/images/i/tratamientos/prostatectomia-radical/prostatectomia-radical-cirugia-de-prostata-extirpacion-de-prostata-prostatectomia-robotica.png
< Volver a patologías

Prostatectomía radical: Cirugía de próstata, extirpación de próstata, prostatectomía robótica

La prostatectomía radical es la cirugía utilizada para tratar el cáncer de próstata que no se ha extendido fuera de la glándula prostática. La prostatectomía radical puede ser una cirugía abierta. O puede ser una cirugía laparoscópica (mínimamente invasiva), que también puede ser asistida por un robot. Aunque la recuperación total puede llevar semanas o meses, el ejercicio ligero y la medicación pueden ayudar a la curación.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la prostatectomía radical?

La prostatectomía radical es una cirugía que se realiza para tratar el cáncer de próstata. La fisioterapia puede ayudar a mantener la fuerza y el rango de movimiento de las articulaciones, a reducir el dolor y a mejorar la circulación. También puede ayudar a los pacientes a controlar la vejiga y el esfínter.
¿Qué es la prostatectomía radical?

¿Qué es la prostatectomía radical?

La prostatectomía radical es un tratamiento quirúrgico para el cáncer de próstata . Este procedimiento puede curar el cáncer de próstata que no se ha extendido fuera de la glándula prostática.

La próstata es una glándula situada en el sistema reproductor masculino , entre la vejiga y el pene. La uretra, el conducto que permite que la orina salga del cuerpo, atraviesa la próstata desde la vejiga hasta el pene.

Durante la prostatectomía radical, el cirujano extirpa toda la glándula prostática. Por lo general, también se extirpan los tejidos que rodean a la próstata. Entre ellos se encuentran las vesículas seminales (glándulas que ayudan a producir el semen) y los ganglios linfáticos (glándulas que ayudan a su cuerpo a combatir las infecciones).

¿Por qué se realiza la prostatectomía radical?

La prostatectomía radical es un tratamiento para el cáncer de próstata que impide que el cáncer se extienda fuera de la glándula prostática. Puede curar el cáncer de próstata extirpándolo por completo.

En el caso de los pacientes a los que se les ha diagnosticado cáncer de próstata, puede ser necesario realizar pruebas adicionales para determinar el grado de propagación del cáncer. Estas pruebas ayudan a su especialista a decidir si usted es un candidato para la prostatectomía radical:

  • Ecografía y biopsia de próstata .
  • Biopsia de próstata guiada por RMN .
  • Prueba de PSA (antígeno prostático específico) para niveles elevados de PSA .
  • TAC .
  • Resonancia magnética .
  • Gammagrafías óseas .

¿Cuáles son los tipos de prostatectomía radical?

Su cirujano elegirá entre varios tipos de prostatectomía radical:

  • Prostatectomía radical abierta: Durante este tipo de cirugía tradicional, el cirujano realiza una incisión vertical entre el ombligo y el pubis. El cirujano introduce herramientas a través de la incisión para extirpar la próstata y el tejido circundante.
  • Prostatectomía radical robótica: El cirujano realiza varias incisiones pequeñas (prostatectomía radical robótica) o una única incisión ((2543)prostatectomía radical de puerto único ) a través del abdomen. Durante la intervención, el cirujano maneja controles robóticos de última generación fuera de su cuerpo. Puede ver la zona quirúrgica con una vista ampliada en una pantalla 3D.

¿Qué frecuencia tiene la prostatectomía radical?

La prostatectomía radical es una cirugía muy común para el cáncer de próstata que no se ha extendido fuera de la próstata. Aparte del cáncer de piel , el cáncer de próstata es el más frecuente en los hombres de Europa Aproximadamente uno de cada ocho hombres recibe un diagnóstico de cáncer de próstata, a una edad media de 66 años.

¿Qué ocurre antes de la prostatectomía radical?

Antes de la prostatectomía radical, su especialista le preguntará sobre su historial de salud. También tendrá que decirle qué medicamentos y vitaminas toma. Es posible que tenga que dejar de tomar algunos de sus medicamentos unos días antes de la operación, especialmente los que provocan un adelgazamiento de la sangre.

El hospital le dará instrucciones específicas, incluyendo cuánto tiempo antes de la cirugía debe dejar de comer y beber.

Para comprobar su estado de salud antes de la intervención, es posible que también necesite

  • Análisis de sangre.
  • TC o RMN de la pelvis y el abdomen.
  • Ecografía y biopsia de próstata .

¿Qué ocurre durante la prostatectomía radical?

Tendrá anestesia general (en la que estará dormido) durante la operación de próstata. Su equipo quirúrgico le insertará un catéter (tubo fino y flexible) para drenar la orina.

Después de que el cirujano le extirpe la próstata, la examinará con un microscopio para ver si el cáncer se ha extendido más allá del borde de la próstata o hacia las vesículas seminales o los ganglios linfáticos. Si es así, el cáncer puede haberse extendido. En ese caso, puede necesitar otro tratamiento.

¿Qué ocurre después de la prostatectomía radical?

Los pacientes suelen ser dados de alta a las 24 horas de la intervención tras la prostatectomía radical.

Es posible que le coloquen un drenaje que elimine el exceso de líquido del lugar de la cirugía. Si se coloca un drenaje en el momento de la cirugía, normalmente se retira antes de que abandone el hospital.

Un catéter urinario sigue drenando su orina en una bolsa. Es posible que tenga que dejar la sonda colocada en casa durante unos días o una semana.

Después de que el cirujano le extirpe la próstata, dejará de eyacular semen. Pero puede seguir siendo sexualmente activo.

¿Es dolorosa la prostatectomía radical?

Aunque hay algo de dolor en la incisión después de la cirugía, los pacientes suelen caminar a la mañana siguiente de la operación y tienen el dolor controlado con medicamentos de venta libre para cuando salen del hospital.

¿Cuáles son las ventajas de la laparoscopia en lugar de la cirugía abierta?

En comparación con las cirugías abiertas, las personas que se someten a cirugías robóticas suelen tener

  • Menos dolor después de la cirugía.
  • Regreso más rápido a las actividades.
  • Reducción de la estancia en el hospital.
  • Un tiempo de recuperación más corto.
  • Incisiones más pequeñas y menos cicatrices.

¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de la prostatectomía radical?

La prostatectomía radical es generalmente muy segura. Los cirujanos tratan de proteger los nervios que van de la próstata al pene. Pero pueden producirse problemas debidos a daños en los nervios. Existe el riesgo de que pueda experimentar

  • Incontinencia urinaria: Algunas personas experimentan incontinencia urinaria , aunque la mayoría recupera la continencia. Su especialista puede ayudarle a controlar la pérdida de control de la vejiga y las pérdidas de orina.
  • Disfunción eréctil: Muchas personas tienen problemas para mantener la erección después de esta cirugía. La probabilidad de recuperar la función eréctil depende de sus erecciones antes de la cirugía y de la capacidad de su cirujano para preservar los nervios que controlan la erección en el momento de la cirugía. Es posible que tenga que utilizar medicamentos para la disfunción eréctil u otros tratamientos. Cuanto mayor sea usted, más probabilidades habrá de que surjan problemas.

También existe un pequeño riesgo de que pueda experimentar

  • Coágulos de sangre .
  • Problemas respiratorios.
  • Sangrado significativo.
  • Hernia inguinal .
  • Infección.

¿Cuál es el pronóstico después de la prostatectomía radical?

La probabilidad de supervivencia sin recidiva depende del estadio patológico. Deberá acudir a citas periódicas de seguimiento con su médico para asegurarse de que el cáncer no ha reaparecido.

¿Cuál es el tiempo de recuperación después de una prostatectomía radical?

Es posible que se sienta cansado durante unas semanas después de la operación. El ejercicio ligero, como caminar, puede ayudar al proceso de curación. Debe evitar levantar objetos pesados durante varias semanas.

Es posible que tenga incontinencia o pérdidas de orina durante semanas o meses después de la intervención, aunque la mayoría de las personas recuperan la continencia tras la cirugía. Se espera que la recuperación de la función sexual dure meses. Su médico puede empezar a darle una medicación para ayudarle a recuperar las erecciones.

Tendrá que hacer un seguimiento regular con su especialista médico para comprobar si hay indicios de reaparición del cáncer y controlar los efectos de la cirugía. Pueden trabajar con usted para mejorar cualquier problema de disfunción eréctil o de control de la vejiga.

¿Cuándo puedo volver a trabajar/escolar/conducir/comer?

Si se somete a una operación abierta, normalmente podrá retomar sus actividades habituales entre dos y cuatro semanas después de la intervención. Si se somete a una cirugía robótica, suele poder retomar sus actividades cotidianas en una o dos semanas. Su profesional sanitario le indicará cuándo es seguro hacerlo.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Hable con su especialista médico si tiene alguno de estos síntomas después de la cirugía:

  • Sangrado, hinchazón o drenaje de las incisiones.
  • Fiebre .
  • Imposibilidad de defecar.
  • Imposibilidad de orinar tras la retirada de la sonda.
  • Aumento del dolor alrededor de las incisiones.

El resumen de Infitema

La prostatectomía radical es una cirugía habitual para extirpar toda la glándula prostática. Esta cirugía de cáncer de próstata puede ser una cirugía robótica o una cirugía abierta. La cirugía robótica tiene un tiempo de recuperación más corto. La recuperación total puede llevar semanas, y algunos efectos secundarios pueden durar meses. El ejercicio ligero y la medicación pueden ayudarle a curarse más rápidamente.