/images/i/tratamientos/trasplante-de-pulmon/trasplante-de-pulmon-objetivo-cirugia-riesgos-y-recuperacion.png
< Volver a patologías

Trasplante de pulmón: Objetivo, cirugía, riesgos y recuperación

El trasplante de pulmón es un tipo de cirugía que sustituye uno o ambos pulmones dañados o enfermos por los pulmones sanos de un donante. Es un procedimiento necesario si tiene una enfermedad o lesión pulmonar que no responde a otros fisioterapia, tratamientos. Los riesgos son el rechazo y la infección. Muchas personas recuperan una buena calidad de vida en un plazo de tres a seis meses.

¿Cómo ayuda la fisioterapia con un trasplante de pulmón?

La fisioterapia es una parte integral del cuidado de los pacientes después de un trasplante de pulmón. La fisioterapia se centra en la optimización de la función pulmonar y la movilidad. Los objetivos de la fisioterapia en el postoperatorio inmediato son minimizar el edema pulmonar y la atelectasia, así como mejorar la drenaje mucoso. Los objetivos a largo plazo de la fisioterapia son maximizar la función pulmonar y la movilidad, y mejorar la calidad de vida.
¿Qué es un trasplante de pulmón?

¿Qué es un trasplante de pulmón?

Un trasplante de pulmón es un tipo de cirugía que sustituye su pulmón enfermo o dañado por un pulmón donado. La mayoría de los pulmones donados proceden de una persona fallecida.

Para recibir un trasplante de pulmón, debe tener una enfermedad pulmonar grave que no responda a los medicamentos y otros tratamientos.

¿Cuáles son los principales tipos de trasplante de pulmón?

Existen tres tipos principales de trasplante de pulmón:

  • Trasplante de un solo pulmón . El personal sanitario le extirpará uno de sus pulmones enfermos o dañados y lo sustituirá por un pulmón donado.
  • Trasplante pulmonar doble . El personal sanitario le extirpará los dos pulmones y los sustituirá por pulmones donados.
  • Trasplante cardiopulmonar . El personal sanitario le extirpará el corazón y los dos pulmones y los sustituirá por un corazón y unos pulmones donados.

¿Quién es un buen candidato para someterse a un trasplante de pulmón?

En general, usted es un buen candidato para un trasplante de pulmón si:

  • Tiene una afección o enfermedad que impide que sus pulmones funcionen correctamente.
  • Sus pulmones no han respondido a los medicamentos u otros tratamientos.
  • Tiene una esperanza de vida inferior a uno o tres años si no recibe un trasplante.
  • No tiene cáncer de pulmón .
  • No consumes productos del tabaco.
  • Puede tomar medicamentos inmunosupresores .

¿Por qué se realiza un trasplante de pulmón?

Su profesional sanitario puede recomendarle un trasplante de pulmón si tiene una enfermedad o lesión pulmonar que no ha respondido a los medicamentos o terapias.

¿Qué trata/gestiona un trasplante de pulmón?

¿Qué trata/gestiona un trasplante de pulmón?

El trasplante de pulmón puede tratar muchas afecciones diferentes, entre ellas:

¿Cómo es el tratamiento de fisioterapia para un trasplante de pulmón?

  • La fisioterapia en el trasplante de pulmón es muy importante para el éxito del procedimiento.
  • El objetivo de la fisioterapia es mejorar la función pulmonar y reducir el riesgo de complicaciones.
  • La fisioterapia también ayuda a mejorar la calidad de vida después del trasplante.
  • El tratamiento de fisioterapia incluye ejercicios para mejorar la fuerza y la resistencia, así como técnicas de respiración para mejorar la función pulmonar.
  • La fisioterapia también puede incluir tratamientos para reducir el dolor y la ansiedad.

Qué frecuencia tienen los trasplantes de pulmón?

En 2019, los profesionales sanitarios realizaron unos 2500 trasplantes de pulmón. Sin embargo, hay más personas que necesitan un trasplante de pulmón que pulmones trasplantables disponibles. Varios cientos de personas mueren cada año mientras esperan un trasplante de pulmón, y los especialistas de trasplantes de pulmón están trabajando muy duro para aumentar el número de pulmones que pueden ser trasplantados para abordar esta necesidad.

¿Qué ocurre antes de un trasplante de pulmón?

Antes de un trasplante de pulmón, usted debe someterse a una exhaustiva revisión previa al trasplante. La revisión previa al trasplante es el primer paso para determinar si el trasplante de pulmón es el mejor tratamiento para usted. Un profesional sanitario especial, conocido como coordinador de trasplantes, recopilará información médica sobre usted y su enfermedad. Esta información incluye

  • Su estado de salud general.
  • Su historial médico familiar.
  • Los medicamentos prescritos, especialmente los anticoagulantes.
  • tomografías computarizadas recientes y radiografías de tórax .
  • Análisis de sangre.
  • Tipificación de tejidos (una prueba que garantiza que los tejidos de su cuerpo son compatibles con los tejidos del donante de pulmón).
  • Pruebas de función pulmonar .
  • Gammagrafía de perfusión ventilatoria (mide la cantidad de sangre que llega a sus pulmones y la cantidad de aire que recibe cada pulmón).
  • Pruebas cardíacas ( (581)electrocardiograma , ecocardiograma y cateterismo cardíaco ).
  • Sigmoidoscopia o colonoscopia .
  • Prueba de densidad ósea (escáner DEXA).

Su profesional sanitario le realizará una Prueba de Papanicolaou y una Mamografía a las mujeres y a las personas asignadas como mujeres al nacer (AFAB). Su especialista médico realizará un examen de próstata a los hombres y a las personas asignadas como varones al nacer (AMAB).

Después de la prueba de detección previa al trasplante, su coordinador de trasplantes y otros miembros de su equipo de trasplante de pulmón se reunirán. Evaluarán sus pruebas y discutirán si el trasplante de pulmón es el mejor tratamiento.

Una vez que los profesionales sanitarios hayan terminado sus evaluaciones y hayan determinado que usted es un buen candidato para un trasplante de pulmón, le incluirán en una lista de espera nacional para trasplantes de pulmón.

Debe cumplir los siguientes requisitos con su donante:

  • Tipo de sangre.
  • Pulmón de tamaño similar.

Dado que hay tantas personas en la lista de espera de trasplantes de pulmón, usted puede estar en la lista de trasplantes de pulmón durante meses o incluso años. Puede morir antes de que haya un donante adecuado. Pero si no tiene ningún problema que dificulte la búsqueda de un donante compatible, como anticuerpos (proteínas) en su sangre que reaccionen contra muchos donantes, y está enfermo, es probable que reciba un trasplante de pulmón a los pocos meses de estar en la lista de espera.

¿Qué tipos de profesionales sanitarios componen el equipo de trasplante de pulmón?

Los profesionales sanitarios que forman parte del equipo de trasplante de pulmón suelen ser los siguientes

  • Neumólogo de trasplante .
  • Cirujano de trasplante.
  • Anestesista .
  • Enfermeras quirúrgicas.
  • Farmacéutico.
  • Dietista.
  • Fisioterapeuta.
  • Terapeuta respiratorio.
  • Especialista en rehabilitación pulmonar.
  • Trabajadores sociales.
  • Coordinador de trasplantes.

¿Qué debo hacer mientras estoy en la lista de trasplante de pulmón?

Una vez que esté en la lista de trasplante de pulmón, sus especialistas de atención médica trabajarán con usted para crear un plan de atención médica. Su plan de atención sanitaria incluirá:

  • Cambios en el estilo de vida . Debe dejar de beber alcohol, especialmente si en el pasado tomaba dos o más bebidas alcohólicas al día. También debe mantener un peso constante (o quizás perder peso si tiene obesidad).
  • Medicamentos . Tome todos los medicamentos tal y como se los han recetado sus especialistas de atención médica. Notifique a su coordinador de trasplantes si otro especialista médico le receta antibióticos o cambia las dosis de esteroides. Informe a su coordinador de trasplantes sobre cualquier medicamento de venta libre que esté tomando, incluidos los suplementos de hierbas. La aspirina, los antiinflamatorios y ciertos suplementos herbales pueden aumentar el riesgo de hemorragias.
  • Programas de ejercicio . Su fisioterapeuta trabajará con usted para desarrollar un programa de ejercicios. El programa le mantendrá en la mejor condición física antes del trasplante. Un terapeuta respiratorio trabajará con usted para crear un programa de ejercicios respiratorios para mantener sus pulmones lo más sanos posible.
  • Citas periódicas . Tendrá citas con los miembros de su equipo de trasplante de pulmón cada dos o tres meses para evaluar su salud general.
  • Preparación . Un pulmón donado puede estar disponible en cualquier momento. Es importante tener preparado un plan de transporte al hospital. También es una buena idea preparar una bolsa de emergencia con artículos que le hagan sentirse más cómodo en el hospital. Su bolsa puede incluir ropa cómoda, artículos de aseo y material de lectura.

¿Qué ocurre durante un trasplante de pulmón?

Su profesional sanitario le insertará una vía intravenosa (IV) en una vena del brazo o de la mano. La vía intravenosa administra anestesia en su cuerpo para que no esté despierto y no sienta ningún dolor durante el trasplante de pulmón. Le controlarán el corazón y la presión arterial con un electrocardiograma (ECG).

Su colocación en la mesa de operaciones puede depender del tipo de trasplante de pulmón que necesite. Mientras que los trasplantes de un solo pulmón pueden realizarse con usted tumbado de espaldas, puede estar tumbado de lado. Para un trasplante pulmonar doble o un trasplante cardiopulmonar se acostará de espaldas.

Una vez que esté dormido, el personal sanitario le conectará a un ventilador mecánico . Un ventilador mecánico respira por usted. También le insertarán una sonda urinaria en la vejiga. El catéter recogerá la orina (pis) que su cuerpo produzca durante el procedimiento.

Es posible que la intervención requiera una mini máquina cardiopulmonar denominada ECMO (oxigenación por membrana extracorpórea). La máquina ECMO permite al cirujano de trasplantes desviar el flujo sanguíneo hacia el corazón y los pulmones. Bombea la sangre a través de su cuerpo. También elimina el dióxido de carbono y lo sustituye por oxígeno, lo que ayuda a mantener los tejidos sanos.

Es posible que el personal sanitario tenga que preparar la zona afeitando el pecho. Le desinfectarán la piel con un antiséptico para eliminar cualquier bacteria.

En el caso de un trasplante de un solo pulmón, el médico utilizará un cuchillo afilado y estéril (bisturí) para hacer un corte (incisión) en el lado del pecho que contiene el pulmón dañado que se va a sustituir. Algunos trasplantes de un solo pulmón se realizan a través de una incisión en el esternón, como en la cirugía cardíaca.

En el caso de un trasplante pulmonar doble, el médico utilizará un bisturí para realizar una incisión horizontal en todo el pecho, por debajo del tejido mamario. Para un doble trasplante de pulmón también se puede utilizar una incisión, como en la cirugía cardíaca (esternotomía).

El personal sanitario le extirpará el pulmón enfermo o dañado y lo sustituirá por el de su donante. Conectarán sus vasos sanguíneos y vías respiratorias con pequeñas agujas e hilo quirúrgico. Los vasos sanguíneos permiten que el pulmón trasplantado reciba sangre (vascularización). La vascularización mantiene vivos sus tejidos.

Una vez que los profesionales sanitarios hayan confirmado que la sangre fluye hacia el pulmón trasplantado y el aire pasa por las vías respiratorias, colocarán pequeños tubos de silicona en las zonas afectadas para drenar la sangre, el líquido y el aire del pecho. Estos tubos de drenaje también ayudan a que sus nuevos pulmones se expandan por completo.

También te desconectarán de cualquier máquina que se haya utilizado para facilitar la cirugía. No te quitarán el ventilador mecánico ni el catéter.

Por último, le suturarán la incisión y cubrirán las zonas afectadas con vendas.

¿Cuánto dura un trasplante de pulmón?

Un trasplante de pulmón es un procedimiento delicado que requiere mucho tiempo. Su duración depende de si necesita un trasplante de un solo pulmón o uno doble.

Un trasplante de un pulmón puede durar entre cuatro y ocho horas.

Un trasplante pulmonar doble puede durar de seis a doce horas.

¿Qué ocurre después de un trasplante de pulmón?

Una vez finalizado el procedimiento de trasplante de pulmón, el anestesista dejará de administrarle anestesia. Pasará a una unidad de cuidados intensivos (UCI), donde el personal sanitario esperará a que se despierte y vigilará su estado de salud general. Mientras esté en la UCI, el ventilador mecánico seguirá ayudándole a respirar.

Una vez que sus especialistas consideren que es seguro, le retirarán el respirador mecánico, le quitarán el catéter y le trasladarán a una unidad de postrasplante. Controlarán su respuesta y la de su organismo a los fármacos inmunosupresores y ajustarán las dosis según sea necesario.

Mientras su cuerpo se cura en la unidad postrasplante, empezará a trabajar con fisioterapeutas y terapeutas respiratorios para fortalecer su cuerpo y sus pulmones.

Cuando haya progresado lo suficiente y los profesionales sanitarios consideren que es seguro, le darán el alta (le dejarán irse a casa). Permanecerá en el hospital entre 12 y 14 días después de la operación o quizás más tiempo, si es necesario.

¿Cuáles son las ventajas de un trasplante de pulmón?

Un trasplante de pulmón afecta positivamente a su calidad de vida en general. Las principales ventajas de un trasplante de pulmón son las siguientes

  • Aumento de la vida útil . Alrededor del 55% de los receptores de un trasplante de pulmón tienen una tasa de supervivencia de al menos cinco años después de un trasplante de pulmón. Otros receptores han seguido viviendo hasta 10 e incluso 20 años.
  • Más energía . Muchos receptores de trasplantes de pulmón tienen más energía para participar en las actividades cotidianas. Las actividades pueden incluir el ejercicio y otras actividades físicas.
  • Aumento de la fertilidad . Es seguro quedarse embarazada después de un trasplante de pulmón. Muchas mujeres y personas AFAB afirman que su fertilidad ha aumentado tras recibir un trasplante de pulmón. Es una buena idea hablar con su especialista médico sobre los riesgos que implica intentar tener un bebé después de un trasplante de pulmón.

¿Cuáles son los riesgos o complicaciones de un trasplante de pulmón?

Un trasplante de pulmón tiene muchos riesgos, entre ellos:

  • Riesgos quirúrgicos . Todas las cirugías tienen riesgos. Los riesgos pueden incluir complicaciones de la anestesia, hemorragias, coágulos de sangre, cicatrices desfavorables, infección y muerte.
  • Rechazo del trasplante . El sistema inmunitario protege al organismo de los invasores extraños que le causan daño. Los invasores extraños incluyen bacterias, virus, parásitos y hongos. El rechazo del trasplante se produce cuando el sistema inmunitario del organismo ataca los pulmones trasplantados. Interpreta los pulmones como invasores extraños. El rechazo del trasplante es más común en los primeros 12 meses (llamado rechazo agudo) después de la cirugía. El médico casi siempre puede revertir esta forma de rechazo con medicamentos inmunosupresores adicionales. Hay una forma de rechazo llamada rechazo crónico que puede darse en algunas personas que llevan más de tres años de su trasplante. Si se produce, puede ser muy difícil de tratar y puede provocar la muerte o la necesidad de otro trasplante. Deberá tomar medicamentos inmunosupresores durante el resto de su vida. Los fármacos reducen el riesgo de que su sistema inmunitario destruya su nuevo pulmón.
  • Infección . Los fármacos inmunosupresores ralentizan o impiden que el sistema inmunitario rechace el nuevo pulmón. Sin embargo, un sistema inmunitario suprimido tiene dificultades para combatir las infecciones. Tendrá un mayor riesgo de desarrollar peligrosas infecciones sanguíneas, fúngicas, cutáneas y respiratorias mientras esté tomando medicamentos inmunosupresores.

¿Cuáles son los signos de rechazo del trasplante de pulmón?

Varios signos indican que su cuerpo está rechazando el pulmón trasplantado. Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, póngase en contacto con su especialista médico inmediatamente:

  • Fiebre.
  • ¿Puede prevenir los ataques de pánico nocturnos?
  • Náuseas y vómitos.
  • Cansancio.
  • Dolores en el cuerpo.
  • Diarrea.
  • Sensibilidad o sensibilidad alrededor de su pulmón trasplantado.
  • Hinchazón.

¿Cuánto tiempo puede vivir si su cuerpo rechaza el trasplante de pulmón por rechazo agudo?

Con un diagnóstico y tratamiento inmediatos, la mayoría de las personas se recuperan después de que su cuerpo rechace el trasplante de pulmón.

Su especialista médico realizará pruebas para diagnosticar el rechazo del trasplante de pulmón, incluyendo análisis de sangre y una broncoscopia .

Si su organismo rechaza el trasplante de pulmón, su médico le administrará altas dosis de corticoesteroides por vía intravenosa, seguidas de pastillas de corticoesteroides.

En los casos graves de rechazo del trasplante de pulmón, su profesional sanitario puede prescribirle fármacos inmunosupresores potentes. Estos fármacos pueden incluir globulina antitimocítica o alemtuzumab Como se ha mencionado, el rechazo crónico es mucho más difícil de tratar y el tratamiento es imprevisible. Algunas personas responden y se estabilizan, mientras que otras se deterioran y mueren, o son aptas para otro trasplante.

¿Cuál es el tiempo de recuperación tras un trasplante de pulmón?

Durante al menos tres meses después de salir del hospital, deberá volver con frecuencia para recibir tratamiento, terapia y control regulares. Sus citas incluirán fisioterapia, análisis de sangre y pruebas de imagen.

La incisión debería cicatrizar unas dos semanas después del trasplante de pulmón.

Aunque caminará en el hospital y al salir de él, la progresión a otras formas de ejercicios ligeros tardará entre seis y ocho semanas después de la intervención. El personal sanitario le guiará en este sentido. Aunque el ejercicio es necesario mientras se recupera, también es importante escuchar a su cuerpo. Deténgase y descanse si siente molestias o dolor. Evite los deportes de contacto o las actividades que puedan afectar al pecho, como el fútbol, el béisbol, el golf y los bolos, durante unos tres meses.

Debería poder conducir entre seis y ocho semanas después de la intervención.

Al cabo de tres a seis meses, el riesgo de rechazo agudo del trasplante de pulmón disminuye y su función pulmonar debería estabilizarse.

La mayoría de las personas vuelven al trabajo o a la escuela después de cuatro a seis meses.

Es importante recordar que su cuerpo es único. Los tiempos de recuperación y los puntos de referencia tras el trasplante de pulmón pueden variar. Es importante que siga las instrucciones de su profesional sanitario.

¿Cuándo debo acudir a mi médico?

Después de un trasplante de pulmón, programe citas regulares de seguimiento con sus especialistas de atención médica. Es posible que necesite varias citas semanales para someterse a pruebas y terapias durante los seis meses posteriores a la intervención.

Llame inmediatamente a su especialista médico si no se siente bien o si nota alguna molestia o cambios en el lugar del trasplante.

Hable con su especialista médico antes de comenzar a tomar cualquier medicamento nuevo. Los nuevos medicamentos pueden incluir medicamentos recetados y de venta libre y suplementos de hierbas.

El resumen de Infitema

Un trasplante de pulmón es una intervención quirúrgica seria con el potencial de mejorar su calidad de vida. Debe pasar por una exhaustiva evaluación previa antes de que se le incluya en la lista de espera para un trasplante de pulmón. Una vez que esté en la lista, debe ser diligente para mantener la actividad física y la forma física, mantener la nutrición y adherirse al plan médico acordado. El proceso de recuperación tras un trasplante de pulmón es largo. Es más probable que su cuerpo rechace el pulmón durante el primer año después de la intervención.

Recibir un trasplante de pulmón es una decisión importante. Su profesional sanitario está disponible para responder a sus preguntas y asegurarse de que se siente cómodo con sus decisiones.