/images/i/tratamientos/amputacion/amputacion-definicion-indicaciones-y-recuperacion.png
< Volver a patologías

Amputación: Definición, indicaciones y recuperación

La amputación es una intervención quirúrgica para extirpar todo o parte de un miembro o extremidad. Es posible que necesite una amputación si ha sufrido una lesión o infección grave o si tiene una enfermedad como la arteriopatía periférica (EAP). Muchas personas llevan un estilo de vida saludable y activo después de una amputación, pero puede llevar tiempo acostumbrarse a la vida sin una extremidad.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con una amputación?

La fisioterapia ayuda con la amputación al proporcionar ejercicios para mantener o mejorar la movilidad de la articulación residual, así como para prevenir la contractura del músculo. También se puede utilizar la fisioterapia para ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón.
¿Qué es una amputación?

¿Qué es una amputación?

La amputación es una cirugía para extirpar total o parcialmente un miembro o una extremidad (extremidades exteriores). Los tipos más comunes de amputación son

  • Amputación por encima de la rodilla, que consiste en extirpar parte del muslo, la rodilla, la espinilla, el pie y los dedos del pie.
  • Amputación por debajo de la rodilla, que consiste en extirpar la parte inferior de la pierna, el pie y los dedos del pie.
  • Amputación del brazo.
  • Amputación de la mano.
  • Amputación de dedos.
  • Amputación del pie, extirpación de una parte del pie.
  • Amputación del dedo del pie.

¿Por qué se hacen amputaciones?

La amputación puede ser necesaria para evitar que una infección se extienda por las extremidades y para controlar el dolor. La razón más común para una amputación es una herida que no se cura. A menudo esto puede deberse a que no hay suficiente flujo sanguíneo en esa extremidad.

Tras una lesión grave, como una lesión por aplastamiento, puede ser necesaria la amputación si el cirujano no puede reparar su extremidad.

También puede necesitar una amputación si tiene

  • Tumores cancerosos en la extremidad.
  • Congelación .
  • Gangrena (muerte del tejido).
  • Neuroma , o engrosamiento del tejido nervioso.
  • Enfermedad arterial periférica (EAP), u obstrucción de las arterias.
  • Lesión grave, como la producida por un accidente de tráfico.
  • Diabetes que provoca heridas que no cicatrizan o se infectan o la muerte del tejido.

¿Cómo conduce la enfermedad arterial periférica (EAP) a la necesidad de amputación?

La arteriopatía periférica provoca daños en las arterias, los vasos sanguíneos que transportan la sangre desde el corazón hasta las extremidades. Este daño puede provocar una mala circulación (flujo sanguíneo).

Sin un flujo sanguíneo suficiente, las células pueden no recibir el oxígeno y otros nutrientes que necesitan para sobrevivir o curar una herida. Como resultado, el tejido puede morir. Los tejidos moribundos son más propensos a las infecciones.

Sin tratamiento, estas infecciones pueden provocar sepsis . Esta infección grave se extiende por el cuerpo. Puede provocar el fallo de los órganos y la muerte.

¿Qué ocurre antes de una amputación?

Su cirujano le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para la cirugía de amputación. Lo más probable es que tenga que ayunar durante al menos seis horas antes de la operación. Su cirujano puede prescribirle medicamentos para que los tome la mañana de la operación.

Antes de la operación, recibirá anestesia (medicación para no sentir dolor). La mayoría de las veces, los profesionales sanitarios utilizan anestesia general o espinal. La anestesia general le hace permanecer dormido durante la operación. La anestesia espinal le adormece de la cintura o de la extremidad hacia abajo.

¿Qué ocurre durante una amputación?

En la cirugía de amputación, el cirujano extrae todo el tejido enfermo. Su equipo mantendrá intacto todo el tejido sano posible. Sus especialistas planificarán una intervención quirúrgica que le permita funcionar de la mejor manera posible tras su recuperación. Incluyen planes para una prótesis (miembro artificial de reemplazo), si es que va a tener una.

Durante la intervención, el cirujano

  • Elimina el tejido dañado y el hueso aplastado.
  • Alisa los huesos irregulares.
  • Sella los vasos sanguíneos para evitar hemorragias.
  • Da forma a los músculos para que el muñón (extremo de la extremidad) pueda llevar una prótesis si se desea.
  • Coloca un apósito estéril (vendaje) sobre la herida.

El cirujano puede utilizar puntos o grapas para coser el muñón inmediatamente. O el cirujano puede esperar unos días para permitir que la herida drene.

¿Qué ocurre después de una amputación?

Después de una amputación, tendrá que permanecer en el hospital durante unos días. Algunas personas permanecen hasta una o dos semanas.

El equipo quirúrgico hará un seguimiento de su curación y su evolución. Es posible que tome analgésicos para aliviar las molestias o antibióticos para prevenir infecciones. Comenzará a trabajar con un fisioterapeuta en los primeros días después de la cirugía.

Muchos pacientes van a un centro de rehabilitación durante un tiempo después de una amputación. Esto es para que pueda aprender a hacer cosas con la mayor independencia posible.

¿Necesitaré un brazo o una pierna artificial?

Tras la amputación de un brazo o una pierna, puede ser candidato a una prótesis. Las prótesis imitan los movimientos de las extremidades naturales, pero al principio pueden resultar incómodas. Un fisioterapeuta le enseñará ejercicios para ayudarle a acostumbrarse al miembro artificial.

Normalmente, la adaptación de una prótesis se produce entre seis y ocho semanas después de la operación y cuando la incisión está completamente curada. Cuando reciba la prótesis, aprenderá los conceptos básicos para utilizarla, como por ejemplo

  • Poner la prótesis.
  • Quitarse la prótesis.
  • Caminar y moverse con la prótesis.
  • Cuidar la prótesis y la piel del muñón.

¿Qué pasa si no quiero o no puedo ponerme una prótesis?

Dependiendo del tipo de amputación, de su estado de salud general y de sus preferencias, es posible que no le pongan una prótesis. Su equipo sanitario le enseñará a moverse y a funcionar sin su miembro natural.

Puede optar por utilizar una ayuda para caminar, como un bastón o un andador. También trabajará con un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional para aprender a realizar las actividades cotidianas después de una amputación.

¿Cuáles son las ventajas de una amputación?

La cirugía de amputación impide que la infección progrese a otras partes de la extremidad o del cuerpo. También puede ayudar a controlar el dolor cuando no hay otras opciones.

Muchas personas tienen una prótesis después de la cirugía. Las prótesis actuales son ligeras y muy funcionales. Con ellas se puede seguir llevando un estilo de vida activo tras la pérdida de la extremidad.

¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de una amputación?

Como cualquier cirugía, la amputación conlleva algunos riesgos. Las complicaciones pueden ser

  • Sangrado.
  • Hinchazón ((237)Edema ).
  • Infección.
  • Heridas.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor.

¿Qué es el dolor del miembro fantasma?

La complicación más común de la cirugía de amputación es el dolor del miembro fantasma . El dolor fantasma se produce cuando los nervios del muñón envían señales de dolor al cerebro aunque el miembro ya no esté allí.

El dolor del miembro fantasma suele desaparecer con el tiempo. La fisioterapia puede ayudar a reducir las molestias.

¿Cuál es el tiempo de recuperación tras una amputación?

El tiempo de recuperación después de una amputación variará, dependiendo de

  • La extremidad amputada.
  • La complejidad de la operación.
  • De si utiliza o no una prótesis.

En general, empezará a aprender a utilizar su prótesis unos dos meses después de la operación. Este proceso de aprendizaje puede durar de dos a seis meses.

A medida que se vuelve más activo, recuerde que aprender a moverse y funcionar sin su miembro natural puede ser un proceso largo. Manténgase en contacto con su especialista médico para gestionar cualquier problema que surja.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

A lo largo de su recuperación, es posible que tenga que ponerse en contacto con diferentes miembros de su equipo sanitario. Llame a su:

  • Cirujano si nota nuevos signos de infección, como llagas o heridas en el muñón.
  • Fisioterapeuta si experimenta rigidez o dificultades de movimiento.
  • Protésico (especialista en prótesis) si el miembro artificial le roza, le pellizca o no le queda bien.
  • Profesional de la salud mental si los cambios en su cuerpo provocan problemas como ansiedad o depresión .

El resumen de Infitema

Es posible que necesite una amputación debido a una lesión grave, una infección o una enfermedad. Tras la operación de amputación, tardará algún tiempo en acostumbrarse a moverse sin su miembro natural. Tendrá que practicar ejercicios de fisioterapia para ganar fuerza, equilibrio y movilidad. Si le han amputado un brazo o una pierna, es posible que quiera utilizar una prótesis. La cirugía de amputación puede ser un procedimiento que salva vidas. Pero también puede cambiarle la vida. Es posible que aprender a funcionar sin su miembro natural le provoque frustración, depresión u otros problemas de salud mental. Pida a su médico que le remita a un psicólogo o consejero de salud mental. Muchas personas llevan una vida plena y saludable después de una amputación.