/images/i/patologias/tendinitis-de-hombro/tendinitis-de-hombro-causas-tratamiento-con-fisioterapia-y-prevencion.png
< Volver a patologías

Tendinitis de hombro: Causas, tratamiento con fisioterapia y prevención

La bursitis y la tendinitis del hombro son causas comunes de dolor y rigidez del hombro. La tendinitis se produce como resultado de lesiones deportivas, por impactos menores repetitivos en la zona afectada o por una lesión repentina más grave.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con causar tendinitis de hombro?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de la tendinitis de los isquiotibiales, así como a fortalecer y estirar los músculos y tendones de la zona afectada. Los ejercicios de fortalecimiento pueden ayudar a aliviar el estrés en la zona afectada y mejorar la función del músculo. Los estiramientos pueden ayudar a evitar que la tensión se acumule en la zona afectada y mejorar la flexibilidad. La fisioterapia también puede proporcionar técnicas de manejo del dolor para ayudar a aliviar el dolor agudo y crónico.
¿Qué es la tendinitis/bursitis del hombro?

¿Qué es la tendinitis/bursitis del hombro?

La bursitis y la tendinitis del hombro son causas comunes de dolor y rigidez del hombro. Indican una hinchazón (inflamación) de una zona concreta de la articulación del hombro.

La articulación del hombro se mantiene estable gracias a un grupo de músculos llamado manguito de los rotadores, así como al tendón del bíceps. Estos músculos y tendones mantienen el hueso de la parte superior del brazo (húmero) dentro de la cavidad del hombro (glenoidea). Cuando los tendones del manguito de los rotadores o el tendón del bíceps se inflaman e irritan, se denomina tendinitis del manguito de los rotadores y tendinitis bicipital.

En el espacio entre los tendones del manguito de los rotadores y la parte del hueso del omóplato que cuelga sobre estos tendones (el acromion) se encuentra una zona llamada bursa subacromial. La bursa es la que protege estos tendones. La bursitis subacromial se produce cuando la bursa se inflama.

Ambas condiciones (bursitis y tendinitis del hombro) pueden causar dolor y rigidez alrededor del hombro y pueden existir juntas.

¿Cuáles son las causas de la tendinitis del hombro?

¿Cuáles son las causas de la tendinitis del hombro?

La tendinitis del hombro se produce como resultado de lesiones deportivas, por el uso repetitivo o el uso excesivo de los tendones, o por una lesión repentina y más grave. Por ejemplo, los jugadores profesionales de béisbol, los nadadores, los tenistas y los golfistas son susceptibles de sufrir tendinitis en los hombros, los brazos y los codos. Una técnica inadecuada en cualquier deporte es una de las principales causas de sobrecarga en los tejidos, incluidos los tendones, que puede contribuir a la tendinitis.

Sin embargo, no es necesario ser un atleta profesional para desarrollar esta afección. Las personas con trabajos que requieren un trabajo por encima de la cabeza (como trabajos de montaje o una máquina de prensado por encima de la cabeza) o el levantamiento de objetos pesados corren el riesgo de sufrir tendinitis, pero cualquier persona puede desarrollar una tendinitis por el uso repetitivo de estos tendones. Un golpe directo en la zona del hombro o una caída sobre un brazo extendido también pueden causar tendinitis de hombro.

¿Cómo se trata la tendinitis del hombro?

¿Cómo se trata la tendinitis del hombro?

Los objetivos del tratamiento de la tendinitis del hombro incluyen la reducción del dolor y la inflamación, así como la preservación de la movilidad y la prevención de la discapacidad y la recurrencia. Los tratamientos pueden incluir una combinación de reposo, vendajes y uso de bolsas de hielo para lesiones recientes o graves. La aspirina, el naproxeno y el ibuprofeno se utilizan para reducir la inflamación. La fisioterapia, que incluye ejercicios de amplitud de movimiento, también forma parte del plan de tratamiento. Si el dolor es constante y lo suficientemente intenso, también puede administrarse una inyección de cortisona en el hombro para aliviar los síntomas.

La cirugía se considera si el manguito de los rotadores o el tendón del bíceps se han desgarrado parcial o totalmente y los síntomas no mejoran con otros tratamientos. La cirugía repara el tendón o los tendones dañados y elimina las bursas inflamadas que también pueden estar irritando el hombro.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para causar tendinitis de hombro?

  • El tratamiento de fisioterapia para la tendinitis de los isquiotibiales suele incluir ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, así como técnicas de masaje y terapia manual.
  • Los ejercicios de estiramiento ayudarán a aliviar la tensión en los isquiotibiales y a mejorar la flexibilidad de la articulación de la cadera.
  • Los ejercicios de fortalecimiento se centrarán en reforzar los músculos del muslo y la cadera para mejorar el soporte de la articulación de la cadera.
  • Las técnicas de masaje ayudarán a aliviar la tensión y la inflamación en los isquiotibiales.
  • La terapia manual puede incluir manipulaciones articulares y estiramientos para mejorar la movilidad de la articulación de la cadera.

¿Cómo se puede prevenir la tendinitis del hombro?

Dado que la mayoría de los casos de tendinitis del hombro están causados por el uso excesivo, el mejor tratamiento es la prevención. Es importante evitar o modificar las actividades que causan el problema. Deben corregirse las condiciones subyacentes, como una postura inadecuada o una mala técnica en el deporte o el trabajo.

Aplique estas reglas básicas al realizar actividades:

  • Tómelo con calma al principio y aumente gradualmente su nivel de actividad.
  • Utilice una fuerza limitada y repeticiones limitadas.
  • Deténgase si aparece un dolor inusual.

¿Cuándo debo llamar a mi médico por una tendinitis de hombro?

La mayoría de los casos de tendinitis del hombro desaparecen por sí solos con el tiempo. Dependiendo de la gravedad, la recuperación puede llevar de semanas a meses. Acuda al médico si experimenta un dolor que interfiere con sus actividades diarias normales o si tiene un dolor que no mejora a pesar de las medidas de autocuidado. Otras razones para acudir al médico son si tiene recidivas, o si tiene fiebre y la zona afectada por la tendinitis aparece roja o inflamada (hinchada, caliente). Estos signos y síntomas pueden indicar que tiene una infección.

Además, acuda a su médico si tiene otras condiciones médicas que puedan aumentar el riesgo de una infección, o si toma medicamentos que aumentan el riesgo de infección, como corticosteroides o inmunosupresores .