/images/i/tratamientos/cirugia-de-aneurisma-cirugia-abierta-tradicional/cirugia-de-aneurisma-detalles-del-procedimiento-y-recuperacion.png
< Volver a patologías

Cirugía de aneurisma: Detalles del procedimiento y recuperación

La cirugía de aneurisma es un tratamiento con fisioterapia para los aneurismas aórticos. Un cirujano extrae la parte dañada de la aorta y la sustituye por un tubo de tejido sintético llamado injerto. La cirugía es muy eficaz cuando se realiza antes de la rotura del aneurisma. La recuperación para la mayoría de las personas incluye de cinco a diez días en el hospital y de cuatro a seis semanas en casa.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia ayuda con la cirugía de aneurisma de la siguiente manera: después de la cirugía, el fisioterapeuta ayudará a los pacientes a levantarse de la cama y a caminar, lo que ayudará a mejorar la circulación y a reducir el riesgo de coágulos de sangre. También se les enseñará a los pacientes cómo hacer ejercicios de respiración para evitar la atelectasia (acumulación de aire en los pulmones) y la neumonía. Después de la cirugía, se les puede colocar a los pacientes un drenaje para ayudar a drenar el exceso de líquido y reducir el riesgo de infección. El fisioterapeuta también ayudará a los pacientes a controlar el drenaje y asegurarse de que se está drenando correctamente. Los fisioterapeutas también pueden ayudar a los pacientes a controlar el dolor y reducir la ansiedad y el estrés. También se les enseñará a los pacientes cómo cuidar de sí mismos después de la cirugía y cómo evitar complicaciones.
¿Qué es la cirugía de aneurisma?

¿Qué es la cirugía de aneurisma?

La cirugía de aneurisma, también llamada cirugía abierta tradicional, es un tratamiento para los aneurismas aórticos . Un aneurisma aórtico daña la aorta y provoca complicaciones que ponen en peligro la vida. El objetivo principal de la cirugía abierta es prevenir la rotura del aneurisma o la disección . También puede reparar el daño después de que se produzca.

El cirujano extrae la parte dañada de la aorta y la sustituye por un tubo de tejido sintético. Este tubo se llama injerto. Funciona como un nuevo revestimiento de la arteria para que la sangre pueda pasar con seguridad.

Un cirujano torácico o vascular realiza esta intervención en la sala de operaciones de un hospital. Esta intervención se considera una cirugía mayor. El cirujano tiene que hacer una gran incisión en el pecho o el vientre para acceder al aneurisma. El aneurisma puede estar situado en el pecho ((861)aneurisma aórtico torácico ) o un poco más abajo en el vientre ((966)aneurisma aórtico abdominal ).

La cirugía de aneurisma suele ser necesaria para evitar complicaciones graves o la muerte. Como cualquier intervención quirúrgica importante, conlleva riesgos. Pero los beneficios suelen ser mayores que los riesgos. Su especialista hablará con usted sobre sus opciones y determinará si necesita la cirugía.

¿Quién necesita operarse de un aneurisma?

Las personas que tienen un aneurisma aórtico roto o disecado necesitan esta cirugía. Es una operación de urgencia que puede salvarles la vida. Otras personas pueden necesitar esta operación si tienen un aneurisma que corre el riesgo de romperse pero que aún no lo ha hecho. Este riesgo aumenta si su aneurisma está creciendo o causando síntomas.

Personas con un aneurisma roto o disecado

Si su aneurisma se rompe o se diseca, necesita ser operado de inmediato. Llame al 911 si tiene los siguientes síntomas

  • Piel húmeda y sudorosa.
  • Vértigo.
  • Desmayos .
  • Latidos rápidos del corazón .
  • Náuseas y vómitos.
  • Dificultad para respirar .
  • Dolor repentino e intenso en el vientre, la espalda baja o las piernas.
  • Dolor repentino y agudo en el pecho o la espalda.

Personas con un aneurisma con riesgo de rotura

Si tiene un aneurisma, es importante que visite a su especialista médico para que le haga revisiones. Un aneurisma que no se haya roto o disecado puede seguir siendo peligroso. Por lo tanto, su especialista vigilará el aneurisma y decidirá la mejor manera de tratarlo. Es posible que necesite una operación de aneurisma si tiene

  • Dolor en el vientre, la espalda, el pecho, la ingle o la cara interna del muslo.
  • Una sensación de pulsación en el vientre.
  • Tos, ronquera o dificultad para respirar.
  • Un aneurisma de gran tamaño (al menos 5 centímetros de diámetro).
  • Crecimiento rápido del aneurisma (más de un centímetro por año).

Su médico hablará con usted sobre su enfermedad y sus opciones de tratamiento. El médico comprobará el tamaño del aneurisma, su localización y el riesgo de rotura. Hay que tener en cuenta muchas cosas, como su estado de salud general y su historial médico. El médico adaptará el tratamiento a sus necesidades individuales.

Por ejemplo, si tiene el síndrome de Marfan , un aneurisma más pequeño será más peligroso para usted. Por lo tanto, es posible que necesite tratamiento antes que alguien que no tenga el síndrome de Marfan.

Es posible que tenga otros problemas de salud que hagan que la cirugía abierta sea demasiado arriesgada. En ese caso, su médico puede recomendarle la reparación endovascular del aneurisma (EVAR) , un procedimiento de reparación de aneurismas menos invasivo.

¿Qué ocurre antes de la intervención de aneurisma?

Los preparativos para la intervención comienzan con semanas de antelación. Su médico le hará un examen físico y le hará algunas pruebas para asegurarse de que la operación es segura. Hablará con su especialista sobre:

  • Los medicamentos que está tomando . Su especialista necesita saber qué medicamentos, suplementos y hierbas está usando. Asegúrese de mencionar tanto los medicamentos recetados como los de venta libre. Es posible que tenga que dejar de tomar algunos antes de la operación. Es importante que sigas al pie de la letra las indicaciones de tu médico sobre los medicamentos que debes tomar o evitar.
  • Condiciones médicas . Tendrá que controlar condiciones como la presión arterial alta antes de su cirugía.
  • Cómo se siente . Si tiene un resfriado, gripe , herpes o cualquier otra enfermedad, debe decírselo a su especialista. Estar enfermo podría influir en su respuesta a la cirugía.
  • Fumar . No debe fumar durante al menos un mes antes de la operación. Su especialista le dará recursos para ayudarle a dejar de fumar.

Su especialista le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para el día de la cirugía. Éstas pueden incluir:

  • No beber nada después de la medianoche de la noche anterior a la operación. Esto incluye el agua.
  • Tomar ciertos medicamentos la mañana de la operación.
  • Buscar a alguien que le lleve a casa cuando salga del hospital.

Es importante que siga todas las instrucciones de su especialista. Pregunte si algo no está claro o si tiene alguna duda.

¿Qué sucede durante la operación de aneurisma?

Su equipo de atención médica lo hará sentir cómodo antes de que comience la cirugía de aneurisma. Se le administrará anestesia general para que esté dormido durante la intervención. A continuación, la intervención incluirá los siguientes pasos:

  1. Incisión . El cirujano le hará una larga incisión en la piel para abrir el pecho o el vientre. La ubicación de la incisión depende de la localización del aneurisma. Puede estar en la parte delantera o en el lado izquierdo del pecho, y puede extenderse hasta justo debajo del ombligo.
  2. Pinzamiento . El cirujano utilizará pinzas para bloquear el flujo sanguíneo de las secciones de la aorta situadas por encima y por debajo del aneurisma. Es posible que le coloquen un sistema de circulación extracorpórea para que la sangre siga fluyendo hacia el resto del cuerpo durante la intervención.
  3. Inserción del injerto . La inserción de un injerto es el objetivo principal de la intervención. El cirujano sustituirá la sección abultada de la aorta por un tubo llamado injerto. Este injerto funciona ahora como un nuevo revestimiento para su arteria. Está hecho de un material artificial como el poliéster (tela). Tiene paredes fuertes para soportar el flujo sanguíneo. El cirujano coserá el injerto en su lugar con puntos de sutura.
  4. Cierre . El cirujano cerrará la incisión en el pecho o el vientre con puntos o grapas.

La operación de aneurisma suele durar entre tres y cuatro horas.

¿Qué ocurre después de la operación de aneurisma?

Una vez finalizada la intervención, se le trasladará a la unidad de cuidados intensivos (UCI). Se le vigilará estrechamente durante varios días antes de trasladarle a una habitación normal del hospital. Su estancia total en el hospital será probablemente de tres a diez días.

Mientras esté en el hospital, recibirá cuidados que incluyen

  • Una sonda urinaria para ayudarle a orinar.
  • Una sonda a través de la nariz y el estómago que drena los líquidos.
  • Medicación anticoagulante ((1172)anticoagulantes ).
  • Calcetines de compresión que ayudan a prevenir los coágulos de sangre en las piernas.
  • Un respirador para ayudar a los pulmones.
  • Analgésicos para facilitar la recuperación.

Poco a poco empezará a moverse y a recuperar fuerzas. Pero recuerde que acaba de someterse a una cirugía mayor. Su cuerpo necesita tiempo para curarse. Siga atentamente las instrucciones de su médico y no se presione demasiado pronto. Es importante que se dé tiempo para descansar.

Asegúrate de que alguien te lleve a casa desde el hospital. No podrá conducir hasta que el médico le dé el visto bueno.

¿Cuáles son las ventajas de la cirugía de aneurisma?

La cirugía de aneurisma puede salvarle la vida. Puede evitar la rotura o disección de un aneurisma. También puede realizarse en caso de emergencia para reparar los daños causados por la rotura o disección de un aneurisma.

La cirugía abierta es una buena opción para las personas que no pueden someterse a una reparación endovascular del aneurisma (EVAR). Por ejemplo, la endoprótesis utilizada en la EVAR no siempre se ajusta a la forma de la aorta de una persona. Por lo tanto, esa persona necesitaría una cirugía abierta.

¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones de la cirugía de aneurisma?

La cirugía de aneurisma puede salvarle la vida. Pero es importante conocer los posibles riesgos y complicaciones. Entre ellas se encuentran:

  • Sangrado.
  • Coágulos de sangre .
  • Problemas respiratorios.
  • Daños en los intestinos u otros órganos.
  • Ataque cardíaco o derrame cerebral.
  • Infección en el injerto.
  • Infección en los pulmones, las vías urinarias o el vientre.
  • Insuficiencia renal.
  • Daño a los nervios.
  • Lesión medular .

Hable con su médico sobre todos los posibles riesgos. Y pregunte cuáles son los más probables en función de su propio estado de salud. Los riesgos y las complicaciones cambian en función de cada persona.

La cirugía nunca está exenta de riesgos. Pero su equipo de atención médica hará todo lo posible para que su cirugía sea segura y exitosa.

¿Cuáles son las probabilidades de sobrevivir a una operación de aneurisma?

La operación de aneurisma es muy grave si se realiza tras la rotura de un aneurisma. La probabilidad de sobrevivir tras la cirugía de un aneurisma aórtico roto es del 50% al 70%. La mayor amenaza proviene de las complicaciones de la rotura, incluida la insuficiencia renal. Pero sin ningún tratamiento, la rotura será ciertamente mortal. Por tanto, la cirugía ofrece la mejor oportunidad de supervivencia tras una rotura.

La probabilidad de supervivencia es mucho mayor cuando se opera antes de la rotura. En ese caso, la probabilidad de sobrevivir a la cirugía de aneurisma es del 95% al 98%.

La cirugía abierta es más arriesgada para las personas con otros problemas de salud graves, como:

  • Enfermedades cardíacas .
  • Insuficiencia renal .
  • Enfermedad pulmonar.
  • Antecedentes de ictus .

Las personas mayores también corren un mayor riesgo de sufrir complicaciones. Su especialista hablará con usted sobre sus riesgos individuales.

La mayoría de las personas se recuperan totalmente de la operación de aneurisma, especialmente si el aneurisma no se ha roto antes.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de una operación de aneurisma?

Necesitará de tres a diez días para recuperarse en el hospital. Algunas personas necesitan más tiempo. Después de salir del hospital, es posible que tenga que permanecer en un centro de rehabilitación. Esto le ayudará a recuperar su fuerza e independencia. La mayoría de las personas tardan entre cuatro y seis semanas en recuperarse por completo. Pero algunas personas pueden necesitar dos o tres meses para volver a la normalidad.

Restricciones durante la recuperación

Su equipo médico le dará instrucciones específicas que deberá seguir mientras se recupera. Las restricciones pueden incluir:

  • No conducir hasta que su especialista le diga que puede hacerlo. Esto suele ocurrir al menos una o dos semanas después de la operación, cuando haya dejado de tomar la medicación para el dolor.
  • No bañarse hasta que sane la incisión. Puede ducharse o darse un baño de esponja, pero tenga cuidado alrededor de la incisión.
  • No nadar hasta que se cure la incisión.
  • No levante objetos pesados (más de 10 libras) durante cuatro a seis semanas. Esto puede ser más largo dependiendo de cómo esté curando. Siga las instrucciones de su médico.
  • No haga ejercicios pesados ni actividades que le hagan perder el aliento.

Cómo lidiar con el dolor

Tendrá medicamentos recetados para el dolor que deberá tomar cuando se recupere en casa. Anota a qué hora tomas cada dosis. Y trata de tomar las pastillas a la misma hora cada día. Esto puede ayudar a que el medicamento sea más eficaz.

Cuidado de la incisión (herida quirúrgica)

La incisión es la zona del pecho o del vientre que se abrió para la operación. Ahora está cerrada, pero sigue siendo una herida. Necesita cuidados especiales mientras se recupera. Tu especialista te orientará sobre cómo cuidarla. Es probable que tengas que cambiar el apósito (vendas) al menos una vez al día. No se quite el vendaje para ducharse a menos que su especialista le diga que puede hacerlo.

Estornudar o toser puede resultar incómodo durante un tiempo. Para aliviar el dolor, abrace una almohada contra la incisión cuando estornude o tosa. Esto también puede proteger su incisión.

Cambios en el apetito y el nivel de energía

A medida que se recupera, puede notar que no tiene tanta hambre como de costumbre. Esto es normal. Pueden pasar algunas semanas hasta que recupere el apetito. Algunas personas pierden hasta 9 kilos durante la recuperación.

También es posible que se sienta cansado durante algunas semanas. Esto forma parte de la curación. Hable con su especialista sobre cómo se siente y sobre cualquier preocupación que tenga.

¿Qué puedo hacer para preparar mi recuperación en casa?

Los preparativos para la cirugía pueden ser angustiosos. Dedique parte de esa energía nerviosa a hacer que su casa sea cómoda para su regreso. Pida a sus familiares y amigos que le ayuden. Algunos consejos son

  • Prepare una cama y un espacio para vivir en el primer piso. Es probable que puedas utilizar las escaleras. Pero es una buena idea limitar el riesgo de caídas mientras te curas.
  • Abastécete de alimentos y suministros personales.
  • Prepara las comidas con antelación y congélalas.
  • Guarda las provisiones en armarios o espacios que no requieran agacharse o estirarse.
  • Tenga un lugar de fácil acceso para el teléfono y el cargador.

Si vives solo, pide a alguien que se quede contigo o que pase tiempo contigo cada día. También puedes pedirle a alguien que te traiga la comida u otros suministros.

Si no tiene familiares o amigos cerca, pida a su médico que le recomiende un servicio de cuidados. Es importante que acepte la ayuda de los demás mientras se cura. Cuanta más ayuda tenga ahora, más rápido se recuperará y recuperará su independencia.

¿Qué cambios en el estilo de vida debo hacer después de una operación de aneurisma?

Su operación ha sido una gran inversión en su salud. Pero debe proteger esa inversión. Haga todo lo que pueda para mantener la salud de su corazón y de todo su cuerpo, incluyendo:

  • Llevar una dieta saludable para el corazón . Reducir el consumo de sal, azúcar y grasas saturadas. Beba mucha agua.
  • Ejercicio . Pregunte a su especialista qué ejercicios son los mejores para usted.
  • Si fuma, es hora de dejarlo. Fumar daña las arterias y causa muchos otros problemas de salud. Trabaje con su especialista para obtener los recursos y el apoyo que necesita.
  • Controle afecciones como la presión arterial alta, el colesterol alto y la diabetes . Tome sus medicamentos y hable con su especialista sobre sus cifras.
  • Únase a un grupo de apoyo para conocer a otras personas que han estado en su lugar. Los grupos de apoyo pueden ayudarle a seguir los cambios en su estilo de vida. También pueden ser una buena forma de conocer nuevos recursos y tratamientos.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Mientras se recupera de la operación de aneurisma, preste atención a cómo se siente. Llame a su especialista si tiene alguno de estos problemas.

Problemas de la incisión (herida quirúrgica)

  • Enrojecimiento, dolor, calor o hinchazón.
  • Sangre o líquido claro que traspasa el vendaje.
  • Drenaje verde o amarillo.
  • Los bordes de la incisión se separan.

Otros problemas

  • Dolor intenso o persistente en la espalda o el vientre.
  • Piernas hinchadas o imposibilidad de moverlas.
  • Dolor en el pecho o dificultad para respirar incluso cuando descansa.
  • Mareos, desmayos o fatiga extrema.
  • Toser con sangre, o toser con mucosidad amarilla o verde.
  • Escalofríos o fiebre.
  • Sangre en las deposiciones.

El resumen de Infitema

La cirugía de aneurisma es un procedimiento que salva vidas y que puede ayudar a que sus arterias estén sanas. Para algunas personas, se trata de una intervención quirúrgica de urgencia en respuesta a la rotura de un aneurisma. Para otras, es una medida preventiva planificada con meses de antelación. En cualquier caso, se trata de una intervención quirúrgica importante que conlleva sus propios riesgos. Hable con su médico sobre qué opción de tratamiento es la mejor para usted. Si tiene un aneurisma o antecedentes de aneurismas, acuda a las revisiones periódicas para que su médico pueda vigilarlo. Es esencial tratar un aneurisma antes de que crezca demasiado o cause problemas graves.