/images/i/tratamientos/cirugia-cerebral/cirugia-cerebral-tratamiento-y-recuperacion.png
< Volver a patologías

Cirugía cerebral: Tratamiento y recuperación

La cirugía cerebral trata problemas en el cerebro, como tumores, vasos sanguíneos permeables o epilepsia. Las cirugías, como la craneotomía, requieren una incisión (corte) en el cerebro, pero otros procedimientos son menos invasivos. El cirujano planifica cuidadosamente la intervención para evitar dañar zonas del cerebro que controlan funciones importantes como el habla y el movimiento.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la cirugía cerebral?

La fisioterapia puede ayudar a una persona después de una cirugía cerebral en varias formas. Pueden ayudar a la persona a recuperar la fuerza y el control de sus movimientos, y también pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación. La fisioterapia también puede ayudar a la persona a mejorar su equilibrio y coordinación, y a evitar caerse o tropezar.
¿Qué es la cirugía cerebral?

¿Qué es la cirugía cerebral?

La neurocirugía es cualquier procedimiento que trate las anomalías del cerebro. El cerebro forma parte del sistema nervioso central . Controla la capacidad de hablar, moverse, pensar y recordar. El objetivo de la cirugía cerebral es tratar los problemas sin interrumpir estas importantes funciones.

Durante la cirugía cerebral, un cirujano puede extirpar parte del cerebro o un crecimiento anormal en él, como un tumor. Los cirujanos también pueden reparar partes del cerebro que están dañadas, como los vasos sanguíneos con fugas.

A veces la cirugía cerebral requiere una incisión (corte) en el cerebro. Pero también hay muchos procedimientos que permiten acceder al cerebro a través de la nariz, la boca o incluso un pequeño corte en la pierna. La cirugía cerebral mínimamente invasiva presenta menos riesgos que la cirugía cerebral abierta y le ayuda a curarse más rápidamente.

¿Quién necesita operarse el cerebro?

Hay muchas razones por las que puede ser necesario someterse a una intervención quirúrgica cerebral, entre ellas:

  • Malformaciones arteriovenosas (conexiones anormales entre arterias y venas).
  • Aneurismas (una protuberancia en una parte debilitada de una arteria).
  • Coágulos de sangre .
  • Tumores .
  • Enfermedades degenerativas, como la enfermedad de Parkinson .
  • Epilepsia .
  • Traumatismos craneoencefálicos, incluidos traumatismos craneoencefálicos (TBI) y fracturas de cráneo.
  • Hemorragias (sangrado en el cerebro o la cabeza).
  • Daño a los nervios.
  • Apoplejía .
  • Acumulación de líquido, como la hidrocefalia .

¿Cuáles son los diferentes tipos de cirugía cerebral?

Hay muchos tipos de cirugía cerebral. Algunos de los más comunes son:

  • Biopsia: Una biopsia cerebral es un examen de una muestra de tejido o líquido del cerebro, normalmente para averiguar si un tumor es canceroso. Un profesional sanitario puede realizar una biopsia estereotáctica (guiada por ordenador) con aguja introduciendo una aguja en el cerebro para obtener la muestra. O puede extraer parte del tejido durante una cirugía abierta (craneotomía).
  • Craneotomía: Una craneotomía es una cirugía cerebral abierta. El cirujano extrae una parte del cráneo para acceder al cerebro y la sustituye después de la operación. Puede necesitar una craneotomía para extirpar un tumor, un coágulo de sangre, una malformación arteriovenosa, tejido epiléptico o para aliviar la presión en el cerebro.
  • Estimulación cerebral profunda (ECP): La ECP es un tratamiento para la enfermedad de Parkinson, el temblor y otras afecciones neurológicas. Un cirujano coloca electrodos dentro del cerebro. Un pequeño dispositivo situado fuera del cerebro controla el momento en que los electrodos emiten impulsos eléctricos. La ECP regula la actividad cerebral anormal.
  • Cirugía endovascular: Un cirujano realiza un pequeño corte en la ingle e introduce un catéter (un tubo fino y flexible) en un vaso sanguíneo. El catéter se introduce en el cerebro sin cortar el cráneo. Allí pueden eliminar coágulos de sangre (trombectomía) o reparar aneurismas.
  • Neuroendoscopia: A veces un cirujano puede realizar una operación cerebral a través de la nariz o la boca. En primer lugar, se introduce un endoscopio (un tubo fino e iluminado con una cámara de vídeo en un extremo). A continuación, el cirujano introduce las herramientas quirúrgicas a través del tubo. De este modo, pueden extirpar los tumores sin cortar el cráneo.
  • Ablación con láser: Algunas afecciones pueden estar demasiado profundas en el cerebro como para acceder con seguridad a través de una craneotomía. En estos casos, el uso de una sonda láser, pasada a través de un diminuto agujero en el cráneo, puede permitir la destrucción de un tumor, una lesión por radiación o un tejido epiléptico.

¿Es la radiocirugía estereotáctica una cirugía cerebral?

La radiocirugía estereotáctica es un tipo de radioterapia para el cáncer cerebral. Una de las tecnologías más utilizadas es la radiocirugía Gamma . A pesar de su nombre, en realidad no es un tipo de cirugía porque no hay incisiones. Un profesional sanitario dirige haces de radiación a la cabeza para destruir o reducir los tumores.

¿Cómo me preparo para la cirugía cerebral?

La cirugía cerebral requiere una planificación cuidadosa. En primer lugar, su especialista médico le hace un examen físico y análisis de sangre . Quieren asegurarse de que está lo suficientemente sano para la anestesia y la cirugía.

También es posible que le hagan una serie de pruebas de imagen, como resonancias magnéticas , tomografías computarizadas , tomografías por emisión de positrones o angiografías . Estas exploraciones crean imágenes muy detalladas de los tejidos, nervios y vasos sanguíneos del cerebro. Las imágenes ayudan a su cirujano a localizar las zonas exactas que necesitan tratamiento.

Su cirujano u otros profesionales sanitarios también le darán información sobre:

  • Realizar ajustes en su salud antes de la cirugía: Si fuma, debe dejar de hacerlo varias semanas antes de la cirugía. Fumar aumenta el riesgo de complicaciones quirúrgicas y puede dificultar su curación.
  • Dejar o empezar a tomar ciertos medicamentos antes de la cirugía: Algunas personas toman esteroides antes de la cirugía cerebral para reducir el riesgo de inflamación. Los medicamentos antiepilépticos reducen el riesgo de convulsiones. Si toma medicamentos anticoagulantes, es posible que tenga que dejarlos unos días o una semana antes de la operación.
  • Qué esperar después de la cirugía: Dependiendo del tipo de procedimiento al que se someta, puede haber o no un largo período de recuperación. Además, es posible que necesite rehabilitación neurológica .

¿Qué ocurre durante la cirugía cerebral?

La cirugía cerebral es diferente para cada persona. A veces, el equipo quirúrgico tiene que afeitarle parte de la cabeza para operar, o puede que sólo le afeiten una pequeña zona para hacer una incisión (corte). En la mayoría de las cirugías mínimamente invasivas no será necesario afeitarle la cabeza en absoluto.

Algunos procedimientos requieren anestesia general , lo que significa que estará completamente inconsciente. Pero otros procedimientos sólo requieren sedación, lo que significa que usted está parcialmente dormido pero aún puede responder a ciertos estímulos. En algunas intervenciones, incluso puede estar despierto durante la cirugía. Este es el caso de algunos tumores, epilepsia o afecciones neurológicas.

Durante una craneotomía despierta, se le aplica un anestésico en la cabeza para que no sienta dolor por la incisión. También se le administra un sedante para que tenga un sueño ligero. Pero el cirujano y el anestesista le despiertan durante la intervención y le piden que realice tareas. Es posible que tenga que hablar, mover una parte del cuerpo, mirar objetos o recordar información. Antes de la intervención, es posible que controlen su función cerebral mediante una resonancia magnética funcional. Los especialistas llaman a esto mapeo cerebral interoperatorio. Este proceso ayuda al cirujano a evitar zonas importantes del cerebro durante la intervención.

La cirugía cerebral puede durar entre dos y nueve horas o más, dependiendo de la complejidad de la operación.

¿Qué ocurre después de la cirugía cerebral?

Tras la intervención, permanecerá en el hospital en observación. En el caso de procedimientos menos invasivos, como la cirugía endovascular, es posible que sólo tenga que permanecer uno o dos días. Sin embargo, tras una craneotomía abierta, es posible que tenga que permanecer en el hospital hasta 10 días.

Es posible que siga recibiendo esteroides o medicamentos anticonvulsivos para evitar el edema cerebral y las convulsiones. También puede necesitar neurorrehabilitación para recuperar ciertas funciones. Esto puede incluir la atención de fisioterapeutas, logopedas y terapeutas ocupacionales. Pueden ayudarle a recuperar la fuerza, la movilidad, el habla y la capacidad de realizar tareas cotidianas, si es necesario.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía cerebral?

Como cualquier intervención quirúrgica, la cirugía cerebral conlleva riesgos de hemorragia, infección o reacciones a la anestesia. Otros efectos secundarios que pueden producirse inmediatamente después de la cirugía son:

Los mayores riesgos a largo plazo tras la cirugía cerebral incluyen:

  • Cambios en el comportamiento.
  • Daño cerebral.
  • Dificultad para caminar.
  • Pérdida de memoria.
  • Problemas con el habla.
  • Debilidad en los brazos o las piernas.

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía cerebral?

La cirugía cerebral puede salvar vidas. Puede tratar accidentes cerebrovasculares, hemorragias cerebrales, tumores y otros problemas médicos graves. Los avances en la tecnología médica también han hecho que la cirugía cerebral sea más segura que nunca. Existen procedimientos más nuevos y menos invasivos que reducen en gran medida el riesgo de complicaciones.

¿Cuál es el pronóstico después de la cirugía cerebral?

Cada persona se recupera de forma diferente después de una operación cerebral. Las cirugías cerebrales menos invasivas pueden tardar semanas en recuperarse. O puede tardar meses en recuperarse de un procedimiento mayor como una craneotomía.

Hable con su profesional sanitario sobre cuándo es seguro volver al trabajo y a las actividades normales. Dependiendo de la intervención quirúrgica a la que se haya sometido, podrá darle recomendaciones específicas. Es importante que acuda a sus citas de seguimiento en las semanas y meses siguientes a la operación. Es posible que necesites exploraciones de imagen para asegurarte de que el problema no ha reaparecido.

Cuándo llamar al médico

Cuándo llamar al médico

Es normal experimentar efectos secundarios, e incluso sentirse peor después de la cirugía cerebral antes de sentirse mejor. Pero hay algunos problemas que no son normales, y debe ponerse en contacto con su cirujano o con otro profesional sanitario para tratarlos:

  • Dificultad para orinar. Pérdida de control de la micción o de los movimientos intestinales.
  • Dificultad para mantenerse despierto o para despertarse.
  • Fiebre o náuseas/vómitos.
  • Confusión grave, grandes cambios de humor o comportamiento o alucinaciones.
  • Dificultad para ver, oír o hablar.
  • Dificultad para caminar o debilidad en las piernas o los brazos.
  • Rigidez de cuello o dolores de cabeza que son peores que antes.
  • Falta de sensibilidad, entumecimiento o pinchazos en los brazos, las piernas o la cara.
  • Desmayos.
  • Convulsiones.

Llame al 911 o acuda al servicio de urgencias si experimenta

  • Dificultad para respirar.
  • Una convulsión, cuando no ha tenido ninguna antes.
  • Un tipo de convulsión diferente al que ha tenido antes.

El resumen de Infitema

La cirugía cerebral puede tratar una serie de enfermedades graves, como tumores cerebrales, aneurismas y epilepsia. Algunos tipos de cirugía cerebral requieren una incisión (corte) en el cráneo y el cerebro. Otros procedimientos son mínimamente invasivos y pueden no requerir ninguna incisión. Los mayores riesgos de la cirugía cerebral son la pérdida de funciones, como la capacidad de hablar, caminar o pensar. Algunas personas necesitan rehabilitación después de la operación para recuperar sus funciones.