/images/i/patologias/vaginismo/vaginismo-dispareunia-causas-sintomas-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Vaginismo: Dispareunia, causas, síntomas, tratamiento con fisioterapia

El vaginismo es una tensión involuntaria de la vagina. Las personas lo experimentan al inicio de las relaciones sexuales, al introducir un tampón o al hacerse un examen pélvico. El vaginismo puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas (dispareunia). Los kegels, los dilatadores vaginales y la terapia cognitivo-conductual (TCC) pueden ayudar a relajar los músculos y detener los espasmos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el vaginismo?

La fisioterapia puede ayudar a tratar el vaginismo mediante la realización de ejercicios de estiramiento y relajación. Los ejercicios de estiramiento pueden ayudar a aumentar el tamaño del músculo pubococcígeo, que se encuentra en la base de la vagina. Esto puede ayudar a que la vagina se sienta menos apretada. Los ejercicios de relajación pueden ayudar a disminuir la ansiedad y el estrés, que pueden empeorar el vaginismo.
¿Qué es el vaginismo?

¿Qué es el vaginismo?

El vaginismo es la tensión o contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina. La vagina forma parte del sistema reproductor femenino . Conecta la parte inferior del útero (cuello uterino) con el exterior del cuerpo.

Estos espasmos musculares involuntarios se producen cuando algo — un pene, un dedo, un tampón o un instrumento médico — intenta penetrar en la vagina. Los espasmos pueden ser ligeramente molestos o muy dolorosos.

¿Qué frecuencia tiene el vaginismo?

Los expertos no saben cuántas personas tienen vaginismo. Muchas personas pueden sentirse demasiado avergonzadas como para hablar del problema con sus especialistas de atención médica.

¿Quién puede padecer vaginismo?

Los síntomas del vaginismo pueden aparecer al final de la adolescencia o al principio de la edad adulta, cuando la persona tiene relaciones sexuales por primera vez. La afección también puede producirse la primera vez que una persona intenta colocarse un tampón o se somete a un examen pélvico en la consulta de un profesional sanitario.

Algunas mujeres desarrollan el vaginismo más tarde. Puede ocurrir después de años sin ningún problema. Los espasmos o las molestias pueden producirse en cualquier momento de penetración vaginal. O puede tenerlos sólo en determinados momentos, como durante las relaciones sexuales o los exámenes pélvicos.

¿Qué causa el vaginismo?

¿Qué causa el vaginismo?

Los expertos sanitarios no saben por qué algunas personas sufren vaginismo. Puede causar problemas físicos, psicológicos y sexuales. Las infecciones de la vejiga, las ITU y las infecciones por hongos pueden empeorar el dolor del vaginismo.

Los factores que pueden contribuir al vaginismo son:

  • Trastornos de ansiedad .
  • Las lesiones del parto, como los desgarros vaginales .
  • Cirugía previa.
  • Miedo al sexo o sentimientos negativos sobre el sexo, quizás debido a abusos sexuales pasados, violaciones o traumas.

¿Qué afecciones son similares al vaginismo?

Estos problemas pueden causar síntomas similares al vaginismo:

  • Atrofia vaginal: La falta de estrógenos tras la menopausia hace que el revestimiento de la vagina sea más fino y seco ((619)atrofia vaginal ).
  • Vestibulitis vulvar (vestibulodinia provocada): Esta enfermedad provoca relaciones sexuales dolorosas (dispareunia). Las personas pueden tener dolor desde la penetración inicial y durante toda la experiencia.

¿Cuáles son los síntomas del vaginismo?

Los signos de vaginismo incluyen

  • Molestias o dolor durante la penetración vaginal.
  • Imposibilidad de mantener relaciones sexuales o de someterse a un examen pélvico debido a los espasmos o el dolor de los músculos vaginales.
  • Relaciones sexuales dolorosas.

Debes acudir a un médico si tienes relaciones sexuales dolorosas o dolor al insertar un tampón. Estas sensaciones no son normales.

¿Cómo se diagnostica el vaginismo?

El médico le preguntará sobre sus síntomas y su historial médico y sexual. Un examen pélvico puede ayudar a descartar otros problemas o confirmar la presencia de espasmos musculares. Su especialista puede aplicar una crema anestésica tópica en el exterior de la vagina antes del examen para que el proceso sea más cómodo para usted.

¿Cómo se controla o trata el vaginismo?

¿Cómo se controla o trata el vaginismo?

Los tratamientos del vaginismo se centran en reducir el reflejo de los músculos que hace que se tensen. Los tratamientos también abordan las ansiedades o temores que contribuyen al vaginismo.

Su profesional sanitario puede recomendarle uno o varios de estos tratamientos:

  • Terapia tópica: La lidocaína tópica o las cremas compuestas pueden ayudar con el dolor asociado a esta condición.
  • Fisioterapia del suelo pélvico: Un fisioterapeuta te enseñará a relajar los músculos del suelo pélvico.
  • Terapia con dilatadores vaginales: Los dilatadores vaginales son dispositivos con forma de tubo que vienen en varios tamaños. Su objetivo principal es estirar la vagina. Las personas con vaginismo utilizan dilatadores para sentirse más cómodas y menos sensibles a la penetración vaginal. El médico puede recomendar que se aplique primero una crema anestésica tópica en el exterior de la vagina para facilitar la inserción.
  • Terapia cognitivo-conductual (TCC): La TCC le ayuda a entender cómo sus pensamientos afectan a sus emociones y comportamientos. Es un tratamiento eficaz para la ansiedad, la depresión y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).
  • Terapia sexual: Los terapeutas sexuales formados trabajan con individuos y parejas para ayudarles a encontrar de nuevo el placer en sus relaciones sexuales.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el vaginismo?

  • La fisioterapia para el vaginismo suele abordarse de forma multidisciplinar, es decir, con el tratamiento médico, psicológico y fisioterapéutico coordinado.
  • La finalidad de la fisioterapia es facilitar el drenaje de la zona afectada, así como mejorar la elasticidad y la tonicidad del músculo pubococcígeo, que es el principal músculo que interviene en el vaginismo.
  • El tratamiento se realiza mediante técnicas de relajación y estiramientos, así como ejercicios de fortalecimiento del pubococcígeo.
  • La duración del tratamiento suele ser de unas 8-10 sesiones, aunque puede variar en función de la respuesta del paciente.

¿Cuáles son las complicaciones del vaginismo?

El vaginismo puede afectar a tu vida sexual y a tus relaciones de pareja. Puede afectar a tu salud mental, provocando un aumento de la ansiedad. Si estás intentando quedarte embarazada, el vaginismo puede dificultar la concepción.

¿Cómo puedo prevenir el vaginismo?

No sabemos cuál es la causa de que algunas personas desarrollen vaginismo. Tampoco se conoce ninguna forma de prevenirlo.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) para las personas con vaginismo?

Muchas personas con vaginismo dejan de experimentar el problema después del tratamiento. Pero el éxito del tratamiento lleva tiempo, así que tendrás que ser paciente. Recuerda que es posible tener interacciones sexuales satisfactorias y placenteras haciendo otras cosas que no desencadenen el vaginismo.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Debe llamar a su especialista médico si experimenta

  • Irritación o picor genital .
  • Relaciones sexuales dolorosas.
  • Dolor al orinar (disuria).
  • Flujo vaginal inusual o maloliente .
  • Enrojecimiento, dolor o hinchazón vaginal.

¿Qué preguntas debo hacer a mi médico?

Puede preguntar a su especialista médico:

  • ¿Por qué siento dolor con la penetración?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?
  • ¿Cómo puedo hacer que las relaciones sexuales sean más placenteras?
  • ¿Es probable que el vaginismo mejore o empeore con el tiempo?
  • ¿Me ayudará el apoyo de la salud mental, como el asesoramiento psicológico?

El resumen de Infitema

Si experimentas espasmos musculares o un dolor que hace que las relaciones sexuales sean incómodas o imposibles, no te avergüences de hablar con tu médico. No tienes por qué seguir sufriendo. Hay muchos problemas, como el vaginismo, que pueden provocar un coito doloroso. Casi todos estos problemas son tratables. Muchas personas ven mejoras significativas en su vida sexual y su salud mental después de los tratamientos de vaginismo.