/images/i/patologias/tendinitis-de-los-isquiotibiales/tendinitis-de-los-isquiotibiales-sintomas-causas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Tendinitis de los isquiotibiales: Síntomas, causas y tratamiento con fisioterapia

La tendinitis de los isquiotibiales es una inflamación de los tendones de la parte posterior del muslo. Puede causar dolor o molestias, pero no suele ser grave. La mayoría de las personas encuentran alivio a la tendinitis de los isquiotibiales con unos pocos días de tratamiento con fisioterapia en casa.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la tendinitis de los isquiotibiales?

La fisioterapia puede ayudar a tratar la trombosis de la vena axilo-subclavia mediante el uso de técnicas de masaje para disolver el coágulo de sangre y mejorar la circulación. También se pueden utilizar técnicas de ejercicio para ayudar a prevenir la formación de nuevos coágulos de sangre y mejorar la circulación.
¿Qué es la tendinitis de los isquiotibiales?

¿Qué es la tendinitis de los isquiotibiales?

La tendinitis de los isquiotibiales es una inflamación de los tendones de la parte posterior del muslo. Los tendones son tejidos conectivos que unen los músculos a los huesos. Los tendones de los isquiotibiales unen los músculos de los isquiotibiales a los huesos de la pelvis, la rodilla y la parte inferior de la pierna.

La tendinitis de los isquiotibiales se produce cuando se utilizan o estiran en exceso los tendones. Es posible que sientas dolor o notes una hinchazón en la parte posterior del muslo. La mayoría de las personas con tendinitis de los isquiotibiales se recuperan en pocos días o semanas con reposo y tratamientos conservadores (no quirúrgicos).

¿Es la tendinitis de los isquiotibiales lo mismo que una rotura de tendones?

La tendinitis no es lo mismo que una rotura de tendones. Una rotura de tendón es una lesión grave que hace que el tendón se desprenda de los músculos isquiotibiales o de los huesos. Los desgarros tendinosos graves pueden requerir una intervención quirúrgica.

¿Es la tendinitis de los isquiotibiales lo mismo que una distensión de isquiotibiales?

Tanto las distensiones como las tendinitis afectan a los tendones . Pero una distensión suele producirse de forma repentina, cuando las fibras del tendón se estiran en exceso y desarrollan pequeños desgarros. La tendinitis tiende a desarrollarse gradualmente con el uso excesivo.

¿Quiénes padecen tendinitis de los isquiotibiales?

Los atletas o las personas que corren a gran velocidad (especialmente al arrancar y parar muy rápido) corren el mayor riesgo de padecer tendinitis de los isquiotibiales. Los velocistas, los vallistas, los bailarines y las personas que practican deportes de contacto como el fútbol, el baloncesto o el fútbol pueden desarrollar este tipo de lesión de los isquiotibiales . Los estudios sugieren que los atletas de entre 16 y 25 años tienen el mayor riesgo de sufrir lesiones en los isquiotibiales.

También corres el riesgo de sufrir una tendinitis de isquiotibiales u otras lesiones de isquiotibiales si

  • Eres un atleta joven que todavía está creciendo.
  • Es de raza negra.
  • Tiene más de 40 años.
  • Has tenido una lesión anterior en los isquiotibiales.
  • Tienes los cuádriceps (músculos de la parte delantera del muslo) inflexibles, lo que puede suponer un mayor esfuerzo para los músculos y tendones de la parte posterior del muslo.
  • Tener los músculos de los isquiotibiales débiles o tensos que no están bien acondicionados.
¿Qué causa la tendinitis de los isquiotibiales?

¿Qué causa la tendinitis de los isquiotibiales?

La tendinitis de los isquiotibiales suele ser el resultado de una tensión repetitiva en los tendones de la parte posterior del muslo. El uso excesivo puede hacer que las fibras del tendón se irriten e inflamen.

¿Cuáles son los síntomas de la tendinitis de los isquiotibiales?

Los síntomas de la tendinitis de los isquiotibiales pueden ser los siguientes

  • Dolor sordo alrededor de las nalgas, la parte posterior del muslo, la rodilla o la parte inferior de la pierna (similar a los síntomas de la (875)ciática ).
  • Rigidez en la pierna al caminar o al doblar la rodilla.
  • Dolor agudo si se estiran demasiado los músculos o tendones de los isquiotibiales.
  • Hinchazón, especialmente después de una lesión.
  • Hormigueo que va desde la parte baja de la espalda hasta la parte posterior de la pierna.
  • Debilidad en la parte posterior del muslo.

¿Cómo se diagnostica la tendinitis de los isquiotibiales?

El médico realiza un examen físico y comprueba la parte posterior del muslo. Puede presionar los músculos y los tendones para comprobar si hay sensibilidad o hinchazón. También puede pedirle que realice determinados movimientos, como doblar las piernas o levantarse de puntillas. Asegúrese de informar a su médico si siente dolor al caminar o al poner peso en la pierna.

La mayoría de las personas no necesitarán pruebas de imagen para una tendinitis leve que no cause un dolor intenso. Pero si el médico sospecha que se trata de una lesión más grave, como un desgarro del tendón, puede hacer una radiografía , una resonancia magnética , una tomografía computarizada o una ecografía .

¿Cómo se trata la tendinitis de los isquiotibiales?

¿Cómo se trata la tendinitis de los isquiotibiales?

La mayoría de las personas encuentran alivio a la tendinitis de los isquiotibiales tras unos días de tratamiento con el método R.I.C.E. (reposo, hielo, compresión y elevación). Puedes hacer R.I.C.E. en casa para minimizar el dolor y la hinchazón de los isquiotibiales:

  • Aplica una compresa fría o una bolsa de hielo en la parte posterior del muslo (no directamente en la piel) durante unos 20 minutos cada dos horas.
  • Evita cualquier actividad extenuante, como doblar la rodilla, subir escaleras o forzar los isquiotibiales.
  • Mantén la pierna elevada, de modo que la rodilla y el muslo estén por encima del nivel del corazón.
  • Utilice un vendaje o envoltura de compresión en el muslo si su especialista dice que es seguro hacerlo.

Su especialista también puede recomendar analgésicos para mantenerlo cómodo mientras descansa el tendón de la corva. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) de venta libre también pueden reducir el dolor y la inflamación.

Algunas personas pueden encontrar útil la fisioterapia mientras se recuperan de la tendinitis de los isquiotibiales. La fisioterapia puede ayudarle a recuperar la fuerza y la flexibilidad de la pierna.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la tendinitis de los isquiotibiales?

  • La fisioterapia para la trombosis de la vena axilo-subclavia implica el uso de ultrasonido para disolver el coágulo de sangre.
  • También se puede utilizar la terapia de electrochoque para disolver el coágulo de sangre.
  • Otro tratamiento que se puede utilizar es la terapia de compresión, que implica el uso de una faja para comprimir la zona afectada.
  • También se puede utilizar la terapia de drenaje linfático para tratar la trombosis de la vena axilo-subclavia.

¿Necesitaré cirugía para la tendinitis de los isquiotibiales?

La mayoría de las personas no necesitan cirugía para la tendinitis de los isquiotibiales. Si tiene un desgarro severo del tendón o el tendón se desprende del músculo o del hueso, podría necesitar tratamiento quirúrgico.

¿Cómo puedo prevenir la tendinitis de los isquiotibiales?

Algunos consejos para prevenir el dolor en los tendones de la corva son

  • Hacer un calentamiento ligero, como trotar en el lugar, antes de realizar una actividad extenuante.
  • Mantener los músculos de los isquiotibiales y de los cuádriceps fuertes y acondicionados para evitar que los tendones sufran una tensión adicional.
  • Descansa los tendones de los isquiotibiales entre los periodos de actividad física.
  • Estire los tendones de la parte posterior del muslo antes y después del ejercicio.
  • Mantenga un estilo de vida saludable no fumando ni consumiendo productos de tabaco, llevando una dieta saludable y manteniendo su peso bajo control.

¿Cuál es el pronóstico de las personas con tendinitis de los isquiotibiales?

Los tratamientos caseros ayudan a la mayoría de las personas a encontrar alivio del dolor de los tendones de la corva en unos pocos días o semanas. Algunas personas siguen teniendo una tendinitis crónica de los isquiotibiales si son deportistas o siguen realizando actividades físicas extenuantes. Después de tener una lesión en el tendón, es más probable que se vuelva a lesionar el tendón. Pregunte a su médico sobre las formas de prevenir una nueva lesión.

¿Cuándo debo consultar a mi médico sobre la tendinitis de los isquiotibiales?

Póngase en contacto con su médico si

  • No puede caminar ni poner peso en la pierna.
  • Tiene un dolor repentino e intenso en la pierna.
  • Pierde la sensibilidad en la parte baja de la espalda, las nalgas o la pierna.
  • Nota que su muslo parece abultado o deformado.
  • Observa una fuerte hinchazón o hematomas en la parte posterior del muslo.

El resumen de Infitema

La tendinitis de los isquiotibiales es una inflamación de los tendones de la parte posterior del muslo. Suele ser el resultado de un uso excesivo, pero también puede deberse a una lesión repentina en los isquiotibiales. Esta afección puede provocar dolor, molestias, rigidez o hinchazón en la pierna. Los tratamientos caseros incluyen R.I.C.E. y analgésicos. La tendinitis de los isquiotibiales suele desaparecer en pocos días.