/images/i/patologias/trastorno-de-conversion/trastorno-de-conversion-que-es-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Trastorno de conversión: Qué es, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

El trastorno de conversión es una afección en la que un problema de salud mental altera el funcionamiento del cerebro. Esto provoca síntomas físicos reales que la persona no puede controlar. Los síntomas pueden incluir convulsiones, debilidad o parálisis, o reducción de la información de uno o más sentidos (vista, sonido, etc.). Este trastorno suele ser tratable mediante diversos tipos de terapia.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el trastorno de conversión?

La fisioterapia puede ayudar a tratar la hipertonía en los bebés de varias maneras. Pueden utilizar técnicas de masaje para relajar los músculos tensos, así como estiramientos suaves para ayudar a aliviar la hipertonía. También pueden utilizar técnicas de estimulación para ayudar a los bebés a responder mejor a los estímulos externos.
¿Qué es el trastorno de conversión?

¿Qué es el trastorno de conversión?

El trastorno de síntomas neurológicos funcionales —, más conocido como “trastorno de conversión” —, es una condición de salud mental que provoca síntomas físicos. Los síntomas se producen porque tu cerebro “convierte” los efectos de un problema de salud mental en trastornos de tu cerebro o sistema nervioso. Los síntomas son reales, pero no coinciden con las condiciones reconocidas relacionadas con el cerebro.

Es importante saber que el trastorno de conversión es una condición de salud mental real. No se trata de fingir ni de buscar atención. No es algo que esté en la cabeza de una persona o que haya imaginado. Aunque se trata de un trastorno mental, los síntomas físicos siguen siendo reales. Una persona con trastorno de conversión no puede controlar los síntomas con sólo intentarlo o pensar en ello.

¿Cuál es la diferencia entre el trastorno de conversión y el trastorno de síntomas somáticos?

El trastorno de conversión y el trastorno de síntomas somáticos se incluyen en el mismo grupo de afecciones, trastornos de síntomas somáticos y afines, en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría ((456)DSM-5 ). Los expertos agrupan las dos afecciones porque hay un gran solapamiento entre ambas, y es posible tener las dos al mismo tiempo.

Con el trastorno de síntomas somáticos, tienes al menos un síntoma que perturba o interfiere gravemente en tu vida. Eso provoca lo siguiente:

  • Usted pasa mucho tiempo pensando en su(s) síntoma(s).
  • Se siente muy preocupado o ansioso por su(s) síntoma(s).
  • Dedicas una cantidad inusual de tiempo y esfuerzo al síntoma(s) de alguna manera.

La característica principal del trastorno de conversión es que tiene un síntoma (o varios síntomas) relacionado con el cerebro. Estos síntomas perturbadores le impiden funcionar como lo haría en circunstancias normales. Sin embargo, no tiene una condición neurológica (relacionada con el cerebro) que explique los síntomas.

¿A quién afecta?

El trastorno de conversión puede afectar a las personas durante toda su vida, incluso durante la infancia. Algunos síntomas son más probables a diferentes edades. Por ejemplo, el rango de edad medio para las convulsiones está entre los 20 y los 29 años, mientras que el rango de edad medio para otros síntomas relacionados con el movimiento está entre los 30 y los 39 años.

El trastorno de conversión también es mucho más probable en las mujeres y en las personas designadas como mujeres al nacer (DFAB). Las investigaciones disponibles muestran que al menos el doble de mujeres padecen el trastorno de conversión en comparación con los hombres o las personas designadas como hombres al nacer (DMAB).

¿Cómo de común es el trastorno de conversión?

El trastorno de conversión no es un problema común. Los expertos estiman que entre 4 y 12 personas de cada 100.000 reciben un diagnóstico de trastorno de conversión cada año.

¿Cómo afecta el trastorno de conversión a mi cuerpo?

El trastorno de conversión crea alteraciones en el cerebro que provocan síntomas físicos. La resonancia magnética funcional —, que permite a los expertos ver la actividad de tu cerebro —, permite ver los efectos del trastorno de conversión. Las personas que padecen un trastorno de conversión suelen tener menos actividad o una actividad inusual en partes de su cerebro relacionadas con sus síntomas. Esos cambios en la actividad cerebral no son algo que una persona pueda fingir.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno de conversión?

Los síntomas del trastorno de conversión pueden variar mucho en función de la parte del cerebro afectada. Algunos de los síntomas más comunes son

  • Convulsiones psicógenas no epilépticas (PNES) . Las convulsiones suelen producirse debido a condiciones o problemas con la estructura del cerebro o su funcionamiento. Las convulsiones psicógenas no epilépticas se producen debido a condiciones de salud mental ” significa “de origen de salud mental”).
  • Trastornos relacionados con los sentidos . El trastorno de conversión puede provocar problemas con los sentidos de la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto. Algunos ejemplos son la visión doble o en túnel, la pérdida de audición o el entumecimiento, y la incapacidad de sentir el contacto con la piel.
  • Dolor . Las personas con trastorno de conversión a menudo sienten dolor, a veces con otros síntomas y a veces por sí solo.
  • Tensión muscular inusual, espasmos , espasmos y temblores . Todo ello se debe a una alteración de la forma en que el cerebro controla los músculos.
  • Debilidad muscular o parálisis .
  • Problemas para tragar (disfagia) .
  • Mareos .
  • Desmayo o desmayo (síncope) .
  • Fatiga crónica o falta de energía .

Las personas con trastorno de conversión a menudo parecen no estar preocupadas por sus síntomas. Este fenómeno, “la belle indifference” ”), ocurre con mayor frecuencia en el trastorno de conversión. Sin embargo, no es necesariamente un síntoma y no ocurre en todos los casos de trastorno de conversión.

¿Cuáles son las causas del trastorno de conversión?

¿Cuáles son las causas del trastorno de conversión?

Los expertos no saben exactamente por qué se produce el trastorno de conversión. Sin embargo, saben que es más probable que ocurra junto con ciertas circunstancias y algunas condiciones médicas.

Las circunstancias más comunes que se observan en las personas con trastorno de conversión son:

  • Una historia de abuso en la infancia.
  • Tener otras enfermedades mentales, especialmente depresión o ansiedad .
  • Un acontecimiento reciente estresante o traumático.
  • Una condición de salud reciente o un evento que actúe como desencadenante del trastorno de conversión.

¿Es contagiosa?

El trastorno de conversión no es contagioso, por lo que no se puede contraer de otras personas ni contagiar a otros.

¿Cómo se diagnostica el trastorno de conversión?

Su especialista médico puede diagnosticar el trastorno de conversión mediante una combinación de exámenes físicos y neurológicos, pruebas de diagnóstico, exploraciones por imágenes y otros.

El diagnóstico del trastorno de conversión requiere los cuatro aspectos siguientes:

  • Tiene uno o más síntomas relacionados con el control del cerebro sobre el movimiento o los sentidos.
  • Sus síntomas no coinciden con las condiciones médicas reconocidas.
  • No hay ninguna otra explicación para tus síntomas, como otra enfermedad o problema de salud mental.
  • Los síntomas o problemas perturban tu vida, especialmente tu capacidad para trabajar, tener relaciones, etc.

Qué significa “inconsistente” con el trastorno de conversión

Una característica que define al trastorno de conversión es que sus síntomas son incoherentes con una condición médica reconocida. Su especialista médico tiene que buscar formas de que sus síntomas no sean consistentes con otras condiciones. Eso no significa que no te crean o que tus síntomas no sean reales. Significa que tiene que encontrar la incoherencia para diagnosticar el trastorno de conversión.

Encontrar una incoherencia puede no parecer algo bueno, pero en este caso, lo es. Encontrar incoherencias entre los síntomas y las afecciones conocidas significa que el médico puede descartar otros — problemas relacionados con el cerebro, a menudo más graves —.

¿Qué pruebas se harán para diagnosticar esta enfermedad?

Las pruebas que recomiende su especialista dependen en gran medida de los síntomas que tenga. En general, lo más probable es que se realicen pruebas de diagnóstico por imagen y neurológicas. Éstas incluyen:

  • Análisis de sangre (pueden buscar cualquier cosa, desde problemas del sistema inmunitario hasta toxinas y venenos, especialmente ciertos metales como el cobre).
  • Tomografía computarizada (TC) .
  • Electroencefalograma (EEG) .
  • Electromiograma .
  • Prueba de potenciales evocados .
  • Resonancia magnética (RM) .
¿Cómo se trata el trastorno de conversión y tiene cura?

¿Cómo se trata el trastorno de conversión y tiene cura?

El trastorno de conversión es una condición de salud mental que provoca síntomas físicos. Por ello, el tratamiento del componente de salud mental con alguna forma de psicoterapia (terapia de salud mental) suele ser el primer enfoque. También suele ser el enfoque más exitoso. Los tipos más comunes de psicoterapia incluyen:

  • Terapia cognitivo-conductual (TCC) . Este es el tipo de terapia más comúnmente recomendado. Los expertos también consideran que es la que tiene más probabilidades de funcionar.
  • Hipnoterapia . Suele ser la segunda opción de los tipos de terapia. Puede ser especialmente útil cuando los síntomas del trastorno de conversión afectan a la capacidad de hablar o a alguno de los sentidos.
  • Terapia de grupo o familiar . Las experiencias de terapia compartida pueden ayudar a las personas con trastorno de conversión. La terapia de grupo puede ayudar a las personas con esta afección a conectar con otras que tienen luchas similares. La terapia familiar puede ayudar a los seres queridos a entender la enfermedad y ofrecerles apoyo.

Otros tratamientos que pueden ayudar son

  • Terapia física . Los síntomas del trastorno de conversión pueden empezar por la salud mental, pero los efectos físicos siguen siendo reales. La fisioterapia puede ayudar a las personas con trastorno de conversión a recuperarse de los síntomas físicos o a adaptarse a ellos.
  • Medicación . Cuando el trastorno de conversión se produce junto con otras afecciones, como la depresión o la ansiedad, los medicamentos para esas afecciones pueden ayudar también a los síntomas del trastorno de conversión. Esto es especialmente cierto cuando el trastorno de conversión provoca síntomas de dolor, ya que los antidepresivos a menudo pueden afectar positivamente a los niveles de dolor.
  • Biorretroalimentación . La biorretroalimentación es un enfoque de medicina alternativa que enseña a las personas a cambiar el funcionamiento de su cuerpo. Es una terapia mente-cuerpo que puede mejorar su salud física y mental. Durante una sesión de biorretroalimentación, el médico utiliza equipos e instrumentos de control para medir las funciones del cuerpo. Basándose en la información de los instrumentos, su especialista sugiere cómo puede crear cambios fisiológicos. Con la educación y la práctica, puedes aprender a realizar esos cambios corporales sin necesidad de equipos.

Complicaciones/efectos secundarios de estos tratamientos

Las complicaciones y los efectos secundarios de los tratamientos para el trastorno de conversión, especialmente los medicamentos, dependen en gran medida de los propios tratamientos. Su especialista médico es la persona más indicada para informarle sobre los posibles síntomas y efectos secundarios que podría experimentar.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el trastorno de conversión?

  • El tratamiento de fisioterapia para la hipertonía en los bebés se centra en reducir la tensión muscular y mejorar la coordinación del movimiento.
  • Los ejercicios de fisioterapia se realizan con el bebé en una posición suelta y natural, y se centran en la estimulación del movimiento y la coordinación.
  • También se pueden utilizar técnicas de masaje para ayudar a relajar la tensión muscular y mejorar la circulación.
  • La fisioterapia también puede incluir la estimulación de los sentidos, como la música, para ayudar a los bebés a relajarse y coordinar sus movimientos.

¿Cómo cuidarme/gestionar los síntomas?

El trastorno de conversión es difícil de diagnosticar incluso para un profesional sanitario experimentado. Los síntomas del trastorno de conversión son muy difíciles de distinguir de otras enfermedades que afectan al cerebro. Algunos de los síntomas se parecen mucho a los que se producen en condiciones como el accidente cerebrovascular , que es una emergencia médica que pone en peligro la vida. Por ello, no debe intentar autodiagnosticarse o autotratarse esta enfermedad.

¿Cuándo me sentiré mejor después del tratamiento?

Dado que el trastorno de conversión es una condición de salud mental, el tiempo que se necesita para sentirse mejor y recuperarse depende de muchos factores diferentes. Su especialista médico es la persona más indicada para informarle sobre cuándo puede esperar ver cambios en su forma de sentirse.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de desarrollar un trastorno de conversión o prevenirlo?

El trastorno de conversión es una condición de salud mental que ocurre de manera impredecible. Por eso, no hay forma de prevenirlo o reducir el riesgo de desarrollarlo.

¿Qué puedo esperar si tengo un trastorno de conversión?

El trastorno de conversión es una enfermedad que puede tener efectos importantes en su vida, dependiendo de los síntomas que presente. Muchas personas que lo padecen experimentan síntomas graves que les impiden trabajar o realizar actividades que les gustan.

Muchas personas con trastorno de conversión también luchan con la forma en que se sienten sobre su condición y cómo los demás los tratan. Es habitual que las personas con trastorno de conversión sientan que nadie les cree o que la gente piensa que están fingiendo o mintiendo. A menudo, la sensación de que nadie les cree o las acusaciones de mentir —, especialmente cuando se trata de especialistas de atención médica —, hacen que las personas no busquen la atención que podría ayudarles.

¿Cuánto dura el trastorno de conversión?

El trastorno de conversión puede durar distintos periodos de tiempo, dependiendo de varios factores. Estos factores incluyen el momento en que se produce en la vida, la gravedad del trastorno y si se recibe o no atención para la enfermedad. Un caso agudo es aquel en el que los síntomas duran menos de seis meses. Un caso persistente es aquel en el que los síntomas duran más de seis meses.

En algunos casos, el trastorno de conversión es un problema temporal y de corta duración. Esto es más probable en los niños, pero también puede ocurrir con los adultos que reciben una atención eficaz y siguen las orientaciones de su especialista sobre el manejo de la afección.

Para otras personas, el trastorno de conversión puede ser un problema que dure años o el resto de su vida. Esto es más probable cuando una persona tiene síntomas graves, no busca atención o no sigue el tratamiento.

¿Cuál es el pronóstico del trastorno de conversión?

El trastorno de conversión no es una afección que ponga en peligro la vida ni sea directamente peligrosa. Sin embargo, puede afectar en gran medida a su salud mental y bienestar general. Las personas con trastorno de conversión suelen tener problemas graves que les impiden trabajar o participar en actividades agradables.

Las personas con trastorno de conversión tienen menos probabilidades de tener un buen resultado cuando ocurre lo siguiente

  • Si retrasan la búsqueda de atención médica.
  • Si se niegan a creer que tienen esta condición.
  • Si no tienen una buena relación y comunicación con su especialista médico.
  • Si no siguen el plan de tratamiento que les recomienda su especialista médico.

El mejor resultado del trastorno de conversión es una recuperación completa. A medida que la persona mejora su salud mental y su bienestar, las alteraciones en su cerebro deberían mejorar y hacerse menos perceptibles hasta que desaparezcan por completo.

¿Cómo me cuido?

Aunque puede parecer difícil entender cómo la salud mental puede causar síntomas físicos, es importante recordar que hay muchas otras condiciones en las que esto sucede. El estrés, la preocupación, la ansiedad y otras emociones negativas pueden empeorar afecciones como las úlceras de estómago, la presión arterial y los problemas cardíacos.

Si tienes un trastorno de conversión, lo mejor que puedes hacer es trabajar con tu especialista médico y seguir sus indicaciones sobre el tratamiento. A muchas personas les cuesta aceptar este diagnóstico, así que no estás solo si te sientes así.

Si te cuesta aceptar el diagnóstico, habla con tu especialista médico sobre tus preocupaciones. Una de las cosas más importantes que puede hacer para ayudarse a sí mismo es establecer una relación sólida con su especialista, en la que pueda comunicarse abierta y honestamente.

Otras cosas importantes que puede y debe hacer son

  • Acudir a su especialista según las recomendaciones.
  • Asistir y participar en las sesiones de terapia (incluyendo fisioterapia, psicoterapia, etc.).
  • Tomar los medicamentos, si los hay, tal y como se han prescrito.

El progreso es el progreso

La recuperación y la mejora de las condiciones de salud mental rara vez son una línea recta. Es habitual pasar por períodos en los que la recuperación es difícil. Incluso puede experimentar momentos en los que sus problemas o síntomas empeoran en lugar de mejorar. Esto es muy común y no es una señal de que estés fallando o de que tu situación sea desesperada.

Si siente que tiene dificultades en este sentido, debe decírselo a su especialista médico. Ellos pueden ofrecerte información desde una perspectiva médica sobre el camino hacia la recuperación. A menudo, también pueden recomendar estrategias o formas de ayudarse a sí mismo a superar estos obstáculos y momentos difíciles.

¿Cuándo debo ir a urgencias o recibir atención de urgencia?

Las personas con trastorno de conversión a menudo luchan con otros problemas de salud mental como la depresión y la ansiedad. También tienen un mayor riesgo de intentar suicidarse.

Debe recibir atención de emergencia si tiene pensamientos perturbadores de hacerse daño a sí mismo, incluyendo pensamientos de suicidio o de dañar a otros. Si tiene pensamientos de este tipo, puede llamar a cualquiera de los siguientes:

¿Cómo puedo ayudar a un ser querido que tiene un trastorno de conversión?

Si tiene un ser querido que padece un trastorno de conversión, su apoyo puede marcar una gran diferencia en su recuperación y en el resultado de su atención.

Aquí hay algunos consejos útiles para tener en cuenta “ y “NO”:

HACER:

  • Valóralos . El trastorno de conversión es una condición médica legítima. Las personas que lo padecen suelen sentir que los demás no les creen, una creencia que puede hacer que se resistan a buscar ayuda. Saber que alguien les cree puede ser un gran estímulo para que busquen atención.
  • Pregunta cómo puedes ayudar . Las personas con trastorno de conversión pueden sentirse muy aisladas y solas. Saber que alguien quiere ayudar puede suponer una gran diferencia. También puedes ayudar animándoles a seguir recibiendo atención, especialmente si tienen dificultades.
  • Esté abierto a aprender más sobre su condición y cómo apoyarlo . Es posible que el especialista de su ser querido quiera reunirse con usted para hablar de su enfermedad. Su ser querido o su especialista también podrían preguntarle si está dispuesto a participar en una sesión de terapia. Considere la posibilidad de asistir porque lo que aprenda podría ayudarle a apoyar mejor a su ser querido.

NO

  • NO le acuses de fingir . Acusar a alguien de fingir los síntomas del trastorno de conversión —, que es una afección verdadera y reconocida —, puede causar un dolor y un estrés extremos a su ser querido. Sólo un profesional sanitario capacitado que haya considerado todas las pruebas e investigado los síntomas a fondo debería hacer esa afirmación (y los profesionales sanitarios sólo deberían decirla si tienen suficientes pruebas que la respalden).
  • NO diga que todo está en su cabeza . Los efectos de su salud mental no se quedan sólo en la cabeza de una persona. Los investigadores y expertos han demostrado que los problemas de salud mental afectan a todo el cuerpo de una persona y pueden provocar fácilmente síntomas físicos, algunos de los cuales son graves y aterradores.
  • NO OLVIDES CUIDARTE . Como muchas otras enfermedades, el trastorno de conversión puede causar estrés a los seres queridos de las personas que lo padecen. No olvides cuidar tu propia salud y bienestar. No puedes apoyar a alguien de forma eficaz si tú estás luchando por mantenerte a flote.

El resumen de Infitema

El trastorno de síntomas neurológicos funcionales, más conocido como “trastorno de conversión,” es una condición en la que un problema de salud mental provoca síntomas físicos. Esta condición es real, y los síntomas no son algo que una persona pueda controlar. Desgraciadamente, muchas personas con esta afección sienten que los demás —, especialmente los profesionales médicos —, no les creen. Esto puede hacer que eviten la atención médica que podría ayudarles, lo que suele conducir a un empeoramiento de los síntomas.

Si tienes un trastorno de conversión o tu especialista médico te dice que lo sospecha, es común que te sientas asustado o preocupado por lo que eso significa. Si te sientes angustiado por esto o por si tu especialista te cree o no, es mejor que le cuentes a tu especialista esta preocupación. El trabajo de tu especialista no es juzgarte. Su trabajo es determinar lo que te ocurre, por qué te ocurre y luego intentar tratarlo. Si tu especialista conoce tus preocupaciones y temores, puede intentar tranquilizarte escuchándote y ofreciéndote apoyo, consejos o soluciones.