/images/i/tratamientos/neurotomia-por-radiofrecuencia/neurotomia-por-radiofrecuencia.png
< Volver a patologías

Neurotomía por radiofrecuencia

La neurotomía por radiofrecuencia es un procedimiento no quirúrgico que utiliza el calor para destruir un nervio que está causando dolor de espalda crónico. Se comentan los detalles del procedimiento.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la neurotomía por radiofrecuencia?

La radiofrecuencia es una forma de calentamiento de tejidos que se utiliza para tratar condiciones médicas. La radiofrecuencia se produce cuando las ondas electromagnéticas de alta frecuencia se transmiten a través del cuerpo. Estas ondas electromagnéticas producen calor en los tejidos afectados. La radiofrecuencia se utiliza para tratar una variedad de condiciones médicas, incluyendo el dolor de espalda, el dolor de cuello, el dolor de hombro, el dolor de cabeza, el dolor de rodilla y el dolor de muñeca. También se puede utilizar para tratar la artritis, la bursitis y la tendinitis. La radiofrecuencia también se ha utilizado para tratar el dolor de espalda crónico, el dolor de cabeza crónico y el dolor de cuello crónico.

Visión general

La columna vertebral humana y los nervios espinales
¿Qué es la neurotomía por radiofrecuencia?

¿Qué es la neurotomía por radiofrecuencia?

La neurotomía por radiofrecuencia es un procedimiento no quirúrgico que ayuda a aliviar el dolor de espalda crónico . (El dolor se describe como crónico si dura más de 12 semanas, incluso después del tratamiento o la medicación). Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que utiliza calor para destruir un nervio que está causando dolor crónico. Este procedimiento, también llamado ablación por radiofrecuencia, suele realizarse de forma ambulatoria (el paciente se va a casa el mismo día).

¿Cómo funciona la neurotomía por radiofrecuencia?

Los nervios de la columna vertebral son el origen del dolor de espalda crónico. Los nervios se encuentran en las vértebras (los huesos de la columna vertebral), los ligamentos (el tejido fibroso que conecta los huesos) y las articulaciones facetarias y sacroilíacas, por ejemplo. Los nervios son la forma en que las señales de dolor viajan al cerebro.

La mayoría de los dolores de espalda crónicos suelen proceder de dos articulaciones de la columna vertebral:

  • Las articulaciones facetariasson pares de pequeñas articulaciones que se encuentran entre las vértebras de la columna y mantienen la columna en posición vertical. Estas articulaciones dan flexibilidad a la columna vertebral y permiten el movimiento de la espalda, como la torsión y la flexión. Dos pequeños nervios, llamados nervios de rama medial, están conectados a las articulaciones facetarias y envían una señal al cerebro de que hay dolor procedente de las articulaciones.
  • Las articulaciones sacroilíacas se encuentran en la parte inferior de la columna vertebral, justo encima del coxis. Los nervios de la rama lateral que están conectados a estas articulaciones envían señales de dolor desde la columna vertebral hasta el cerebro.

Durante un procedimiento de neurotomía por radiofrecuencia, el calor procede de una pequeña corriente eléctrica que viaja a través de una aguja que se ha insertado junto a estos pequeños nervios. El calor se dirige al nervio que causa el dolor, de modo que los nervios sanos cercanos no se dañan durante el procedimiento.

¿Qué enfermedades se tratan con una neurotomía por radiofrecuencia?

¿Qué enfermedades se tratan con una neurotomía por radiofrecuencia?

El procedimiento de neurotomía por radiofrecuencia puede ayudar a los pacientes que padecen:

  • Artrosis , una enfermedad crónica de las articulaciones en la que el cartílago, el material liso entre las articulaciones, se desgasta;
  • Afecciones de la columna vertebral que son consecuencia de una lesión traumática, como un accidente de coche en el que se lesiona la columna vertebral.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la neurotomía por radiofrecuencia?

  • La neurotomía por radiofrecuencia es un procedimiento médico realizado para tratar el dolor de espalda y las extremidades.
  • El objetivo del procedimiento es destruir el tejido nervioso que está causando el dolor.
  • La neurotomía por radiofrecuencia se realiza mediante la introducción de una aguja fina en el área del cuerpo donde se encuentra el tejido nervioso dañado.
  • Una vez que la aguja está en su lugar, se envía una corriente eléctrica a través de ella para destruir el tejido nervioso.
  • El procedimiento generalmente se lleva a cabo en una sala de hospitalización o en una clínica ambulatoria.
  • Después del procedimiento, se espera que el dolor disminuya significativamente o desaparezca por completo.

¿Qué ocurre antes de una neurotomía por radiofrecuencia?

El médico examinará al paciente, revisará su historial médico y le hará preguntas para averiguar qué puede estar causando el dolor. Normalmente se solicitan radiografías u otras pruebas de imagen para visualizar (fotografiar) la anatomía, determinar los niveles con artritis y descartar cualquier otro problema.

A continuación, se suelen realizar dos series de bloqueos diagnósticos, utilizando únicamente anestesia local, para confirmar el origen del dolor, los niveles correctos y el posible grado de alivio. Si los bloqueos diagnósticos no proporcionan un alivio significativo, el médico no procederá a la neurotomía por radiofrecuencia. Sin embargo, si la respuesta a los bloqueos diagnósticos es favorable, el médico puede recomendar la neurotomía por radiofrecuencia como tratamiento para aliviar el dolor de espalda.

¿Qué ocurre durante un procedimiento de neurotomía por radiofrecuencia?

Durante un procedimiento de neurotomía por radiofrecuencia

  • El paciente se coloca boca abajo en una mesa especial de rayos X y se limpia la piel de la espalda.
  • Se identifican las zonas correctas para las inyecciones y se marca la piel.
  • Se adormece la piel de los puntos de inyección en la espalda.
  • A continuación, el médico introduce una aguja en la espalda del paciente y la guía, mediante un fluoroscopio (una radiografía en directo), hasta el nervio que causa el dolor.

Una vez que la aguja ha llegado al lugar donde suele estar el nervio, el médico hará una prueba para confirmar que la aguja está cerca del nervio y no cerca de un nervio motor o sensorial. Cuando la corriente de la prueba sensorial pasa a través de la aguja y llega al nervio, el paciente sentirá un poco de dolor en la espalda, que puede trasladarse a las nalgas y a la parte posterior del muslo. Durante la prueba motora, el paciente puede sentir algunas molestias de los músculos de la espalda que se contraen.

Una vez confirmada la posición correcta de la aguja, se inyecta anestesia local a través de la aguja para adormecer la zona. Una vez que el anestésico local ha tenido tiempo de actuar, se pasa una pequeña cantidad de corriente eléctrica a través de la aguja para generar calor localizado. El calor mata el nervio e impide que envíe señales de dolor al cerebro.

¿Qué ocurre después de una neurotomía por radiofrecuencia?

Poco después del tratamiento, el paciente puede irse a casa para descansar y reanudar una actividad ligera. El paciente no debe conducir ni hacer nada extenuante después del procedimiento. Después de uno o dos días, el paciente puede retomar sus actividades normales.

Unos días después de la intervención, el paciente puede seguir sintiendo dolor en la espalda donde se realizó la intervención. Este dolor suele estar causado por los espasmos musculares y las zonas donde se insertaron las agujas. Ese dolor es normal y puede durar hasta una semana.

Si es necesario, el médico puede recetar medicamentos para el dolor. El médico también puede recomendar fisioterapia para ayudar al paciente a recuperar la fuerza y la flexibilidad en la espalda y las piernas.

¿Cuáles son las ventajas de la neurotomía por radiofrecuencia?

La neurotomía por radiofrecuencia es un procedimiento no quirúrgico. El periodo de recuperación es bastante corto y, tras uno o dos días de descanso, el paciente suele poder retomar sus actividades habituales.

¿Cuáles son los efectos secundarios y los riesgos de la neurotomía por radiofrecuencia?

Durante el procedimiento, el paciente sentirá algo de dolor de espalda, similar al que experimentaba antes del procedimiento.

También puede haber una sensación de ardor en la espalda, similar al dolor de las quemaduras solares. En algunos pacientes, este dolor puede permanecer durante una o dos semanas después de la intervención. El médico puede recomendar la colocación de hielo en la espalda para enfriarla.

Algunos pacientes pueden sentir algo de adormecimiento en la espalda, en el lugar donde la aguja penetró en la piel. Si es necesario, el médico puede recetar medicamentos para aliviar el dolor y el adormecimiento.

¿Es segura la neurotomía por radiofrecuencia?

Aunque las complicaciones de este procedimiento son poco frecuentes, en ocasiones pueden producirse daños o dolores permanentes en los nervios. En algunos casos, el dolor de espalda original puede empeorar.

¿Cuál es el pronóstico (perspectiva) a largo plazo de los pacientes tras una neurotomía por radiofrecuencia?

Cada paciente es diferente, y la neurotomía por radiofrecuencia puede ayudar a algunos y a otros no. Para algunos pacientes, el alivio puede ser temporal y durar desde unos meses hasta un par de años, antes de que el dolor vuelva a aparecer. Otros pueden notar un alivio limitado del dolor.