/images/i/sintomas/calambres-musculares/calambres-musculares.png
< Volver a patologías

Calambres musculares

Los calambres musculares son contracciones musculares repentinas. También denominados espasmos musculares o caballos de batalla, los calambres musculares pueden ser un síntoma común de muchas cosas, como la tensión del ejercicio o una condición médica. Los calambres musculares suelen desaparecer sin tratamiento con fisioterapia y pueden cuidarse en casa.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con los calambres musculares?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor de los calambres musculares mediante la aplicación de técnicas de masaje y estiramiento. También pueden utilizarse electroterapia y ultrasonido para aliviar el dolor y la inflamación. A menudo se recomienda que las personas con calambres musculares hagan ejercicio regularmente y mantengan un buen nivel de hidratación para prevenir los calambres.
¿Qué es un calambre muscular?

¿Qué es un calambre muscular?

Un calambre muscular se produce cuando un músculo se contrae de forma repentina e incontrolada. Estos calambres, también denominados espasmos musculares o caballos de la calle, pueden producirse en uno o varios músculos a la vez. Pueden ser dolorosos, pero suelen durar entre unos segundos y 15 minutos.

Los calambres musculares pueden ser un síntoma de muchos problemas médicos diferentes. Suelen estar asociados a una distensión muscular, pero también pueden ser un signo de enfermedades como problemas de circulación y enfermedades hepáticas.

Los calambres musculares pueden interferir en las actividades diarias. Como suelen ocurrir por la noche, pueden afectar al sueño. En consecuencia, pueden reducir su calidad de vida. Pero en la mayoría de los casos, los calambres musculares no son graves.

¿A quiénes afectan los calambres musculares?

Los calambres musculares son muy comunes. Cualquiera puede sufrirlos, pero son más frecuentes en personas que son

  • Deportistas.
  • Ancianos.
  • Bebés.
  • Con sobrepeso.
  • Embarazadas.
¿Cuáles son las posibles causas de los calambres musculares?

¿Cuáles son las posibles causas de los calambres musculares?

Los médicos no siempre saben cuál es la causa de un calambre muscular. Cuando el médico no puede encontrar una causa específica, los calambres se denominan idiopáticos. En realidad, hay muchos trastornos médicos diferentes que pueden causar este síntoma. Las condiciones y circunstancias que pueden causar calambres musculares incluyen:

  • Envejecimiento: Con el tiempo, la pérdida de masa muscular puede suponer un mayor esfuerzo para los músculos. Estos cambios pueden provocar calambres musculares más frecuentes a medida que se envejece.
  • Deshidratación : La pérdida de líquidos corporales mientras se hace ejercicio (especialmente con temperaturas elevadas) puede provocar calambres musculares.
  • Hipotiroidismo : Tener una glándula tiroides menos activa de lo normal puede provocar calambres musculares.
  • Niveles bajos de electrolitos: Los niveles bajos de sustancias como el calcio o el potasio en la sangre pueden provocar calambres musculares.
  • Medicamentos: Tomar ciertos medicamentos, como la pseudoefedrina (un fármaco utilizado para tratar la congestión nasal) y las estatinas (medicamentos para tratar el colesterol alto), puede provocar calambres musculares involuntarios.
  • Trastornos nerviosos: En casos raros, problemas como un nervio pinzado o una lesión de la médula espinal pueden causar una compresión nerviosa (presión sobre los nervios), que puede provocar calambres musculares.
  • Esfuerzo físico: El uso excesivo de los músculos durante el ejercicio o las actividades extenuantes puede provocar calambres.
  • Embarazo: A menudo, las mujeres embarazadas experimentan calambres en las piernas debido a los bajos niveles de electrolitos, los cambios en la circulación y la presión sobre los nervios causada por el crecimiento del bebé.
  • Músculos tensos: La inactividad y la falta de estiramiento pueden hacer que los músculos se contraigan (aprieten) involuntariamente.

Los calambres musculares pueden producirse en cualquier músculo del cuerpo. Ocurren con más frecuencia en el:

  • Abdomen (barriga).
  • Los brazos.
  • Las manos.
  • Los pies.
  • Piernas.
  • Caja torácica.

¿Cómo se diagnostican los calambres musculares?

La mayoría de los calambres musculares no requieren una visita al médico. Si tiene calambres musculares frecuentes o graves, su médico puede investigar la causa con un examen físico.

Para buscar problemas musculares, el médico palpará y moverá las zonas en las que tiene calambres. Le preguntará sobre el trabajo y otras actividades que puedan desencadenar calambres musculares.

El médico también puede utilizar análisis de sangre y orina para averiguar la causa de los calambres musculares. Estas pruebas pueden identificar afecciones subyacentes, como enfermedades hepáticas o renales, que pueden causar calambres.

En raras ocasiones, el médico puede utilizar una prueba de imagen llamada RMN para ver si los problemas neurológicos (de los nervios) son la causa de los calambres en las piernas.

¿Cómo se controlan o tratan los calambres musculares?

¿Cómo se controlan o tratan los calambres musculares?

Los calambres musculares suelen desaparecer sin tratamiento médico. Puede aliviar el dolor asociado a la mayoría de los calambres musculares por su cuenta en casa.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para los calambres musculares?

  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la tensión muscular que causa el calambre.
  • El fisioterapeuta puede realizar una serie de ejercicios y técnicas de masaje para ayudar a relajar y estirar el músculo afectado.
  • También se pueden utilizar métodos como la terapia con calor o frío para ayudar a aliviar el dolor y la tensión muscular.
  • Se recomienda hacer ejercicio regularmente y estirar los músculos antes y después de hacer ejercicio para prevenir los calambres musculares.

¿Qué puedo hacer para prevenir o aliviar los calambres musculares?

Las medidas que puede tomar en casa para prevenir o aliviar los calambres musculares pueden ser

  • Aplicar calor o hielo al músculo.
  • Evitar el consumo de cafeína.
  • Beber mucha agua antes y durante el ejercicio.
  • Hacer ejercicio con regularidad para evitar calambres en las piernas por la noche .
  • Masajear suavemente el músculo acalambrado hasta que desaparezcan los calambres.
  • Dejar de realizar la actividad que ha provocado el calambre.
  • Estirar los músculos antes y después del ejercicio.

Si tienes calambres por la noche (calambres nocturnos), estirar por la noche antes de acostarte puede ser útil. Los estiramientos pueden evitar los calambres nocturnos.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Consulte a su médico si tiene calambres musculares lo suficientemente graves o frecuentes como para interferir en su calidad de vida o en su capacidad para dormir. Consulte también al médico si los calambres

  • Duran más de 10 minutos.
  • No mejoran ni siquiera con ejercicio, masajes y una buena hidratación.
  • Se producen después de haber entrado en contacto con un agente infeccioso o una toxina (como productos químicos o medicamentos).