/images/i/sintomas/dolor-pelvico/dolor-pelvico-causas-sintomas-tratamiento-con-fisioterapia-y-alivio.png
< Volver a patologías

Dolor pélvico: causas, síntomas, tratamiento con fisioterapia y alivio

El dolor pélvico puede producirse tanto en hombres como en mujeres y puede deberse a infecciones, anomalías en los órganos internos o dolor en los huesos de la pelvis. En las mujeres, el dolor pélvico puede estar relacionado con el sistema reproductor. El tratamiento con fisioterapia depende de la causa.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con el dolor pélvico?

crónico La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor pélvico crónico mediante la realización de ejercicios de estiramiento y de fortalecimiento de los músculos pélvicos. También se pueden utilizar técnicas de masaje para ayudar a aliviar el dolor y la tensión. La fisioterapia también puede ayudar a tratar otros problemas que puedan estar causando el dolor pélvico crónico, como la incontinencia urinaria o el estreñimiento.
¿Qué es el dolor pélvico?

¿Qué es el dolor pélvico?

Aunque el dolor pélvico suele referirse al dolor en la región de los órganos reproductores de la mujer, puede estar presente tanto en hombres como en mujeres y tener otras causas. El dolor pélvico puede ser un síntoma de infección o puede surgir de un dolor en el hueso pélvico o en órganos internos no reproductivos. Sin embargo, en las personas designadas como mujeres al nacer (DFAB), el dolor pélvico puede ser perfectamente un indicio de que puede haber un problema en alguno de los órganos reproductores de la zona pélvica (útero, ovarios, trompas de Falopio, cuello uterino y vagina).

¿Qué causa el dolor pélvico?

¿Qué causa el dolor pélvico?

Hay muchas razones por las que se puede desarrollar dolor pélvico. Las posibles causas del dolor pélvico, tanto en hombres como en mujeres, son las siguientes

  • Apendicitis .
  • Trastornos de la vejiga (como (166)infecciones del tracto urinario ).
  • Enfermedades de transmisión sexual .
  • Infección renal o cálculos renales .
  • Trastornos intestinales (como (327)diverticulitis o colitis).
  • Trastornos nerviosos (como los nervios pinzados de la columna vertebral).
  • Hernia .
  • Trastornos de la pelvis (como tensión y espasmos de los músculos pélvicos).
  • Rotura de huesos pélvicos.
  • Dolor psicógeno (dolor relacionado con el estrés o traumas psicológicos del pasado).

Las posibles causas de dolor pélvico en las personas designadas como mujeres al nacer (DFAB) incluyen:

  • Embarazo.
  • Embarazo ectópico .
  • Aborto espontáneo .
  • Enfermedad inflamatoria pélvica (EPI) .
  • Ovulación.
  • Cólicos menstruales.
  • Quistes ováricos u otros trastornos ováricos.
  • Fibromas uterinos .
  • Endometriosis .
  • Cáncer de cuello uterino .
  • Cáncer de útero .
  • Cáncer de ovario .

¿Cuáles son los síntomas relacionados con el dolor pélvico?

El dolor pélvico puede ir acompañado de otros síntomas o señales de alerta. Algunos de los síntomas de dolor pélvico más comunes son:

  • Hemorragia vaginal , manchado o flujo.
  • Dolor menstrual.
  • Disuria (dolor al orinar) .
  • Estreñimiento o diarrea .
  • Hinchazón o gases .
  • Hemorragia rectal (sangrado al hacer caca).
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Fiebre o escalofríos.
  • Dolor de cadera .
  • Dolor en la zona de la ingle.

¿Cómo se diagnostica el dolor pélvico?

Para diagnosticar la causa del dolor pélvico, el médico revisará sus síntomas y su historial médico. Un examen físico u otras pruebas también pueden ayudar a determinar la causa del dolor pélvico. Algunas herramientas de diagnóstico pueden ser

  • Análisis de sangre y orina.
  • Pruebas de embarazo en personas en edad reproductiva.
  • Cultivos vaginales o de pene para comprobar la existencia de enfermedades de transmisión sexual como gonorrea y clamidia .
  • Radiografías abdominales y pélvicas.
  • Laparoscopia (procedimiento que permite ver directamente las estructuras de la pelvis y el abdomen).
  • Histeroscopia (procedimiento para examinar el útero).
  • Muestra de heces para comprobar si hay signos de sangre en las cacas.
  • Endoscopia inferior (inserción de un tubo con luz para examinar el interior del recto y el colon).
  • Ecografía (prueba que utiliza ondas sonoras para proporcionar imágenes de los órganos internos).
  • TAC de abdomen y pelvis (exploración que utiliza rayos X y ordenadores para obtener imágenes transversales del cuerpo).
¿Cómo se trata el dolor pélvico?

¿Cómo se trata el dolor pélvico?

El tratamiento del dolor pélvico depende de varios factores, como la causa, la intensidad del dolor y la frecuencia del mismo. Los tratamientos habituales del dolor pélvico incluyen:

  • Medicina. A veces el dolor pélvico se trata con fármacos, incluyendo antibióticos , si es necesario.
  • Cirugía. Si el dolor es consecuencia de un problema en uno de los órganos pélvicos, el tratamiento puede consistir en una intervención quirúrgica u otros procedimientos.
  • Fisioterapia. El médico puede recomendar la fisioterapia para aliviar el dolor pélvico en algunos casos.

Vivir con dolor pélvico crónico puede ser estresante y molesto. Los estudios han demostrado que trabajar con un consejero, psicólogo o psiquiatra capacitado puede ser beneficioso en muchos casos. Su especialista médico puede ofrecerle más información sobre los distintos tratamientos para el dolor pélvico.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para el dolor pélvico?

  • La fisioterapia puede ser muy útil para tratar el dolor pélvico.
  • Los ejercicios de kegel y otras técnicas de relajación pueden ayudar a aliviar el dolor.
  • La terapia de masaje puede ser muy beneficiosa para tratar el dolor pélvico.
  • La terapia electroestimulación puede ser muy eficaz para tratar el dolor pélvico crónico.
  • La terapia física puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación en la zona pélvica.

¿Cómo puedo tratar el dolor pélvico en casa?

Si padece dolor pélvico crónico, hay algunas cosas que puede hacer para aliviar los síntomas en casa. Por ejemplo:

  • Tomar analgésicos de venta libre. Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno o el naproxeno sódico pueden ayudar a reducir la hinchazón que provoca el dolor pélvico. El paracetamol también puede aliviar los síntomas dolorosos.
  • Saca tiempo para hacer ejercicio. Aunque no tengas ganas de moverte, el ejercicio ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y puede ayudar a reducir las molestias.
  • Aplique calor. Coloque una almohadilla térmica o una compresa caliente sobre la zona, o tome un largo baño en una bañera caliente.
  • Deje de fumar . Los productos del tabaco pueden inflamar los nervios y causar dolor. Evitar estos hábitos puede ayudar a aliviar el dolor.
  • Toma suplementos. Si tus síntomas de dolor pélvico se deben a una carencia de vitaminas o minerales, los suplementos podrían ayudar a aliviar tus molestias. Habla con tu médico antes de incorporar suplementos a tu rutina diaria.
  • Practica ejercicios de relajación. El yoga, la atención plena o la meditación pueden ayudar a reducir el estrés y la tensión. Como resultado, el dolor crónico puede aliviarse.

¿Se puede prevenir el dolor pélvico?

El dolor pélvico no siempre puede prevenirse. Sin embargo, incorporar estas recomendaciones a tu vida diaria puede ayudarte a reducir el riesgo:

  • No te sobrecargues.Limita las actividades que requieran estar de pie o caminar durante mucho tiempo.
  • Coma más fibra. Esto es especialmente útil si su dolor pélvico se debe a la diverticulitis.
  • Haga ejercicio con regularidad. Mantenerse físicamente activo ayuda a mantener las articulaciones y los músculos en buen estado.
  • Estire los músculos. Caliente antes de hacer ejercicio para ayudar a reducir el riesgo de dolor pélvico.
  • Visite a su especialista médico con regularidad. Los exámenes rutinarios pueden ayudar a su equipo médico a detectar los problemas a tiempo antes de que empeoren.

¿Cuándo debe tratar el dolor pélvico un profesional sanitario?

Si tiene un dolor pélvico de aparición repentina, llame a su especialista médico de inmediato. También debe concertar una cita si el dolor pélvico es tan intenso que perturba su vida cotidiana.

¿De qué es un signo el dolor pélvico?

Aunque el dolor pélvico suele ser un síntoma de infecciones del tracto urinario o de problemas gastrointestinales, también puede indicar un problema en los órganos de la zona pélvica. Hay muchas razones por las que puede aparecer el dolor pélvico. Para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuados, concierte una cita con su profesional sanitario.

¿Cómo saber si el dolor pélvico es grave?

Aunque no todos los dolores pélvicos son graves, es importante buscar atención médica cuando los síntomas son graves. Debe acudir al servicio de urgencias más cercano si:

  • El dolor pélvico es agudo, intenso o repentino.
  • No puedes mantenerte en pie.
  • Hay sangre en la orina o la caca.
  • Tienes fiebre .
  • Estás embarazada o lo has estado en los últimos seis meses.

¿Cuándo debería preocuparme el dolor pélvico?

El dolor pélvico puede ser grave si sus síntomas se han desarrollado de forma repentina o si las molestias son graves. Si tiene un dolor pélvico que dura más de dos semanas, programe una cita con su especialista médico.

El resumen de Infitema

El dolor pélvico puede ser preocupante y, al ser un síntoma de muchas afecciones, puede ser especialmente frustrante. Su profesional sanitario puede ayudarle a determinar la causa de su dolor pélvico para que pueda recibir el tratamiento que necesita para sentirse mejor.