/images/i/tratamientos/exenteracion-pelvica/exenteracion-pelvica-definicion-recuperacion-y-complicaciones.png
< Volver a patologías

Exenteración pélvica: Definición, recuperación y complicaciones

La exenteración pélvica es una cirugía para tratar el cáncer de los órganos reproductores. Durante el procedimiento, los profesionales sanitarios le extirpan la vagina, el cuello uterino, los ovarios y el útero. También pueden extirparle la vejiga, el ano y parte del intestino. Su especialista médico puede recomendarle esta cirugía si tiene un cáncer que reaparece o no desaparece después de otros fisioterapia, tratamientos contra el cáncer.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la exenteración pélvica?

La exenteración pélvica es una cirugía extremadamente invasiva que implica la eliminación de todos los órganos pélvicos, incluyendo el ovario, el útero, la vejiga, el recto y el sigmoid. Después de la cirugía, los pacientes necesitan apoyo para caminar y para volver a las actividades cotidianas. La fisioterapia es una parte integral del proceso de recuperación, ya que ayuda a los pacientes a mejorar su fuerza y resistencia, así como su equilibrio y coordinación. Los fisioterapeutas también pueden brindar asesoramiento sobre cómo adaptar las actividades para evitar la sobrecarga de las incisiones y ayudar a los pacientes a manejar el dolor y la hinchazón.
¿Qué es la exenteración pélvica?

¿Qué es la exenteración pélvica?

La exenteración pélvica es una cirugía para tratar el cáncer de los órganos reproductores. Los profesionales sanitarios suelen realizar este procedimiento en personas designadas como mujeres al nacer (DFAB). Sin embargo, también es posible realizar una exenteración pélvica a personas designadas como hombres al nacer (DMAB).

En la mayoría de los casos, el cirujano extirpa la vagina, el útero y el cuello uterino durante esta operación. También puede extirpar los órganos que forman parte del tracto urinario y del tracto digestivo. Esto puede incluir la vejiga y parte del intestino.

Antes de recomendar esta operación mayor, los profesionales sanitarios prueban otros tratamientos contra el cáncer. Entre ellos están la quimioterapia, la radioterapia y la cirugía para extirpar los tumores. Si estos tratamientos no funcionan o el cáncer reaparece, el médico puede recomendar una exenteración pélvica.

Este procedimiento alivia el dolor del cáncer y puede curarlo. Pero existe el riesgo de complicaciones y la recuperación puede ser difícil. Hable con su especialista médico sobre los riesgos, los beneficios y el tiempo de recuperación que conlleva esta cirugía.

¿Cuáles son los tipos de exenteración pélvica?

Hay tres tipos de exenteración pélvica femenina: anterior, posterior y total. Su especialista médico le recomendará el procedimiento más adecuado para usted en función de dónde se haya extendido el cáncer. Todos los tipos incluyen la extirpación de órganos de su sistema reproductivo , incluyendo el

  • Cérvix, la abertura de su útero.
  • Trompas de Falopio, que van de los ovarios al útero. Los óvulos viajan por las trompas de Falopio hasta el útero.
  • Los ovarios, que producen los óvulos. Durante el ciclo menstrual mensual, un ovario libera un óvulo.
  • Útero, el órgano donde crece un bebé en desarrollo.
  • Vagina, tubo muscular que comienza en la vulva (los genitales externos) y se extiende hasta el cuello del útero.

En una exenteración pélvica anterior, los cirujanos extraen la vejiga y los órganos reproductores.

En una exenteración pélvica posterior, los cirujanos extirpan una parte de los intestinos y los órganos reproductores.

En una exenteración pélvica total, los profesionales sanitarios extirpan sus órganos reproductores y los órganos de su sistema urinario y sistema digestivo . Estos incluyen:

  • El ano, el orificio por el que salen las heces (caca) del cuerpo.
  • Vejiga, la bolsa muscular que recoge la orina (pis).
  • Colon, la parte más larga del intestino grueso.
  • Recto, los últimos centímetros del intestino grueso.
  • Uretra, el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo.

¿Por qué los especialistas realizan una exenteración pélvica?

La exenteración pélvica es una operación importante. Los profesionales sanitarios sólo la recomiendan si otros tratamientos no han funcionado o si el cáncer se ha extendido a varios órganos de la pelvis.

Esta operación trata el cáncer del aparato reproductor femenino, también llamado cáncer ginecológico. Puede necesitar esta operación si tiene un cáncer ginecológico que no desaparece después de radioterapia , quimioterapia o cirugía. Los cánceres ginecológicos que pueden tratarse con esta cirugía son:

Los profesionales sanitarios también realizan una exenteración pélvica en personas designadas como varones al nacer (DFAB) para tratar el cáncer pélvico recurrente, como el cáncer de uretra . En este procedimiento, los cirujanos extirpan la vejiga, el recto, el ano y parte del intestino. También le extirpan la:

  • Próstata, una glándula del tamaño de una nuez que forma parte de su sistema reproductor .
  • Vesículas seminales, glándulas que segregan el líquido que forma el semen.
  • Uretra, el conducto que transporta la orina fuera del cuerpo.

¿Qué tan común es la exenteración pélvica?

El personal sanitario no realiza este procedimiento con frecuencia. Por lo general, otros tratamientos y cirugías contra el cáncer son eficaces para tratar tipos específicos de cánceres ginecológicos. Por ejemplo, los profesionales sanitarios pueden recomendar una vaginectomía (extirpación de parte de la vagina) para el cáncer vaginal recurrente (que vuelve a aparecer). O pueden sugerir una histerectomía para el cáncer de útero.

¿Qué ocurre antes de la exenteración pélvica?

Antes de la cirugía, su especialista médico le hará un examen exhaustivo. Es posible que solicite pruebas de imagen, como una resonancia magnética y una tomografía computarizada , para ver imágenes de sus órganos pélvicos. Las imágenes les ayudan a planificar la intervención.

Para prepararse para la intervención, es posible que tenga que dejar de tomar ciertos medicamentos, como los anticoagulantes. También deberá evitar comer o beber nada la noche anterior a la intervención. Pregunte a su profesional sanitario sobre otros preparativos que pueda necesitar.

¿Qué ocurre durante la exenteración pélvica?

Su médico le administrará anestesia general a través de una vena del brazo. Estará dormido durante todo el procedimiento y no sentirá dolor durante la cirugía. Los detalles del procedimiento dependen del tipo de exenteración pélvica que recomiende su especialista médico. Le harán varias incisiones (cortes) para extirpar los órganos reproductores y otros órganos según sea necesario. O bien, su especialista médico puede recomendar un procedimiento mínimamente invasivo que requiere incisiones más pequeñas.

Si el médico le ha extirpado la vejiga y la uretra, creará una nueva vía para que la orina salga del cuerpo. Pueden crear una nueva vejiga utilizando un trozo de intestino. O pueden conectar los riñones y los uréteres (tubos que transportan la orina) a un pequeño orificio (urostomía) en la pared abdominal. La orina se acumula en una bolsa o, a veces, se puede introducir un catéter (tubo fino) en el orificio para eliminar los residuos.

Si le han extirpado el colon, el recto y el ano, el médico creará una nueva vía para que las heces (caca) salgan de su cuerpo. Puede fijar la parte restante del intestino a la pared abdominal y crear una abertura ((907)colostomía ). En esta nueva abertura se coloca una bolsa para recoger y eliminar las heces. El procedimiento completo suele durar unas 12 horas.

¿Qué ocurre después de una exenteración pélvica?

La estancia en el hospital será larga. Algunas personas incluso necesitan permanecer en el hospital durante varias semanas. Su especialista médico controlará su salud y le dará medicamentos para aliviar el dolor .

Algunas personas deciden someterse a una vaginoplastia inmediatamente después de la exenteración pélvica. Se trata de una cirugía para reconstruir la vagina. Si está interesada en este procedimiento, hable con su especialista médico.

Mientras se cura, su especialista médico le dirá cómo cuidar sus incisiones . También le enseñará a cuidar de su colostomía y urostomía si las tiene. Siga cuidadosamente las instrucciones de su profesional sanitario para evitar complicaciones.

¿Cuáles son las ventajas de la exenteración pélvica?

Este procedimiento es eficaz para aliviar el dolor pélvico que resulta del cáncer recurrente (que vuelve). Puede curar el cáncer de los órganos reproductores cuando otros tratamientos no han funcionado, o el cáncer ha reaparecido después del tratamiento.

¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de la exenteración pélvica?

La exenteración pélvica conlleva riesgos. Aunque es poco frecuente, existe el riesgo de muerte tras este procedimiento. Otros riesgos son:

  • Obstrucción intestinal (cuando los intestinos están bloqueados y los alimentos no pasan normalmente).
  • Infección.
  • Problemas con las ostomías (nuevos orificios creados por el médico para que la orina y los residuos salgan del cuerpo).
  • Sepsis (una infección que se extiende al torrente sanguíneo).
  • Hemorragias graves o coágulos de sangre .
  • Hinchazón, enrojecimiento, irritación o apertura de las incisiones.
  • Fístula vaginal (un orificio entre su zona vaginal y otros órganos internos, como la vejiga).

¿Cuál es el tiempo de recuperación tras una exenteración pélvica?

Es esencial descansar y evitar la actividad física durante varias semanas después de la cirugía. Un familiar o amigo deberá ayudarle a bañarse, vestirse y desplazarse hasta que se sienta mejor. Hable con su profesional sanitario sobre qué actividades (incluida la actividad sexual) debe evitar y cuándo puede volver a realizarlas.

Dependiendo del tipo de procedimiento al que se haya sometido, es posible que no pueda sentarse durante un máximo de ocho semanas. Podrá ponerse de pie y tumbarse de espaldas o de lado. Pero estar de pie o caminar durante largos periodos de tiempo puede ser difícil.

A algunas personas les resulta difícil sentarse erguidas durante varios meses, o años, después de la intervención. Esto se debe a que el cirujano extirpó muchos órganos y tejidos que daban estructura al abdomen. Pregunte a su médico sobre la fisioterapia y los ejercicios que puede hacer para mejorar la fuerza del núcleo (zona del estómago). Muchas personas también se benefician del asesoramiento, los grupos de apoyo y la conexión con otras personas que han pasado por esta cirugía.

¿Cuándo debo acudir a mi médico después de una exenteración pélvica?

Después de la operación, deberá acudir a revisiones periódicas con su médico. Llámelo de inmediato si tiene

  • Sangrado o hinchazón en la zona abdominal.
  • Fiebre , enrojecimiento e hinchazón cerca de la incisión (son signos de infección).
  • Dolor abdominal severo .
  • Incontinencia urinaria , incontinencia fecal o cualquier problema para eliminar los residuos (pis o caca).
  • Náuseas y vómitos .
  • Estreñimiento .

El resumen de Infitema

La exenteración pélvica puede aliviar el dolor resultante del cáncer pélvico. Esta cirugía puede ayudar a las personas que tienen un cáncer que reaparece o que no responde a otros tratamientos. Pero esta operación mayor conlleva muchos riesgos. Hable con su profesional sanitario sobre estos riesgos, así como sobre los beneficios. Es importante mantener una conversación sincera y realista a la hora de decidir si este procedimiento es adecuado para usted.