/images/i/tratamientos/traccion-cervical/traccion-cervical-que-es-tipos-y-beneficios.png
< Volver a patologías

Tracción cervical: Qué es, tipos y beneficios

La tracción cervical es un tratamiento con fisioterapia rápido y sencillo para el dolor de cuello causado por muchas afecciones. Su médico o fisioterapeuta puede realizarla durante una visita al consultorio, pero usted también puede hacerla en casa.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con la tracción cervical?

La fisioterapia puede ayudar a aliviar el dolor y la incomodidad asociados con la tracción cervical mediante la aplicación de técnicas de manipulación y estiramiento suaves. También se pueden utilizar técnicas de terapia manual para ayudar a relajar los músculos y reducir la inflamación. La fisioterapia también puede ayudar a corregir la postura incorrecta y las malas posturas que pueden contribuir a la tracción cervical.
¿Qué es la tracción cervical?

¿Qué es la tracción cervical?

La tracción cervical es un tratamiento para el dolor de cuello que consiste en tirar ligeramente de la cabeza para crear un espacio entre los huesos del cuello (las vértebras cervicales). Es posible que lo conozca como tracción espinal.

La tracción cervical puede realizarla el médico o usted mismo en casa. Puede hacerse manualmente (a mano) o con un dispositivo de tracción cervical. Independientemente de cómo se aplique, la tracción cervical crea un espacio adicional entre las vértebras del cuello para reducir la presión y la tensión. Se utiliza para aliviar síntomas como el dolor de una variedad de condiciones y problemas.

Segmentos de la columna vertebral

La columna vertebral se divide en tres secciones principales:

  • Columna cervical: El cuello.
  • Columna torácica : La sección de la columna vertebral en la parte superior de la espalda que va desde la parte inferior del cuello hasta la parte inferior de las costillas.
  • Columna lumbar : La parte inferior de la espalda.

La tracción cervical separa suavemente las vértebras de su columna cervical .

¿Qué trata la tracción cervical?

¿Qué trata la tracción cervical?

La tracción cervical se utiliza para tratar muchas afecciones que causan dolor de cuello y espalda . Además de tratar las afecciones que afectan a las vértebras, también puede tratar problemas con los nervios y músculos que rodean la columna vertebral.

La tracción cervical puede utilizarse para tratar afecciones temporales, como:

Su especialista médico podría utilizar la tracción cervical para tratar problemas a largo plazo que se desarrollan con el tiempo, incluyendo:

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para la tracción cervical?

  • La tracción cervical es un tratamiento físico que se utiliza para aliviar el dolor en el cuello y la espalda.
  • La tracción cervical se realiza mediante la aplicación de una fuerza suave y constante a la columna cervical, lo que permite que las articulaciones se separen ligeramente.
  • La tracción cervical puede realizarse de forma manual o mecánica.
  • La tracción cervical manual se realiza mediante la aplicación de una fuerza suave y constante a la columna cervical con las manos.
  • La tracción cervical mecánica se realiza mediante la utilización de una máquina especializada que se encarga de aplicar la fuerza necesaria.
  • La duración del tratamiento de tracción cervical depende de la gravedad de los síntomas y de la respuesta del paciente al tratamiento.
  • Los efectos secundarios de la tracción cervical son generalmente leves y temporales, y pueden incluir dolores de cabeza, mareos y náuseas.

¿Qué ocurre antes de la tracción cervical?

Antes de recomendar la tracción cervical, el médico diagnosticará el problema o la afección que puede tratar. Es posible que la necesite después de una lesión específica (como una fractura de la columna vertebral), o que le ayude con el dolor de un problema de la columna vertebral a largo plazo, como la estenosis cervical. Antes de recibir la tracción cervical, le harán un examen físico para asegurarse de que es un buen candidato para ella.

Independientemente del motivo por el que necesite la tracción cervical, no tiene que hacer nada de antemano. La recibirá en la consulta de su médico, como parte de una sesión de fisioterapia o se la hará usted mismo en casa.

¿Cómo funciona la tracción cervical?

Hay dos tipos de tracción cervical:

  • Tracción cervical manual: El profesional sanitario le sujetará la cabeza con las manos y tirará ligeramente de ella para separarla del cuerpo. Suele tirar con el cuello en diferentes posiciones o con diferentes grados de inclinación.
  • Tracción cervical mecánica:Te tumbarás y el médico te colocará la cabeza y el cuello en un dispositivo de tracción cervical. Hay varios tipos de dispositivos que pueden utilizar, pero todos ellos tienen un mecanismo para aplicar un tirón suave y uniforme en la cabeza para crear espacio en el cuello. La tracción cervical mecánica suele durar más tiempo que la tracción cervical manual porque el dispositivo no requiere ningún esfuerzo físico por parte del profesional sanitario.

¿Cuáles son las ventajas de la tracción cervical?

La tracción cervical es fácil de realizar y — si le funciona — puede proporcionar un rápido alivio de los síntomas. Las personas que se benefician de la tracción cervical suelen tener una mejora instantánea de su dolor de cuello tras unos pocos tratamientos. Algunos de los beneficios más comunes son

  • Reducción del dolor.
  • Reducción de la rigidez y la tensión en los músculos del cuello.
  • Mayor flexibilidad en los músculos de la columna cervical.

Algunos estudios han descubierto que, además de los estiramientos y otros ejercicios de fisioterapia, la tracción cervical puede mejorar la amplitud de movimiento (hasta dónde puede mover el cuello). Sin embargo, esto podría no ser cierto para todos.

¿Cuáles son los riesgos de la tracción cervical?

La tracción cervical tiene muy pocos riesgos. Independientemente del tipo de tracción que se utilice, no debe ejercerse suficiente presión sobre el cuello como para lesionarlo.

Algunas personas no deberían recibir tracción cervical, incluidas las personas que son

  • Embarazadas.
  • Tengan ansiedad por estar sujetos o tengan claustrofobia .
  • Han tenido una cirugía de fusión cervical en el pasado.

Cualquier condición de salud que debilite sus huesos o que pueda afectar a su médula espinal podría hacer que la tracción cervical no sea segura para usted, incluyendo:

  • Aneurismas .
  • Osteoporosis .
  • Osteomielitis .
  • Tumores de la médula espinal .
  • Mielopatía .
  • Presión arterial alta (hipertensión) no tratada .

Hable con su especialista médico sobre cualquier factor de riesgo que tenga antes de comenzar la tracción cervical. Siga todas las instrucciones y lea todas las advertencias de seguridad antes de utilizar un dispositivo de tracción cervical en casa por primera vez.

No se han realizado muchos estudios sobre los beneficios de la tracción cervical a largo plazo. Esto significa que, aunque mejore el dolor y otros síntomas, existe la posibilidad de que vuelvan a aparecer en el futuro, o que el alivio de los síntomas sea sólo temporal.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Hable con su profesional sanitario antes de utilizar un dispositivo de tracción cervical en casa. Acude a él si notas alguno de los siguientes síntomas

  • Dolor nuevo o que empeora.
  • Entumecimiento u hormigueo en las extremidades, manos o dedos de los pies.
  • Cambios en su visión.
  • Dolores de cabeza .

El resumen de Infitema

La tracción cervical es una forma rápida y sencilla de tratar el dolor de cuello. Puede que no funcione para todo el mundo, pero si mejora sus síntomas, puede hacerlo en casa con la frecuencia que le sugiera su especialista médico.

Nunca empiece a aplicar la tracción cervical ni ningún otro tratamiento en la cabeza, el cuello o la columna vertebral sin hablar primero con su profesional sanitario. Éste le recomendará una técnica que se adapte a sus necesidades específicas y le sugerirá qué tipo de dispositivo de tracción cervical debe comprar. Por lo general, primero se realiza una prueba bajo la supervisión de un fisioterapeuta.