/images/i/sintomas/dolor-de-cadera/dolor-de-cadera-causas-condiciones-comunes-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Dolor de cadera: causas, condiciones comunes y tratamiento con fisioterapia

El dolor de cadera es un síntoma de varias afecciones, como la artritis, las lesiones en la cadera (fracturas, desgarros del labrum y dislocación), la bursitis y las enfermedades infantiles. Los deportistas que mueven la cadera en todas las direcciones, como los bailarines y los gimnastas, son más propensos a lesionarse la cadera y tener dolor de cadera. Suele tratarse con reposo y fisioterapia.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el dolor de cadera?

La fisioterapia puede ayudar con el dolor de cadera de varias maneras. Pueden realizar terapias para reducir la inflamación y el dolor, así como para mejorar la fuerza y la flexibilidad. También pueden brindar orientación sobre cómo mejorar la postura y el movimiento para evitar que el dolor empeore.
¿Qué es el dolor de cadera?

¿Qué es el dolor de cadera?

El dolor de cadera puede producirse por artritis , lesiones o problemas en la cavidad de la cadera. Las personas de todas las edades pueden experimentar dolor de cadera, pero las personas mayores son más propensas a desarrollarlo debido a la artritis y a las fracturas óseas. Los bailarines, gimnastas y otros deportistas que mueven la cadera en todas las direcciones son más propensos a lesionarse la cadera, sobre todo por sobrecarga.

Dependiendo de la causa, el reposo, los antiinflamatorios y el hielo pueden ayudarle a sentirse mejor. Las lesiones más graves pueden requerir una reparación quirúrgica. Los médicos suelen utilizar la cirugía artroscópica mínimamente invasiva para reparar los tendones rotos o el labrum acetabular. Si el daño es grave, el médico puede recomendar una operación de sustitución de cadera.

¿Qué causa el dolor de cadera?

¿Qué causa el dolor de cadera?

Muchas afecciones y lesiones a lo largo de la vida pueden causar dolor de cadera. Algunas causas comunes de dolor de cadera pueden ser:

Artritis: Hay varios tipos de artritis que afectan a las caderas, como la artrosis , la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante . La artritis de cadera es frecuente. Provoca dolor e inflamación de las articulaciones. La artritis puede afectar a personas de todas las edades, pero las personas mayores son más propensas a padecerla.

Lesiones: El uso excesivo o los traumatismos pueden dañar los músculos, los huesos, los tendones (fibras resistentes que unen los músculos a los huesos) y los ligamentos (tejidos que conectan los huesos a otros huesos). Los deportistas que realizan movimientos repetitivos son especialmente propensos a las lesiones por uso excesivo. Las personas mayores son más propensas a romperse la cadera porque los huesos se vuelven más frágiles a medida que envejecemos. Algunos de los tipos de lesiones de cadera que se pueden sufrir son

Bursitis: Las bursas proporcionan amortiguación a nuestras articulaciones. Son sacos llenos de líquido que se encuentran en el interior de la cadera. Estos sacos de bursa pueden irritarse e hincharse a causa de una lesión, un uso excesivo o la artritis. Cuando esto ocurre, puede desarrollarse una condición dolorosa llamada bursitis .

Anomalías estructurales : La displasia del desarrollo de la cadera (DDH) puede afectar a los bebés. Cuando la cavidad de la cadera es demasiado poco profunda, la parte esférica de la articulación de la cadera no permanece en la cavidad. La DDH es hereditaria. Puede ser consecuencia de un parto de nalgas (cuando los pies del bebé salen primero). Si no se trata, la DDH puede causar dolor más adelante en la vida.

Enfermedad infantil: La enfermedad de Perthes (también conocida como enfermedad de Perthes de Legg Calvé) es una enfermedad rara de la cadera que afecta a niños de entre 6 y 10 años. La enfermedad de Perthes provoca una pérdida temporal de sangre en la bola del extremo del fémur (hueso del muslo). Como resultado, la bola ósea se rompe y cambia de forma. Con el tiempo, deja de encajar bien en la cavidad, lo que provoca dolor en la articulación de la cadera.

¿Cómo se trata el dolor de cadera?

¿Cómo se trata el dolor de cadera?

El tratamiento del dolor de cadera suele depender del grado de dolor y de la causa de las molestias. Las lesiones leves en músculos, tendones o bolsas suelen mejorar con reposo, hielo y antiinflamatorios. A menudo se puede seguir el método RICE—reposo, hielo, compresión y elevación. Esta forma de tratamiento puede realizarse en casa y a veces puede aliviar parte del dolor de cadera. Si es necesario, los médicos suelen reparar los tendones y los desgarros del labrum con una cirugía mínimamente invasiva. Las afecciones más graves de la cadera pueden requerir una artroplastia total de cadera .

El tratamiento de la artritis puede incluir medicamentos y fisioterapia. Los médicos suelen tratar la DDH y la enfermedad de Perthes con aparatos ortopédicos especiales, yesos y cabestrillos que mantienen la articulación en su sitio mientras la cadera se cura. Algunos niños pueden necesitar una reparación quirúrgica.

Independientemente de la causa del dolor, los ejercicios de fisioterapia pueden fortalecer los músculos de la cadera y aliviar las molestias.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el dolor de cadera?

  • La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor de cadera mediante la aplicación de calor o frío, así como también mediante la realización de ejercicios específicos.
  • Los ejercicios de fisioterapia pueden ayudar a fortalecer los músculos que rodean la cadera, lo que a su vez puede ayudar a aliviar el dolor.
  • La fisioterapia también puede ayudar a tratar cualquier desequilibrio muscular que pueda estar contribuyendo al dolor de cadera.
  • En algunos casos, se puede recomendar la utilización de un bastón o muletas durante el tratamiento de fisioterapia, para ayudar a aliviar el peso sobre la cadera.

¿Cuándo debo llamar al médico por mi dolor de cadera?

El dolor persistente de cadera puede ser un signo de artritis o de una lesión grave. Llame a su médico si tiene un dolor que persiste durante más de un par de días. Acuda al médico de inmediato si el dolor le dificulta caminar o moverse. Si le duele la cadera después de una caída o un accidente de coche, acuda al médico inmediatamente.

Si su hijo tiene dolor de cadera, acuda a su pediatra para descartar una DDH o una enfermedad de Perthes. Llame a su pediatra inmediatamente si su hijo tiene problemas para caminar o correr.