/images/i/tratamientos/implante-auditivo-de-tronco-cerebral-abi/implante-auditivo-de-tronco-cerebral-que-es-colocacion-y-procedimiento.png
< Volver a patologías

Implante auditivo de tronco cerebral: Qué es, colocación y procedimiento

Si tiene neurofibromatosis 2 (NF2) o un nervio coclear (oído interno) o auditivo que no funciona, un implante auditivo de tronco cerebral (ABI) puede ser adecuado para usted. Un ABI proporciona la sensación de sonido a las personas con pérdida auditiva profunda y puede ayudar a mejorar la capacidad de lectura de los labios.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con infitema un implante auditivo de tronco cerebral (abi)?

La fisioterapia puede ayudar a mejorar la función del tronco cerebral y el nivel de atención. También puede enseñar a los niños con ABI cómo moverse y evitar lesiones. La fisioterapia también puede brindar apoyo y asesoramiento a las familias y cuidadores para que puedan seguir el plan de tratamiento en el hogar.
¿Qué es un implante auditivo de tronco cerebral?

¿Qué es un implante auditivo de tronco cerebral?

Un implante auditivo de tronco cerebral, o ABI, es un dispositivo que proporciona una sensación de sonido a las personas con pérdida auditiva profunda debido a la ausencia o el mal funcionamiento de la cóclea (oído interno) o del nervio auditivo. Las personas pueden lograr una mejor

  • La conciencia del sonido.
  • La capacidad de leer los labios.
  • El reconocimiento de los sonidos, que a veces incluye el reconocimiento de palabras y frases.

¿Qué aspecto tiene un implante auditivo de tronco cerebral?

El implante consta de dos partes:

Procesador: Esta parte se lleva en la parte superior de la oreja o en el lateral de la cabeza. El procesador contiene un micrófono que capta los sonidos del entorno. Convierte los sonidos en una señal eléctrica y envía la señal al implante. El procesador se retira mientras duerme.

Implante interno: Un cirujano implanta esta parte, que incluye:

  • Receptor-estimulador, implantado bajo la piel en el lado de la cabeza, que termina en una paleta de electrodos.
  • Paleta de electrodos, colocada en el complejo del núcleo coclear, la parte auditiva de la superficie del tronco cerebral.

¿Cómo funciona un ABI?

Los electrodos de la paleta activan las neuronas del tronco encefálico, creando sensaciones sonoras. La tecnología es similar a la del implante coclear. Pero en el implante coclear , los electrodos estimulan el nervio auditivo. El ABI evita el nervio auditivo para estimular el tronco encefálico.

¿Quién puede ser candidato a un ABI?

Puede ser candidato a un ABI si tiene una pérdida de audición profunda debido a una cóclea (oído interno) o un nervio auditivo (audición) que no funcionan.

Los investigadores desarrollaron por primera vez el ABI para personas con neurofibromatosis 2 (NF2), un trastorno genético poco frecuente. En la NF2 se forman tumores llamados neuromas acústicos a lo largo del nervio auditivo. Tanto los tumores como el tratamiento para extirparlos pueden causar daños permanentes en el nervio auditivo. Las personas suelen acabar con sordera en ambos oídos. Los audífonos o los implantes cocleares no pueden restaurar la audición en estas situaciones.

El nervio auditivo es como un puente entre el oído interno y el cerebro. Cuando el puente está roto, el sonido no puede llegar al cerebro. Un ABI evita el nervio y estimula directamente el tronco encefálico, desde donde el sonido viaja al cerebro.

Las personas con NF2 fueron las primeras en recibir un ABI. Desde entonces, estos implantes han ayudado a otras personas con pérdidas auditivas profundas debidas a la ausencia de nervios auditivos u oídos internos. El ABI puede ayudar a bebés, niños y adultos, incluidos aquellos que

  • Han nacido sin un nervio auditivo funcional (aplasia) o con un nervio auditivo mal desarrollado (hipoplasia).
  • Son sordos debido a una forma atípica del oído interno (cóclea), a un desarrollo incompleto del oído interno (hipoplasia coclear), a la ausencia de estructuras del oído interno (aplasia coclear), a un sobrecrecimiento óseo (otoesclerosis coclear) o a un desarrollo óseo inadecuado (osificación coclear) en su oído interno.
  • Se han lesionado o han cortado un nervio auditivo, posiblemente debido a fracturas del hueso temporal (la zona del cráneo situada encima de la oreja) en ambos lados de la cabeza.
  • Tienen otras causas de sordera que un audífono o un implante coclear no pueden mejorar.

¿Es un implante auditivo de tronco cerebral un tipo de implante coclear?

No. Tanto el ABI como el implante coclear son dispositivos auditivos implantados que tratan la pérdida de audición, pero los dispositivos que se implantan son diferentes.

Implante coclear

  • Se utiliza para: Personas cuya pérdida de audición proviene de la cóclea (oído interno) y que todavía tienen un nervio auditivo en funcionamiento. Es un dispositivo mucho más utilizado que el ABI.
  • Funciona de la siguiente manera: Evitando el oído interno y estimulando directamente el nervio auditivo.
  • Tipo de cirugía: Suele ser ambulatoria. La mayoría de la gente se va a casa el mismo día.

Nota: Muchas personas que denominan su pérdida de audición como “sordera del nervio” realmente tienen una pérdida de audición derivada de la cóclea. Consulte a su audiólogo o al otorrinolaringólogo antes de dar por sentado que no es candidato a un implante coclear.

Implante auditivo de tronco cerebral

  • Se utiliza para: Personas con pérdida auditiva profunda por falta de cóclea y/o nervio auditivo
  • Funciona de la siguiente manera: Evitando el oído interno y el nervio auditivo para estimular directamente las vías auditivas del tronco encefálico.
  • Tipo de cirugía: Mucho más compleja que un implante coclear. Suele implicar a un neurotólogo (cirujano del oído) y a un neurocirujano (cirujano del cerebro). Suele requerir una estancia en el hospital.

¿Qué ocurre antes de un implante auditivo de tronco cerebral?

Esto es lo que puede esperar antes de un implante auditivo de tronco cerebral:

  • Pruebas de comportamiento: Los audiólogos medirán su capacidad auditiva con y sin audífonos.
  • Evaluación de la comunicación: Un logopeda puede evaluar su desarrollo del lenguaje y su estilo de comunicación.
  • Pruebas electrofisiológicas: Los audiólogos realizarán pruebas para evaluar el alcance y la localización de la pérdida auditiva.
  • Estudios de imagen: Es posible que le hagan un TAC y una RMN para examinar la cóclea, el nervio auditivo y las estructuras circundantes.
  • Historial médico: El médico le preguntará sobre su historial médico y su pérdida de audición.
  • Evaluación neuropsicológica: Su especialista evaluará su nivel de función y capacidad cerebral.

¿Quién realiza la cirugía de implante auditivo de tronco cerebral?

La cirugía de implante requiere la colaboración de un equipo quirúrgico experto. El equipo suele incluir a

  • Neurocirujano (cirujano cerebral).
  • Anestesista , que controla el alivio del dolor y evita que se mueva durante la cirugía.
  • Neurotólogo, un otorrinolaringólogo certificado con formación especial en la atención quirúrgica de personas con afecciones del nervio auditivo.
  • Electrofisiólogo y audiólogo, que realizan pruebas durante el procedimiento para asegurarse de que el dispositivo funciona bien y ayudan a afinar la colocación de la paleta de electrodos.

¿Cuándo se realiza la cirugía de implante auditivo de tronco cerebral?

Si tiene una NF2 que provoca un neuroma acústico, la cirugía de extirpación del tumor puede provocar una pérdida de audición. Su equipo quirúrgico suele implantar el ABI durante la cirugía de extirpación del tumor.

Es posible que se le practique una cirugía aparte para implantar el ABI si:

  • Se ha sometido a una cirugía previa o a radioterapia por NF2 u otra enfermedad.
  • Tiene una malformación del oído interno, un traumatismo u otras causas de sordera, y un implante coclear no le ayudará.

¿Cuánto tiempo estaré en el hospital después de la operación?

Probablemente estará en el hospital de dos a cuatro días después de la operación. La estancia en el hospital puede ser más larga, dependiendo de la condición específica y del tipo de cirugía. Su equipo programa el dispositivo durante la cirugía y lo activa unas semanas después.

¿Cuáles son las ventajas de un implante auditivo de tronco cerebral?

Un ABI no puede restablecer la audición típica, pero puede mejorar la conciencia e identificación de los sonidos y la capacidad de leer los labios. Los resultados varían mucho.

Los niños que reciben un ABI a una edad temprana (después de un corto periodo de sordera) tienden a tener una mayor comprensión de las palabras en comparación con los adultos con NF2 (que han tenido un largo periodo de sordera).

Otros factores que pueden influir en los resultados, además de la duración de la sordera profunda, son la participación en la terapia auditiva después de la cirugía, el tamaño y la posición del tumor y otros factores médicos.

Hable con su profesional sanitario para sopesar cuidadosamente los riesgos y los beneficios. Juntos pueden tomar una decisión informada para su salud.

¿Cuáles son los riesgos de esta intervención?

Un implante auditivo de tronco cerebral es una neurocirugía compleja. Cualquier cirugía cerebral conlleva riesgos. También es difícil predecir lo bien que le sentará un ABI. Su equipo asistencial puede ayudarle a decidir si esta cirugía es adecuada para usted.

¿Existen complicaciones en la cirugía de implante auditivo?

La tasa de complicaciones de la cirugía de ABI es baja, especialmente si un equipo experimentado realiza la cirugía.

Su equipo quirúrgico le explicará las posibles complicaciones de la cirugía y cómo tratarlas o gestionarlas. Las complicaciones incluyen:

  • Fugas de líquido cefalorraquídeo .
  • Fallo del implante (cuando el dispositivo no proporciona sensaciones auditivas útiles o los electrodos se mueven de su sitio).
  • Estimulación no auditiva (cuando el dispositivo provoca una estimulación incómoda de estructuras distintas de los centros auditivos).
  • Extirpación incompleta del tumor.
  • Meningitis .
  • Parálisis del nervio facial (daño del nervio que provoca la pérdida de movimiento facial).
  • Infección de la herida.

¿Cuál es el tiempo de recuperación después de la cirugía?

Es probable que esté en el hospital de dos a cuatro días. Si tiene NF2 y le han extirpado el tumor al mismo tiempo, es posible que necesite una estancia hospitalaria más larga. Su equipo programará el ABI en la PACU (Unidad de Cuidados Postanestésicos).

La activación del dispositivo se realiza entre cuatro y seis semanas después de la intervención. Su equipo de cuidados ajusta la programación del dispositivo durante unos días, y luego mensualmente durante el primer año después de la cirugía.

¿El ABI restablece la audición normal?

No, un implante auditivo de tronco cerebral no puede restablecer la audición normal. Pero sí mejora:

  • La conciencia del sonido.
  • La capacidad de detectar y distinguir sonidos (la voz de un niño frente a la de un adulto).
  • La capacidad de identificar los sonidos del entorno (el ladrido de un perro frente al timbre del teléfono).
  • La capacidad de leer los labios, lo que permite una mejor comunicación cara a cara.

¿Cuáles son los resultados de la cirugía del ABI?

Los investigadores han descubierto que los resultados difieren según el grupo de pacientes. Las personas sin NF2 suelen tener mejores resultados auditivos que las personas con NF2.

Los niños, con o sin NF2, pueden ser conscientes de los sonidos que les rodean y tienen un mejor desarrollo del lenguaje. La capacidad auditiva de los niños sigue mejorando en los años posteriores a la intervención.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Si tiene fiebre o dolor después de la cirugía de ABI, póngase en contacto con su profesional sanitario. Su equipo le vigilará cuidadosamente después de la operación para evitar complicaciones. También tendrá que volver a su audiólogo después de la cirugía para ajustar la programación del dispositivo.

El resumen de Infitema

Un implante auditivo de tronco cerebral (ABI) puede llevar el sonido a personas con pérdida auditiva profunda. Un ABI puede ayudar a las personas a las que les falta o no les funciona la cóclea (oído interno) o el nervio auditivo a causa de la neurofibromatosis 2, un neuroma acústico u otras afecciones. Con un ABI se puede conseguir una mejor conciencia del sonido y capacidad de lectura de los labios. Hable con su médico para saber si un ABI puede ser adecuado para usted.