/images/i/tratamientos/depresion-terapias-alternativas/tratamiento-alternativo-para-la-depresion-opciones-y-remedios.png
< Volver a patologías

Tratamiento alternativo para la depresión: Opciones y remedios

La depresión clínica suele tratarse con psicoterapia y medicación en la medicina occidental. Si esos fisioterapia, tratamientos no funcionan, puede ser el momento de probar terapias alternativas. Los científicos aún no se han puesto de acuerdo sobre la eficacia de los suplementos de hierbas, la acupuntura y otros tratamientos, pero muchos pacientes con depresión dicen que son útiles.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

como la fisioterapia, pueden proporcionar un alivio significativo de los síntomas de la depresión. La fisioterapia puede mejorar el estado de ánimo, la energía y el bienestar general. También puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, al tiempo que mejora la capacidad de dormir.
¿Qué son las terapias alternativas?

¿Qué son las terapias alternativas?

Un tratamiento de salud que no está clasificado como una práctica médica occidental estándar se denomina "alternativo", o "complementario,” o “integrador".” La terapia alternativa abarca una variedad de disciplinas que incluye todo, desde la dieta y el ejercicio hasta el acondicionamiento mental y el estilo de vida. Algunos ejemplos de terapias alternativas son

  • Remedios herbales.
  • Acupuntura.
  • Reflexología.
  • Ejercicio.
  • La meditación.
  • Masaje.
  • Imaginería guiada.
  • El yoga.
¿Qué es la depresión?

¿Qué es la depresión?

“Depresión mayor” o “clínica” es un trastorno de salud mental caracterizado por una intensa e implacable sensación de desesperanza, inutilidad, vacío y/o desesperación. La depresión clínica interfiere en el trabajo, la alimentación, el sueño y otros aspectos de la vida. Puede estar causada por uno o varios factores, como desequilibrios químicos, altos niveles de estrés, experiencias traumáticas, transiciones vitales y otros. Aproximadamente el 10% de las personas en Europa sufren depresión.

Los dos tratamientos más comunes para la depresión clínica en la medicina occidental son la psicoterapia y los medicamentos. Un terapeuta proporciona asesoramiento (terapia de conversación) y un médico de familia o psiquiatra proporciona medicamentos (como los ISRS, inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina). Estos tratamientos pueden ser muy eficaces. Sin embargo, si no responde a ellos, o si quiere complementar su tratamiento, puede considerar las terapias alternativas.

¿Qué terapias alternativas se recomiendan para la depresión?

Ninguna terapia alternativa garantiza la curación de la depresión, pero lo mismo puede decirse de varios medicamentos y psicoterapias occidentales. Para estar seguro, asegúrese de consultar con su profesional sanitario antes de probar una o varias de estas terapias recomendadas:

  • Remedios a base de hierbas : Los remedios a base de hierbas se elaboran a partir de plantas. De la gran variedad de terapias herbales disponibles, la hierba de San Juan y el ginkgo biloba son los productos más utilizados para tratar la depresión.
  • Acupuntura : La acupuntura es un antiguo método chino de curación que previene y cura enfermedades y afecciones específicas.
  • Reflexología : Para este tratamiento, el reflexólogo aplica presión en diferentes puntos de los pies, las manos, las orejas y la cara.
  • Ejercicio : En general, el ejercicio es una forma fácil y segura de mejorar el bienestar.
  • Meditación : La meditación es una forma de relajación e introspección.
  • Masaje : El masaje utiliza el tacto para favorecer la relajación y reducir la tensión y el estrés.
  • Imaginería guiada : La imaginería guiada es una forma de relajación focalizada que ayuda a crear armonía entre la mente y el cuerpo.
  • Yoga : El yoga es un tipo de ejercicio y práctica espiritual.
  • Respiración profunda : Inhalar lenta y profundamente, y exhalar lentamente, mientras la mente se concentra en la respiración.

¿Cómo funciona la terapia alternativa para la depresión?

Cada terapia alternativa es única. Algunas implican movimiento, otras implican estar quieto, etc. A continuación se explica cómo funciona cada terapia:

  • Remedios herbales : La hierba de San Juan se ha utilizado con fines médicos durante miles de años, a pesar de que no se ha demostrado científicamente que pueda tratar la depresión moderada o grave. Se cree que el ginkgo biloba mejora la memoria y otras funciones intelectuales, aunque las pruebas no son consistentes. Las hierbas medicinales se toman por vía oral.
  • Acupuntura : La acupuntura consiste en clavar agujas muy finas y sólidas en puntos específicos del cuerpo. Estimula la capacidad del cuerpo para resistir o superar la enfermedad corrigiendo los desequilibrios. También induce al cuerpo a producir sustancias químicas que disminuyen o eliminan las sensaciones dolorosas.
  • Reflexología: Los nervios de las manos y los pies están relacionados con varias partes del cuerpo. Los reflexólogos creen que el proceso de curación se estimula aplicando presión en puntos específicos del cuerpo.
  • Ejercicio: Se ha demostrado que caminar, correr, nadar, etc. reduce los síntomas de la depresión. Un estudio reciente sugiere que 150 minutos/semana de ejercicio de intensidad moderada reduce los síntomas de ansiedad y depresión.
  • Meditación : Mientras el cuerpo está en reposo, la mente se despeja concentrándose en un pensamiento, que puede ser una palabra, una frase o un paisaje concreto. La meditación suele practicarse regularmente — durante al menos 10 minutos al día.
  • Masaje : Los masajistas utilizan sus manos para frotar el cuerpo. El masaje favorece la conexión mente-cuerpo, permitiendo una mayor conciencia de lo que ocurre en nuestro cuerpo. Algunas variaciones del masaje que pueden favorecer la conexión mente-cuerpo y la relajación general son las técnicas de masaje sueco, el reiki, la aromaterapia y las terapias craneosacrales.
  • Imágenes guiadas : Las imágenes guiadas le ayudan a crear imágenes tranquilas y pacíficas en su mente —, una "fuga mental" con fines terapéuticos. Puede ser una poderosa estrategia psicológica para mejorar las habilidades de afrontamiento de una persona.
  • Yoga : Practicar yoga te enseña técnicas de respiración que pueden ayudarte a energizarte cuando te sientas deprimido o a calmarte cuando sientas ansiedad. La respiración es el vínculo entre tu mente y tu cuerpo. Cambiar tu respiración puede ayudarte a sentirte mejor mental y físicamente.
  • Respiración profunda : Cuando nos sentimos estresados, a menudo respiramos rápidamente o nos cuesta recuperar el aliento. Al respirar lenta y profundamente, los pulmones se llenan de oxígeno, lo que ayuda a reducir el ritmo cardíaco. Al centrar nuestra mente en el proceso de respiración, desviamos la atención de lo que está causando el estrés.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos de las terapias alternativas para la depresión?

Los riesgos de las terapias alternativas aumentan si estás embarazada o amamantando. Consulte a su especialista médico para que le ayude a determinar qué terapias son seguras para usted.

  • Remedios a base de hierbas : Consulte con su especialista médico antes de empezar a usar un remedio a base de hierbas para asegurarse de que no haya interacciones con sus antidepresivos u otros medicamentos.
  • Acupuntura : En un estudio clínico reciente, la acupuntura ha demostrado ser eficaz para disminuir la depresión a los tres meses, en comparación con la atención habitual. En el caso de las personas que sufren tanto dolor como depresión, la acupuntura puede ser mejor que el asesoramiento y los cuidados habituales para reducir ambos.
  • Reflexología : Se cree que la reflexología mejora el estado de ánimo, ayuda a dormir y alivia la tensión.
  • Ejercicio:Diferentes formas de ejercicio pueden disminuir el estrés, reducir la depresión y aumentar el nivel de energía, el equilibrio, la flexibilidad y la capacidad de relajación.
  • Meditación: La meditación tiene muchos beneficios, como ayudar a combatir el estrés y la ansiedad y entrar en un lugar de quietud y calma.
  • Masaje:La liberación de serotonina y dopamina, y la disminución del cortisol durante un masaje pueden ayudar a mejorar los síntomas de la depresión, disminuir el dolor y mejorar el sueño.
  • Imaginería guiada: Puede ayudar a las personas a afrontar — y posiblemente superar — el estrés, la ira, el dolor, la depresión y el insomnio con o sin enfermedad física asociada.
  • Yoga : Las posturas y los movimientos del yoga enseñan a sostener el cuerpo de una manera que puede hacer que te sientas más fuerte, más capaz de respirar y de funcionar y a crear una mayor sensación de bienestar general.
  • Respiración profunda: Centrarse en hacer respiraciones lentas y profundas, contando hasta dar al inhalar y luego contando hasta cinco al exhalar, ayuda a la depresión tanto física como mentalmente.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) de las personas que utilizan terapias alternativas para la depresión?

Los científicos aún no se han puesto de acuerdo sobre la eficacia de las terapias alternativas que se enumeran aquí. Es difícil predecir un pronóstico. Parte del viaje de usar terapias alternativas es que usted tendrá que hacer algunos experimentos para descubrir qué funciona y qué no funciona para usted. Algunas personas que han utilizado terapias alternativas han tenido éxito, y otras no. Manténgase en contacto con su especialista médico mientras utiliza estas terapias.

¿Cuándo debo ponerme en contacto con mi especialista médico?

Ponte en contacto con tu especialista médico inmediatamente si tienes pensamientos suicidas, de hacerte daño a ti mismo o a otros. Recuerde que siempre debe seguir las instrucciones de su especialista médico. Nunca deje de tomar sus medicamentos ni comience una terapia alternativa sin aprobación y supervisión.

¿Cubre el seguro las terapias alternativas para la depresión?

Muchas terapias alternativas no están cubiertas por el seguro. Es posible que tenga que pagar de su bolsillo. Sin embargo, hay recursos gratuitos donde puedes aprender sobre el yoga y la meditación, y puedes hacer ejercicio por tu cuenta (bajo la supervisión de tu especialista médico). Investiga los recursos de tu comunidad y pide a tu médico que te recomiende alguno.