/images/i/tratamientos/incontinencia-despues-de-la-cirugia-de-prostata/incontinencia-tras-la-cirugia-de-cancer-de-prostata.png
< Volver a patologías

Incontinencia tras la cirugía de cáncer de próstata

Procedimientos como el cabestrillo uretral y el esfínter urinario artificial pueden reducir el riesgo de incontinencia urinaria tras la cirugía de cáncer de próstata. Aproximadamente entre el 6% y el 8% de los hombres a los que se les extirpa la próstata padecen incontinencia de larga duración.

¿Cómo ayuda la fisioterapia?

La incontinencia después de la cirugía de próstata es una condición muy común. La fisioterapia puede ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.
¿Qué es la incontinencia urinaria y qué relación tiene con la cirugía de cáncer de próstata?

¿Qué es la incontinencia urinaria y qué relación tiene con la cirugía de cáncer de próstata?

La incontinencia urinaria es la pérdida de la capacidad de controlar la micción (hacer pis). La incontinencia urinaria se produce a veces en hombres que han sido operados de cáncer de próstata .

Si se ha sometido a una operación de cáncer de próstata, puede sufrir incontinencia de esfuerzo, lo que significa que puede perder orina al toser, estornudar o levantar algo pesado. Esto ocurre por el estrés o la presión sobre la vejiga. También hay un tipo de incontinencia que se llama incontinencia de urgencia. En este caso, la persona tiene una necesidad repentina de orinar de inmediato y tiene pérdidas antes de llegar al baño.

¿Cuál es el papel de la próstata en la micción?

Cuando la orina se vacía en la vejiga desde los riñones, se mantiene dentro del cuerpo gracias a un par de válvulas (esfínteres) que permanecen cerradas hasta que el cuerpo “les dice” que se abran al orinar.

Si le han extirpado la próstata por completo, se ha sometido a una operación llamada prostatectomía radical. Junto con la glándula prostática, el cirujano tiene que extirpar una de las válvulas situadas fuera de la próstata que se abren y se cierran para dejar salir la orina o mantenerla dentro. Por lo general, basta con tener una válvula que funcione, pero también puede haber algún efecto en los nervios y músculos de la zona a causa de la cirugía que permita que la orina se escape. Aproximadamente entre el 6% y el 8% de los hombres operados de la próstata desarrollan incontinencia urinaria.

¿Cuánto dura la incontinencia urinaria tras la cirugía de próstata?

Es imposible decir exactamente cuánto dura. Las probabilidades de que tenga problemas urinarios pueden estar influidas por su edad, su peso y las características físicas de su uretra (el conducto que transporta la orina desde la vejiga hacia el exterior).

Sin embargo, la mayoría de los hombres acaban siendo continentes (capaces de controlar la orina) tras una prostatectomía radical. En muchos casos, los hombres pueden prescindir con seguridad de cualquier tipo de producto para la incontinencia (compresas o pañales para adultos) al cabo de unos tres meses. Esto es especialmente cierto en el caso de los hombres que gozan de buena salud en general y que se encuentran en la franja de edad de 40 a 60 años. Si tiene problemas persistentes, es importante saber que existen formas de tratar la incontinencia urinaria después de la cirugía de próstata.

¿Cómo se trata la incontinencia urinaria tras la cirugía de próstata?

¿Cómo se trata la incontinencia urinaria tras la cirugía de próstata?

Si descubre que tiene problemas de pérdidas leves o moderadas después de la cirugía, su médico puede sugerirle que empiece con terapias no invasivas como medicamentos o ejercicios de fisioterapia para los músculos del suelo pélvico. Estos tratamientos también pueden reducir el número de veces que tiene que levantarse cada noche para orinar.

Estos métodos pueden ayudar a veces a los hombres que tienen pérdidas leves o moderadas. Los hombres que tienen pérdidas persistentes o un problema más grave pueden necesitar una intervención quirúrgica si no quieren seguir utilizando compresas.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia?

  • Se realizará una evaluación inicial para determinar la causa de la incontinencia y los factores que la agravan.
  • Se le enseñará a realizar ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico.
  • Se le proporcionará un programa de ejercicios para mejorar la condición física en general.
  • Se le recomendará un cambio en el estilo de vida, como reducir el consumo de alcohol y cafeína, y mantener un peso saludable.
  • En algunos casos, se le puede recomendar el uso de un aparato de estimulación eléctrica para mejorar el funcionamiento de los músculos del suelo pélvico.

¿Qué tipos de cirugía tratan la incontinencia urinaria tras la extirpación de la próstata?

Hay dos tipos de cirugía para la incontinencia urinaria: el cabestrillo uretral y el esfínter urinario artificial. Por lo general, la incontinencia debe durar aproximadamente un año después de la prostatectomía para estar seguro de que no va a haber más mejoras antes de que su médico le sugiera este tipo de terapia.

¿Qué es un procedimiento de cabestrillo uretral y cómo ayuda a la incontinencia urinaria?

En el procedimiento de cabestrillo uretral, se coloca una cinta de malla sintética (hecha por el hombre) alrededor de una parte de la uretra, desplazándola a una nueva posición. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, lo que significa que el cirujano sólo tiene que hacer una pequeña incisión (corte) en el perineo (el espacio entre la base del escroto y el ano).

Su médico puede recomendarle un procedimiento de cabestrillo uretral si tiene incontinencia urinaria de leve a moderada después de una prostatectomía radical que no ha mejorado con otras medidas más conservadoras. Este procedimiento es muy eficaz para ayudar a los hombres a superar la incontinencia o reducir los episodios de pérdida de orina.

Antes de la cirugía, el médico puede realizar algunas pruebas, como las siguientes

  • Un estudio urodinámico, para comprobar el funcionamiento de la vejiga.
  • Una prueba de compresas de 24 horas (para identificar cuántas compresas utiliza el hombre y cuánta orina pierde).
  • Una cistoscopia, prueba en la que el médico observa el interior de la vejiga con un instrumento llamado cistoscopio.

No tiene que donar nada de su propia sangre antes de la operación.

¿Qué es un esfínter urinario artificial (EAU) y cómo ayuda en caso de incontinencia urinaria?

Un esfínter urinario artificial (EAU) puede ayudar a los hombres que padecen incontinencia urinaria de moderada a grave debido a un mal funcionamiento del músculo o de la válvula del esfínter tras una operación de cáncer de próstata.

El esfínter urinario artificial consta de tres partes:

  • Un manguito inflable que se coloca alrededor de la uretra superior. El manguito cierra la uretra para evitar las pérdidas de orina.
  • Una bomba que se introduce en el escroto. Está completamente en el interior y no es visible, y la bomba controla la apertura y el cierre del manguito.
  • Un pequeño globo regulador de la presión (del tamaño de una pelota de ping-pong) que se coloca en el abdomen, bajo los músculos. El globo mantiene el líquido bajo presión dentro del manguito uretral para presurizar el sistema y retener la orina.

Si se somete a esta cirugía, presionará la bomba cuando sienta la necesidad de orinar. Esto abre el manguito para permitir el paso de la orina. Cuando termine de orinar, el manguito se cerrará automáticamente por sí solo.

El procedimiento AUS proporciona un resultado muy bueno y satisfactorio en el 90% de los casos. Los riesgos son poco frecuentes e incluyen

  • Fallo del dispositivo (normalmente debido a una fuga de líquido).
  • Erosión del manguito en la uretra.
  • Infección.

Todos ellos requerirían una intervención quirúrgica adicional.

¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones de la intervención de cabestrillo uretral?

El principal riesgo de la intervención de cabestrillo uretral es la imposibilidad temporal de orinar.

Las complicaciones son poco frecuentes y pueden incluir hemorragias e infecciones (de la malla o de la zona ósea o del pubis), erosión o fugas continuas.

¿Qué ocurre después de la cirugía de cabestrillo uretral?

Los pacientes suelen recuperarse rápidamente de esta cirugía. Es mejor limitar las actividades exigentes durante aproximadamente seis semanas después de la cirugía para evitar que el cabestrillo se afloje antes de que se complete la curación.

Después de la operación, puede haber una hinchazón que dificulte la micción. Tendrá un catéter (un tubo hueco) que sale de la uretra durante dos o tres días. Después, la sonda se retira y casi todo el mundo es capaz de orinar por sí mismo. En raras ocasiones, puede ser necesario reinsertar la sonda durante unos días o hasta una semana si no puede orinar.

Una vez que la hinchazón desaparezca, podrá orinar gradualmente por sí mismo y vaciar la vejiga. Sin embargo, es posible que no vuelva a orinar con normalidad hasta pasadas unas semanas.

La mayoría de los hombres que se han sometido a este procedimiento se han curado de su incontinencia urinaria y ya no utilizan compresas. Los demás suelen mejorar hasta el punto de no utilizar tantas compresas como antes.