/images/i/sintomas/hemiplejia/hemiplejia-definicion-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Hemiplejia: Definición, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La hemiplejía es un síntoma que implica una parálisis unilateral. La hemiplejia afecta al lado derecho o al izquierdo del cuerpo. Se produce debido a lesiones y afecciones cerebrales o de la médula espinal. Dependiendo de la causa, la hemiplejía puede ser temporal o permanente. Algunas causas de hemiplejía son tratables o incluso reversibles con atención médica inmediata.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la hemiplejia?

La fisioterapia ayuda a mejorar la fuerza, el rango de movimiento y la coordinación de una persona con hemiplejia. Esto se puede lograr a través de ejercicios específicos, técnicas de manipulación y otros tratamientos. La fisioterapia también puede ayudar a minimizar la dolor y mejorar la calidad de vida.
¿Qué es la hemiplejía?

¿Qué es la hemiplejía?

La hemiplejia es una parálisis que afecta a un solo lado del cuerpo. Este síntoma suele ser un indicador clave de afecciones graves o potencialmente mortales, como un ictus, pero también puede ocurrir con afecciones y circunstancias que no son tan peligrosas.

La hemiplejía es una parálisis, lo que significa que no puedes mover ni controlar los músculos de la parte del cuerpo afectada. Esto puede provocar que los músculos queden completamente cojos. También puede provocar una hemiplejía espástica, un tipo de parálisis en la que los músculos se contraen sin control. La hemiplejia afecta al lado derecho del cuerpo (hemiplejia derecha) o al lado izquierdo (hemiplejia izquierda), siendo la columna vertebral la línea divisoria entre las dos mitades.

La hemiplejia puede afectar a la cara, el brazo y la pierna de un lado del cuerpo de diversas maneras: La parálisis puede no estar presente o no ser tan grave en estas tres zonas del cuerpo. Incluso hay algunas afecciones poco frecuentes que hacen que la hemiplejia aparezca y desaparezca, afectando a uno o a ambos lados del cuerpo.

Dependiendo de cómo y por qué se produzca, la hemiplejía puede ser tratable. En algunos casos, no es necesario ningún tratamiento, mientras que otros necesitan atención médica inmediata para revertir la causa de la hemiplejía.

IMPORTANTE : La hemiplejía es un signo clave de un accidente cerebrovascular, que es una emergencia médica que pone en peligro la vida. Para reconocer los síntomas de un ictus, recuerde pensar con rapidez:

  • La F es de cara . Pida a la persona que sonría. Busque una caída en uno o ambos lados de la cara, que es un signo de parálisis (hemiplejía facial) o debilidad muscular.
  • A es de brazo . Una persona que sufre un ictus suele tener debilidad muscular o parálisis en un lado. Pídale que levante los brazos. Si tienen una nueva debilidad o parálisis unilateral, un brazo se mantendrá más alto mientras que el otro se hundirá y caerá hacia abajo, o no se levantará en absoluto.
  • S es de habla . Los accidentes cerebrovasculares suelen hacer que la persona pierda la capacidad de hablar. Pueden arrastrar el habla o tener problemas para elegir las palabras adecuadas.
  • T es de tiempo . El tiempo es fundamental, así que no esperes para pedir ayuda. Si es posible, mire el reloj y recuerde cuándo empiezan los síntomas. Informar a un profesional sanitario sobre cuándo empezaron los síntomas puede ayudarle a saber qué opciones de tratamiento son las mejores.
¿Cuáles son las causas más comunes de la hemiplejía?

¿Cuáles son las causas más comunes de la hemiplejía?

La hemiplejia se produce por problemas que afectan al sistema nervioso central (SNC). Las dos partes que componen el sistema nervioso central son el cerebro y la médula espinal. Para entender las causas de la hemiplejia, es útil conocer un poco el funcionamiento del SNC.

Anatomía del sistema nervioso central

Una parte clave del funcionamiento del SNC es un concepto conocido como “decusación.” Este término proviene de “decussis,” la palabra latina para el número romano “X.” La decusación significa que los nervios de lados opuestos se cruzan entre sí (como una X) y cambian de lado. Esto ocurre en el tronco del encéfalo, justo encima de la conexión entre el cráneo y la columna vertebral.

La decusación es la razón por la que las afecciones de un lado del cerebro suelen afectar al lado opuesto del cuerpo. Los profesionales de la salud llaman a esto “hemiplejia contralateral,” que significa “parálisis del lado opuesto.” Cuando se tiene hemiplejia en el mismo lado, el término es “hemiplejia ipsilateral.”

Las únicas excepciones a la decusación se producen cuando los nervios afectados no pasan por la zona del tronco cerebral donde las fibras nerviosas cambian de lado. Por ello, la hemiplejia se produce de forma diferente según el lugar del SNC en el que se inicie el problema.

Afecciones que causan hemiplejia

Hay docenas de condiciones y circunstancias que pueden causar hemiplejia. Algunas de las causas más comunes son:

  • Accidentes cerebrovasculares o ataques isquémicos transitorios (AIT) .
  • Aneurismas y hemorragias dentro de su cerebro.
  • Conmociones cerebrales y lesiones cerebrales traumáticas (LCT) .
  • Lesiones de la médula espinal .
  • Lesiones sufridas durante el nacimiento o la primera infancia, que causan enfermedades como la parálisis cerebral hemipléjica .
  • Afecciones congénitas (que se tienen al nacer) como la hemiplejía alternante de la infancia.
  • Afecciones de parálisis facial como Parálisis de Bell .
  • Convulsiones y epilepsia .
  • Hemorragias entre el cerebro y sus capas externas ((214)hematomas subdurales o hemorragias subaracnoideas ) o entre el cráneo y la membrana externa del cerebro ((216)hematomas epidurales ).
  • Tumores cerebrales (incluidos los cánceres) .
  • Enfermedades del sistema nervioso, especialmente afecciones autoinmunes e inflamatorias, como la esclerosis múltiple o la leucoencefalopatía multifocal progresiva (LMP) .
  • Infecciones que afectan al sistema nervioso, como encefalitis , meningitis o síndrome de Ramsay Hunt .
  • Migrañas (cuando éstas implican hemiplejía, se conocen como migrañas hemipléjicas).
¿Cómo se trata la hemiplejía?

¿Cómo se trata la hemiplejía?

Los tratamientos de la hemiplejia dependen de la causa subyacente. Algunas de ellas son tratables o incluso curables. Otras pueden mejorar por sí solas. Por desgracia, muchas de estas afecciones causan daños permanentes en partes del sistema nervioso, como las lesiones de la médula espinal o los traumatismos cerebrales. En estos casos, la hemiplejía no desaparece, aunque puede mejorar en cierta medida.

Como hay tantas formas diferentes de tratar la hemiplejia, un profesional sanitario es la persona más indicada para informarle sobre los posibles tratamientos en su situación. Puede darte información que tenga en cuenta tu condición específica, tus circunstancias, tu historial de salud y mucho más.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la hemiplejia?

  • Fisioterapia puede ayudar a mejorar la movilidad y la función del lado afectado del cuerpo.
  • Puede ayudar a reducir el dolor y la hinchazón.
  • Puede ayudar a mejorar la coordinación y la fuerza muscular.
  • Puede ayudar a mejorar la circulación.
  • Puede ayudar a prevenir y mejorar las complicaciones relacionadas con la hemiplejía.

¿Qué puedo hacer en casa para tratar la hemiplejia?

La hemiplejia es un síntoma clave del ictus, que es una emergencia médica que pone en peligro la vida. Por ello, no debe intentar autodiagnosticarse ni autotratarse.

Una excepción a esto es una condición en la que la hemiplejía puede ocurrir temporalmente, como las migrañas, o si tienes una hemiplejía permanente por otra causa no mortal. En cualquiera de estos casos, hable con su médico sobre su enfermedad y sus síntomas. Ellos pueden indicarle cuándo la hemiplejía es un signo de que debe buscar atención médica inmediatamente.

¿Cómo se puede prevenir la hemiplejia?

La hemiplejia suele producirse de forma imprevisible. Por eso, no hay forma de prevenirla del todo. Sin embargo, puede reducir el riesgo de padecerla evitando las condiciones o circunstancias que pueden causar la hemiplejía. Algunas medidas que puedes tomar son:

  • Sigue una dieta equilibrada y mantén un peso saludable para ti . Muchas afecciones relacionadas con tu salud circulatoria y cardíaca, especialmente los accidentes cerebrovasculares, pueden causar daños cerebrales que conducen a la hemiplejia. La prevención de los accidentes cerebrovasculares y otras afecciones similares es una forma clave de reducir el riesgo de desarrollar una hemiplejia.
  • Controle su estado de salud . Las afecciones crónicas como la diabetes de tipo 2 , la hipertensión y la epilepsia pueden aumentar el riesgo de sufrir afecciones o lesiones que podrían causar hemiplejia. El control de estas enfermedades es esencial para reducir el riesgo de desarrollar este síntoma. También es crucial controlar las afecciones que pueden causar un daño progresivo en el cerebro o la médula espinal con el tiempo, como la esclerosis múltiple.
  • No ignore las infecciones . Las infecciones, especialmente las que afectan a los ojos y los oídos, pueden causar hemiplejía si se extienden al cerebro. Recibir un tratamiento rápido para las infecciones — y luego seguir las pautas de tratamiento lo más estrictamente posible — puede reducir el riesgo de que esto ocurra.
  • Utilice equipo de seguridad . Los equipos de protección, especialmente los cascos y los dispositivos de seguridad (como los cinturones de seguridad), pueden ayudarte a evitar lesiones en la cabeza, el cuello y la espalda que podrían provocar una hemiplejia.

¿Son útiles la rehabilitación y el ejercicio para tratar la hemiplejia?

Cuando la hemiplejia no es temporal, los profesionales sanitarios suelen recomendar la rehabilitación además de otros tratamientos. La rehabilitación puede tener lugar en un hospital (rehabilitación para pacientes internos), en una clínica o consultorio (rehabilitación para pacientes externos) o en casa. La rehabilitación suele incluir:

  • Fisioterapia : Centrada en el funcionamiento de las piernas, la bipedestación, la marcha y el equilibrio.
  • Terapia ocupacional : Centrada en la función de los brazos/manos y otras actividades de la vida diaria.
  • Prescripción de equipos , para mejorar la seguridad y la capacidad de funcionar dentro y fuera de su casa.
  • Gestión de los síntomas asociados a la hemiplejia , como la espasticidad y la depresión.
  • Orientación y recursos para afrontar las consecuencias de la hemiplejia , por ejemplo, la vuelta al trabajo o la solicitud de prestaciones por discapacidad.

Hay muchas pruebas de que el ejercicio ayuda a optimizar la salud y la capacidad de funcionamiento después de una hemiplejia. Hacer ejercicio puede ser más difícil con la hemiplejia. Por ello, los terapeutas de rehabilitación suelen desarrollar programas de ejercicio adaptados a las necesidades y capacidades de la persona.

¿Cuándo debo acudir a un médico o profesional sanitario?

La hemiplejia es casi siempre una razón para ver a un especialista médico lo antes posible. La única excepción es si sabe que padece una enfermedad que provoca hemiplejía (como las migrañas hemipléjicas) y su especialista de asistencia sanitaria le aconseja cómo vigilar y reaccionar ante este síntoma.

¿Cuál es la diferencia entre hemiplejia y hemiparesia?

La hemiplejia y la hemiparesia se parecen en que describen la debilidad de un lado del cuerpo, y están causadas por las mismas afecciones y lesiones. Por lo general, la hemiplejia se refiere a la parálisis completa, mientras que la hemiparesia se refiere a la debilidad parcial.

El resumen de Infitema

La hemiplejia es un síntoma que provoca la parálisis de un lado — izquierdo o derecho del cuerpo. Dado que es un síntoma clave de un accidente cerebrovascular, la hemiplejía es casi siempre un motivo para buscar atención médica inmediata (a menos que tenga una enfermedad diagnosticada que cause hemiplejía y su especialista médico le diga que la atención de emergencia no es necesaria).

La hemiplejía puede ser a menudo aterradora o alarmante, especialmente si se produce de forma inesperada. Sin embargo, la causa más común de la hemiplejía, el ictus, suele ser reversible si la persona recibe atención médica inmediatamente. Muchas otras causas de hemiplejía también son tratables o reversibles, por lo que es importante no retrasar la atención médica si la padeces.