/images/i/patologias/vejiga-hiperactiva/vejiga-hiperactiva-vh-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Vejiga hiperactiva (VH): Causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La vejiga hiperactiva es un conjunto de síntomas que pueden afectar a la frecuencia con la que se orina y a la urgencia. Entre las causas se encuentran los traumatismos abdominales, las infecciones, las lesiones nerviosas, los medicamentos y ciertos líquidos. El tratamiento con fisioterapia incluye la modificación de ciertos comportamientos, la medicación y la estimulación nerviosa.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la vejiga hiperactiva?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar la disquecia a través de tratamientos como la estimulación eléctrica, la terapia con láser y la terapia manual. También se pueden utilizar técnicas de movilización para ayudar a aliviar la rigidez y el dolor.
¿Qué es la vejiga hiperactiva?

¿Qué es la vejiga hiperactiva?

La vejiga hiperactiva (VH) es una combinación de síntomas que pueden hacer que se orine con más frecuencia, se tengan ganas incontrolables de orinar, se experimente incontinencia y se tenga que orinar por la noche.

¿A quién afecta la vejiga hiperactiva?

La vejiga hiperactiva es más frecuente en personas de 65 años o más. Las mujeres pueden padecerla a una edad más temprana, normalmente en torno a los 45 años.

¿Qué frecuencia tiene la vejiga hiperactiva?

La vejiga hiperactiva es frecuente. Afecta a 33 millones de adultos en Europa, lo que incluye hasta el 30% de los hombres y el 40% de las mujeres. Sin embargo, esta cifra puede ser mayor porque muchas personas se sienten avergonzadas y no buscan ayuda.

¿Cómo afecta la vejiga hiperactiva a mi cuerpo?

Los síntomas de vejiga hiperactiva pueden causar estrés y afectar a tu calidad de vida.

¿La vejiga hiperactiva desaparece?

No, la vejiga hiperactiva no desaparece por sí sola. Si no se trata la VH, los síntomas pueden empeorar, los músculos de la vejiga que ayudan a controlar el momento de orinar pueden debilitarse y los tejidos del suelo pélvico pueden adelgazar.

¿Cuáles son los síntomas de la vejiga hiperactiva?

La vejiga hiperactiva representa un conjunto de síntomas. Estos síntomas incluyen:

  • Urgencia urinaria . La urgencia urinaria es una necesidad repentina e incontrolable de orinar. Una vez que se siente la necesidad de orinar, se dispone de poco tiempo para llegar al baño.
  • Orinar con frecuencia . Una necesidad frecuente de orinar significa que tienes que ir al baño más a menudo de lo habitual.
  • Incontinencia de urgencia . La incontinencia de urgencia es una necesidad repentina e incontrolable de orinar, y es posible que se produzcan pérdidas de orina.
  • Nocturia . La nicturia es la necesidad de levantarse a orinar al menos dos veces cada noche.
¿Cuál es la principal causa de la vejiga hiperactiva?

¿Cuál es la principal causa de la vejiga hiperactiva?

Las afecciones o lesiones que afectan al músculo detrusor provocan la vejiga hiperactiva. El músculo detrusor es un conjunto de fibras musculares lisas situado en la pared de la vejiga. Estas afecciones pueden incluir:

  • Traumatismos abdominales . El embarazo y el parto pueden estirar y debilitar los músculos pélvicos. Los músculos pélvicos son los músculos y tejidos que sostienen los órganos de la parte inferior del abdomen. Su vejiga puede salirse de su posición normal si sus músculos pélvicos se debilitan.
  • Daños nerviosos . A veces el cuerpo envía señales al cerebro y a la vejiga para que orine en el momento equivocado. Ciertas enfermedades y traumatismos pueden provocar daños en los nervios, como la cirugía pélvica o de espalda, hernias discales , radioterapia , enfermedad de Parkinson , esclerosis múltiple o un accidente cerebrovascular .
  • Medicamentos, alcohol y cafeína . Todos ellos pueden entorpecer los nervios, lo que afecta a las señales que llegan al cerebro y hace que la vejiga se desborde. Los diuréticos y la cafeína pueden hacer que la vejiga se llene rápidamente y que se produzcan pérdidas.
  • Infección . Una infección, como una infección del tracto urinario (ITU), puede irritar los nervios de la vejiga y hacer que ésta se contraiga sin previo aviso.
  • Sobrepeso . El sobrepeso puede ejercer una presión adicional sobre la vejiga, lo que puede provocar incontinencia de urgencia.
  • Deficiencia de estrógenos después de la menopausia . Los cambios hormonales pueden provocar incontinencia de urgencia. La terapia de estrógenos sólo por vía vaginal puede ayudar.

¿Cómo se diagnostica la vejiga hiperactiva?

Un profesional sanitario puede diagnosticar la vejiga hiperactiva revisando sus síntomas y realizando una exploración física de los órganos que rodean la pelvis y el recto. Es posible que le hagan preguntas como las siguientes

  • ¿Cuáles son sus síntomas?
  • ¿Desde cuándo tiene estos síntomas?
  • ¿Tiene antecedentes familiares de vejiga hiperactiva?
  • ¿Qué medicamentos de venta libre y con receta toma?
  • ¿Qué tipo de líquidos toma durante el día?
  • ¿A qué hora del día bebe determinados líquidos?
  • ¿Qué come durante el día?

También pueden remitirle a un urólogo . Un urólogo es un médico especializado en enfermedades y afecciones que afectan al tracto urinario y al aparato reproductor.

¿Qué pruebas se realizan para diagnosticar la vejiga hiperactiva?

El médico puede solicitar pruebas para diagnosticar la vejiga hiperactiva. Estas pruebas pueden incluir:

  • Análisis de orina . Un análisis de orina examina los aspectos visuales, químicos y microscópicos de su orina. El médico buscará glóbulos rojos, glóbulos blancos y bacterias. Si hay alguno de ellos en la muestra de orina, es posible que tenga una infección que provoque OAB.
  • Pruebas urodinámicas . Las pruebas urodinámicas miden la cantidad de orina que queda en la vejiga después de ir al baño, la cantidad de orina, la rapidez con la que se orina y la presión que ejerce la vejiga al llenarse de orina.
  • Ecografía . Una ecografía es una prueba de imagen no invasiva que permite a un profesional de la salud echar un vistazo detallado a su vejiga.
  • Tomografía computarizada (TC) . Un TAC es una prueba de imagen no invasiva que produce imágenes en 3D de su vejiga.
  • Cistoscopia . Un profesional sanitario utiliza un instrumento especial (cistoscopio) para observar el interior de la vejiga desde la uretra. El médico suele utilizar un gel anestésico para que no sienta dolor en la uretra. En raras ocasiones, pueden utilizar anestesia general , para que no esté despierto, no se mueva y no sienta ningún dolor.

¿Cómo se soluciona la vejiga hiperactiva?

Existen diferentes tratamientos que pueden ayudar a solucionar la vejiga hiperactiva. Los tratamientos pueden incluir la modificación de ciertos comportamientos, la medicación y la estimulación nerviosa (neuromodulación).

¿Qué cambios de comportamiento puedo hacer para solucionar la vejiga hiperactiva?

Puedes hacer muchos cambios en tu comportamiento para ayudar a solucionar la vejiga hiperactiva. Entre ellos se encuentran los siguientes

Llevar un diario de la vejiga

Es posible que el profesional sanitario te pida que lleves un diario de la vejiga durante unos días. Anotar lo que ha ocurrido antes de tener un accidente puede ayudar al médico a determinar la causa de la vejiga hiperactiva. Utilizarás el diario de la vejiga para hacer un seguimiento de

  • Lo que bebe.
  • Cuánto bebe.
  • Lo que come.
  • La frecuencia con la que orina.
  • Cuándo y cuánto orina.
  • Con qué frecuencia siente una necesidad urgente de orinar.
  • Cuándo no pudo llegar al baño a tiempo.
  • Si hay algo que le haya hecho orinar, como toser, estornudar o reír.

Control de la dieta

Deje de comer o reduzca las bebidas o los alimentos que puedan provocar síntomas en la vejiga. Estos pueden ser:

  • Té.
  • El café.
  • El alcohol.
  • Refrescos con cafeína.
  • Frutas y zumos de frutas.
  • El chocolate.
  • Tomates y productos a base de tomate.
  • Alimentos y bebidas picantes y ácidas.
  • Alimentos y bebidas que contienen edulcorantes artificiales, como los refrescos dietéticos y algunos chicles.

Mantener la regularidad intestinal

El estreñimiento puede ejercer presión sobre la vejiga y afectar a su funcionamiento. Puede evitar el estreñimiento y reducir los síntomas de la vejiga manteniendo unos hábitos intestinales saludables. Lo siguiente puede ayudarle a mantener la regularidad intestinal:

  • Aumente su consumo de fibra. Incorpore a su dieta alimentos como judías, pasta, avena, cereales de salvado, pan integral, fruta fresca y verduras frescas.
  • Beba de dos a cuatro vasos más de agua cada día.
  • Haga ejercicio con regularidad.

Cómo controlar su peso

El sobrepeso puede ejercer presión sobre la vejiga, lo que puede contribuir a los problemas de control vesical. Mantener un peso saludable para ti puede reducir la presión sobre tu vejiga.

Deja de consumir productos del tabaco

Los cigarrillos y otros productos del tabaco pueden irritar el músculo de la vejiga. Los espasmos de tos debidos a la tos del fumador también pueden provocar pérdidas.

Reentrenamiento de la vejiga

Cuando se padece OAB, el cuerpo condiciona los músculos de la vejiga para que reaccionen de una manera determinada. Al reajustar los músculos de la vejiga, puedes aguantar mejor el pis.

El reentrenamiento de la vejiga le enseña a

  • Resistir la sensación de urgencia.
  • Retrasar las ganas de ir al baño.
  • Orinar según un horario en lugar de responder a la sensación de urgencia.

¿Cómo se restablece una vejiga hiperactiva?

Los siguientes pasos pueden ayudarte a restablecer la vejiga hiperactiva:

  • Empieza por tu intervalo de vaciado actual. Tu intervalo de vaciado es la frecuencia con la que orinas. Por ejemplo, si orinas cada hora de media, éste es tu intervalo de micción actual. Registra la frecuencia con la que orinas en tu diario de la vejiga para determinar tu intervalo de micción actual.
  • Una vez que hayas establecido tu intervalo de vaciado actual, intenta esperar unos minutos entre el momento en que sientes la necesidad de orinar y el momento en que vas al baño. Con el tiempo, aumente lentamente el tiempo que transcurre entre las micciones. Si tiene urgencia entre los intervalos de micción, respire profunda y lentamente por la boca. Imagínate en un entorno tranquilo o utiliza otra técnica de relajación hasta que se te pasen las ganas. Una vez que se le pasen las ganas, vaya al baño.
  • Al principio, vacíe la vejiga con regularidad durante todo el día y la noche. No esperes hasta el último momento. Por ejemplo, empieza por ir al baño cada dos horas. Si sigues estando seco después de dos horas, aumenta gradualmente el tiempo que pasa entre que vas al baño. Si estás mojado, disminuye el tiempo entre las idas al baño a una vez por hora. Si suele ir cada hora, intente aumentar el tiempo entre las visitas al baño a una hora y 15 minutos.
  • Una vez que pueda mantener su nuevo horario sin un accidente durante al menos una semana, intente aumentar el intervalo de micción en 15 minutos más. Continúe hasta alcanzar un horario que le haga sentirse cómodo. Intente conseguir un intervalo de micción de entre dos y cuatro horas.
  • Cumpla con su horario en la medida de lo posible.

¿Cómo puedo controlar los impulsos al restablecer la vejiga?

Controlar los impulsos es un paso clave para restablecer la vejiga. Las siguientes estrategias pueden ser útiles:

  • Deja de hacer lo que estás haciendo y quédate quieto. Ponte de pie en silencio o siéntate, si es posible. Permanece lo más quieto posible. Cuando estás quieta, es más fácil controlar tus impulsos.
  • Aprieta los músculos del suelo pélvico rápidamente varias veces ((364)Kegels ). No te relajes del todo entre cada Kegel.
  • Relaja el resto del cuerpo. Respira profundamente varias veces para liberar cualquier tensión.
  • Concéntrese en suprimir las ganas de orinar.
  • Espera a que las ganas desaparezcan.
  • Camina hacia el baño a un ritmo normal. No tengas prisa. Sigue apretando los músculos del suelo pélvico rápidamente mientras caminas.

La paciencia es importante. El reentrenamiento de la vejiga suele requerir al menos de seis a ocho semanas para ver los resultados. Habla con un profesional sanitario si tienes alguna duda o no estás contenta con tus progresos. Es posible que te recete medicamentos para que los tomes mientras restableces la vejiga para ayudarte a conseguir los mejores resultados.

¿Puede la estimulación nerviosa ayudar a la vejiga hiperactiva?

Sí, la estimulación nerviosa puede ayudar a mejorar la VHB. Los nervios ayudan a indicar al cerebro que la vejiga está llena. Al tratar los nervios, se puede mejorar el control de la vejiga.

La estimulación nerviosa es un tratamiento reversible. Los profesionales sanitarios sólo la recomiendan si otros tratamientos no funcionan.

Hay varios tipos de tratamientos de estimulación nerviosa. Entre ellos se encuentran:

Estimulación de los nervios sacros

La estimulación de los nervios sacros es una terapia que estimula eléctricamente los nervios que controlan la vejiga.

Un profesional sanitario le implantará un pequeño dispositivo denominado neurotransmisor bajo la piel, cerca de la zona superior de las nalgas (trasero). El neurotransmisor envía suaves impulsos eléctricos a través de un cable cerca del nervio sacro. El nervio sacro es un nervio situado en la parte baja de la espalda. Los impulsos le ayudan a controlar la vejiga.

La estimulación del nervio sacro puede reducir el número de veces que tienes que ir al baño o el número de veces que se te escapa el pis accidentalmente. En general, es muy eficaz. Además, es un procedimiento ambulatorio, por lo que puedes volver a casa después.

Estimulación percutánea del nervio tibial

La estimulación percutánea del nervio tibial envía pequeños impulsos nerviosos a una rama del nervio cerca del tobillo. Ayuda a estimular el control de la vejiga.

La estimulación percutánea del nervio tibial es un procedimiento ambulatorio. Muchas personas necesitan 12 sesiones semanales y después sesiones mensuales de mantenimiento.

Inyecciones de toxina botulínica

Botox es la marca de toxina botulínica más conocida. Un profesional sanitario inyecta Botox en la pared de la vejiga mediante un cistoscopio.

Esta terapia es muy eficaz, incluso para pacientes que no han respondido bien a otras terapias. Un pequeño número de personas puede tener retención urinaria temporal (dificultad para orinar) después de una inyección de Botox.

Las inyecciones de Botox desaparecen con el tiempo. La mayoría de las personas necesitan repetir las inyecciones cada seis meses.

¿Qué medicamentos se utilizan para tratar la vejiga hiperactiva?

¿Qué medicamentos se utilizan para tratar la vejiga hiperactiva?

A medida que se va reeducando la vejiga, el médico puede recetar medicamentos. Los medicamentos pueden ayudar a restablecer el funcionamiento normal de la vejiga. Los medicamentos que se recetan habitualmente para la vejiga hiperactiva son los siguientes

Medicamentos anticolinérgicos

Los medicamentos anticolinérgicos ayudan a controlar los espasmos musculares de la vejiga. Un especialista médico puede recetar:

  • Oxibutinina
  • Oxibutinina en gel
  • Tolterodina
  • Solifenacina
  • Fesoterodina
  • Darifenacina
  • Trospio (Sanctura

Medicación adrenérgica beta-3

Los medicamentos adrenérgicos beta-3 hacen que los músculos del detrusor de la vejiga se relajen para que la vejiga pueda almacenar más orina. Un especialista médico puede recetar:

  • Mirabegron
  • Vibegron

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la vejiga hiperactiva?

  • Aplicación de técnicas de masaje para aliviar la tensión muscular y la rigidez.
  • Estiramientos para aumentar la flexibilidad y la amplitud de movimiento.
  • Ejercicios para fortalecer los músculos y mejorar el control y la coordinación.
  • Aplicación de calor o frío para reducir la inflamación y el dolor.
  • Técnicas de respiración para ayudar a controlar el dolor y la ansiedad.

¿Cuándo me sentiré mejor después del tratamiento?

Los ejercicios del suelo pélvico y los cambios en su estilo de vida pueden tardar de seis a ocho semanas antes de que empiece a ver resultados.

Muchos medicamentos empiezan a relajar los músculos de la vejiga al cabo de unas horas. Sin embargo, pueden tardar hasta un mes en actuar plenamente.

El Botox debería empezar a funcionar al cabo de una o dos semanas.

La mayoría de las personas empiezan a ver una mejora después de seis tratamientos de estimulación nerviosa. Sin embargo, pueden necesitarse hasta 12 tratamientos para ver los resultados.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de padecer vejiga hiperactiva?

Los ajustes en el estilo de vida pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar una vejiga hiperactiva. Estos pueden ser:

  • Mantener un peso saludable para ti.
  • Consumir cafeína y alcohol con moderación.
  • Beber la cantidad adecuada de líquidos cada día. Un exceso de líquidos puede empeorar los síntomas, mientras que no beber lo suficiente puede irritar el revestimiento de la vejiga y aumentar la gravedad de los impulsos.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Realizar ejercicios de Kegel u otros ejercicios del suelo pélvico.
  • Controlar las afecciones que pueden causar la VAB, como la diabetes o las infecciones urinarias.

¿Qué puedo esperar si tengo vejiga hiperactiva?

Los síntomas de vejiga hiperactiva pueden causar un estrés considerable. El tratamiento puede ser difícil de manejar, y es posible que los síntomas nunca desaparezcan por completo. Pero muchas personas están satisfechas con el tratamiento que reciben y a menudo experimentan una notable mejora de su calidad de vida.

¿Cómo me cuido?

Si los tratamientos no le funcionan, o si está esperando a que surtan efecto, los productos para la incontinencia, como las compresas desechables o los pañales para adultos, pueden ayudarle a tomar el control y mejorar su calidad de vida.

Lo siguiente puede ayudar a aumentar tu comodidad y confianza si usas productos para la incontinencia:

  • Cambiar el producto con regularidad . Cambiar los absorbentes o los pañales para adultos después de una fuga ayuda a reducir los olores.
  • Aplica una pomada o loción de barrera . Utilizar una pomada o loción de barrera en la piel antes de usar productos para la incontinencia ayuda a prevenir la irritación de la piel por la exposición regular al pis.
  • Llevar ropa cómoda y holgada . Los productos para la incontinencia pueden ser voluminosos y hacer que te sientas cohibida. La ropa cómoda y holgada puede ayudar a ocultar los productos para la incontinencia, por lo que te preocupa menos que los demás se den cuenta de lo que llevas puesto.
  • Usa ropa más oscura . La ropa más oscura ayuda a ocultar cualquier fuga que pueda producirse.

¿Cuándo debo acudir a un profesional sanitario?

Acude a un profesional sanitario si experimentas cualquier síntoma de vejiga hiperactiva.

La vejiga hiperactiva relacionada con la edad puede desarrollarse gradualmente y empeorar lentamente con el tiempo. Si los síntomas aparecen de forma repentina y tiene muchas pérdidas, es posible que la vejiga hiperactiva sea un síntoma de otra enfermedad, como una infección o un problema neurológico. Lo mejor es que un médico compruebe estos síntomas lo antes posible.

¿Qué preguntas debo hacer a un profesional sanitario?

  • ¿Cómo sabe que tengo una vejiga hiperactiva?
  • ¿Cuál es la causa de mi vejiga hiperactiva?
  • ¿Cuál es el número normal de veces que debo orinar al día?
  • ¿Cuánto debo beber al día?
  • ¿Qué líquidos debo beber?
  • ¿Qué líquidos debo evitar beber?
  • ¿Qué alimentos debo comer?
  • ¿Qué alimentos debo evitar comer?
  • ¿Qué tratamientos me recomiendan?
  • ¿Tiene algún efecto secundario el tratamiento recomendado?
  • ¿Qué medicamentos me recomienda?
  • ¿Tienen algún efecto secundario los medicamentos recomendados?
  • ¿Hay algún otro cambio en el estilo de vida que pueda hacer?
  • ¿Puede recomendarme un grupo de apoyo para personas con vejiga hiperactiva?

El resumen de Infitema

La vejiga hiperactiva es una afección común que provoca cambios en los hábitos de baño, lo cual puede resultar embarazoso. A muchas personas les cuesta hablar con un profesional sanitario sobre sus síntomas. Sin embargo, los médicos pueden ayudar a responder a tus preguntas sin juzgarte. Pueden determinar la causa de su vejiga hiperactiva y trabajar con usted para desarrollar el mejor plan de tratamiento. Si tienes síntomas de vejiga hiperactiva, habla con un profesional sanitario para poder recuperar el control de tus hábitos de baño y mejorar tu calidad de vida.