/images/i/sintomas/dolor-de-clitoris-clitorodinia/dolor-de-clitoris-causas-significado-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Dolor de clítoris: causas, significado y tratamiento con fisioterapia

El dolor de clítoris (o clitorodinia) se produce cuando el clítoris arde, pica o palpita debido a una lesión, infección o daño en la zona. La mayoría de las causas del dolor de clítoris son altamente tratables con medicamentos, fisioterapia o cambios en el estilo de vida.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor de clítoris mediante la aplicación de técnicas de masaje suaves y relajantes. También pueden utilizarse técnicas de estiramiento para aumentar la elasticidad de los tejidos y permitir un mejor flujo sanguíneo. En algunos casos, se pueden utilizar terapias de calor o frío para aliviar el dolor y la inflamación.
¿Qué es el dolor de clítoris?

¿Qué es el dolor de clítoris?

El dolor de clítoris suele producirse cuando el clítoris o la vulva (los genitales externos) se dañan o se lesionan. El clítoris es un órgano de placer que se encuentra en la parte delantera de la vagina y encima de la uretra (el orificio por el que se orina). Contiene miles de nervios sensoriales, algunos de los cuales se extienden más de 5 pulgadas dentro de tu cuerpo. Tocar y estimular el clítoris puede provocar una excitación sexual o un orgasmo .

Muchas mujeres o personas asignadas como mujeres al nacer (AFAB) experimentan dolor en el clítoris que empeora durante las relaciones sexuales o con actividades como caminar o montar en bicicleta. Las personas describen el dolor como un ardor, una punzada o un dolor. El médico puede diagnosticar la clitorodinia (el término médico para el dolor de clítoris) durante una exploración. La mayoría de los casos de dolor de clítoris son leves y tratables. Rara vez es un signo de una afección médica grave.

¿Cómo se siente el dolor de clítoris?

El clítoris es muy sensible porque contiene miles de nervios . El dolor de clítoris puede ser leve o intenso y producirse a diario o aparecer y desaparecer dependiendo de lo que estés haciendo. El tipo de dolor varía de una persona a otra, pero puede alterar tu vida cotidiana.

Algunas de las palabras utilizadas para describir el dolor de clítoris son

  • Picor o ardor.
  • Punzante o doloroso.
  • Picor.
  • Punzante o punzante.

A menudo, el dolor se siente en toda la región genital o en la pelvis.

Algunas actividades, como llevar ropa ajustada, orinar o ducharse, pueden empeorar el dolor. Hacer ejercicio, caminar o sentarse durante largos periodos de tiempo puede resultar difícil. Muchas personas con clitorodinia evitan las relaciones sexuales y experimentan problemas en sus relaciones íntimas.

Si el dolor de clítoris está causado por una infección, puedes tener síntomas como fiebre, escalofríos o dolores corporales. En raras ocasiones, es un signo de emergencia médica. Busca atención médica inmediata si tienes fiebre alta, aumento del ritmo cardíaco o dolor debilitante en el estómago, la pelvis o la parte baja de la espalda.

¿Cuáles son las causas del dolor de clítoris?

¿Cuáles son las causas del dolor de clítoris?

Hay muchas cosas que pueden causar dolor en el clítoris. Una de las más comunes son las perlas de queratina, que se producen cuando las secreciones normales de tu clítoris se convierten en una sustancia dura, parecida a la arena. Estas secreciones ayudan a que el capuchón del clítoris (el trozo de piel que lo rodea) se mueva libremente. Las perlas de queratina impiden que esto ocurra, lo que puede provocar un exceso de roce y fricción en tu clítoris.

Algunas de las otras causas de dolor de clítoris son:

  • Traumatismo sexual : Una lesión en la vagina por abuso sexual o sexo duro puede provocar dolor en el clítoris.
  • Infección vaginal : Las infecciones que afectan a la vagina, como las infecciones del tracto urinario (ITU), la vaginosis bacteriana (VB) o la infección por hongos .
  • Traumatismos en la zona : Los traumatismos en la zona no causados por las relaciones sexuales podrían incluir lesiones por parto vaginal o por cirugía.
  • Infecciones de transmisión sexual (ITS) : Muchas de las ITS más comunes podrían provocar dolor en el clítoris.
  • Erupciones u otras afecciones cutáneas : Afecciones como el liquen escleroso o el liquen plano pueden provocar dolor de clítoris.
  • Compresión nerviosa : Esto ocurre cuando los nervios que rodean el clítoris se mantienen bajo tensión o se tiran con fuerza.
  • Irritación de la piel : El clítoris puede irritarse fácilmente. Las sustancias químicas o los aromas de los jabones, las lociones o los productos de higiene personal pueden irritar los genitales externos.
  • Otras condiciones de salud : Ciertas condiciones médicas que afectan a su sistema nervioso central pueden causar dolor en el clítoris. Algunos ejemplos son la diabetes , la artritis y la esclerosis múltiple .

La vulvodinia es una afección similar que provoca dolor en los genitales externos. Su especialista médico puede diagnosticarle esta afección si no se encuentra ninguna causa para el dolor de clítoris.

¿Cómo se diagnostica el dolor de clítoris?

El profesional sanitario diagnostica el dolor de clítoris mediante un examen físico y el análisis de sus síntomas. Le hará preguntas sobre su dolor, su salud sexual y su historial médico. Durante el examen de la zona vulvar, puede pedirle que califique su dolor. Es posible que le tomen una muestra de líquido de la vagina para comprobar si hay alguna infección. A menudo, un sarpullido o cambios en la piel alrededor del clítoris es suficiente para diagnosticar una afección cutánea o una infección.

¿Cómo se trata el dolor de clítoris?

¿Cómo se trata el dolor de clítoris?

El tratamiento del dolor de clítoris depende de la causa. Algunos de los tratamientos pueden incluir:

  • Antibióticos para tratar infecciones, incluidas ciertas ITS y algunas erupciones cutáneas.
  • Antifúngicos para las infecciones por hongos y ciertas erupciones cutáneas.
  • Fisioterapia para los músculos del suelo pélvico .
  • Terapia y asesoramiento sexual.
  • Analgésicos como el paracetamol o el ibuprofeno.
  • Antidepresivos (medicamentos para la depresión y la ansiedad) para el dolor nervioso.
  • Anticonvulsivos (medicamentos que controlan las convulsiones) para el dolor nervioso.
  • Practicar sexo más suave o aplicar una compresa fría en la zona después del sexo.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • El dolor de clítoris es un trastorno del dolor vulvar crónico y recurrente que afecta al área del clítoris y/o alrededores.
  • La clitorodinia se caracteriza por un dolor intenso y constante en el clítoris, que puede ser agravado por la estimulación sexual o la manipulación del área.
  • El dolor puede ser de origen físico o psicológico, y el tratamiento debe abordar ambos aspectos.
  • El tratamiento físico de la clitorodinia puede incluir la terapia de masaje, la terapia física, la terapia ocupacional y/o la terapia del dolor.
  • El tratamiento psicológico de la clitorodinia puede incluir la terapia cognitivo-conductual, la terapia de grupo y/o la terapia individual.
  • El objetivo del tratamiento de la clitorodinia es mejorar el dolor y la calidad de vida de la paciente.

¿Cuándo debe un profesional sanitario tratar el dolor de clítoris?

Póngase en contacto con su especialista médico si tiene un dolor de clítoris de leve a moderado que no desaparece o que perturba su vida cotidiana. Su especialista examinará su zona vulvar y analizará sus síntomas, así como las posibles causas de los mismos.

Llame a su especialista inmediatamente si experimenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fiebre que dura más de tres días.
  • Flujo vaginal inusual o sangrado vaginal (no relacionado con la menstruación).
  • Dolor persistente e intenso en la vagina o en la región pélvica.
  • Dificultad para respirar, taquicardia o sensación de mareo.

El resumen de Infitema

El dolor de clítoris (o clitorodinia) puede alterar su vida diaria y hacer que cosas como ducharse, tener relaciones sexuales o caminar sean dolorosas. Si tiene esta afección, puede sentir ardor, picor o sensaciones dolorosas en la zona vulvar (zona vaginal externa). La mayoría de las causas del dolor de clítoris son altamente tratables. Las causas más comunes del dolor de clítoris son las infecciones, las lesiones y las afecciones de la piel. Su profesional sanitario puede diagnosticar el dolor de clítoris durante un examen y recomendarle el mejor tratamiento en función de sus síntomas.