/images/i/patologias/tendinitis-de-los-extensores/tendinitis-de-los-extensores-que-es-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Tendinitis de los extensores: Qué es, causas y tratamiento con fisioterapia

La tendinitis de los extensores es una lesión temporal que no debería tener repercusiones a largo plazo en su salud o en su capacidad para trabajar o realizar las actividades que le gustan. No se apresure en su recuperación o podría causar un daño más grave a sus tendones.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la tendinitis de los extensores?

de la muñeca La fisioterapia puede ayudar a tratar la tendinitis de los extensores de la muñeca mediante la aplicación de calor o frío, la realización de ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, y la utilización de técnicas de masaje. El objetivo de la fisioterapia es mejorar la fuerza y la flexibilidad de los músculos y ligamentos de la muñeca, así como reducir el dolor y la inflamación.

Visión general

La tendinitis de los extensores provoca la inflamación de los tendones del dorso de las manos y de la parte superior de los pies.
¿Qué es la tendinitis de los extensores?

¿Qué es la tendinitis de los extensores?

La tendinitis de los extensores (a veces deletreada como tendinitis) es un tipo de tendinitis que afecta a los tendones del dorso de las manos y de la parte superior de los pies.

La tendinitis es una condición que se refiere a cualquier inflamación o irritación que afecta a sus tendones . La tendinitis de los extensores es la inflamación de los tendones extensores —, los tendones que le ayudan a enderezar los dedos de las manos, levantar los dedos de los pies, extender las muñecas hacia atrás y subir el tobillo.

La tendinitis de los extensores suele estar causada por movimientos repetitivos que generan irritación en los tendones a lo largo del tiempo y los sobrecargan con un mayor peso o tensión. Las causas más comunes son el uso de las manos o los pies para trabajar, como parte de un deporte que practica o de una actividad que realiza con frecuencia.

Al igual que otros tipos de tendinitis, la mejor manera de tratar la tendinitis de los extensores es evitar las actividades que te hacen sobrecargar los tendones y dar a tu cuerpo tiempo para descansar y recuperarse. También puede reducir los síntomas con tratamientos caseros, fisioterapia y terapia ocupacional y medicamentos de venta libre.

Consulte a su médico si los síntomas empeoran o no desaparecen al cabo de unos días. Visite a su especialista de inmediato si no puede usar las manos o los pies como lo hace habitualmente.

¿A quién afecta la tendinitis de los extensores?

La tendinitis de los extensores puede afectar a cualquiera. Sin embargo, es más probable que desarrolle una tendinitis de los extensores si su trabajo o una afición le obligan a utilizar las manos y los pies en movimientos repetitivos.

Las personas con ciertas condiciones de salud son más propensas a desarrollar tendinitis del extensor, incluyendo:

  • Enfermedades autoinmunes (como la (47)artritis reumatoide ).
  • Ciertos tipos de artritis (como la (156)gota ).
  • Personas con problemas en los pies, como la artrosis.
  • Personas con pies planos o arcos altos.

Las personas mayores de 40 años o cualquiera con tendones naturalmente tensos (inflexibles) son más propensas a desarrollar tendinitis también. Es más probable que desarrolle tendinitis si fuma o usa productos de tabaco.

¿Qué tan común es la tendinitis de los extensores?

La tendinitis es muy común. La tendinitis de los extensores es común entre las personas que utilizan las manos y los pies para trabajar o como parte de un deporte o afición.

¿Cómo afecta esta afección a mi cuerpo?

Utilizar los tendones mientras están irritados e inflamados puede hacer que sea doloroso o difícil realizar las actividades que forman parte de su rutina diaria.

Los tendones unen los músculos a los huesos. Son como cuerdas fuertes y flexibles. Los tendones extensores son un tipo específico de tendón en tus manos y pies. En las manos, ayudan a extender y enderezar los dedos. Los tendones extensores de los pies te ayudan a levantar los dedos y a levantar la parte delantera del pie del suelo.

Si tienes una tendinitis de los extensores, puede ser doloroso o difícil mover las manos o los pies, especialmente durante la actividad que causó la tendinitis.

Tendinitis de los extensores frente a fracturas por estrés

Tanto la tendinitis extensora como las fracturas por estrés pueden causar síntomas similares en la mano o el pie. Ambas pueden ser causadas por el uso repetitivo — o el uso excesivo . La diferencia entre una tendinitis de los extensores y una fractura por estrés es lo que se daña dentro de su cuerpo.

Si tiene una tendinitis de los extensores, uno de los tendones extensores que recorren la parte superior del pie o el dorso de la mano justo debajo de la piel está irritado o inflamado.

Una fractura por estrés es un tipo de fractura ósea . Los metacarpianos son los huesos de la mano que le dan su forma. En el pie, los metatarsianos son los cinco huesos que forman el arco del pie y unen la parte posterior del pie con los dedos. Una fractura por estrés puede empezar como una inflamación en lo más profundo del hueso y dar lugar a una pequeña grieta en estos huesos que se forma con el tiempo tras movimientos repetidos o una actividad intensa.

Acuda a su médico en cuanto note cualquier síntoma en las manos o los pies, independientemente de la causa.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis de los extensores?

Los síntomas de la tendinitis de los extensores incluyen

  • Dolor (ya sea a lo largo del tendón o en una zona alrededor del mismo).
  • Dolor que empeora al utilizar la mano o el pie.
  • Rigidez.
  • Hinchazón.
  • Decoloración o calor alrededor de un tendón.

Zonas del tendón extensor

El médico puede referirse a una zona — o compartimento — de la mano o el pie afectados por la tendinitis extensora. Estas zonas son secciones de las manos y los pies que ayudan a los médicos a explicar o clasificar las zonas en las que tienes problemas.

Son como los bordes de un mapa. Algunas de ellas siguen las líneas naturales de la mano o el pie, pero en general son límites que ayudan a dividir la mano o el pie en partes más pequeñas para explicar dónde se experimentan los síntomas.

Los médicos suelen dividir las manos de las personas en nueve zonas. Los pies tienen cuatro zonas.

¿Qué causa la tendinitis de los extensores?

¿Qué causa la tendinitis de los extensores?

La tendinitis de los extensores puede ser causada por cualquier cosa que le haga utilizar las manos o los pies en un movimiento repetitivo. Con el tiempo, el desgaste y la tensión normales se acumulan en los tendones extensores y causan irritación. Esa irritación hace que los tendones se hinchen (se inflamen). Esa inflamación es la que provoca el dolor y hace que los tendones no se muevan con la fluidez habitual.

Algunas de las actividades que pueden provocar una tendinitis extensora son

  • Cualquier trabajo que requiera estar de pie todo el día.
  • Jardinería o paisajismo.
  • Fregar.
  • Trabajar la madera.
  • Pintar.
  • Lesiones deportivas .
  • Las manos pueden desarrollar tendinitis de los extensores por movimientos repetidos, como escribir en un teclado.
  • Llevar un calzado que no se ajusta o es demasiado apretado puede irritar los tendones de los pies.

Ciertos tendones de la muñeca son más propensos a la tendinitis en el caso de las madres primerizas que levantan repetidamente a su bebé y le dan el pecho.

Es menos común, pero cualquier cosa que retuerza repentinamente la mano o el pie —, como agarrarse después de tropezar o resbalar y torcer el pie —, puede causar tendinitis de los extensores.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis del extensor?

Su especialista médico diagnosticará la tendinitis del extensor con un examen físico. Hablará con usted sobre sus síntomas y le examinará la mano o el pie.

Es posible que le palpen (presionen) la mano o el pie para comprobar si hay zonas de hinchazón y sensibilidad. También es posible que el médico le pida que realice determinados movimientos para evaluar la amplitud de movimiento, la fuerza y la intensidad del dolor.

También es posible que necesite pruebas de imagen si su especialista sospecha que su tendón se ha desgarrado o que tiene otros daños dentro de la mano o el pie. Las pruebas más comunes son:

  • Radiografías .
  • Musculoesquelético Ecografía (MSK-US).
  • TAC (tomografía computarizada) o resonancia magnética (RM) .
¿Cómo se trata la tendinitis de los extensores?

¿Cómo se trata la tendinitis de los extensores?

La tendinitis de los extensores suele tratarse con remedios caseros y medicamentos de venta libre.

Debería poder tratar la tendinitis de los extensores en casa siguiendo el método RICE:

  • Reposo : Evite la actividad que ha irritado sus tendones. No utilice en exceso la mano o el pie mientras se cura.
  • Hielo : Aplique una compresa fría en la mano o el pie durante 15 minutos seguidos, cuatro veces al día.
  • Compresión : Puedes envolver la zona dolorida con una venda elástica para ayudar a reducir la hinchazón.
  • Elevación : Eleve la mano o el pie por encima del nivel del corazón tan a menudo como pueda.

Los AINE de venta libre, como la aspirina o el ibuprofeno, pueden reducir el dolor y la inflamación. Hable con su especialista antes de tomar AINE por más de 10 días.

Si sus síntomas no mejoran en unas semanas, su especialista podría utilizar tratamientos adicionales, incluyendo:

  • Inyecciones de corticosteroides: Los corticosteroides disminuyen la inflamación y reducen el dolor.
  • Fisioterapia: La fisioterapia incluye ejercicios de amplitud de movimiento y estiramientos que pueden aliviar los síntomas y fortalecer la zona alrededor de los tendones irritados.

Es raro que se necesite cirugía para tratar la tendinitis de los extensores. Si sus síntomas no mejoran después de probar otros tratamientos, hable con su especialista.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la tendinitis de los extensores?

  • de la muñeca
  • Aplicación de hielo o compresas frías en la zona afectada para disminuir el dolor y la inflamación.
  • Reposo de la muñeca afectada.
  • uso de férulas o vendajes para inmovilizar la articulación y prevenir el movimiento excesivo.
  • Ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de los músculos de la muñeca y el antebrazo.
  • Terapia física para aumentar la movilidad y la fuerza de la muñeca.
  • Tratamientos alternativos, como la acupuntura o la terapia con láseres.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de la tendinitis del extensor?

El tiempo que tarde en sentirse mejor depende de lo irritados que estén los tendones. La mayoría de las personas empiezan a sentirse mejor en cuanto descansan la mano o el pie y se toman un descanso de cualquier actividad que irrite sus tendones extensores.

Los tendones pueden tardar desde unas semanas hasta unos meses en volver a la normalidad. Hable con su médico sobre el plazo de recuperación de su caso específico de tendinitis extensora.

¿Cómo puedo prevenir la tendinitis de los extensores?

Durante la práctica de deportes u otras actividades físicas:

  • Utilice el equipo de protección adecuado.
  • No “juegue con el dolor” si le duele la mano o el pie durante o después de la actividad física.
  • Deje que su cuerpo descanse y se recupere después de una actividad intensa.
  • Estira y calienta antes de practicar deporte o hacer ejercicio.
  • Enfríese y estire después de la actividad física.
  • Considere la posibilidad de usar mangas para la muñeca o el tobillo en el trabajo o durante la actividad física si nota que sus tendones están doloridos al final del día.

Siga estos consejos generales de seguridad para reducir el riesgo de sufrir una lesión:

  • Asegúrese de que su casa y su espacio de trabajo estén libres de desorden que puedan hacerle tropezar a usted o a otros.
  • Utilice siempre las herramientas o equipos adecuados en casa para alcanzar las cosas. No se ponga nunca de pie sobre sillas, mesas o encimeras.
  • Utilice su bastón o andador si tiene dificultades para caminar o tiene un mayor riesgo de caídas.

¿Qué puedo esperar si tengo una tendinitis de los extensores?

Debe esperar una recuperación completa de la tendinitis de los extensores. Se trata de una lesión temporal que no debería tener repercusiones a largo plazo en su salud o en su capacidad para trabajar o realizar las actividades que le gustan.

¿Debo faltar al trabajo o a la escuela con una tendinitis de los extensores?

Si puede realizar su trabajo o sus tareas escolares sin someter la mano o el pie lesionados a una tensión adicional, no debería tener que faltar al trabajo o a los estudios mientras se curan los tendones.

Si el trabajo que realizas o uno de tus pasatiempos te ha provocado una tendinitis de los extensores, es posible que tengas que apartarte de ellos mientras te recuperas.

¿Puedo caminar o correr con tendinitis de los extensores?

La mayoría de las personas pueden seguir caminando y moviéndose con una tendinitis de los extensores del pie. Sólo hay que asegurarse de dar tiempo al cuerpo para que se recupere después de moverse o caminar.

Hable con su médico antes de reanudar cualquier actividad física como correr o hacer ejercicio. Si reanuda cualquier actividad que suponga un esfuerzo para su tendón lesionado —, especialmente si esa actividad fue la causante de su tendinitis —, puede empeorar sus síntomas. También podrías causar más daño a tu tendón, lo que puede conducir a problemas más graves como un desgarro o una rotura de tendón.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Hable con su especialista médico si experimenta síntomas como dolor o hinchazón que empeoran después de unos días o si no puede mover la mano o el pie como suele hacerlo.

¿Cuándo debo ir a urgencias?

Acuda a urgencias si nota alguno de los siguientes síntomas

  • Dolor extremo.
  • Hinchazón que empeora.
  • Decoloración.
  • No puede mover la mano o el pie en absoluto.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

  • ¿Tengo tendinitis de los extensores u otra lesión?
  • ¿Qué tendones están lesionados?
  • ¿Cuánto tiempo tardará en curarse?
  • ¿Qué actividades debo evitar y durante cuánto tiempo?

El resumen de Infitema

La tendinitis de los extensores puede ser dolorosa y dificultar los movimientos diarios habituales. Si le das a tu cuerpo el tiempo que necesita para curarse, te asegurarás de no desarrollar un problema más grave.

Habla con tu especialista de servicios sobre las adaptaciones a las que podrías optar mientras te curas si tu lesión fue causada en el trabajo.