/images/i/tratamientos/sustitucion-de-rodilla/informacion-sobre-la-cirugia-de-reemplazo-total-de-rodilla.png
< Volver a patologías

Información sobre la cirugía de reemplazo total de rodilla

La sustitución de rodilla, o artroplastia de rodilla, trata las articulaciones de la rodilla dañadas con implantes de metal o plástico. Es un procedimiento común que es muy eficaz para reducir el dolor y la rigidez de las lesiones o la artritis. Tras la artroplastia de rodilla y la recuperación, podrá volver a realizar las tareas cotidianas y las actividades que le gustan.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la sustitución de rodilla?

La fisioterapia ayuda con la sustitución de rodilla en varias formas. Primero, ayudará a aliviar el dolor y la inflamación. También puede ayudar a mejorar la movilidad de la rodilla y aumentar la fuerza muscular. Esto puede ayudar a prevenir las complicaciones después de la cirugía.

Visión general

El procedimiento: cirugía de sustitución total de rodilla.

¿En qué consiste la artroplastia de rodilla?

La artroplastia de rodilla elimina las partes dañadas o enfermas de la articulación de la rodilla y las sustituye por piezas de metal o plástico. También llamada artroplastia de rodilla, es un procedimiento seguro y eficaz que puede ayudarle a sentirse y moverse mejor.

¿En qué se diferencia la artroplastia parcial de rodilla de la artroplastia total?

La mayoría de las artroplastias se dirigen a toda la articulación de la rodilla, operación que se denomina artroplastia total. Pero algunas personas optan por una artroplastia parcial.

Para entender la diferencia, es útil conocer los compartimentos o secciones de la rodilla. Tiene tres:

  • Interior (medial).
  • Exterior (lateral).
  • Bajo la rótula (patelofemoral/anterior).

El abordaje parcial fija una sola sección. Por ello, los profesionales sanitarios la denominan sustitución unicompartimental. La artroplastia total de rodilla se ocupa de las tres secciones. Por lo general, sólo los adultos jóvenes con síntomas en una sección de la rodilla se benefician de la sustitución parcial.

¿Quién puede someterse a una artroplastia de rodilla?

Puede considerar la posibilidad de someterse a una artroplastia de rodilla si:

  • Artritis en la rodilla o una lesión de rodilla ha dañado gravemente las superficies de contacto de la articulación.
  • El dolor y la rigidez le dificultan las actividades cotidianas, como subir o bajar escaleras o entrar y salir del coche.
  • La hinchazón y la inflamación no desaparecen con el reposo y la medicación.Su rodilla está deformada, por ejemplo, tiene un aspecto hinchado o no tiene una forma normal.

¿Cuáles son las alternativas a la artroplastia de rodilla?

Un profesional sanitario puede recomendar la artroplastia de rodilla después de que otros tratamientos para el dolor de rodilla ya no ayuden. Estas opciones anteriores pueden incluir:

  • Ejercicio o fisioterapia para fortalecer los músculos que rodean la articulación, lo que proporcionará estabilidad.
  • Artroscopia de rodilla para problemas mecánicos.
  • Medicamentos como AINE y inyecciones de cortisona .
  • Ayudas o soportes para caminar (por ejemplo, un (488)bastón o andador ) y ortesis.

¿Qué frecuencia tiene la operación de prótesis de rodilla?

La cirugía es muy común. Los cirujanos empezaron a realizarla en la década de 1960, con actualizaciones periódicas de las técnicas y los implantes a lo largo del tiempo.

Actualmente se realizan casi 800.000 prótesis de rodilla al año en Europa. La operación suele realizarse en adultos mayores cuyas rodillas se han desgastado con el tiempo. Pero también se ha hecho popular en la mediana edad, ya que la gente quiere mantenerse activa.

¿Cómo puedo determinar si necesito una prótesis de rodilla?

Si está pensando en someterse a una artroplastia de rodilla, hable con un cirujano ortopédico. Los cirujanos ortopédicos se especializan en operaciones para arreglar las articulaciones y los músculos.

Su cirujano ortopédico:

  • Preguntará sobre sus síntomas, incluyendo la gravedad de los mismos y el tiempo que los ha tenido. El cirujano también le preguntará si hay algo que mejore o empeore los síntomas, o si éstos interfieren en su vida diaria.
  • Realizará su historial médico para conocer su estado de salud general.
  • Le examinará para comprobar el movimiento, la fuerza y la estabilidad de la rodilla.
  • Pedirá radiografías de su rodilla. Las imágenes pueden ayudar al cirujano a entender el grado de daño de su rodilla. Las imágenes avanzadas (IRM) rara vez son útiles en la rodilla artrósica.

El cirujano ortopédico le recomendará entonces una intervención quirúrgica u otra opción de tratamiento.

¿Qué ocurre antes de la artroplastia de rodilla?

Si usted y su cirujano deciden seguir adelante con la artroplastia de rodilla, es posible que necesite

  • Análisis de sangre.
  • Examen dental para ayudar a disminuir el riesgo de infección de la cirugía.
  • Electrocardiograma para asegurarse de que su corazón es lo suficientemente fuerte para la cirugía.
  • Examen físico para asegurarse de que está lo suficientemente sano para la cirugía.

¿Qué ocurre durante la artroplastia de rodilla?

El día de la cirugía, recibirá anestesia para evitar el dolor durante la operación. Se le aplicará una anestesia regional (bloqueo espinal) o general. Su equipo de anestesia decidirá qué tipo de anestesia es la adecuada para usted.

La artroplastia de rodilla dura aproximadamente una o dos horas. El equipo quirúrgico:

  • Realiza una incisión (corte) en la zona de la rodilla.
  • Quitar el cartílago y el hueso dañados.
  • Colocará el implante de rodilla y lo posicionará adecuadamente.
  • Fijar el implante en su sitio con cemento o sin él.
  • Inserte una pieza de polietileno (plástico) que cree una superficie lisa y deslizante entre las partes metálicas del implante.
  • Cierre la incisión.

¿Qué ocurre después de la artroplastia de rodilla?

Después de la operación, le trasladarán a una sala de recuperación. El equipo sanitario le vigilará durante un breve periodo de tiempo para asegurarse de que se despierta de la anestesia sin complicaciones. También controlarán sus constantes vitales y su nivel de dolor.

En ocasiones, las personas operadas de prótesis de rodilla se van a casa el mismo día. Si tiene que permanecer en el hospital, es probable que sea por un día. El tiempo adicional que pase en el hospital dependerá de la necesidad médica.

¿Necesitaré algún tratamiento después de la artroplastia de rodilla?

¿Necesitaré algún tratamiento después de la artroplastia de rodilla?

Su equipo médico le recetará medicamentos para ayudarle a controlar el dolor después de la cirugía, como por ejemplo

  • El paracetamol.
  • Opiáceos . (Se suministran durante un tiempo limitado después de la cirugía).
  • AINE .

Para prevenir coágulos de sangre y controlar la hinchazón, su equipo de atención médica también podría recomendar:

  • Anticoagulantes, como la aspirina o la Enoxaparina inyectable, según el riesgo individual de formación de coágulos.
  • Dispositivos de compresión, que suelen utilizarse durante la hospitalización. Se trata de dispositivos mecánicos que proporcionan una compresión intermitente.
  • Manguera de soporte especial.

Su equipo le pedirá que mueva el pie y el tobillo con frecuencia para mantener el flujo sanguíneo en casa. También le enseñarán ejercicios especiales para ayudar a fortalecer la rodilla y recuperar el movimiento. Los ejercicios son muy importantes para el éxito de su prótesis de rodilla. Inicialmente, la fisioterapia será en el hogar. Los arreglos para esta fisioterapia en casa se hacen en el momento del alta del hospital.

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la sustitución de rodilla?

  • La fisioterapia es una parte integral del tratamiento para la sustitución de rodilla.
  • El objetivo de la fisioterapia es ayudar al paciente a alcanzar su mayor nivel de funcionalidad y movilidad posibles.
  • La fisioterapia puede incluir ejercicios para mejorar la fuerza y la flexibilidad, así como técnicas de movilización para mejorar el rango de movimiento.
  • La fisioterapia también puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación, y puede ser utilizada para ayudar a prevenir la formación de cicatrices.
  • El fisioterapeuta también puede proporcionar instrucciones sobre cómo cuidar de la rodilla después de la cirugía y cómo evitar las complicaciones.

¿Cuáles son las ventajas de la artroplastia de rodilla?

A largo plazo, es posible que siga sintiendo algunas molestias y que tenga que limitar las actividades de alto impacto para proteger la articulación de sustitución. Pero la artroplastia de rodilla puede aliviar gran parte del dolor y ayudarle a moverse mucho mejor. Más del 90% de las personas que se someten a una prótesis total de rodilla siguen funcionando bien 15 años después de la operación.

¿Cuáles son los riesgos o las posibles complicaciones de la artroplastia de rodilla?

Aunque la artroplastia de rodilla es un procedimiento muy seguro, pueden producirse complicaciones poco frecuentes:

  • Coágulos de sangre.
  • Infección.
  • Lesión de los nervios o de los vasos sanguíneos alrededor de la rodilla.
  • Problemas con el implante, como que el dispositivo se desgaste demasiado pronto o se afloje.
  • Tejido cicatricial dentro de la rodilla.

¿Cuándo puedo volver a mis actividades cotidianas después de una artroplastia de rodilla?

Su médico le dará instrucciones específicas. Pero muchas personas pueden volver a sus actividades cotidianas entre tres y seis semanas después de la operación.

Su médico le dará instrucciones específicas sobre la recuperación. Aumentará gradualmente su actividad, empezando por un programa de caminatas lentas. Se le animará a ponerse de pie, subir escaleras y realizar otras actividades domésticas normales lo antes posible.

¿Cuánto dura un implante de rodilla?

La mayoría de los implantes de rodilla modernos duran 15 años o más después de la operación. Con el tiempo, con la actividad normal, el implante de plástico puede empezar a desgastarse o aflojarse.

Las personas más jóvenes que se someten a una artroplastia de rodilla a veces necesitan una segunda prótesis de rodilla más adelante.

¿Qué puedo hacer para facilitar mi recuperación tras la artroplastia de rodilla?

Poco después de la intervención, podrá caminar con un bastón o un andador. Pero necesitará ayuda para las actividades cotidianas, como:

  • Bañarse.
  • Limpiar y lavar la ropa.
  • Cocinar.
  • Hacer la compra.

Planifique con antelación para que un amigo o un ser querido le ayude después de la operación, o comunique a su especialista de servicios sanitarios si va a necesitar ayuda.

Su recuperación también será más fácil y segura si adapta su casa con antelación. Entre las cosas que hay que tener en cuenta están

  • Un banco o una silla en la ducha, así como barras de seguridad seguras.
  • Que no haya peligros de tropiezo, como cables o alfombras sueltas.
  • Barandillas seguras a lo largo de las escaleras, si las utiliza.
  • Silla estable con respaldo, dos brazos y un cojín de asiento firme, junto con un reposapiés para elevar la pierna.
  • EVITE las sillas reclinables, ya que NO permiten la elevación adecuada de la pierna postoperatoria.

¿Cuándo debo buscar atención médica después de la artroplastia de rodilla?

Después de regresar a casa, llame a su especialista médico de inmediato si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho y/o dificultad para respirar.
  • Fiebre superior a 101 grados Fahrenheit (es de esperar que se produzcan fluctuaciones de la temperatura corporal tras la intervención).
  • Problemas con la incisión, como sangrado, fugas, hinchazón, enrojecimiento u olor.
  • Dolor en la pantorrilla, el tobillo o el pie que es nuevo y empeora.

El resumen de Infitema

Si tiene un dolor intenso en la rodilla pero los medicamentos y la terapia no le ayudan, la sustitución de rodilla puede ser la solución. Esta intervención quirúrgica común y eficaz puede reducir el dolor y permitirle volver a las actividades cotidianas. Hable con su médico o con un ortopedista para saber si la artroplastia de rodilla es una buena opción para usted.