/images/i/patologias/vertigo-posicional-paroxistico-benigno-vppb/vertigo-posicional-paroxistico-benigno-vppb-tratamiento-sintomas-y-causas.png
< Volver a patologías

Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB): Tratamiento, síntomas y causas

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es un trastorno del oído interno. Una persona con VPPB experimenta una repentina sensación de giro cada vez que mueve la cabeza. El VPPB no es un signo de un problema grave. Si no desaparece por sí solo en un plazo de seis semanas, un sencillo procedimiento en la consulta puede ayudar a aliviar los síntomas.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el vértigo posicional paroxístico benigno (vppb)?

La fisioterapia puede ayudar a tratar el síncope mediante la corrección de la postura y la mejora del tono muscular. También se pueden utilizar técnicas de relajación específicas para ayudar a disminuir la ansiedad y el estrés, que pueden desencadenar un síncope. Los ejercicios de respiración profunda y el control de la respiración también pueden ayudar a tratar el síncope.

Visión general

El VPPB puede producirse cuando la otoconia (partículas de carbonato cálcico) del utrículo queda atrapada en los canales semicirculares del oído interno.
¿Qué es el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)?

¿Qué es el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)?

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es un trastorno común del oído interno. Con el VPPB, los cambios de posición de la cabeza —, como inclinar la cabeza hacia atrás o sentarse en la cama —, provocan un vértigo repentino (sensación de que la habitación da vueltas).

El VPPB no es un signo de un problema grave, y suele desaparecer por sí solo a los pocos días del primer episodio. (A algunas personas les puede llevar varias semanas.) Sin embargo, los síntomas del VPPB pueden ser muy aterradores y pueden ser peligrosos, especialmente en adultos mayores de 65 años. La inestabilidad del VPPB puede provocar caídas, que son una de las principales causas de fracturas .

¿A quién afecta el vértigo posicional paroxístico benigno?

El VPPB puede afectar a personas de todas las edades, pero es más frecuente en adultos mayores de 50 años. Aproximadamente la mitad de las personas de esta edad experimentan al menos un episodio de VPPB en su vida.

El VPPB puede afectar a los niños, pero es poco frecuente.

¿Cómo de común es el VPPB?

El vértigo posicional paroxístico benigno es el trastorno del oído interno más común. De hecho, aproximadamente el 20% de las personas que son evaluadas por mareos son diagnosticadas de VPPB.

¿El VPPB es permanente?

El VPPB suele desaparecer por sí solo. Sin embargo, hasta que se trata con éxito, puede volver a aparecer. En algunos casos, pasan meses — o incluso años — antes de que se produzca otro episodio.

¿Cuáles son los síntomas del vértigo posicional paroxístico benigno?

El vértigo es el principal síntoma del VPPB. Esta sensación de vértigo puede ir de leve a grave y puede durar segundos o hasta un minuto. Puede ir acompañada de otros síntomas de vértigo posicional paroxístico benigno, como:

  • Mareos .
  • Mareos.
  • Problemas de equilibrio .
  • Náuseas y vómitos .
  • Visión borrosa.
  • Nistagmo (movimientos oculares rápidos e involuntarios).

Aunque el VPPB suele afectar a un solo oído a la vez, puede llegar a afectar a ambos.

¿Qué desencadena el VPPB?

El VPPB se desencadena casi siempre por un cambio en la posición de la cabeza. Algunas personas pueden notar los síntomas al acostarse o sentarse en la cama. Otras pueden notar los síntomas cuando inclinan la cabeza hacia atrás o hacia un lado. Estos síntomas suelen empeorar con la edad debido al desgaste normal de las estructuras del oído interno.

En algunos casos, el VPPB puede ser un síntoma de otra afección del oído interno, como:

Además, el VPPB puede acompañar a las migrañas , o puede desarrollarse tras un acontecimiento traumático — como una caída, un accidente o una lesión deportiva.

¿Por qué los cambios de posición de la cabeza causan VPPB?

¿Por qué los cambios de posición de la cabeza causan VPPB?

El VPPB se desarrolla cuando las partículas de carbonato cálcico (otoconias) se desplazan hacia los canales semicirculares (estructuras del oído interno que controlan el equilibrio) y quedan atrapadas. Normalmente, las otoconias forman parte del utrículo, un órgano vestibular situado junto a los canales semicirculares.

En el utrículo, los otoconios pueden aflojarse debido a una lesión, una infección o la edad. Al cambiar la posición de la cabeza, las otoconias ruedan y empujan las diminutas estructuras pilosas (cilios) de los canales semicirculares. Estos cilios ayudan a transmitir la información sobre el equilibrio al cerebro. El vértigo se produce cuando los cilios son estimulados por las otoconias rodantes.

¿Cómo se diagnostica el vértigo posicional paroxístico benigno?

Su médico puede diagnosticar el VPPB durante una visita a la consulta. Le realizará un examen físico y le hará preguntas sobre sus síntomas y su historial médico.

¿Cuál es la forma más rápida de curar el VPPB?

Los tratamientos más eficaces del vértigo posicional paroxístico benigno incluyen ejercicios de fisioterapia. El objetivo de estos ejercicios es mover las partículas de carbonato de calcio fuera de los canales semicirculares y volver al utrículo. Aquí, las partículas se reabsorben más fácilmente y no causan síntomas molestos.

También puede tomar medicamentos contra el mareo para aliviar los síntomas. Sin embargo, no debe tomar estos medicamentos a largo plazo.

Ejercicios para el vértigo posicional paroxístico benigno: ¿Cómo funcionan?

Los ejercicios de VPPB — a veces denominados procedimientos de reposicionamiento de canaletas — suelen durar unos 15 minutos. El reposicionamiento de las partículas implica una serie de movimientos físicos que cambian la posición de la cabeza y el cuerpo. Estas acciones desplazan las otoconias fuera de los canales semicirculares y las devuelven a su ubicación correcta en el utrículo.

Un único procedimiento de reposicionamiento de las partículas es eficaz para tratar entre el 80% y el 90% de los casos de VPPB. Pueden ser necesarios ejercicios adicionales de VPPB si los síntomas continúan.

Su profesional sanitario puede realizar esta maniobra durante una visita a la consulta. También puede mostrarle cómo hacer estos ejercicios en casa para aliviar los síntomas del VPPB.

Mientras tanto, aquí tiene algunas instrucciones paso a paso para probar:

  • Paso 1 : Comience por sentarse en una cama o mesa. Gire la cabeza 45 grados hacia el oído afectado.
  • Paso 2 : Recuéstese rápidamente, manteniendo la cabeza girada hacia el oído afectado mientras se recuesta con la cabeza ligeramente sobre el borde de la cama o la mesa. Espere aproximadamente un minuto o hasta que deje de tener síntomas.
  • Paso 3 : Sin levantar la cabeza, gire rápidamente la cabeza en la dirección opuesta de modo que su “oído bueno” esté paralelo a — pero ligeramente por encima del borde de — la mesa o la cama. Espere aproximadamente un minuto o hasta que deje de tener síntomas.
  • Paso 4 : Gire sobre su lado. Siga girando la cabeza otros 90 grados en la misma dirección que en el paso 3, de modo que la nariz quede orientada hacia el suelo. Espere aproximadamente un minuto.
  • Paso 5 : Manteniendo la barbilla metida hacia el hombro, siéntese en la dirección en la que está su cuerpo. Siga las instrucciones de reposicionamiento posteriores a la aplicación de las partículas que le haya dado su profesional sanitario.

Posición derecha

Posición izquierda

¿Puede el VPPB desaparecer por sí solo?

Sí. En muchos casos, el VPPB desaparece por sí solo. Pero puede reaparecer. Si lo hace, su especialista médico puede indicarle cómo controlar los síntomas cuando se presenten.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de padecer VPPB?

No se puede prevenir el VPPB, pero se puede controlar con ejercicios de reposicionamiento de partículas. Para reducir el riesgo de sufrir un VPPB relacionado con un traumatismo, asegúrese de llevar un casco cuando monte en bicicleta, practique deportes de contacto o participe en otras actividades similares.

¿Qué puedo esperar si tengo vértigo posicional paroxístico benigno?

La buena noticia es que el VPPB no indica un problema de salud grave. Aun así, lidiar con sus síntomas puede ser aterrador y frustrante. Su especialista médico puede enseñarle a realizar ejercicios de VPPB en casa para que pueda controlar sus síntomas a la primera señal de problemas.

¿Cuánto dura el VPPB?

En la mayoría de los casos, un episodio de VPPB dura entre 1 y 2 minutos. Los síntomas pueden ser leves o pueden ser tan intensos que le hagan vomitar. Incluso puede perder el equilibrio cuando intente ponerse de pie o caminar.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Si ha sufrido un episodio de VPPB, concierte una cita con su médico. Éste puede mostrarle ejercicios de fisioterapia para reducir sus síntomas.

Si tiene mareos combinados con un fuerte dolor de cabeza , dolor en el pecho o un latido irregular del corazón, llame a emergencias inmediatamente.

El resumen de Infitema

El vértigo posicional paroxístico benigno no pone en peligro la vida, pero puede tener un impacto negativo importante en su calidad de vida. Si ha experimentado episodios repentinos de mareo, vértigo, problemas de equilibrio u otros síntomas relacionados con el VPPB, llame a su especialista médico. En la mayoría de los casos, los ejercicios de fisioterapia y los tratamientos caseros pueden mantener a raya sus síntomas.

Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB): Glosario de términos

  • Canales semicirculares : Estas estructuras actúan como un giroscopio, con canales situados en tres dimensiones: hacia arriba, hacia abajo y en horizontal. Juntos, los canales envían señales al cerebro sobre la rotación/posición de la cabeza (por ejemplo, cuando te agachas o giras).
  • Cúpula : Detecta el flujo de líquido dentro de los canales semicirculares. El flujo de fluido da a su cuerpo una sensación de movimiento.
  • Utrículo : Órgano situado en el oído interno que ayuda a controlar el equilibrio. El utrículo contiene células ciliadas cubiertas por otoconias. Las otoconias se balancean con la gravedad y envían señales al cerebro sobre la posición de la cabeza y el cuerpo (erguido, inclinado, etc.).
  • Otoconia : Pequeñas partículas de cristal de calcio que se desprenden del interior del utrículo (donde pueden disolverse) y pasan a los canales semicirculares (donde no pueden disolverse).
  • Cóclea : Órgano sensorial “de concha de caracol” del oído interno que traduce el sonido en impulsos nerviosos que se envían al cerebro.