/images/i/tratamientos/eliminacion-de-lunares/eliminacion-de-lunares-cirugia-cuidados-posteriores-y-cicatrices.png
< Volver a patologías

Eliminación de lunares: Cirugía, cuidados posteriores y cicatrices

La mayoría de los lunares son inofensivos, pero su especialista médico puede recomendar la extirpación de un lunar si parece sospechoso. Los lunares también pueden eliminarse por motivos estéticos. Tanto si se somete a una escisión quirúrgica como a un afeitado para eliminar un lunar, el procedimiento es rápido y no debería doler una vez que la zona esté adormecida. Después de la intervención, es posible que sienta escozor o ardor alrededor de la zona durante unos días.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con eliminación de lunares?

La fisioterapia puede ayudar a eliminar lunares mediante el uso de ultrasonido. El ultrasonido puede destruir el tejido del lunar y ayudar a que se desprenda de la piel. La fisioterapia también puede ayudar a eliminar lunares mediante el uso de láser. El láser puede quemar el tejido del lunar y ayudar a que se desprenda de la piel.

Visión general

Eliminación de lunares antes (izquierda) y después (derecha).
¿Qué es la extirpación de lunares?

¿Qué es la extirpación de lunares?

En un procedimiento de extirpación de lunares, su dermatólogo afeita o corta un lunar para eliminarlo de su piel. Un dermatólogo es un médico especializado en diagnosticar y tratar enfermedades de la piel. Por lo general, es un procedimiento rápido y ambulatorio que permite al médico examinar el lunar para detectar un cáncer de piel. Algunas personas también se someten a la extirpación de lunares por motivos estéticos.

¿Qué es un lunar?

Los lunares suelen aparecer en la infancia o la adolescencia y varían en color desde el tono natural de la piel hasta el rosa, el marrón o el negro. Las personas con pelo o piel más oscuros tienden a tener lunares más oscuros que las personas con pelo o piel más claros. Los lunares pueden ser planos o sobresalir de la superficie de la piel. Su médico puede referirse a su lunar como nevus ”) o a un grupo de lunares como nevi ”).

Es normal tener unos 10–40 lunares al llegar a la edad adulta. Algunos lunares crecen lentamente y pueden aclararse o desaparecer con el tiempo. La mayoría de los lunares son inofensivos, pero debes acudir a tu médico si te preocupa el aspecto de un lunar, o si cambia de color o forma, te pica o sangra.

A veces, los lunares son cáncer de piel o precancerosos. Si su lunar le pica, sangra, no es redondo u ovalado, o nota cambios en su aspecto, póngase en contacto con su médico.

¿Por qué se extirpa un lunar?

La extirpación de lunares trata los lunares atípicos en cualquier parte de la cara, el cuello, los brazos, las piernas o el torso. El médico puede recomendar la extirpación de un lunar atípico para poder realizar una prueba ((94)biopsia ) para ver si el crecimiento es canceroso (maligno) o precanceroso. Y si su dermatólogo puede extirpar el lunar y consigue unos buenos márgenes (la zona que rodea al lunar), la extirpación del lunar puede servir como tratamiento curativo para el cáncer de piel que no se ha extendido.

El médico también puede extirpar un lunar si no está satisfecho con su ubicación o aspecto.

¿Quién necesita someterse a este tratamiento?

¿Quién necesita someterse a este tratamiento?

La mayoría de los lunares no requieren tratamiento. Pero es posible que quiera que le extirpen un lunar si no está contento con su aspecto o sensación. Habla con tu médico si te preocupa un lunar. Por lo general, los lunares se extirpan si el médico sospecha que pueden ser cancerosos o por razones estéticas.

Extirpación de lunares atípicos

Los lunares típicos son redondos, planos o ligeramente elevados, de color uniforme y mantienen prácticamente la misma forma y tamaño a lo largo del tiempo. Pero si tu lunar tiene un aspecto atípico (displásico), tu médico puede sugerirte que lo extirpes para poder realizar pruebas que determinen si se trata de un cáncer (maligno) o no (benigno).

Extirpación cosmética de lunares

Tanto si has nacido con un lunar como si se ha desarrollado con el tiempo, es posible que no te guste su aspecto o su tacto. Si tiene un lunar que le molesta, hable de sus preocupaciones con su médico. No intentes eliminar un lunar en casa. La extirpación de un lunar por parte de un profesional médico es más segura y estarás más contento con tu aspecto después de curarte.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para eliminación de lunares?

  • El tratamiento de fisioterapia para la eliminación de lunares consta de varios pasos:
  • Se aplica una capa delgada de gel de silicona sobre el lunar.
  • Luego, se aplica una compresa térmica sobre el gel para aumentar la temperatura de la zona afectada.
  • La compresa se deja en su lugar durante unos minutos, y luego se retira.
  • A continuación, se aplica una segunda capa de gel de silicona sobre el lunar.
  • Se coloca una nueva compresa térmica sobre el gel, y se deja en su lugar durante unos minutos más.
  • Finalmente, se retira la compresa térmica y se aplica una capa de crema hidratante para calmar la piel.

¿Qué ocurre antes de esta intervención?

Antes de una intervención de eliminación de lunares, el médico inspecciona tu piel. Es posible que tome fotos de sus lunares para compararlas más adelante. También puede utilizar una herramienta llamada dermoscopio para ver de cerca el lunar y determinar la mejor manera de eliminarlo.

El médico marcará las zonas de la piel que se van a extirpar. A continuación, limpiarán la zona. Recibirá un medicamento adormecedor (anestésico). Puede aplicarse sobre la piel (de forma tópica) o puede recibir una inyección en el lugar de la operación. A veces, recibirá ambos.

¿Cómo eliminan los dermatólogos los lunares?

Hay dos métodos principales de eliminación de lunares: la escisión quirúrgica y la escisión por afeitado. Al igual que con todos los procedimientos quirúrgicos, hay riesgos y beneficios en ambos tipos de procedimientos de eliminación de lunares. Hable con su dermatólogo sobre qué método es el más adecuado para usted.

Escisión quirúrgica

La escisión es una técnica muy común para la eliminación de lunares. Tras limpiar y anestesiar la zona, el cirujano utiliza un bisturí para separar el lunar del resto de la piel. Dependiendo del tipo de lunar, tomará un margen de piel sana para asegurarse de que se eliminan todas las células atípicas. A continuación, con unas pinzas para agarrar el segmento, levantan el lunar. El sangrado es normal, y el cirujano puede aplicar presión en la zona o quemarla (cauterizarla) para detener la hemorragia antes de suturar la zona.

Escisión por afeitado

Otra técnica habitual para la eliminación de lunares es la escisión por afeitado. Es posible que el médico pueda eliminar un lunar afeitándolo en lugar de cortándolo. La escisión por afeitado puede proporcionar una muestra de tejido para su análisis, y la gente suele estar satisfecha con los resultados tras la curación. Pero la escisión por afeitado no es útil para examinar los márgenes profundos del tumor y no puede utilizarse para distinguir entre los distintos tipos de cáncer de piel.

Para la extirpación de un lunar por afeitado, el médico utiliza una maquinilla de afeitar de una o dos hojas para afeitar cuidadosamente el tumor hasta el nivel de la piel que lo rodea. Puede que queme ligeramente (cauterice) la zona que rodea al lunar extirpado para mejorar el aspecto de cualquier cicatriz tras la curación.

Los lunares extirpados mediante incisión por afeitado tienen más probabilidades de volver a aparecer que los extirpados mediante escisión quirúrgica.

¿Qué pasa con el láser u otros posibles métodos de eliminación de lunares?

Aunque algunos profesionales sanitarios han utilizado en el pasado el láser, la corriente eléctrica (cauterio) o el nitrógeno líquido (crioterapia) para eliminar lunares, estas técnicas no suelen recomendarse. El uso de estos métodos significa que no hay una muestra de su lunar para estudiar con el fin de identificar qué tipo de lunar es. Además, es más probable que los lunares vuelvan a aparecer (reaparecer) después de estos tratamientos. A veces, los lunares benignos que vuelven a aparecer tras la extirpación no quirúrgica pueden tener características de cáncer de piel.

¿Qué ocurre después de esta intervención?

Después de extirpar el lunar, el médico aplicará vaselina en la zona y la cubrirá con un vendaje. Deberá mantener la zona húmeda (con la vaselina) durante unos días y limpiarla a diario.

¿Cuáles son las ventajas de la extirpación quirúrgica de lunares?

La principal ventaja de someterse a un procedimiento de extirpación de lunares es que su profesional sanitario puede realizar pruebas para determinar si el lunar es un cáncer de piel. Si necesita un tratamiento para el cáncer de piel más allá de la extirpación del lunar, podrá empezarlo de inmediato, lo que puede reducir las posibilidades de que el cáncer se extienda (haga metástasis) a otras partes del cuerpo.

Además, muchas personas que se someten a procedimientos de extirpación de lunares están contentas con su aspecto tras la curación.

¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de este procedimiento?

Cuando su dermatólogo extirpa un lunar en su consulta, se trata de un procedimiento de bajo riesgo. Pero, como todos los procedimientos, existen algunos riesgos. Los riesgos de los procedimientos de extirpación de lunares incluyen:

  • Sangrado.
  • Cicatrices (que pueden o no ser perceptibles).
  • Infección.
  • Daño a los nervios.
  • El lunar puede volver a aparecer (reaparecer).

¿Cuál es el tiempo de recuperación?

El tiempo de curación depende de tu estado de salud general y del tamaño del lunar que te hayan extirpado. Es probable que la curación de la extirpación del lunar dure de dos a tres semanas. Durante este tiempo, podrá realizar sus actividades diarias, pero puede tener un poco de dolor. Para favorecer la cicatrización y prevenir la infección, debe seguir las instrucciones de su médico sobre el cuidado de la herida.

Cuidados posteriores a la extirpación de lunares

Tras la extirpación del lunar, tendrá una herida que deberá mantener limpia, húmeda y cubierta. Asegúrese de cambiar el apósito a diario o según le indique su médico. Una vez curada la herida, asegúrese de aplicar protección solar en la zona cuando esté expuesta.

¿Cuándo puedo volver al trabajo o a la escuela?

La mayoría de las cirugías de extirpación de lunares son procedimientos rápidos y ambulatorios. Debería poder conducir hasta su casa después de la cita y volver al trabajo o a la escuela inmediatamente.

¿Cuándo debo acudir a mi médico por un lunar?

La mayoría de los lunares son inofensivos y no es necesario extirparlos. Sin embargo, debe revisar sus lunares con regularidad y observar cualquier cambio. Póngase en contacto con su médico si su lunar

  • Le duele o le pica.
  • Tiene secreciones o sangra.
  • Crece o cambia de forma.
  • Tiene lados irregulares (no tiene la misma forma alrededor).
  • Aparece después de los 30 años.

¿Cuándo debo ponerme en contacto con mi dermatólogo para informarme sobre mi estado tras la extirpación de un lunar?

Después de someterse a un procedimiento de extirpación de un lunar, observe la zona atentamente para buscar cambios que puedan indicar que está teniendo problemas de cicatrización. Llame a su dermatólogo si:

  • Tiene un sangrado que no se detiene.
  • Notas signos de infección, como enrojecimiento o pus.
  • No estás contento con el aspecto que tiene después de curarse.
  • El lunar vuelve a crecer.

¿Duele la extirpación de un lunar?

Su médico utilizará medicamentos para adormecer (anestesia) para evitar el dolor durante la extirpación del lunar. Algunos procedimientos de extirpación de lunares sólo requieren anestesia tópica (sobre la piel), pero el médico también puede inyectar medicamentos como la lidocaína para reducir las molestias. Es posible que sienta escozor o ardor en la zona durante unos días después de la extirpación del lunar.

¿Puedo quitarme un lunar yo mismo?

No intente quitarse los lunares usted mismo. Aunque puedes comprar productos comercializados como bolígrafos o láseres para eliminar lunares — o puedes tener la tentación de intentar afeitarte o cortarte el lunar tú mismo —, no debes hacerlo por algunas razones importantes.

  • Podría ser canceroso.
  • Puede que no consigas eliminar todo el lunar.
  • Los láseres caseros pueden hacer que las células de la piel parezcan cancerosas aunque no lo sean.
  • Se corre el riesgo de infección.
  • Podría quedar una cicatriz importante.

Los dermatólogos están especialmente capacitados para realizar cirugías de la piel como la eliminación de lunares. Lo harán de forma segura, realizarán pruebas de diagnóstico y estarás más contento con tu aspecto tras la curación que si hubieras intentado eliminarlo tú mismo.

¿Se pueden eliminar permanentemente los lunares?

La mayoría de los lunares extirpados por los dermatólogos se eliminan de forma permanente. Pero algunos lunares vuelven a aparecer (reaparecen). Si le extirpan un lunar y vuelve a aparecer después de curarse, póngase en contacto con su médico.

El resumen de Infitema

La extirpación de lunares es un procedimiento rápido y relativamente fácil que su médico puede recomendar para eliminar de forma segura los lunares sospechosos. La extirpación de lunares también puede hacerse por motivos estéticos —, pero no lo haga en casa. El médico limpiará y anestesiará la zona antes de afeitar o cortar el lunar. Después de la extirpación del lunar, es posible que sienta escozor y ardor durante unos días. Asegúrese de seguir las instrucciones de su médico para los cuidados posteriores a la extirpación del lunar, y póngase en contacto con él si tiene algún síntoma preocupante.