/images/i/tratamientos/artroscopia/artroscopia-que-es-procedimiento-resultados-y-recuperacion.png
< Volver a patologías

Artroscopia: Qué es, procedimiento, resultados y recuperación

Los cirujanos ortopédicos utilizan la artroscopia para ver el interior de las articulaciones. Este procedimiento mínimamente invasivo se realiza a través de pequeñas incisiones. Permite diagnosticar y tratar problemas como la artritis, las roturas del manguito de los rotadores, el síndrome del túnel carpiano y las roturas del LCA. Los distintos tipos de artroscopia tratan diferentes problemas de articulaciones y ligamentos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la artroscopia?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la movilidad y la flexibilidad de las articulaciones, así como a reducir el dolor y la inflamación. Puede ayudar a los pacientes a recuperarse de una artroscopia, así como a mejorar su fuerza y coordinación. La fisioterapia también puede ayudar a los pacientes a evitar futuras lesiones.
¿Qué es la artroscopia?

¿Qué es la artroscopia?

La artroscopia es un procedimiento quirúrgico para diagnosticar y tratar los problemas estructurales de la articulación, que suelen causar dolor, inestabilidad u otras disfunciones. El cirujano utiliza un artroscopio, un tubo largo y fino con una cámara de vídeo y una luz en el extremo.

¿Quién realiza la artroscopia?

Los cirujanos ortopédicos realizan procedimientos artroscópicos. Estos médicos están especializados en las enfermedades que afectan al sistema musculoesquelético .

¿Cuáles son los tipos de artroscopia?

Los cirujanos utilizan la artroscopia para ver el interior de las articulaciones sin tener que hacer grandes incisiones. Los tipos de artroscopia incluyen:

  • Artroscopia de codo.
  • Artroscopia de pie y tobillo.
  • Artroscopia de mano y muñeca.
  • Artroscopia de cadera.
  • Artroscopia de rodilla .
  • Artroscopia de hombro.

¿Por qué los profesionales sanitarios realizan una artroscopia?

Los profesionales sanitarios utilizan la artroscopia para diagnosticar y tratar una serie de problemas articulares, tendinosos y ligamentosos, como:

¿Quién necesita una artroscopia?

Su médico puede recomendarle un procedimiento artroscópico si se ha lesionado o dañado el menisco, el cartílago, los tendones y/o los ligamentos. La artroscopia puede ser una opción si no obtiene alivio con tratamientos no quirúrgicos como:

¿Qué ocurre antes de la artroscopia?

Debe seguir las instrucciones de su especialista médico sobre lo que debe hacer antes de un procedimiento artroscópico. En general, debe:

  • Avisar a su especialista de cualquier alergia .
  • Dar a su especialista una lista de los medicamentos y suplementos que toma.
  • Informar a su especialista médico sobre cualquier anticoagulante o antiinflamatorio no esteroideo (AINE) antes del procedimiento.
  • No comer ni beber después de la medianoche del día anterior a la intervención.

¿Qué ocurre durante la artroscopia?

La artroscopia suele ser un procedimiento ambulatorio, lo que significa que usted se va a casa el mismo día. Recibirá anestesia , por lo que es necesario que alguien le lleve a casa y se quede con usted el resto del día.

Los pasos de los procedimientos artroscópicos varían en función del problema. La mayoría de los procedimientos duran aproximadamente una hora, pero algunas artroscopias duran más tiempo.

Durante la artroscopia, un cirujano ortopédico

  • Realiza dos o tres pequeñas incisiones (del tamaño de un ojal) en la zona a tratar.
  • Introduce el artroscopio y otros instrumentos quirúrgicos diminutos en las pequeñas incisiones.
  • Observa las imágenes enviadas desde el artroscopio a un monitor para examinar las articulaciones, los cartílagos, los ligamentos y los tendones.
  • Consulta las imágenes del artroscopio para hacer un diagnóstico o tratar quirúrgicamente el problema.
  • Retira el artroscopio y los instrumentos quirúrgicos.
  • Cierra las incisiones con puntos de sutura y un vendaje.

¿Qué ocurre después de la artroscopia?

Debería poder irse a casa en un par de horas después del procedimiento. Es posible que tenga que:

  • Evitar poner peso o presión en la zona durante un tiempo. Si le han hecho una artroscopia en la cadera o en la pierna, es posible que tenga que utilizar muletas u otro dispositivo de ayuda.
  • Ponga hielo y eleve la zona.
  • Mantenga la incisión limpia y cubierta.
  • Tome AINE para el dolor.
  • Dúchese, no se bañe, hasta que la incisión se cure.
  • Usar un cabestrillo o una férula.

¿Cuáles son las ventajas de la artroscopia?

La artroscopia es un procedimiento mínimamente invasivo. El procedimiento se realiza a través de pequeñas incisiones. En comparación con una cirugía abierta, las ventajas son las siguientes

  • Recuperación más rápida.
  • Menos dolor.
  • Pérdida mínima de sangre y cicatrices .

¿Cuáles son los posibles riesgos o complicaciones de la artroscopia?

La artroscopia es un procedimiento relativamente seguro. Las posibles complicaciones son:

  • Reacción alérgica a la anestesia.
  • Coágulos de sangre, incluyendo trombosis venosa profunda (TVP).
  • Daños en el tejido circundante o en los nervios.
  • Sangrado excesivo o hinchazón.
  • Infecciones.

¿Cuándo conoceré los resultados de un procedimiento artroscópico?

Su especialista médico revisará los resultados del diagnóstico o del tratamiento con usted el día del procedimiento.

¿Cómo es la recuperación después de un procedimiento artroscópico?

La mayoría de las personas se recuperan más rápidamente después de una artroscopia que de una cirugía abierta que requiere grandes incisiones. Aun así, la recuperación completa puede llevar meses. Pero, dependiendo del procedimiento, es posible que pueda volver al trabajo en pocos días.

Su médico puede recomendarle fisioterapia (PT). La fisioterapia puede ayudar a acelerar la recuperación, fortalecer los músculos y prevenir futuras lesiones.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Debe llamar a su especialista médico si experimenta

  • Dolor extremo o sangrado en el lugar de la incisión.
  • Náuseas y vómitos .
  • Signos de infección, como fiebre o enrojecimiento en el lugar de la incisión.

El resumen de Infitema

La artroscopia es una forma segura y eficaz de que los profesionales sanitarios examinen las articulaciones, los músculos, los ligamentos y los tendones y realicen tratamientos. Estos procedimientos tratan todo tipo de problemas articulares y de ligamentos utilizando incisiones muy pequeñas para una recuperación más rápida con menos dolor y cicatrices que otras cirugías.