/images/i/sintomas/hiperalgesia/hiperalgesia-que-es-causas-sintomas-y-tratamiento-con-fisioterapia.png
< Volver a patologías

Hiperalgesia: Qué es, causas, síntomas y tratamiento con fisioterapia

La hiperalgesia es un síntoma en el que se siente dolor en situaciones en las que sentirlo es normal, pero el dolor es mucho más intenso. Ocurre debido a interrupciones en los procesos de dolor de su cuerpo. Esto puede ocurrir comúnmente con las quemaduras y muchas otras lesiones y condiciones. Suele ser tratable, con muchos métodos y enfoques de tratamiento con fisioterapia posibles.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la hiperalgesia?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar la hiperalgesia de varias maneras. Pueden realizar técnicas de manipulación para reducir la inflamación y el dolor en las articulaciones afectadas. También pueden utilizar técnicas de terapia manual para liberar los músculos tensos y reducir la presión sobre los nervios. La fisioterapia también puede incluir ejercicios para fortalecer los músculos y reducir la presión sobre las articulaciones.
¿Qué es la hiperalgesia?

¿Qué es la hiperalgesia?

La hiperalgesia es un síntoma que afecta a la forma en que una persona siente el dolor. Cuando se tiene hiperalgesia, se siente dolor en situaciones en las que el dolor es normal, pero el nivel de dolor es grave o excesivo.

El dolor es una parte normal y saludable del funcionamiento del cuerpo. Sentir dolor es una señal de advertencia de que algo va mal. Cuando una persona siente dolor, suele reaccionar automáticamente, intentando detener lo que le está causando el dolor. Sin la capacidad de sentir dolor, las personas no tendrían forma de saber cuándo actuar para protegerse de lesiones aún peores.

La hiperalgesia puede producirse de múltiples maneras y es también un síntoma de varias afecciones diferentes. Dependiendo de cómo y por qué se produzca, este síntoma suele ser tratable.

¿Cuál es la diferencia entre hiperalgesia y alodinia?

La hiperalgesia y la alodinia son problemas relacionados que son muy similares, pero hay una diferencia clave. Con la hiperalgesia, se siente más dolor en respuesta a cosas que se supone que duelen. Con la alodinia, se siente dolor en respuesta a cosas que no deberían doler.

Un ejemplo de alodinia es sentir dolor por el contacto de la ropa con la piel. En circunstancias normales, el contacto de la ropa con la piel no debería causar dolor. La alodinia hace que el sistema nervioso malinterprete las señales, confundiendo las señales del tacto con las del dolor.

Un ejemplo de hiperalgesia sería sentir un dolor intenso e insoportable al tocar una zona de la piel recientemente quemada. Es normal sentir dolor después de una quemadura, pero la hiperalgesia hace que el sistema nervioso reaccione de forma exagerada en respuesta a algo doloroso.

¿Cómo funciona la hiperalgesia?

La hiperalgesia cambia la forma en que el cuerpo genera y procesa las señales de dolor. Estos cambios suelen producirse de las siguientes maneras

  • Tienes un umbral de dolor más bajo y una mayor sensibilidad al dolor. Tu umbral de dolor es el punto en el que algo pasa de sentirse incómodo o desagradable a causar dolor. La hiperalgesia hace que sea más fácil alcanzar ese umbral.
  • Reaccionas con más fuerza. Tus receptores del dolor se disparan con más frecuencia de lo que lo harían en circunstancias normales. Eso hace que el dolor sea mucho más intenso.
  • Reaccionas más rápido. Tu cuerpo reacciona a las señales de dolor repetidas disminuyendo el tiempo de respuesta, lo que hace que reacciones al dolor un poco más rápido. Esto ocurre porque tu cuerpo da a las señales de dolor una prioridad inusualmente alta, procesándolas y respondiendo a ellas más rápido de lo esperado.
  • Las señales de dolor no dejan de dispararse incluso después de que el evento doloroso haya terminado. Tus receptores del dolor siguen siendo excesivamente sensibles, incluso cuando ya no hay razón para que lo hagan. Eso hace que sigan enviando señales de dolor después de que deberían haber dejado de hacerlo.

Hay dos formas principales en que se produce la hiperalgesia:

  • Hiperalgesia primaria. Es cuando una lesión cambia la forma de sentir el dolor en la parte del cuerpo lesionada. Un ejemplo es sentir un dolor mucho más intenso al tocar una zona de la piel quemada por el sol.
  • Hiperalgesia secundaria. Es cuando la forma de sentir el dolor cambia en zonas que no están directamente afectadas por una lesión o enfermedad. Esto ocurre debido a cambios en la forma en que el sistema nervioso maneja las señales de dolor.

Ciertas formas de hiperalgesia ocurren en formas o circunstancias muy específicas. Esas formas son:

  • Hiperalgesia referida.
  • Hiperalgesia visceral.

Hiperalgesia referida

El dolor referido es cuando se siente dolor cerca del lugar del problema real, y la hiperalgesia referida significa que este dolor es más intenso. Ocurre porque la zona donde se siente el dolor comparte conexiones nerviosas con la zona que realmente tiene el problema.

El efecto es como si uno se estremeciera automáticamente y dijera “ouch” cuando ve a otra persona tropezar y caerse. Ver que le ocurre a otra persona sigue activando la misma reacción en tu cerebro, aunque no te ocurra a ti directamente.

Hiperalgesia visceral

La hiperalgesia visceral es una forma de dolor profundo que afecta a los órganos y estructuras más profundas del cuerpo. Cuando esto ocurre, el dolor interno es más intenso. El dolor también puede causar dolor referido en zonas cercanas, especialmente cuando el problema afecta a un órgano o zona con pocos o ningún nervio en su interior que pueda detectar el dolor.

Las migrañas son un ejemplo de dolor profundo que ocurre de forma similar. El cerebro no tiene nervios que puedan sentir el dolor directamente. En su lugar, tu cerebro interpreta los efectos, traduciendo efectivamente otras señales en sensaciones de dolor. Las migrañas también suelen implicar hiperalgesia y otros efectos relacionados con el dolor, y los investigadores han descubierto pruebas de que las migrañas hacen que una persona sea más susceptible a la hiperalgesia en otras partes del cuerpo.

¿Cuáles son las causas más comunes de la hiperalgesia?

¿Cuáles son las causas más comunes de la hiperalgesia?

La hiperalgesia se produce cuando los receptores del dolor del cuerpo son demasiado sensibles, lo que hace que el dolor sea mucho más intenso de lo que debería. Hay muchas causas posibles de hiperalgesia, entre ellas:

  • Quemaduras (incluyendo (222)quemaduras solares ).
  • Mordeduras o picaduras de insectos, reptiles, ciertas especies de peces y otros animales.
  • Cáncer .
  • Complicaciones derivadas de medicamentos ” más adelante) y tratamientos médicos.
  • Daños nerviosos relacionados con la diabetes (neuropatía) que se producen con la diabetes Tipo 1 o Tipo 2 .
  • Afecciones inmunológicas e inflamatorias como lupus , esclerosis múltiple , etc.
  • Infecciones que atacan al sistema nervioso, especialmente herpes zóster , virus del herpes simple 2 (VHS-2) y afecciones similares.
  • Migrañas .
  • Trastornos del dolor como síndrome de dolor regional complejo , síndrome de dolor central , etc.
  • Traumatismos (cualquier tipo de lesión, incluyendo daños nerviosos, lesiones musculares, fracturas óseas, etc.).

Hiperalgesia inducida por opioides

La hiperalgesia inducida por opiáceos (OIH) es una forma de hiperalgesia secundaria que puede producirse cuando se toman medicamentos analgésicos a base de opiáceos durante un periodo prolongado. La OIH significa que estos medicamentos cambian la forma en que el cuerpo maneja las señales de dolor, haciendo que el dolor se sienta mucho más intenso.

La OIH no es lo mismo que desarrollar una tolerancia a estos medicamentos. La tolerancia se produce cuando el cuerpo se acostumbra a estos medicamentos y desarrolla una especie de inmunidad a ellos, lo que significa que pierden su eficacia.

Los expertos no saben exactamente cómo o por qué se produce la HIO, pero es una de las razones principales por las que los expertos desaconsejan el uso prolongado de medicamentos opiáceos. Cuando una persona desarrolla esta forma de hiperalgesia, los especialistas suelen intentar reducir la dosis de la medicación responsable y luego suspenderla por completo.

Se trata de un proceso gradual, ya que la interrupción brusca de los medicamentos opiáceos puede provocar síndrome de abstinencia y otros efectos secundarios peligrosos. Al mismo tiempo, los médicos también intentarán encontrar otras formas de controlar el dolor , ayudándole a estar lo más cómodo posible sin depender de los medicamentos opiáceos.

¿Cómo se trata la hiperalgesia?

¿Cómo se trata la hiperalgesia?

El tratamiento de la hiperalgesia depende de por qué se produce y de qué tipo de hiperalgesia se trata. El tratamiento también puede adoptar muchos enfoques diferentes o incluso una combinación de enfoques. Su profesional sanitario es la persona más indicada para decirle qué tratamientos o enfoques recomienda para su situación concreta. La información que le proporcione será la más relevante para usted.

Algunas formas comunes de tratamiento para la hiperalgesia (con más información sobre ellas inmediatamente después) incluyen:

Medicamentos

Los medicamentos para tratar el dolor se presentan en muchas formas diferentes. Estas formas incluyen, pero no se limitan a:

  • Pastillas que se toman por vía oral.
  • Medicamentos inyectables e intravenosos (IV).
  • Medicamentos tópicos (cremas y parches).

Muchos tipos diferentes de medicamentos, incluidos los de venta libre y los recetados, pueden ayudar a tratar la hiperalgesia y los problemas de dolor relacionados. Los tipos de medicamentos más comunes son

  • Acetaminofén (también conocido como paracetamol, o bajo las marcas o
  • Antidepresivos .
  • Medicamentos anticonvulsivos.
  • Anestésicos locales (como la lidocaína).
  • Antiinflamatorios no esteroideos (AINE) .
  • Medicamentos opiáceos .
  • Medicamentos con esteroides.
  • Medicamentos combinados, que pueden incluir dos o más de los tipos de fármacos enumerados anteriormente.

Ablación nerviosa

Este método de tratamiento daña intencionadamente los nervios que envían señales de dolor defectuosas. Hay dos formas principales de realizar este tipo de ablaciones:

  • Ablación por radiofrecuencia (RF) . Esta forma de ablación utiliza energía de radiofrecuencia para calentar los nervios en cuestión, dañándolos.
  • Denervación química. Este tratamiento utiliza una sustancia química para bloquear determinadas funciones de las células nerviosas. La toxina botulínica (conocida comúnmente con el nombre de marca comercial es un medicamento de uso común que puede hacer esto.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la hiperalgesia?

  • El tratamiento de fisioterapia para hiperalgesia implica la aplicación de técnicas para disminuir el dolor y la sensibilidad.
  • Estas técnicas pueden incluir la terapia manual, la estimulación eléctrica, la terapia de ultrasonido, la terapia de calor/frío, la terapia de luz infrarroja, la acupuntura y la terapia de masaje.
  • El objetivo del tratamiento es disminuir el dolor y la sensibilidad, aumentar la movilidad y mejorar la calidad de vida.

¿Qué puedo hacer en casa para tratar la hiperalgesia?

La hiperalgesia es un problema que puede ocurrir con muchas condiciones diferentes, algunas más serias que otras. También es un problema que necesita de un profesional sanitario formado y cualificado para diagnosticarlo y tratarlo. Por ello, no debes intentar tratarla por tu cuenta. Si un profesional sanitario le diagnostica hiperalgesia, puede ofrecerle sugerencias y orientación sobre lo que puede hacer para controlar este problema en casa.

¿Cómo se puede prevenir la hiperalgesia?

La hiperalgesia se produce de forma imprevisible, por lo que es imposible prevenirla.

¿Cuándo debe tratar la hiperalgesia un médico o profesional sanitario?

La hiperalgesia significa que se siente dolor en circunstancias en las que debería haber dolor, pero el dolor es mucho peor de lo esperado. Algunas causas de hiperalgesia, especialmente las quemaduras solares o de primer y segundo grado, son muy comunes y mejoran a medida que la quemadura se cura. Las quemaduras de primer grado no suelen necesitar tratamiento por parte de un profesional sanitario, pero las de segundo grado suelen requerir atención. También debe acudir a un profesional sanitario si las quemaduras afectan a la cabeza, la cara o los genitales.

El dolor intenso, sobre todo si es lo suficientemente fuerte como para alterar la rutina y las actividades, o si se prolonga durante periodos inusualmente largos, suele ser una señal de que debe consultar a un profesional sanitario. Éste puede aconsejarle sobre qué hacer y si su dolor es una señal de que necesita atención médica urgente.

Efectos a largo plazo del dolor intenso

El dolor es una parte normal del funcionamiento de su cuerpo, que le indica que algo va mal y que debe actuar para detenerlo. Cuando el dolor es intenso o dura mucho tiempo, cambia la forma en que el sistema nervioso maneja las señales de dolor. Esto puede dar lugar a trastornos o complicaciones graves, como el síndrome de dolor central, que altera los procesos normales de dolor del organismo y provoca un dolor más intenso, difícil de tratar o que dura semanas, meses o incluso años.

Dado que el dolor intenso y de larga duración puede tener efectos tan graves, es importante no ignorar ese tipo de dolor. Aunque muchas personas se sienten avergonzadas o culpables de buscar ayuda para el dolor, buscar ese tipo de ayuda es exactamente lo que el dolor severo significa que debe hacer.

El resumen de Infitema

La hiperalgesia es un síntoma que provoca un dolor inusualmente intenso en situaciones en las que sentir dolor es normal, pero el dolor es mucho más intenso de lo que debería. Esta afección se produce debido a alteraciones o cambios en la forma en que el sistema nervioso procesa el dolor. La hiperalgesia es un problema que puede ocurrir con muchas condiciones y circunstancias. Algunas de ellas son menores y mejoran por sí solas, mientras que otras son más graves y necesitan atención médica.

Las personas que tienen esto no están exagerando o siendo demasiado dramáticas. El dolor que sienten es mucho peor debido a problemas en la forma en que su cuerpo procesa el dolor. Si tú o alguien cercano a ti tiene un dolor intenso, especialmente un dolor que parece desproporcionadamente intenso, lo más seguro y lo mejor es buscar atención médica. Ignorar el dolor intenso puede dar lugar a problemas más graves, ya sea con la forma en que su cuerpo procesa el dolor o con la condición que causa el dolor en primer lugar.