/images/i/tratamientos/injerto-oseo-dental/injerto-oseo-dental-proceso-curacion-y-que-es.png
< Volver a patologías

Injerto óseo dental: Proceso, curación y qué es

Un injerto de hueso dental es necesario cuando la pérdida de hueso se ha producido en la mandíbula. Este procedimiento se realiza comúnmente antes de la colocación de implantes dentales o cuando la pérdida de hueso está afectando negativamente a los dientes vecinos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con injerto óseo dental?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con un injerto óseo dental. También puede mejorar la circulación sanguínea y la movilidad de los tejidos blandos, lo que ayuda a que el hueso se cure.

Visión general

Injerto óseo dental: Por qué necesitaría uno y qué esperar
¿Qué es un injerto de hueso dental?

¿Qué es un injerto de hueso dental?

Un injerto de hueso dental añade volumen y densidad a su mandíbula en las zonas donde se ha producido la pérdida de hueso. El material del injerto óseo puede tomarse de su propio cuerpo (autógeno), o puede adquirirse de un banco de tejidos humanos (aloinjerto) o de un banco de tejidos animales (xenoinjerto). En algunos casos, el material de injerto óseo puede ser sintético (aloplast).

¿Cómo funciona un injerto óseo dental?

Una vez colocado el injerto óseo, este mantiene el espacio para que su propio cuerpo realice el trabajo de reparación. En otras palabras, un injerto óseo dental es como un andamio en el que su propio tejido óseo puede crecer y regenerarse.

En algunos casos, su dentista puede combinar un injerto de hueso dental con plasma rico en plaquetas (PRP). Éste se extrae de una muestra de su propia sangre y se utiliza para promover la curación y la regeneración de los tejidos.

¿Quién necesita un injerto óseo dental?

Una persona con pérdida de hueso en la mandíbula suele necesitar un injerto de hueso dental. Este procedimiento puede recomendarse si usted:

  • Le van a extraer un diente.
  • Planea reemplazar un diente perdido con un implante dental .
  • Necesita reconstruir la mandíbula antes de ponerse una prótesis dental .
  • Tiene áreas de pérdida de hueso debido a enfermedad de las encías (periodontal) .

¿Qué frecuencia tienen los injertos de hueso dental?

Los injertos de hueso dental son muy comunes. Pueden ser realizados por un dentista general o por un especialista, como un periodoncista o un cirujano oral.

¿Existen diferentes tipos de injertos óseos?

Sí. Hay cuatro tipos principales, que incluyen:

  • Preservación de la cavidad.A veces llamado preservación de la cresta, este tipo de injerto se coloca en la cavidad inmediatamente después de una extracción dental. Rellena el vacío dejado por el diente que falta y evita que los lados del alveolo se hundan.
  • Aumento de la cresta. Si le faltan dientes desde hace tiempo, el hueso maxilar de soporte puede ser más delgado que antes. El aumento de la cresta aumenta la anchura y el volumen de la mandíbula para que pueda proporcionar una base estable para los implantes u otras opciones de restauración.
  • Elevación de seno.Los senos maxilares se sitúan justo encima de los dientes posteriores superiores. Si faltan los dientes superiores traseros, los senos pueden descender e invadir el espacio que antes ocupaban las raíces de los dientes. En este caso, no sería conveniente colocar implantes porque penetrarían en la membrana de los senos. Para solucionar este problema, su cirujano oral o periodoncista puede realizar una elevación de seno. Este procedimiento eleva el seno a su posición correcta. A continuación, se coloca un injerto de hueso dental debajo del seno, creando una base sólida para los implantes dentales más adelante.
  • Injerto óseo periodontal.Las infecciones provocadas por las enfermedades de las encías pueden erosionar el hueso que soporta los dientes. Esto puede hacer que los dientes se aflojen. Un injerto óseo periodontal se coloca alrededor de un diente existente para reducir la movilidad y proporcionar apoyo adicional.
  • En la mayoría de los casos, los injertos óseos para los implantes dentales deben sanar completamente antes de que se coloque el implante real. Como cada persona es única, los tiempos de recuperación varían. En raras ocasiones, su dentista puede colocar un injerto óseo y un implante dental al mismo tiempo. Pero esto se decide caso por caso.

¿Qué ocurre antes de la colocación del injerto óseo dental?

Su dentista le hará un examen bucal para comprobar la salud de sus dientes, encías y mandíbula. Se tomarán radiografías o escáneres dentales para determinar el grado de pérdida de hueso. A continuación, su dentista analizará con usted las opciones de tratamiento y creará un plan de tratamiento personalizado para satisfacer sus necesidades.

¿Qué sucede durante la cirugía de injerto óseo dental?

En primer lugar, su dentista adormecerá la zona con anestesia local. A continuación, creará una pequeña incisión en las encías. El tejido de las encías se desplaza ligeramente hacia atrás para que el hueso de la mandíbula sea visible. Tras limpiar y desinfectar la zona, el dentista añade material de injerto óseo para reparar el defecto. En muchos casos, el injerto óseo se cubre con una membrana para una mayor protección. Por último, se recoloca el tejido gingival y se cierra la incisión con puntos de sutura.

¿Qué ocurre después de un injerto de hueso dental?

Después de un injerto de hueso dental, es posible que tenga dolor, hinchazón y hematomas. Estos son efectos secundarios normales que deberían disminuir en unos días. Los síntomas se pueden controlar con analgésicos . Su dentista puede darle antibióticos también. Estos deben tomarse exactamente como se han prescrito.

Es posible que notes que salen pequeños fragmentos de hueso de la zona durante los primeros días. Estos trozos suelen parecerse a granos de sal o arena. Por lo general, esto no es motivo de preocupación, pero llame a su dentista para asegurarse de que la curación es la esperada.

¿Es doloroso el injerto de hueso dental?

La mayoría de las personas que se someten a un injerto de hueso dental afirman sentir poco o ningún dolor. Sólo asegúrese de tomar todos los medicamentos según lo prescrito y seguir las instrucciones postoperatorias de cerca.

¿Se duerme por un injerto de hueso dental?

Normalmente, la colocación de un injerto óseo no requiere que se le duerma; puede hacerse fácilmente con anestesia local. Muchos especialistas dentales pueden ofrecer sedación para su comodidad, incluyendo óxido nitroso, sedación oral y sedación IV. Si su caso es más complicado, puede recomendarse la anestesia general . Pregunte a su dentista qué opción es la más adecuada para usted.

¿Pueden fallar los injertos de hueso dental?

Los injertos de hueso dental tienen unas tasas de éxito impresionantemente altas. Sin embargo, al igual que con cualquier procedimiento, el fracaso es una posibilidad —, especialmente entre las personas que fuman o tienen ciertas condiciones médicas. Los signos de fracaso del injerto óseo dental son los siguientes

  • Dolor o inflamación que empeora después de la primera semana.
  • Pus o drenaje en el lugar del injerto óseo.
  • Recesión de las encías (cuando las encías se separan de los dientes).
  • No mejora el volumen del hueso de la mandíbula.

¿Cuáles son las ventajas de los injertos de hueso dental?

Los injertos de hueso dental pueden aumentar su elegibilidad para los implantes dentales y otros tratamientos de restauración. Este procedimiento devuelve a su mandíbula su forma original tras un traumatismo, la pérdida de un diente o una enfermedad de las encías (periodontal) .

¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de los injertos óseos dentales?

Los injertos de hueso en la boca son generalmente seguros. Sin embargo, el procedimiento conlleva algunos riesgos, como:

  • Infección.
  • Sangrado abundante.
  • Daño a los nervios.
  • Complicaciones derivadas de la anestesia.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de un injerto de hueso dental?

Aunque es probable que vuelva a sentirse normal en una o dos semanas, la curación completa del injerto de hueso dental puede tardar entre tres y nueve meses –, a veces más. El tiempo de recuperación depende de varios factores, como el tipo de injerto, la zona en la que se colocó el injerto y la capacidad de curación de su cuerpo.

¿Cuándo puedo volver al trabajo o a la escuela?

En la mayoría de los casos, las personas pueden volver al trabajo o a la escuela al día siguiente de la intervención. Si opta por la sedación, es posible que tenga que tomarse uno o dos días más para recuperarse en casa.

¿Cuáles son las fases de curación del injerto óseo dental?

Como se ha mencionado anteriormente, los tiempos de recuperación pueden variar significativamente para cada persona. Una vez colocado el injerto óseo, su dentista supervisará su curación. Si está esperando para someterse a una cirugía de implantes dentales, le informará cuando su nuevo hueso sea lo suficientemente fuerte como para soportar el implante.

¿Cuándo debo ponerme en contacto con mi especialista médico?

Si te han colocado un injerto de hueso dental, estate atento a cualquier síntoma preocupante. Llame a su dentista si experimenta

  • Dolor intenso.
  • Aumento de la hinchazón.
  • Pus alrededor de la zona del injerto.
  • Fiebre de 101° o más.

El resumen de Infitema

La pérdida de hueso de la mandíbula es perjudicial para su salud oral y puede causar un efecto dominó de problemas, incluyendo la movilidad y la pérdida de dientes. Los injertos de hueso dental ayudan a mejorar su candidatura para los implantes dentales y otros procedimientos de restauración. Si cree que tiene un deterioro del hueso de la mandíbula, la cirugía dental puede restaurar su salud oral, su función y su calidad de vida en general.