/images/i/tratamientos/estimulacion-nerviosa-electrica-transcutanea-tens/estimulacion-nerviosa-electrica-transcutanea-tens.png
< Volver a patologías

Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)

La terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) consiste en el uso de corrientes eléctricas de bajo voltaje para tratar el dolor. Un pequeño dispositivo suministra la corriente en los nervios o cerca de ellos. La terapia TENS bloquea o cambia la percepción del dolor.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (tens)?

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) es un tratamiento fisioterapéutico que se utiliza para aliviar el dolor. La TENS envía pequeñas corrientes eléctricas a través de la piel y hacia los nervios debajo de ella. Estas corrientes estimulan los nervios, lo que a su vez puede reducir el dolor. La TENS también puede ayudar a reducir la inflamación y a mejorar la circulación.
¿Qué es la terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)?

¿Qué es la terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)?

La estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) es una terapia que utiliza corriente eléctrica de bajo voltaje para aliviar el dolor. Una unidad de TENS consiste en un dispositivo alimentado por pilas que suministra impulsos eléctricos a través de electrodos colocados en la superficie de la piel. Los electrodos se colocan en los nervios donde se localiza el dolor o en los puntos gatillo, o cerca de ellos.

¿Cómo funciona la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)?

Existen dos teorías sobre el funcionamiento de la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS). Una teoría es que la corriente eléctrica estimula las células nerviosas que bloquean la transmisión de las señales de dolor, modificando su percepción del dolor. La otra teoría es que la estimulación nerviosa aumenta el nivel de endorfinas, que son la sustancia química natural del cuerpo que mata el dolor. Las endorfinas bloquean entonces la percepción del dolor.

¿Para qué se utiliza la terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)?

La terapia TENS se ha utilizado o se está estudiando para aliviar tanto el dolor crónico (de larga duración) como el agudo (de corta duración). Algunas de las afecciones más comunes para las que se ha utilizado la TENS son

¿Para qué tipos de afecciones y zonas del cuerpo no debe utilizarse la terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)?

No utilice la terapia TENS en estas localizaciones corporales específicas si tiene alguna de las siguientes condiciones:

  • Un dispositivo implantable (cardioversor/desfibrilador, neuroestimuladores, estimulador de crecimiento óseo, tensiómetros permanentes). No utilice la terapia TENS sobre o cerca de las zonas en las que esté implantado un dispositivo electrónico. La TENS podría provocar el mal funcionamiento de estos dispositivos.
  • Está embarazada . No aplique la terapia TENS en el abdomen; en la zona pélvica; en la parte baja de la espalda; o en los puntos de acupuntura de la rodilla, la mano o el tobillo. (Sin embargo, la TENS puede utilizarse para el dolor de parto).
  • Cáncer . No aplique los electrodos en zonas del cuerpo donde se sabe o se sospecha que hay cáncer. No utilice TENS si tiene un dolor no diagnosticado y un historial de cáncer en los últimos 5 años.
  • Epilepsia . No aplique los electrodos en la cabeza, el cuello o los hombros. Los impulsos podrían provocar convulsiones.
  • Trombosis venosa profunda o tromboflebitis . No utilice la terapia TENS ya que puede aumentar la circulación sanguínea, lo que puede aumentar el riesgo de desprendimiento de un coágulo de sangre.
  • Un trastorno de sangrado (hemorrágico) o tejido sangrante reciente o activo . La terapia TENS podría aumentar la hemorragia en el lugar del tejido o aumentar el riesgo de hemorragia en personas con trastornos hemorrágicos.
  • Enfermedad cardíaca . No aplique la terapia TENS en el pecho si padece una enfermedad cardíaca, insuficiencia cardíaca o arritmias .

Además, la TENS no debe aplicarse

  • A tejidos infectados, heridas por osteomielitis o si tiene tuberculosis . La terapia TENS puede provocar la propagación de infecciones.
  • A zonas de tejido que hayan sido tratadas recientemente con radiación.
  • A la piel dañada (excepto en el caso de heridas abiertas en las que la intención es utilizar la estimulación eléctrica para curar el tejido. En estos casos, la terapia debe ser guiada por un terapeuta experto).
  • Cerca o sobre los ojos o la boca, la parte delantera o lateral del cuello, o en la cabeza.
  • Cerca de los órganos reproductores o los genitales.
  • En zonas del cuerpo que carecen de sensibilidad o la tienen reducida.
  • En personas que tienen problemas de comunicación o que tienen un deterioro mental y no pueden proporcionar información para garantizar el uso seguro de TENS.

Si tiene algún problema de salud actual o pasado, o cualquier duda o pregunta, consulte siempre con su especialista médico antes de utilizar la TENS.

¿Cuáles son las partes de un dispositivo de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) y cómo funcionan?

El dispositivo TENS, que funciona con pilas, tiene el tamaño aproximado de un teléfono móvil pequeño. El dispositivo viene con varios juegos de cables de electrodos y almohadillas finales. Los electrodos se conectan al dispositivo en un extremo y se fijan a unas almohadillas de 5 por 7 centímetros en el otro. Cada almohadilla tiene un soporte adhesivo y se coloca en la piel en zonas específicas a lo largo de las vías nerviosas de la zona a tratar. (En lugar del contacto directo con la piel, un acupuntor puede conectar la unidad TENS a agujas de acupuntura).

El dispositivo emite pulsos de energía eléctrica. Los pulsos pueden ajustarse en intensidad, frecuencia, duración y tipo (ráfaga o continuo). Un médico, fisioterapeuta o acupuntor determina y ajusta la configuración de la máquina.

¿Cuáles son las ventajas o beneficios de la terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)?

La TENS es un método no invasivo de alivio del dolor. Puede utilizarse solo o como complemento de medicamentos analgésicos de venta libre o con receta. La cantidad de medicación puede reducirse en algunos pacientes que utilizan la terapia TENS. No deje de tomar ni haga ningún ajuste en la dosis de los medicamentos sin consultarlo antes con su médico.

Otra ventaja de la unidad de TENS es que es pequeña y portátil, por lo que puede utilizarse en casa o fuera de ella, en cualquier momento que se necesite aliviar el dolor.

¿Cuáles son los riesgos y los efectos secundarios de la terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS)?

La terapia TENS tiene pocos efectos secundarios. En raras ocasiones, los pacientes han informado de quemaduras en los lugares donde se colocan los electrodos. Algunos pacientes pueden ser alérgicos al adhesivo utilizado para fijar la almohadilla a la piel o a los materiales de la propia almohadilla (la piel puede aparecer enrojecida, irritada o puede aparecer una erupción). Algunas personas pueden ser sensibles o sentirse incómodas con la sensación de pinchazo u hormigueo generada por la unidad TENS.

¿La terapia de estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS) alivia el dolor?

Los resultados del uso de TENS para aliviar el dolor han sido variables y no concluyentes. En algunos estudios, los pacientes han informado del alivio del dolor con el uso de TENS. En otros estudios, el alivio del dolor mediante TENS no fue significativamente mayor que el reportado por “TENS simulada” (placebo); en otros estudios, los resultados fueron mejores que el placebo. La eficacia puede depender de muchos factores, como el tipo de afección para la que se busca el alivio del dolor, la posición de los electrodos en la piel y los ajustes de la propia unidad de TENS (frecuencia de impulsos, duración, intensidad y tipo). Los investigadores afirman que la falta de ensayos aleatorios de TENS frente a la terapia convencional dificulta la evaluación de la eficacia de TENS y que se necesitan más estudios.

Los fisioterapeutas, acupuntores y otros profesionales sanitarios pueden ofrecer la terapia TENS. Los dispositivos de TENS también están disponibles con receta médica. Otros dispositivos de estimulación eléctrica pueden adquirirse sin receta médica. Consulte siempre a su médico o profesional sanitario antes de utilizar el dispositivo . Siga cuidadosamente las instrucciones del fabricante del dispositivo.