/images/i/patologias/vertigo-cervical/vertigo-cervical-mareo-cervicogenico-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Vértigo cervical (mareo cervicogénico): Síntomas y tratamiento con fisioterapia

Las personas con vértigo cervical tienen tanto dolor de cuello como mareos. Otros síntomas son problemas de visión, náuseas y falta de coordinación. Esta afección puede deberse a varias causas, como la inflamación, los problemas articulares y los traumatismos. El vértigo cervical es una enfermedad tratable que suele desaparecer con fisioterapia y ejercicios del oído interno.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el vértigo cervical?

La fisioterapia puede ayudar al paciente a mejorar su equilibrio y a reducir el vértigo cervical mediante ejercicios específicos. Estos ejercicios pueden incluir: -Ejercicios de movilidad cervical para aumentar la amplitud de movimiento y la flexibilidad de los músculos del cuello. -Ejercicios de fortalecimiento para el cuello y la espalda para mejorar la estabilidad del cuello. -Ejercicios de equilibrio para mejorar el control del cuerpo y la coordinación. -Técnicas de relajación para ayudar al paciente a controlar el estrés y la ansiedad.
¿Qué es el vértigo cervical?

¿Qué es el vértigo cervical?

El vértigo cervical —, también llamado mareo cervicogénico —, es una afección que provoca tanto dolor de cuello como mareo . Está relacionado con ciertas afecciones del cuello. El vértigo cervical también puede producirse tras una lesión de la columna cervical. Aunque, en la mayoría de los casos, los síntomas no aparecen hasta meses o años después del traumatismo inicial.

Su columna cervical — o, su cuello — juega un papel clave en el equilibrio y la coordinación. Por lo tanto, cuando esta zona de la columna vertebral está inflamada, artrítica o lesionada, puede hacer que te sientas mareado, aturdido e inestable.

¿Cuál es la diferencia entre el vértigo y el vértigo cervical?

El vértigo se refiere a la sensación de dar vueltas, incluso cuando no te estás moviendo. El vértigo cervical es un tipo específico de vértigo en el que las sensaciones de mareo están relacionadas con una lesión o inflamación del cuello.

¿A quién afecta el vértigo cervical?

Cualquier persona puede padecer vértigo cervical. Pero la afección es mucho más común en personas con:

¿Cuáles son los síntomas del vértigo cervical?

Los síntomas del vértigo cervical varían de una persona a otra. Pueden incluir:

  • Vértigo.
  • Sensación de flotar.
  • Mareos.
  • Falta de coordinación o inestabilidad.
  • Problemas de equilibrio .
  • Cambios de postura.
  • Síntomas visuales, como movimientos oculares rápidos y fatiga visual.
  • Náuseas y vómitos .
  • Dolor o tensión en el cuello.
  • Dolores de cabeza .

A diferencia de otros tipos de vértigo, el vértigo cervical rara vez le hace sentir que está girando. En cambio, la mayoría de las personas describen una sensación de mareo o “flotación”.

Además, los síntomas del vértigo cervical se solapan con los de muchos trastornos vestibulares (del oído interno), entre ellos:

Por esta razón, su especialista médico deberá descartar otras condiciones antes de hacer un diagnóstico.

¿Qué causa el vértigo cervical?

¿Qué causa el vértigo cervical?

En cualquier momento en que la columna cervical desarrolle un problema o sufra una lesión, pueden producirse mareos y otros síntomas. Los expertos siguen investigando el vértigo cervical, pero las posibles causas son

  • Traumatismos en el cuello.
  • Artritis (espondilosis cervical).
  • Aterosclerosis en el cuello.
  • Enfermedad degenerativa del disco cervical.
  • Inflamación .
  • Las malas posturas.
  • Discos lesionados.
  • Problemas articulares.
  • Tensión muscular .

Independientemente de la causa del vértigo cervical, el estrés y la ansiedad pueden desencadenar sus síntomas.

¿Cómo se diagnostica el vértigo cervical?

Dado que el vértigo cervical puede imitar los síntomas de otras afecciones —, como el VPPB, el vértigo central y la neuritis vestibular —, su especialista médico deberá descartar otros problemas. Para ello, tendrá que realizar pruebas, que pueden incluir

  • Resonancia magnética (RM) .
  • Angiografía por resonancia magnética (ARM).
  • Radiografías de la columna vertebral .
  • Ecografía Doppler vertebral.
  • Angiografía vertebral .
  • Pruebas de potenciales evocados , que miden las vías de su sistema nervioso .
  • Batería de pruebas vestibulares para descartar afecciones del oído interno (vestibular).

¿Cómo se soluciona el vértigo cervical?

El tratamiento del vértigo cervical implica abordar la afección subyacente. Asegúrese de seguir las directrices específicas de su especialista médico. Además, puede recomendar fisioterapia, rehabilitación vestibular, medicación o una combinación de tratamientos.

Terapia física

Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a mejorar el equilibrio y la coordinación, así como la amplitud de movimiento del cuello. Un fisioterapeuta puede enseñarle una postura adecuada y ejercicios de estiramiento para reducir los síntomas. En algunos casos, el médico puede remitirle a un especialista para que le haga un ajuste quiropráctico del cuello y la columna vertebral.

Es importante señalar que la fisioterapia puede mejorar muchos de los síntomas del vértigo cervical, pero no puede eliminar los mareos. Por este motivo, el médico puede recomendar también la rehabilitación vestibular.

Rehabilitación vestibular

(La rehabilitación vestibular(3) abarca una serie de ejercicios diseñados para mejorar el equilibrio y reducir los mareos. Estos ejercicios para el vértigo cervical se adaptan a sus necesidades y pueden incluir el entrenamiento de:

  • Movimientos oculares.
  • Movimientos del cuello.
  • Equilibrio.
  • Caminar.

Su especialista médico puede enseñarle a realizar estos tratamientos para el vértigo cervical en casa.

Medicamentos

Los medicamentos también pueden formar parte de su plan de tratamiento del vértigo cervical. Estos medicamentos pueden incluir

  • Relajantes musculares para reducir la tensión del cuello.
  • Analgésicos para aliviar las molestias.
  • Medicamentos para reducir el vértigo.
¿Qué médico trata el vértigo cervical?

¿Qué médico trata el vértigo cervical?

El vértigo cervical suele ser tratado por un neurólogo — médico especializado en enfermedades del cerebro, la médula espinal y los nervios.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el vértigo cervical?

  • La fisioterapia para el vértigo cervical implica el uso de técnicas de movimiento y ejercicio para tratar los síntomas del vértigo.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a aliviar la tensión muscular y mejorar la circulación en el cuello.
  • También se pueden utilizar técnicas de manipulación y estiramiento para tratar el vértigo cervical.
  • La fisioterapia también puede incluir técnicas de relajación y manejo del estrés para ayudar a aliviar los síntomas del vértigo.

¿Puedo prevenir el vértigo cervical?

No siempre se puede prevenir el vértigo cervical, especialmente si es el resultado de un accidente de coche, una lesión deportiva u otro acontecimiento traumático. Sin embargo, los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a mantener fuertes los músculos del cuello. A su vez, esto puede disminuir la presión sobre los discos cervicales y reducir el riesgo de desarrollar vértigo cervical más adelante.

¿Qué puedo esperar si tengo vértigo cervical?

La mayoría de las veces, el vértigo cervical es bastante manejable. Pero el diagnóstico y el tratamiento adecuados son esenciales. Probablemente necesitará pruebas para descartar otras afecciones más graves.

Una vez establecido el diagnóstico, el médico le recomendará un tratamiento personalizado para aliviar los síntomas. Dependiendo de la causa y el alcance de su afección, puede necesitar fisioterapia, terapia vestibular (oído interno) o medicación.

¿Cuánto dura el vértigo cervical?

Los episodios de vértigo cervicogénico pueden durar entre varios minutos y varias horas. La afección en sí puede durar varios años, y las personas pueden experimentar reagudizaciones periódicas.

Tenga en cuenta que los síntomas del vértigo cervical pueden aparecer meses — o incluso años — después de un incidente traumático.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Si tiene dolor de cuello, mareos u otros síntomas de vértigo cervical, programe una visita con su especialista médico inmediatamente. Dado que los vértigos cervicogénicos pueden simular otras afecciones más graves, el diagnóstico y el tratamiento rápidos son fundamentales.

¿Qué preguntas debo hacer a mi especialista médico?

Si sospecha que puede tener vértigo cervical o un problema de salud relacionado, estas son algunas preguntas que debe hacer a su especialista médico:

  • ¿Cuál es la causa principal de mis síntomas?
  • ¿Puede haber otros factores que causen mis síntomas?
  • ¿Se trata de un problema a corto o largo plazo?
  • ¿Necesitaré pruebas?
  • ¿Qué pruebas necesitaré?
  • ¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un diagnóstico adecuado?
  • ¿Cuáles son mis opciones de tratamiento?
  • ¿Hay formas de controlar mis síntomas en casa?
  • ¿Podrían desaparecer mis síntomas sin tratamiento?

El resumen de Infitema

Los mareos y el dolor de cuello son síntomas molestos que pueden interferir en la vida cotidiana. Pero cuando se presentan juntos, pueden hacer que incluso las tareas más sencillas parezcan imposibles. Su médico puede determinar la causa del vértigo cervical y adaptar un plan de tratamiento para controlar sus síntomas. Con cuidado y diligencia, puede minimizar sus síntomas y mejorar enormemente su calidad de vida.