/images/i/tratamientos/terapia-craneosacral/tecnica-de-la-terapia-craneosacral-que-es-beneficios-riesgos-y-tecnica.png
< Volver a patologías

Técnica de la terapia craneosacral: Qué es, beneficios, riesgos y técnica

La terapia craneosacral (TCC) es una técnica manual suave que utiliza un ligero toque para examinar las membranas y el movimiento de los fluidos dentro y alrededor del sistema nervioso central. El alivio de la tensión en el sistema nervioso central favorece la sensación de bienestar al eliminar el dolor y potenciar la salud y la inmunidad.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la terapia craneosacral?

La terapia craneosacral es una forma de fisioterapia que se centra en el tratamiento de la columna vertebral y la base del cráneo. Se cree que esta área es especialmente sensible a la presión y la tensión, y que puede ser responsable de muchos problemas de salud. La terapia craneosacral se basa en la idea de que la columna vertebral y el cráneo están conectados y que la columna vertebral puede afectar el funcionamiento del cráneo. La terapia craneosacral implica el uso de técnicas especiales para manipular la columna vertebral y el cráneo. Estas técnicas se pueden usar para tratar una variedad de problemas de salud, incluyendo el dolor de espalda, el dolor de cuello, las migrañas, el estrés y la ansiedad.
¿Qué es la terapia craneosacral (TCS)?

¿Qué es la terapia craneosacral (TCS)?

La terapia craneosacral (TCC) es un tratamiento manual suave que puede aliviar una serie de síntomas como los dolores de cabeza, el dolor de cuello y los efectos secundarios del tratamiento del cáncer, entre otros.

La terapia craneosacral utiliza un ligero toque para examinar las membranas y el movimiento de los fluidos dentro y alrededor del sistema nervioso central. El alivio de la tensión en el sistema nervioso central favorece la sensación de bienestar al eliminar el dolor y potenciar la salud y la inmunidad.

El enfoque de la TSC es una colocación suave de las manos para ayudar a liberar el tejido conectivo del cuerpo, o “fascia.” La fascia ”) es una cubierta que se encuentra en todo el cuerpo, incluyendo órganos, glándulas, nervios, músculos, vasos sanguíneos, cerebro y médula espinal. Este revestimiento forma una red conectiva en todo el cuerpo. La TSC se basa en la idea de que el cuerpo está interrelacionado a todos los niveles.

Se cree que la TSC mejora la eficacia de los procesos biológicos al potenciar la autorregulación, la autocorrección y la autocuración inherentes. La terapia puede utilizarse con éxito en niños y adultos.

¿En qué condiciones puede ayudar la terapia craneosacral (CST)?

  • Dolor crónico.
  • Fibromialgia.
  • Migrañas.
  • Síndrome de dolor regional complejo.
  • Adherencias fasciales.
  • Esclerosis múltiple.
  • Neuralgias.
  • Enfermedades neurodegenerativas.
  • Síndrome de la articulación temporomandibular.
  • Accidentes cerebrovasculares.
  • Síndrome post-conmoción cerebral.
  • Deterioro del habla.
  • Epilepsia.

¿Qué puedo esperar de una sesión de terapia craneosacral (TCS)?

Una sesión de terapia craneosacral es similar a la terapia de masaje, excepto que usted permanece completamente vestido.

La sesión de tratamiento comienza con una consulta con su terapeuta capacitado para identificar las áreas problemáticas. A menudo se utiliza música suave y una iluminación baja para aumentar su estado de relajación.

El terapeuta utiliza técnicas de presión suaves para evaluar la existencia de posibles alteraciones y/o restricciones en su sistema fascial. El toque ligero y la liberación de la fascia pueden ayudar a sus músculos y órganos a aliviar la tensión de forma natural, lo que mejora su funcionamiento. Otros pacientes suelen decir que tienen una sensación de profunda relajación.

¿Es la terapia craneosacral adecuada para todo el mundo?

La terapia craneosacral puede beneficiar a casi todo el mundo. Sin embargo, con algunas condiciones, la terapia craneosacral puede no ser apropiada y tendrá que hablar con su profesional de CST y su médico.

Su sesión debe esperar si usted ha experimentado cualquiera de los siguientes y NO ha sido dado de alta para el tratamiento por su médico:

  • Conmoción cerebral reciente.
  • Hinchazón cerebral.
  • Defectos estructurales en el cerebelo como la malformación de Arnold-Chiari.
  • Aneurisma cerebral.
  • Lesión cerebral traumática.
  • Coágulos de sangre.
  • Cualquier trastorno que provoque la inestabilidad de la presión, el flujo o la acumulación del líquido cerebral.

¿La terapia craneosacral (TCS) está cubierta por el seguro?

La TCC no está cubierta por el seguro. Se requiere un pago de bolsillo antes del tratamiento.