, por lo que es importante recibir atención.

El resumen de Infitema

La hipertonía del suelo pélvico provoca dolor y problemas al orinar, hacer caca y mantener relaciones sexuales que pueden resultar incómodos y embarazosos. Afortunadamente, la fisioterapia y otros tratamientos pueden ser muy eficaces. Si habla con su médico sobre sus síntomas a tiempo, podrá recibir el tratamiento que necesita y mejorar su calidad de vida.