/images/i/tratamientos/injertos-oseos/injertos-oseos-que-es-tipos-riesgos-y-beneficios.png
< Volver a patologías

Injertos óseos: Qué es, tipos, riesgos y beneficios

El injerto óseo ayuda a reparar los huesos después de una fractura grave o cuando no se curan correctamente. El injerto también fusiona dos huesos contiguos para tratar el dolor crónico. Existen muchos métodos, como el aloinjerto, el autoinjerto y los injertos óseos sintéticos.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con otros injertos óseos?

La fisioterapia ayuda con injertos óseos mediante el uso de técnicas de movilización y manipulación para aumentar el rango de movimiento de la articulación y reducir la inflamación y el dolor. También se pueden utilizar terapias físicas, como la terapia con láser, para ayudar a reducir el tamaño del hematoma y la inflamación.
¿Qué es el injerto óseo?

¿Qué es el injerto óseo?

Este procedimiento quirúrgico promueve el proceso natural de fabricación de hueso de su cuerpo mediante:

  • La aplicación de sustancias en los huecos de los huesos débiles, rotos o deficientes para darles mayor soporte.
  • Estimulando el crecimiento de tejido para cerrar las brechas y restaurar la fuerza y la rigidez del hueso.

¿Quién necesita un injerto óseo?

Este procedimiento puede ser necesario si los huesos no se curan correctamente después de una fractura. Puede experimentar:

  • Retraso en la unión: Cicatrización ósea (fusión) que se produce más lentamente de lo esperado.
  • Malunión: Huesos que sanan en una posición anormal.
  • No unión: Cuando no se produce la fusión ósea.

Otras razones para un injerto óseo son:

  • Enfermedades óseas como osteonecrosis y cáncer .
  • Infección ósea ((320)osteomielitis ).
  • Anomalías congénitas, como extremidades desiguales o un mentón anormalmente pequeño.
  • Refuerzo de la mandíbula (injerto de hueso dental) antes de recibir un implante dental .
  • Cirugía de sustitución articular, que puede requerir un crecimiento óseo para asegurar una articulación artificial.
  • Fusión espinal.
  • Traumatismos, incluidas las fracturas graves que destrozan los huesos.

¿Qué tipo de injerto óseo puedo necesitar?

Existen varios métodos de injerto óseo, entre ellos:

  • Aloinjerto: Este método utiliza tejido óseo de otra persona (donante). Los servicios de salud pública tienen normas estrictas sobre la manipulación de los tejidos y el tejido óseo se limpia y procesa (esteriliza) para garantizar la seguridad del receptor. Este tipo de injerto es habitual en la cirugía de fusión espinal. Proporciona un marco alrededor del cual puede crecer el tejido óseo sano.
  • Autoinjerto: Un autoinjerto utiliza una muestra de su tejido óseo. El tejido suele proceder de la parte superior del hueso de la cadera (cresta ilíaca). El cirujano realiza una incisión para obtener el tejido óseo. La ventaja de utilizar su propio tejido es que aumenta las posibilidades de éxito de la fusión, pero la cantidad de tejido óseo que puede recogerse es limitada. Además, es posible que sienta dolor en el lugar donde se recoge el injerto óseo.
  • Aspirado de médula ósea: La médula es la sustancia esponjosa del interior de los huesos. Contiene células madre y progenitoras que pueden ayudar a la curación de las fracturas óseas. Con una aguja, el cirujano obtiene una muestra de médula ósea del hueso de la cadera (cresta ilíaca). Este aspirado de médula ósea se utiliza solo o mezclado con otros injertos óseos para mejorar la cicatrización del hueso en los procedimientos de aloinjerto.
  • Injerto óseo sintético: Este tipo de injerto utiliza materiales producidos artificialmente a partir de una variedad de sustancias porosas. Algunos también contienen proteínas que favorecen el desarrollo del hueso.

¿Qué ocurre durante una intervención de injerto óseo?

Durante la cirugía de injerto óseo, esto es lo que puede esperar:

  • Usted recibe anestesia , medicamento que le hace dormir y bloquea temporalmente la sensibilidad.
  • El cirujano hace una incisión en la piel para acceder al hueso que necesita ser injertado.
  • Limpia el hueso y elimina el tejido enfermo para prepararlo para el injerto.
  • El injerto se aplica y se fija en su lugar utilizando diferentes técnicas quirúrgicas que pueden incluir hardware, como placas o tornillos.
  • El cirujano utiliza puntos de sutura para cerrar la incisión.

¿Cuáles son los riesgos de los injertos óseos?

Todos los procedimientos de injerto óseo conllevan riesgos. Entre ellos se encuentran:

  • Pérdida de sangre.
  • Infección.
  • Problemas de cicatrización del hueso.
  • Dolor crónico .
  • Fracturas .
  • Fallo de los herrajes, es decir, que las placas y los tornillos no puedan mantener el injerto en su sitio.
  • Cicatrización.

¿Cuáles son los beneficios del injerto óseo?

Los beneficios varían en función de la técnica de injerto.

Autoinjerto:

  • No hay riesgo de transmisión de enfermedades.
  • Baja probabilidad de infección.
  • El injerto contiene células de crecimiento óseo, lo que aumenta la probabilidad de que el hueso sane.

Aloinjerto:

  • No es necesario ningún procedimiento adicional para extraer el tejido óseo.
  • Bajo riesgo de propagación de enfermedades porque el tejido óseo está higienizado.
  • No toma tejido de otros huesos.

Injerto óseo sintético:

  • Estéril, libre de gérmenes.
  • Disponible en cantidades ilimitadas, por lo que puede reparar grandes secciones de hueso.
  • Existen muchas opciones, lo que facilita la satisfacción de una amplia gama de necesidades médicas.

¿Qué ocurre después de un procedimiento de injerto óseo?

Con el tiempo, el material del injerto crece (se fusiona) con el tejido óseo cercano. Este proceso puede durar desde varias semanas hasta un año. La duración de la recuperación depende del tamaño y la ubicación del injerto óseo. Otros factores son su edad y su estado de salud general.

¿Cuál es el pronóstico para las personas con injertos óseos?

En la mayoría de los casos, los injertos óseos se curan sin complicaciones. En raras ocasiones, la recuperación no es la prevista.

Los problemas pueden incluir:

  • Rechazo del injerto óseo.
  • Infección.
  • Daño a los nervios.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de complicaciones?

El consumo de tabaco puede limitar su potencial de curación. Puede aumentar la probabilidad de una recuperación satisfactoria si deja de fumar y de consumir tabaco.

¿Cuándo debo acudir a mi médico después de un procedimiento de injerto óseo?

Póngase en contacto con su especialista médico si experimenta

  • Sangrado, hinchazón o drenaje inusual cerca de la incisión.
  • Fiebre .
  • Adormecimiento u hormigueo ((19)neuropatía ) cerca del lugar del injerto.
  • Dolor que no responde a los medicamentos.

El resumen de Infitema

Un injerto óseo es un procedimiento para aplicar tejido óseo o sustancias similares a los huesos dañados. Existen muchos métodos, como el aloinjerto, el autoinjerto y el injerto óseo sintético. Su profesional sanitario seleccionará la opción más adecuada para usted en función de su historial de salud y del motivo por el que necesita un injerto. A veces puede llevar un tiempo recuperarse de este procedimiento. Pero sus nuevos huesos deberían mantenerse fuertes y sanos durante años.